¿Es antisemita una viñeta que une Netanyahu y la sangre de los palestinos?

Gerald Scarfe, de 76 años, es un ilustrador y artista de la viñeta que lleva mucho tiempo golpeando con fiereza a los políticos, ridiculizándolos, exagerando sus defectos físicos y aplicando la tinta roja con una feroz contundencia. El autor de la viñeta semanal que aparece en The Sunday Times se dedica sobre todo, como es lógico, a los políticos británicos: Margaret ThatcherTony Blair o Gordon Brown, entre otros muchos. Ninguno sale bien parado, aún más si salen empapados en sangre.

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en Israel, Periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Es antisemita una viñeta que une Netanyahu y la sangre de los palestinos?

  1. Dirty Kuffar dijo:

    Perdón por el off topic.
    http://www.lavozdelanzarote.com/article75127.html
    Alguien podría crear un trend topic o lo que sea donde se pida a los políticos, de todos los partidos, sí, a IU también, que por favor dejen de robar durante 2 (dos) años en todas las instituciones públicas, para de esa manera, con el superávit que se crearía, poder reactivar la economía???
    Una vez que la crisis haya acabado podrán volver a robar, eso sí, a ser posible un poco menos que antes, mas que nada para que no tengamos que sufrir tanto.
    Gracias
    PD No pediré derechos de autor!!! 🙂

  2. Marlango dijo:

    ¿Qué es antisemitismo? –dices mientras clavas
    en mi pupila tu pupila azul.
    ¿Qué es antisemitismo? ¿Y tú me lo preguntas?
    Antisemitismo… eres tú.

  3. Hejo dijo:

    Gerald Scarfe, entre muchos otros efectuó las animaciones de la película The Wall, de Alan Parker / Pink Floyd. Las caricaturas de los títulos de la serie Yes Minister también eran suyas… No es ningún advenedizo ni un provocador en busca de fama.

    Sinceramente, hay quien tiene la piel muy sensible, o la conciencia muy intranquila, para ofenderse por este dibujo. Propongo contar los muertos a uno y otro lado del muro y que cada cual llegue a sus conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *