Por qué El País quiere irse más a la derecha

Hay pocos textos más reveladores sobre la crisis de los grandes medios que el informe escrito por el futuro director de El País Antonio Caño sobre los problemas que afronta el periódico y las soluciones que ofrece. Es un texto destinado al presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, pero que envió por error a otras personas, y que ha trascendido desde entonces.

Continúa en eldiario.es.

Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por qué El País quiere irse más a la derecha

  1. Dr. Pointer dijo:

    Bueno, yo a veces alucino.

    El Pis siempre ha sido un periódico de derechas. Su función es decir en plan gobbeliano que es de izquierdas, así que el único periódico de izquierdas que ha habido en el estado español ha sido el Egin, el Gara, y todos los que la IA ha podido sacar adelante (periódico en el sentido de ser diario, y estar en papel, claro). Se podrá o no estar de acuerdo con su línea editorial, pero de izquierdas son. El Pis nunca lo ha sido. Ni en lo económico, ni en lo político. Además ha sido una cueva de no pocos franquistas, empezando por su dueño, Satán lo tenga en su Infierno. Ya olvidamos las crónicas de personajes como Hermann Tersch, están ahí en la hemeroteca para quién las quiere leer. Y ni mucho menos era el único fascista en nómina. De la broma de mal gusto de Babelia (Mierdelia) ya corramos un estúpido y vomitado velo.

    Obviamente, siempre puedes irte más a la derecha. Pero como el grupo RISA el problema que tiene es que está quebrado, y a ver cuánto aguanta (en realidad, prácticamente toda la prensa lo está), no es que se vaya a la derecha, porque los panfletos del régimen siempre van donde ordena la brújula, lo que se va hacia la ultraderecha de cabeza es todo el estado (y muchos siguen sin enterarse, no así los que se quieren ir), y naturalmente El Pis detrás. Para son, además y por encima de todo, españolistas militantes, hasta el insulto a la inteligencia.

    Periódico vagamente socialdemócrata que no solía insultar demasiado a la inteligencia y tenía (y aún tiene) colaboradores notables ha sido La Retaguardia del Conde. Los demás empiezan en el falangismo y girando a estribor.

    La prensa de Mandril ha sido siempre impresentable por sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *