Quiénes son los mercenarios pagados por Turquía para ocupar el norte de Siria

El Ejército turco ha conseguido la mayor parte de sus objetivos en el norte de Siria gracias a tres operaciones militares, la última hace unos meses con la ayuda de Donald Trump. Sobre el terreno, la herramienta más efectiva ha sido la formación de un numeroso grupo de mercenarios, en su mayoría miembros del antiguo grupo insurgente conocido como Ejército Libre de Siria. Compuestos ahora por unos 35.000 hombres, son financiados y armados por Ankara para hacer de fuerza terrestre limitando la exposición de las tropas turcas. Reciben sus órdenes de militares y de la inteligencia turca y su objetivo ha consistido en expulsar a la milicia del YPG, dirigida por kurdos, de las zonas que controlaba en el norte de Siria y otras zonas del este del país. Su segunda ‘ocupación’ ha sido la de saquear esas provincias y extorsionar a los habitantes que no huyeron antes de su llegada.

Elizabeth Tsurkov lleva años entrevistando a algunos de los integrantes de esta fuerza mercenaria y ahora muestra sus conclusiones en un artículo en The New York Review of Books.

«Los combatientes ahora son asnos que siguen las órdenes de sus amos», dice uno de ellos. «Y sus jefes son también asnos que siguen las órdenes de los turcos, y si eso perjudica los intereses de la revolución (contra Asad), no les importa».

Tsurkov cuenta que Turquía utilizó en sus primeras operaciones a miembros de grupos que habían recibido apoyo de la CIA en el programa que concluyó a finales de 2017 o del Departamento de Defensa (este plan fue cerrado en 2015). Los reclutados pronto ascendieron a varios miles hasta que Turquía procedió a utilizar los servicios de otros grupos no apoyados por la CIA, sino por países del Golfo, como Ahrar al-Sharqiya y Jaysh al-Islam.

«La mayoría de los combatientes parecen ser hoy nuevos reclutas sin ninguna experiencia anterior en los combates contra el régimen de Asad», escribe. Entre los contratados para las operaciones de 2016 y 2018, se puede estimar que estos últimos suponen el 60% de la fuerza actual.

Embed from Getty Images

Una vez que Turquía renunció hace a su objetivo de provocar el fin de Asad, pasó a ocuparse de sus propios intereses aprovechando las limitaciones del Ejército sirio para extender su autoridad hasta la frontera norte. La misión era acabar con el semiestado levantado por las fuerzas kurdas del YPG que habían conseguido expulsar al ISIS de toda esa zona con el apoyo aéreo de los norteamericanos. Al igual que Israel hizo en el sur de Líbano durante décadas, sus planes incluían formar una fuerza local que hiciera de protector de su frontera y punta de lanza de las operaciones militares contra sus enemigos kurdos. Para ello se aprovechó de la pobreza de los desplazados sirios que se habían refugiado en la zona norte y no tenían ninguna posibilidad de encontrar trabajo.

Al principio, los sueldos eran altos para gente de tan pocos medios. Hasta 300 dólares al mes pagados en liras turcas. Con el paso del tiempo, estas cantidades han disminuido, dice el artículo, porque sobran los candidatos. A principios de 2019, ya pagaban sólo unos 100 dólares cada dos meses. Sus jefes cobran al menos unos 300 mensuales.

Los turcos contienen así el gasto, sabiendo muy bien que sus mercenarios necesitan ingresos extra, lo que hace que se dediquen a todo tipo de actividades criminales en las zonas que ocupan. «Aunque todos los protagonistas armados en Siria han estado implicados en violaciones (de derechos humanos) contra civiles, los niveles de criminalidad en las zonas controladas por el ELS son particularmente altos, según los civiles con los que he hablado, muchos de ellos desplazados de zonas ocupadas antes por los rebeldes y luego reconquistadas por el régimen», dice Tsurkov. Montan controles para exigir un soborno con el que permitir el paso. Extorsionan a los comercios que quedan en la zona. Confiscan viviendas y las alquilan a personas desplazadas que llegan de otras provincias sirias. En algunos casos, secuestran a personas que tienen familiares en el extranjero y pueden pagar un rescate.

