Tres titiriteros

En un país tan dado a la fiesta y el cachondeo, resulta cómico que algunos de los mayores problemas para Manuela Carmena hayan venido del mundo de los festejos populares, antes la Cabalgata de Reyes y los toros, ahora el Carnaval. Queda claro que el Partido Popular y sus medios de cabecera no aceptaron quedarse sin mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Madrid y por tanto sin alcaldía, y que han utilizado todos los recursos posibles para intentar desgastar a Carmena y presentarla como lo que no es. Es la misma táctica que le estalló en la cara a Esperanza Aguirre en el famoso debate de campaña en Telemadrid, pero que puede tener otros efectos cuando funciona como la gota malaya y si en algunas ocasiones se origina a partir de errores propios que son convenientemente presentados como una hecatombe sociocultural.

Continúa en Zona Crítica.

Publicado en España | Etiquetado | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Fantástico y delirante remix de ‘El resplandor’, es decir, ‘The Chickening’.

–El método de Scorsese.
Iñárritu explica la génesis de ‘The Revenant’.
–El clásico montaje de todas las películas ganadoras del Oscar.
–Los primeros planos de todo en el cine de David Fincher.
–Cien bromas o gags en los que se basan todas las comedias.
–Cómo George Lucas se hizo con el control de las secuelas de ‘Star Wars’.
–Hollywood, el paraíso del cine de los blancos.
Dos actores por el precio de uno.
–‘Salvar al soldado Ryan’ en plan Tarantino.
–El primer asesinato entre orangutanes.
Un elefante mata a un búfalo.
Extinciones masivas en el planeta.
‘Las meninas’ como mejor cuadro de la historia.
“El enfermo de Europa” es un apelativo muy utilizado en la historia.
–El fin del imperio romano.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

Damasco está a punto de infligir la derrota definitiva a los insurgentes

La imagen de decenas de miles de personas que se dirigen a la frontera con Turquía es la mejor muestra de que la última ofensiva del Ejército sirio contra los grupos insurgentes en Alepo nunca ha estado tan cerca de tener éxito como ahora. El apoyo aéreo ruso está siendo decisivo, como lo ha sido en otros puntos, para que los militares, ayudados por milicianos de Hizbolá, obtengan una ventaja estratégica decisiva.

Fue el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el que dio la cifra de 70.000 nuevos refugiados en los últimos días con la intención de pasar a Turquía, una cifra probablemente exagerada. En la tarde del viernes, fuentes de la ONU calcularon que entre 15.000 y 20.000 personas estaban en la zona fronteriza. pero la cifra no dejará de aumentar mientras haya posibilidades de escapar.

Todos ellos temen que si no tomaban ahora la decisión de escapar, no podrían hacerlo en el futuro. El Ejército está a punto de cortar por completo la conexión entre Alepo y la frontera turca (ese parece ser el caso del camino que lleva hacia el norte, no así para los que aún pueden huir hacia el oeste, donde persiste un corredor que muy pronto desaparecerá), lo que dejará a los insurgentes sin posibilidad de recibir suministros desde el país vecino.

Los habitantes de Alepo (unos 300.000 viven en las zonas de la ciudad controladas por los insurgentes) que han emprendido la huida saben de qué están huyendo. Temen que cuando Alepo quede rodeada será sometida a continuos bombardeos y a un cerco por hambre, como los que se han sufrido en otras zonas de Siria. Es en ese momento cuando la decisión de juntar todo el dinero que tengan y la ropa que puedan llevar encima se convierte en una opción tan desesperada como lógica.

frontera siria

Una refugiada siria se dirige el viernes a la frontera de Oncupinar en Kilis, Turquía.

Algunos analistas consideran que esto es el principio del fin para los insurgentes sirios, que dejarían de ser una fuerza capaz no ya de derrotar a Damasco, sino de representar una amenaza real. Alepo es importante por razones simbólicas (antes de la guerra era la ciudad más poblada del país) como por su cercanía a la frontera turca. El norte del país fue escenario desde finales de 2014 de importantes avances de los insurgentes gracias a una coalición de grupos en la que el Frente Al Nusra, vinculado a Al Qaeda, era la fuerza predominante. Fue precisamente esa ofensiva, centrada en la provincia de Idlib, la que provocó la decisión de Moscú de aumentar su ayuda militar a Asad y enviar decenas de aviones.

Al Nusra parece consciente de que la intervención rusa y lo ocurrido sobre el terreno en los últimos meses ha cambiado por completo el balance estratégico. Por eso, en enero propuso a otro grupo, Ahrar al-Sham, la fusión de ambos en una sola organización. Estaba dispuesta a abandonar su nombre, pero no su relación con Al Qaeda. Ahrar al-Sham, que ya colaboró con Al Nusra en la ofensiva de Idlib, rechazó la idea. En una nueva confirmación de que un frente unido insurgente es imposible –y eso sin contar a ISIS–, Ahrar al-Sham dejó claro que la suya es una lucha circunscrita a Siria y que no es una yihad global, una idea a la que Al Nusra nunca renunciará por su conexión con Al Qaeda.

Para confirmar esa división, días después del fracaso de esas conversaciones hubo enfrentamientos armados entre estos dos grupos insurgentes en dos ciudades. Otros grupos mediaron para acordar una tregua que no es probable que dure mucho tiempo.

Si los enemigos de Asad pierden la posibilidad de recibir suministros desde Turquía, la capacidad de influir del Gobierno de Ankara en la guerra siria quedará reducida al mínimo. Moscú se ha adelantado a una posible reacción turca a la desesperada con el anuncio de que Turquía podría enviar soldados a territorio sirio, supuestamente con la excusa de gestionar la situación humanitaria de estos nuevos refugiados. No se aprecian indicios sobre el terreno de que esto sea así, pero quizá los rusos estén enviando un mensaje a Ankara para que descarte esa posibilidad.

Algunos titulares indican que con esta ofensiva sobre Alepo los insurgentes están a punto de perder la guerra. Quizá sea exagerado, pero lo que es seguro es que los enemigos del Gobierno han perdido ya la capacidad de provocar una situación en la que el régimen se venga abajo. Lo que parecía que podía ocurrir cuando tomaron Idlib y empezaron a amenazar la provincia costera de Latakia, ya es imposible.

Publicado en Siria | Etiquetado | Deja un comentario

Homs, hoy

2016 Drone Aerial from Homs, Syria from Mohamad Hafez on Vimeo.

Son imágenes recientes de la ciudad siria de Homs, de lo que queda de amplias zonas después de cinco años de guerra. Han sido rodadas por el equipo de una productora rusa que trabaja habitualmente con los canales públicos rusos de televisión y que utiliza drones para ofrecer el estado de los lugares del país más castigados por la destrucción. Algunos de sus vídeos se pueden ver en la página de YouTube de su responsable, Alexander Pushin.

El hecho de que sea un equipo ruso ha dado lugar a algunos comentarios que aprecian una intención propagandística. Podrían servir para justificar la intervención rusa en favor del Gobierno de Asad. Pero las imágenes son las que son y corresponden a una realidad que no se puede obviar. Además, la mayor parte de esos edificios fueron destruidos por los ataques aéreos y de artillería del Ejército.

También se han presentado como ejemplo de aquello de lo que huyen los refugiados sirios que están en Europa o intentan llegar a territorio europeo. Hay que apuntar que estas zonas destruidas de Homs están abandonadas desde hace mucho tiempo.

Homs –la tercera ciudad del país con más de un millón de habitantes, contando los suburbios, antes de la guerra– fue el lugar de una de las primeras movilizaciones masivas contra Asad en 2011. Al año siguiente, al no haber podido sofocar la revuelta, Asad lanzó una ofensiva general sobre la ciudad, algunas de cuyas zonas controladas por los insurgentes fueron bombardeadas durante semanas. Es posible que las imágenes que vemos ahora correspondan al distrito de Baba Amr, que quedó completamente arrasado.

El régimen fue recuperando año a año más territorio hasta que a principios de 2014 sólo quedaba la Ciudad Vieja fuera de su alcance. La posición de los insurgentes era insostenible hasta que aceptaron la retirada gracias a la mediación de la ONU. Primero, fueron evacuados 1.400 civiles que vivían en esas zonas sufriendo todo tipo de privaciones. En mayo de 2014 se retiraron los últimos insurgentes que resistían en un punto de la Ciudad Vieja, y en diciembre de 2015, otros que estaban en un suburbio occidental de la ciudad.

Publicado en Siria | Etiquetado , | Deja un comentario

Cameron sólo se tiene que preocupar por las portadas

sun cameronDavid Cameron tenía muchas ganas de llegar a un acuerdo con la Comisión Europea con vistas al referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE. Cualquier acuerdo. Dirige un partido que no tiene un sector euroescéptico potente, como en la época de Thatcher. En realidad, todo el partido es euroescéptico, con alguna excepción. Pero Cameron siempre ha dado la impresión de que nunca lideraría una campaña por el no a Europa, y como es el primer ministro no puede ponerse de perfil ante un tema tan importante.