«Algunos de los combatientes son simplemente ‘drogadictos y criminales’, dice uno de ellos. Otros están motivados por el poder. Los jóvenes disfrutan al mostrarse en redes sociales en imágenes conduciendo coches, enseñando sus armas y entrando en zonas habitadas por la noche, donde disparan al aire y alardean de su impunidad. Y otros están motivados por su odio al YPG, entre los que están los insurgentes de la ciudad de Alepo, que en 2016 se quedó sin comida por la decisión del YPG de cortar la única vía de suministro a la ciudad».

La opinión de uno de ellos cierra el artículo con la conclusión obvia. «Los turcos nos usan como carne de cañón. Nos hemos convertido en mercenarios».

Publicado en Siria, Turquía | Etiquetado , , | Deja un comentario

El capitalismo no pudo hacer el iPhone sin una cierta ayuda del Estado

Rob Larson profesor de Economía y autor del libro ‘Bit Tyrants: The Political Economy of Silicon Valley’, pasa revista a todas las aportaciones del sector público sin las cuales ni internet ni muchos ejemplos de innovación tecnológica hubieran existido, y eso incluye el iPhone. Hay que recordar que una parte de ese gasto público procede del Pentágono y el gasto militar, pero sigue siendo una contribución del Estado.

Publicado en Economia | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Para saber si el mundo odia a los inteligentes lo mejor es ver lo que cuenta ‘Rick y Morty’.

Scorsese en los 80. La década fascinante de un genio.
Un homenaje a todos los que no sobrevivieron en las películas de Alien.
–Aviones y otros aparatos voladores en el cine de Hayao Miyazaki.
–La historia del vestido de Marilyn Monroe en el ‘Happy birthday’ a JFK.
‘The Mandalorian’ como si fuera un documental de Werner Herzog.
–La presencia invisible del Dr. Manhattan en la serie ‘Watchmen’.
–El parque temático más peligroso del mundo.
Un pulpo no necesita un hueco muy grande para pasar al otro lado.

Publicado en Cine, Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

«El capitalismo está en su clímax»

El economista y experto en desigualdad Branko Milanovic –autor entre otros libros de ‘Capitalism, Alone: The Future of the System That Rules the World’– explica en una entrevista en Letras Libres por qué el capitalismo no está cerca de su fin y cómo su dominio del mundo se ha visto ampliado con el modelo de capitalismo político representado por China:

«Es un hecho comprobado empíricamente. El capitalismo hoy se ha extendido a todo el mundo. En términos de extensión geográfica es más poderoso que nunca en toda la historia. Defino capitalismo de manera muy clara e inequívoca, como lo definieron Marx y Weber: la producción se realiza a través de medios de producción privados para obtener un beneficio; la mano de obra la emplea el capital; y la producción está descentralizada. Si nos basamos en esa definición, comprobamos que se ha extendido por todo el mundo.

Pero se está produciendo un nuevo fenómeno. El capitalismo ha creado mercados que antes no existían, conectados a través de las redes sociales. Son mercados que nos permiten mercantilizar nuestro tiempo de ocio. Ha convertido en capital nuestras casas, nuestros coches. También ha afectado a la política y ha creado políticos emprendedores. Por eso creo que el capitalismo está en su clímax y no en crisis».

Foto: OCDE Forum 2018, CC.

Publicado en China, Economia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Impeachment – Día 1

Comienzan las audiencias en la Cámara de Representantes del proceso de destitución (impeachment) de Donald Trump. Hoy miércoles prestan declaración Bill Taylor, el actual embajador norteamericano en Kiev, y George Kent, alto cargo del Departamento de Estado para temas de Eurasia y Europa. Taylor declaró en la Cámara a puerta cerrada que se sabía que Trump había retirado la ayuda militar a Ucrania hasta que su Gobierno iniciara una investigación sobre Jose Biden y los negocios de su hijo en ese país. Kent declaró que Trump quería que el presidente ucraniano Zelensky anunciara personalmente esas investigaciones.

Esta es la señal en directo de la sesión facilitada por The Washington Post.

16.16
La sesión comienza con un discurso del demócrata Adam Schiff, presidente del Comité y una de las bestias negras particulares de Trump. Está haciendo un relato de los hechos con el que acusa al presidente de haber intentado utilizar al Gobierno ucraniano para hacer descarrilar la campaña de Joe Biden en las primarias demócratas. El exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudolph Giuliani, dirigió una política exterior «informal» con la que presionar a los ucranianos en dos frentes, dice: implicar a políticos ucranianos en una supuesta conspiración para impedir la victoria de Trump en 2016 y encontrar material comprometedor sobre Biden y su hijo de cara a las elecciones de 2020.