La City londinense juega un papel básico en la financiación de las campañas electorales tories, así como algunos de los grandes empresarios del país. Todos ellos están en contra de romper con Bruselas para siempre. No se creen la versión de los partidarios de la salida, entre los que hay miembros del Gobierno, según la cual las normas de la Organización Mundial del Comercio impiden que el país pierda el acceso a los mercados europeos. Eso es un sueño no basado en hechos reales que el mundo de la empresa no se traga.

El acuerdo al que llegaron Cameron y Donald Tusk está muy por debajo de lo que pretendían los sectores antiUE, pero entra dentro de lo que el primer ministro creía que podía conseguir. Para estar a la altura de la obsesión contra la inmigración que su partido y los medios de comunicación conservadores han inculcado durante años, debía obtener algo en relación a los derechos de los trabajadores comunitarios en Gran Bretaña. No podía dejarles sin acceso a prestaciones sociales, pero necesitaba algo que sirviera para armar un titular.

Ya lo tiene, aunque se queda muy lejos de lo que reclamaban los euroescépticos tories y también de lo que ha comentado en los últimos meses. Pretendía que los ciudadanos de la UE que van a trabajar al Reino Unido no puedan tener la posibilidad de solicitar los mismas prestaciones que los británicos, por ejemplo el subsidio de desempleo y las ayudas por hijo o para pagar la vivienda. Eso siempre que hubieran trabajado el tiempo suficiente en el país. La idea de los euroescépticos es que si alguien se quedaba en el paro se viera obligado más tarde o más temprano a regresar a su país.

spectator ueAlemania, Polonia y otros países no lo aceptan porque en la práctica supone poner fin al derecho a la libre circulación de los trabajadores europeos dentro de la UE. El problema de los tories es que están muy a favor de la libre circulación de capitales, pero no son tan liberales cuando piensan en los trabajadores.

De ahí que Cameron presionará a la Comisión para que su Gobierno pudiera imponer lo que se llamó “un freno de emergencia”, es decir, interrumpir el derecho a recibir esas ayudas durante al menos cuatro años a partir de la llegada de esas personas al país. Nadie vive cuatro años seguidos si no obtiene ningún ingreso. Es una forma indirecta de expulsarlos.

La concesión que se le ha dado es permitir a Londres que esa posibilidad exista, pero no será automática. En primer lugar, tiene que ganar el ‘sí’ en el referéndum, y después Londres tiene que promover un proceso que, teniendo en cuenta cómo funciona todo en la UE, se podría prologar durante muchos meses, quizá hasta 18. No exigirá un cambio en los tratados, lo que aseguraría un proceso interminable y condenado al fracaso, sino una reforma legislativa convencional. Aun así, no será automático ni rápido como pretende hacer creer Cameron, y no es seguro que lo pueda conseguir.

La recepción del acuerdo por la prensa conservadora deja claro que Cameron no tendrá el apoyo de aquellos que ya han apostado por el Brexit, lo que no es nada sorprendente. Lo que le importa para poder culminar esta legislatura que acaba de comenzar, y que será para él la última, es que los pesos pesados del partido le apoyen ante el referéndum. Si gana el ‘no’, todos están pringados y nadie podrá reclamar su dimisión, al menos nadie que esté en condiciones de derrotarlo en una votación en el grupo parlamentario.

Parece que eso es lo que ha conseguido de momento porque la ministra de Interior, Theresa May, y el alcalde de Londres, Boris Johnson, no se van a rebelar. Lo mismo obviamente se puede decir del número dos del Gobierno, el ministro de Hacienda, George Osborne. Ellos son los que se disputarán el liderazgo de los tories para la próxima legislatura.

Eso sí, la prensa tory le va a machacar hasta que se celebre el referéndum, probablemente el 23 de junio. Pero ya contaba con eso. Ahora pedirá el sí en la consulta a la UE, y si pierde en las urnas, se quedará en Downing Street.

Publicado en Europa, Reino Unido | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Trump tiene una forma divertida de no saber perder

trump avion

Estaba claro que Donald Trump no nos iba a decepcionar. Tras la decepción de Iowa, vuelve al modo dinamitero para atacar a Ted Cruz, y no por cualquier cosa. Como todo mal perdedor que se precie, el millonario denuncia que el senador de Texas consiguió una victoria fraudulenta en el caucus.

Primero, escribió que Cruz había “robado ilegalmente” la victoria. Como no hay formas legales de robo, excepto quizá en el mercado inmobiliario en el que Trump ha enfocado sus negocios, borró el tuit y escribió el que está arriba. Pero aún hay más.

No todo lo que dice Trump forma parte de su imaginación, pero pertenece al tradicional juego sucio que siempre hará acto de presencia en algunas primarias. Con la batería de tuits, el millonario vuelve a ponerse en los titulares de los medios, que es el campo de batalla que conoce mejor. Y vuelve a infundir temor entre los republicanos porque el tipo que denuncia un fraude en la primera cita en las urnas es muy capaz de presentarse como candidato independiente si no alcanza la nominación republicana.

New Hampshire es la próxima cita en las primarias. La primera encuesta conocida tras Iowa, aunque realizada en tres días –antes, durante y después del caucus–, mantiene a Bernie Sanders con una clara ventaja sobre Hillary Clinton entre los demócratas: 61%-32%.

Publicado en Elecciones EEUU | Etiquetado , | Deja un comentario

Ted Cruz, el talibán republicano, vence en Iowa

cruz mitin

El nivel de la decepción sufrida por Donald Trump en el caucus de Iowa se mide en un dato. A la hora en que escribo esto, el millonario lleva 12 horas sin tuitear. Su cuenta de Twitter que utiliza siempre a través del móvil ha sido un elemento básico de su estrategia de campaña y fuente además de noticias para los medios de comunicación.

En estas primarias que han desmentido muchas tendencias habituales en los procesos electorales de EEUU, al final se ha vuelto a lo clásico en Iowa: ha ganado un candidato del ala más derechista del Partido Republicano con un mensaje volcado en los valores religiosos y que contaba con una buena organización territorial con mucho dinero para gastar y voluntarios disponibles para mover el voto hasta en el lugar más recóndito. Además, Cruz no ahorró en combustible. Visitó cada uno de los 99 condados del Estado. Esos factores te dan la victoria en un Estado como Iowa –también la disfrutaron antes Mike Huckabee y Rick Santorum sin que eso les convirtiera en el gran rival a batir–, pero no te convierten necesariamente en favorito.

(Hay pronósticos periodísticos que no se cumplieron. No fue cierto que un aumento de la participación perjudicaría a Cruz y Clinton. Los caucus de 2016 tuvieron la segunda mayor participación de la historia, por detrás de 2008.)

Pero sería un error creer que todo volverá a la norma no escrita en las primarias. No con Donald Trump de por medio. Los analistas siempre han dicho que él no resistirá durante mucho tiempo el impacto de una derrota o un segundo puesto allí donde lo dio todo para ganar. Su aura de ganador, su retórica habitual contra los rivales, los medios que le critican o cualquier persona que le caiga mal, a los que tilda con frecuencia de “perdedores”, hace dudar de su capacidad para encajar el golpe y seguir adelante. Son los mismos analistas que dijeron hace tiempo que Trump estaba acabado o en proceso de autodestrucción después de haber vulnerado alguna regla sagrada de las campañas republicanas (la última, despreciar a Fox News). Estaban equivocados antes, puede que lo estén ahora.

El mayor problema para Trump es que lo ocurrido en Iowa se convierta en tendencia. En sondeos donde lo que se expresa es el apoyo a las críticas y denuncias de un candidato, Trump puede cotizar alto por apelar al cabreo más intenso sentido por los votantes republicanos contra el sistema político. Pero cuando toque en cada Estado votar en primarias muchos recordarán que él no es en realidad un conservador pata negra.

Lo cierto es que una vez que comienzan las primarias es un error creer que son las encuestas nacionales las que marcan la tendencia. Los candidatos que han ganado las últimas primarias en cada Estado son los que acaparan la atención de los medios y los que ven aumentada su capacidad de recaudar dinero. Ganar es el camino más adecuado para seguir ganando.

Gloria a Dios en los cielos

“To God be the glory”, dijo Ted Cruz en el estrado en el arranque del discurso de la victoria. Quizá muy apropiado para la audiencia evangélica que le ha llevado a la victoria. También no deja de ser una apelación similar al “Allahu Abkar” (Dios es grande) de los musulmanes, que a fin de cuentas no tiene por qué ser una invocación integrista, sino un reconocimiento de la gratitud a Dios.