Después, llega el turno de Devin Nunes, el congresista republicano más importante del Comité. Afirma que la presunta implicación de Trump en una operación rusa para interferir en las elecciones de 2016 fue desestimada por el fiscal especial y quedó en nada. Pocos días después, apareció la investigación sobre los contactos de Trump con el presidente ucraniano, a la que ha llamado «una cuidadosamente orquestada operación política y mediática».

16.50
Kent es diplomático de carrera desde 1992. Habla ucraniano, ruso y tailandés. Ante este Comité ya declaró a puerta cerrada que Giuliani estaba montando una operación de desinformación contra Biden y la entonces embajadora de EEUU en Kiev Marie Yovanovitch, que luego fue destituida por órdenes de Trump. Ahora en su primera intervención reitera esa acusación. Kent agradece al Congreso haber desbloqueado la ayuda a Ucrania con votos de republicanos y demócratas y que había sido paralizada por Trump en su presión sobre Zelensky. Para reforzar su credibilidad, Kent dice que planteó a Joe Biden cuando era vicepresidente que la presencia de su hijo, Hunter Biden, en el consejo de administración de la empresa ucraniana Burisma podía suponer al menos «la apariencia de un conflicto de intereses».

17.15
Taylor no es diplomático de carrera. Ha servido en puestos relacionados con la política exterior en las administraciones de varios presidentes republicanos desde los tiempos de Reagan. Ahora declara en su primera intervención que trae preparada que la retirada de la ayuda de 400 millones de dólares a Ucrania suponía un golpe para los propios intereses de la política exterior de EEUU en la zona y además ayudaba al Gobierno ruso en su guerra contra Ucrania.

Por su experiencia, fue reclutado para ocupar la embajada en Kiev por el actual secretario de Estado para sustituir a Yovanovitch. Pronto descubrió que había dos canales de intervención en la política ucraniana. Uno, el oficial y normal a través de la embajada y el Departamento de Estado. El segundo estaba formado sobre todo por Giuliani y otros políticos de la Administración deseosos de complacer los deseos de Trump. Así explica lo que pensó cuando Trump decidió congelar la ayuda a Ucrania: «Otras personas y yo nos quedamos perplejos. Los ucranianos estaban luchando contra los rusos y contaban no sólo con el entrenamiento y el armamento, sino con la confirmación del apoyo de EEUU. En ese instante, comprendí que uno de los pilares de nuestro total apoyo a Ucrania estaba siendo amenazado».

Sobre la muy conocida llamada telefónica de Trump a Zelensky del 25 de julio, Taylor afirma que le fue ocultado su contenido. No pudo acceder a la transcripción (en realidad, no una transcripción literal, sino un amplio resumen) de esa llamada, a pesar de su nombramiento para la embajada. Es la llamada en que Trump insistió en que Zelensky investigara a la empresa en la que había participado el hijo de Biden y se quejó del cese del fiscal general decidida por el presidente ucraniano poco después de ganar las elecciones.

17.25
Taylor se refiere a otro testigo importante que declarará la próxima semana: «Durante esa llamada telefónica, el embajador Sondland (en la UE) me dijo que el presidente Trump le había dicho que quería que el presidente Zelensky declarara en público que Ucrania investigaría a (la empresa) Burisma y la supuesta interferencia ucraniana en las elecciones de EEUU en 2016».

Esa llamada de teléfono de Trump a Sondland será examinada en detalle por los congresistas. Tiene material que puede ser utilizado en beneficio de ambas partes. Según Sondland, Trump no le pidió un ‘quid pro quo’ directo, pero sí que Zelensky anunciara en público que se iba a investigar a la empresa Burisma. Esa exigencia es un asunto delicado, porque la única razón por la que Trump estaba interesado en Burisma es porque en su consejo estaba el hijo de Biden.

Por eso, Trump estaba llamando a Sondland (no es habitual que un presidente llame directamente a un embajador a menos que haya en ese país un conflicto que implique directamente a EEUU o en el que haya tropas de EEUU). El presidente quería saber cómo iban las investigaciones en Ucrania y qué iba a hacer al respecto Zelensky.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario

El fútbol español colabora con el Gobierno saudí que tortura a Loujain al Hathloul

Es muy posible que cuando cuatro de los mejores clubes españoles de fútbol celebren la Supercopa en Arabia Saudí en enero aún esté en prisión Loujain al Hathloul, detenida el 15