No son sólo las expresiones religiosas las que convierten a Cruz en un fundamentalista, y en más de un campo. Es uno de los líderes naturales del Tea Party en el Congreso, pero a diferencia de muchos de sus colegas de ese campo, no es el conservadurismo fiscal lo único que le motiva. Su rechazo de la reforma sanitaria de Obama es tan radical que le llevó a provocar el cierre temporal de la Administración federal. Se opone al aborto de forma que no le importa recibir el apoyo de personas o grupo que aceptan el uso de la violencia contra clínicas donde se practican abortos o se dan consejos sobre planificación familiar. Y algunos de esos ultras han sido nombradas para trabajar en la campaña de Cruz en estados del sur.

Cruz es también un radical en su forma de trabajar. Su reputación entre otros senadores republicanos es horrible. Para muchos, es incapaz de trabajar en equipo, de escuchar puntos de vista ligeramente diferentes al suyo; para otros es simplemente idiota.

Rubio y los neocon

El resultado de Iowa da un impulso a Marco Rubio, cuyo tercer puesto con el 23% le coloca en primera posición de la otra carrera, el ranking de los candidatos que no se llaman Trump ni Cruz, la preferida por el establishment republicano. Las encuestas del día de votaciones indican que muchos de sus votantes se decidieron por él en el último momento. Su porcentaje superó con holgura el 15% que le daba el sondeo más citado en los últimos días, el publicado por el diario Des Moines Register.

Rubio ha sido presentado en muchos artículos como la alternativa moderada (o no demente en algunos casos) a Trump o Cruz, cuando en realidad no lo es.

Lo era antes de las primarias al estar dispuesto a aprobar una reforma del sistema de inmigración que hiciera posible la regularización de la situación de muchos sin papeles que residen en EEUU desde hace años y que pueden demostrar arraigo. Obviamente, cuando se presentó en las primarias había ya pocos indicios de que estuviera dispuesto a llegar tan lejos, ya que entre los republicanos todo lo que no sea mano dura contra los inmigrantes se considera un suicidio político.

Donde Rubio sí que es el favorito es en la carrera por elegir al candidato más cercano a los neocon. En los casos de Irán y Cuba, pretende revertir los acuerdos promovidos por Obama y volver a la política de confrontación total con estos países. Ahora que muchos republicanos muestran su escaso interés por iniciativas imperiales tras el fiasco de Bush, Rubio mantiene ideas belicistas que harían más probable las intervenciones militares de EEUU en el exterior. Resulta aún más revelador que Rubio haya cortejado el apoyo del multimillonario Sheldon Adelson, el más influyente embajador de Netanyahu en EEUU, para el que la clave de su cuenta corriente pasa por un apoyo completo y ciego al primer ministro israelí. De entrada, el senador de Florida ya cuenta con el dinero de Paul Singer, otro millonario de ideas similares a las de Adelson.

Clinton, tan favorita como vulnerable

Los demócratas han anunciado esta tarde el resultado definitivo del caucus de Iowa con una victoria de Hillary Clinton de 0,2 puntos, lo que viene a ser un empate. Cómo habrá sido la cosa que en seis distritos, el recuento de partidarios de Clinton acabó en un empate y la decisión de asignar cada delegado a Clinton o Sander se dilucidó por el viejo sistema de lanzar una moneda al aire. Para los amantes del azar: en esos seis casos, el cara o cruz favoreció a Clinton.

La primera impresión de muchos, que ya veían venir otro cataclismo de la ex secretaria de Estado como en 2008, ha sido declarar que la antes favorita y luego no tanto ahora vuelve a ser favorita. En un Estado propicio para Bernie Sanders (con un 91% de blancos y en el que cuatro de cada diez votantes demócratas se identifican como socialistas), alcanzar sólo un empate es un resultado que se le queda corto.

Pero un proceso electoral tan largo como el norteamericano es precisamente eso, un proceso en que importa de dónde vienes, en qué punto estás ahora y hasta dónde puedes llegar. Y si tenemos en cuenta que hace casi un año Clinton tenía una ventaja de cerca de 60 puntos sobre Sanders, se puede decir que el senador de Vermont no podría haber empezado mejor las primarias. Otra cosa es que Clinton sigue siendo más fuerte en ciertos sectores sociales y que goza del apoyo generalizado del establishment del partido. Esos factores peligran si el entusiasmo está más en el lado del rival.

Un 84% de los asistentes demócratas a los caucus de menos de 30 años votaron a Sanders. Y el 62% de los que tienen entre 30 y 39 años. No son sólo los más jóvenes los que tienen esperanzas en este hombre de 74 años.

Ahora miremos al otro lado. Un 69% de los que tienen más de 65 años votaron a Clinton. Y el 58% cuya edad va de 50 a 64 años. Como en otros países occidentales, hay en las primarias demócratas una inmensa brecha generacional que condiciona el apoyo a los candidatos. No es muy diferente a lo que ha pasado en las elecciones de 2015 en España y Gran Bretaña, si en vez de candidatos nos fijamos en los partidos. La edad se ha convertido en un factor diferencial en las preferencias de los votantes en los países occidentales.

Como la gente mayor vota más que los jóvenes, digamos que ahí Clinton tiene ventaja. Pero no olvidemos un dato esencial: Hillary es una mala candidata que sólo en contadas ocasiones o con algunos temas es capaz de transmitir con pasión aquello en lo que cree. Y los votantes demócratas tienen una idea clara: su experiencia política es innegable, pero con ella resulta ingenuo creer que habrá algún cambio en política económica o prácticamente en cualquier tipo de política.

Una eternidad de tiempo después, Donald Trump despertó en Twitter para confirmar que aún sangra por la herida. Un poco como en la fábula del zorro y las uvas, ahora Trump dice que Iowa estaba muy verde para él.

Publicado en EEUU, Elecciones EEUU | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sanders en Iowa

Esta pieza de Channel 4, tras un prólogo sobre pesca bajo hielo para ofrecer algunos detalles sobre los votantes republicanos de Iowa, nos sitúa en un mitin de Bernie Sanders en Iowa con una audiencia mayoritariamente joven. Sanders tiene 74 años y en su caso se nota. Es un anciano que fue elegido para la Cámara de Representantes en 1990 y para el Senado en 2006. Este político profesional (fue elegido alcalde de la ciudad más habitada de Vermont en 1981) es la gran esperanza de los votantes del Partido Demócrata que quieren un cambio hacia la izquierda en la política norteamericana en la Casa Blanca. En cierto modo, es el primer candidato de izquierdas con apoyo significativo en las encuestas desde los años 30.

Y aquí otra pieza dedicada al duelo entre Trump y Cruz.

Publicado en Elecciones EEUU | Etiquetado , | Deja un comentario

Los muertos que ya no conmueven a Europa

Otro naufragio en la costa turca de un barco en mal estado que se lleva al fondo del mar a un grupo de refugiados cargados de ropa e incapaces de mantenerse a flote en unas aguas gélidas. 39 muertos, o lo que es lo mismo 39 problemas menos para los gobiernos europeos. Había diez niños entre los fallecidos, procedentes de Siria, Afganistán y Birmania, según AP.

Con los últimos datos, se calcula que sólo en enero han perecido 244 personas al intentar llegar a Europa, la mayoría en el mar Egeo. ACNUR eleva la cifra a 309 contando a desaparecidos identificados.

Ha pasado mucho tiempo desde septiembre, cuando la imagen del cuerpo sin vida del niño Aylán Kurdi provocó que la mayoría de los gobiernos cambiara el tono de sus declaraciones. Lo ocurrido en ese verano había mostrado la completa ausencia de valores y compasión en las autoridades europeas. La foto de Aylán hizo que Merkel dijera que la UE debía mostrar la misma decisión que había dejado patente al salvar a los bancos: “Si Europa fracasa en la cuestión de los refugiados, su relación con los derechos universales de los ciudadanos quedará destruida y no tendremos la Europa que queremos imaginar”.

Merkel pidió entonces una respuesta unificada de Europa. En cierto modo, la tenemos. La inició Hungría con su acoso a los que huían de la guerra de Siria y que sólo querían atravesar ese país. Pronto comenzaron a erigirse vallas con alambre de espino en las fronteras, que se convirtieron en un negocio muy rentable para las empresas especializadas.

Los gobiernos de Europa del Este se negaron a acoger refugiados. Los otros, los que sí estaban dispuestos a aceptar su cuota, como el español, no movieron un dedo para poner en marcha la recepción. Todo se quedó en el traslado de un número ínfimo, en algún caso con las cámaras delante para sacar pecho de lo que era una política fracasada.

Para los refugiados que ya habían llegado a Europa, había nuevas noticias en Dinamarca. El objetivo de su Gobierno es hacer caja con esta oleada de refugiados. Qué mejor forma de contrarrestar la idea de que uno de los países más ricos de Europa saldrá perdiendo dinero que incautarse de las posesiones de los extranjeros y subastarlas luego. La única concesión que los diputados daneses aceptaron fue descartar los objetos de gran valor personal, como los anillos de boda.

Alguien llegó a la conclusión de que daría mala imagen ver a un policía arrancando el anillo a una mujer. Al menos, nadie pidió que les arrancaran las muelas de oro. Sí, eso hubiera manchado la reputación del país, porque habría algunos indeseables que sacarían del archivo imágenes históricas un poco embarazosas.

Por la misma razón, la propuesta de establecer campos de internamiento (no digan campos de concentración, sería de mal gusto) para los refugiados fuera de las ciudades y pueblos daneses va en la misma línea. La idea aprobada por el Parlamento deja al Gobierno la responsabilidad de poner en marcha un plan antes de marzo. Los políticos ultraconservadores que la han promovido están muy contentos porque así la política inmigratoria se centrará en la repatriación (futura) de esas personas, y no en la integración. Lo primero será posible en el futuro en teoría porque sólo tendrán que mandar a la policía, con sus perros, armas y escudos, para meter a los extranjeros en autobuses. Sería mucho más difícil –de hecho, sería imposible– si tuvieran que hacerlo en las ciudades, con los refugiados diseminados, infiltrados, en los centros urbanos.

El objetivo es hacer ver a los que piensen en venir a Europa que su vida será miserable y sin ninguna esperanza.

Los jefes de Gobierno de la UE ya decidieron sobornar a Turquía con 3.000 millones para que mantenga a los refugiados dentro de sus fronteras. Las autoridades turcas se pusieron en marcha y hay imágenes que lo demuestran, pero no pueden ‘impermeabilizar’ toda su costa. La alternativa ahora es amenazar a Grecia con expulsarla del espacio Schengen y convertirla en una isla dentro de la UE. A los griegos se les asigna la segunda parte de la misión. Los que puedan escapar del filtro turco deberían ser detenidos antes de llegar a la costa griega. Si eso hace que mueran ahogados, no parece que impresione demasiado a los gobiernos europeos. Ni tampoco el hecho de que sellar la frontera marítima en un mar lleno de islas es imposible.

En el juego de amenazas dirigido contra Atenas, se ha llegado a sugerir que la UE podría financiar la construcción de un muro o valla entre Grecia y Macedonia para que los refugiados no puedan continuar su camino hacia el centro de Europa. El equivalente a convertir a Grecia en una prisión, cerrar la puerta y tirar la llave al mar.

La incapacidad secular del Estado griego por asumir algunas de sus funciones no debe sorprender a nadie. Pero lo que quieren otros estados europeos es castigar a Grecia por no haberse convertido en la puerta sellada de entrada a la fortaleza europea.

Existe además una propuesta discutida recientemente por los ministros de Interior y Justicia de la UE para impedir, y en el peor de los casos criminalizar, el trabajo de las ONG y voluntarios que prestan ayuda a los refugiados que llegan a las costas griegas para equipararlos a las organizaciones que se lucran con su traslado. En la medida de que salvan vidas de gente que puede terminar en Alemania, Austria o Dinamarca, son obviamente un problema para los gobiernos europeos.

La decisión está tomada. Las imágenes de niños muertos son sólo ya una molesta impertinencia de los medios de comunicación. Cada persona muerta en el Mediterráneo es un problema menos que debe afrontar la UE. No tardarán en exigir un nuevo premio Nobel de la Paz por sus desvelos.

Publicado en Europa | Deja un comentario

Donald Trump, señor de la guerra

trump mitin

Uno de los duelos paralelos más intrigantes de las primarias republicanas es el que enfrenta a Donald Trump, que encabeza todos los sondeos nacionales, con Fox News. Esto viene a ser un poco como si el Papa se implicara en una fuerte polémica con L’Osservatore Romano o el Politburó de la URSS hubiera denunciado el escaso apoyo que recibe en las páginas del Pravda. Sí, la comparación está un poco cogida por los pelos, pero resulta imposible subestimar la influencia que ha tenido la cadena conservadora en el Partido Republicano en la última década.

Un dogma aceptado por todos es que ningún político republicano puede sobrevivir si se atreve a cuestionar a Fox News o a alguna de sus estrellas. Hay formas de suicidio más dolorosas, pero no más rápidas. Eso es lo que ha hecho Trump, y con el estilo desmedido que le caracteriza, sin que la osadía le haya costado que le arranquen las entrañas cada noche en las pantallas ni que eso le suponga una rémora en los sondeos.

En el origen de la polémica con Fox News está el desprecio de Trump por las mujeres a las que no logra intimidar y un debate de las primarias en el que la presentadora Megyn Kelly le preguntó especialmente por eso. De lejos Kelly parece la típica presentadora de Fox News, es decir, rubia, pero en su trabajo ha demostrado carácter y resultados. Presenta un programa en ‘prime time’ y es uno de los mayores activos de la cadena. Es una periodista de derechas que también hace a los políticos de derechas las preguntas que estos preferirían que no les hicieran. Eso no abunda en Fox News.

Trump ha decidido boicotear el último debate de los candidatos antes de los caucus de Iowa que emite precisamente la cadena que ahora tanto odia. Para vender la poco habitual decisión, ha centrado los tiros en Kelly, pero es sólo la excusa para dar espectáculo. Ya no necesita más debates, e incluso suponen un riesgo excesivo. Ya en el último tuvo una actuación menos que brillante y alguno de sus rivales lo dejó en evidencia. No hay debate ideológico en el que le interese entrar, porque lo que vende es el personaje como remedio mágico para todos los males de su país.

Los que cuestionan su talla como personaje, que es lo que hizo Kelly, reciben como respuesta ataques personales. No es necesario convocar una rueda de prensa para eso. Basta con ir a Twitter y retuitear a alguno de sus locos seguidores.

O seguir jugando la carta antimusulmana retuiteando este mensaje con photoshop incluido para burlarse de Kelly y del príncipe saudí Al-Waleed bin Talal que es el segundo mayor accionista de News Corporation, la multinacional de Rupert Murdoch propietaria de Fox News.

Trump no es el único que tiene cuenta de Twitter. Bin Talal le ha respondido con otro mensaje en el que le recuerda que en dos ocasiones salvó sus negocios con su dinero. No es algo que impresionará demasiado a los adictos a Trump.

Trump dejó hace tiempo de ser la sorpresa del verano, como otros candidatos extremistas que tuvieron su momento de gloria entre agosto y septiembre en las campañas de 2008 y 2012. Su principal rival parece ser un candidato ultraconservador, Ted Cruz, que ni siquiera puede recoger todo el voto de los republicanos de confesión evangélica, la cantera de los candidatos que están situados a la derecha de la derecha. Además, muchos congresistas republicanos no tienen inconveniente en comentar a los periodistas, mejor si es de forma anónima, que Cruz es un ignorante y un creído con el que es imposible trabajar.

Lo más gracioso de todo es que Trump es más un oportunista que un conservador y que su azarosa vida personal y su querencia por decir en público lo que para un protestante evangélico pasa por ser un lenguaje vulgar y grosero no le han hecho perder apoyos entre los sectores más temerosos de Dios.

¿De dónde puede proceder esta atracción tan heterodoxa? No es tanto mérito de Trump, como de los propios dirigentes republicanos, incluidos los que ahora están aterrorizados ante la idea de que este demagogo lenguaraz que no respeta a nadie sea su candidato en 2016.

William Saletan tiene una estupenda teoría en Slate, que en parte comparten otros. El Partido Republicano es ya el partido de Trump, un “Estado fallido” del que el multimillonario es su “señor de la guerra”, el caudillo más apropiado para comandar a la tribu. Desde la época de Clinton, aún más con la llegada de Obama a la Casa Blanca, los republicanos se han convertido en el partido del no a todo, los que no tienen ningún escrúpulo en forzar el cierre temporal del Gobierno federal por un quítame allá ese gasto público, los que carecen de interés en pactar un proyecto de ley con la Casa Blanca si está en manos del otro partido, los del todo o nada que se queda siempre en nada. Los republicanos moderados pasan a ser unos traidores. Los republicanos más conservadores que aspiran a seguir siendo un partido de gobierno, y no una fuerza insurgente, pasan igualmente a convertirse en unos cobardes o traidores.

Han creado un monstruo para el que Trump es la respuesta a todos sus problemas. Porque si estás un tanto desquiciado y te encuentras en guerra en un entorno hostil lo que quieres es que te mande un tipo que esté tan loco como el más loco de tus enemigos. Y con Trump tienen a su hombre.

18.30

insultos trump

El NYT ha tenido la fantástica idea de recoger todos los insultos y ataques lanzados por Donald Trump desde su cuenta de Twitter. La lista no tiene fin. Uno espera que en ella tengan sus rivales políticos, sean republicanos o demócratas, pero eso sería demasiado aburrido. Ahí están todos, periodistas conservadores o progresistas, artistas y medios de comunicación de todo tipo (los adjetivos que se ven a la derecha se refieren a CNN). Trump odia a todos los que no son como él, lo que quiere decir que odia a todo el mundo.

Básicamente, la gente a la que el millonario desprecia: a/ Son aburridos. b/ No ganan dinero o lo pierden, son unos fracasados. c/ Son unos cobardes, no tienen lo que hay que tener. d/ Todas las anteriores.

Publicado en Elecciones EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario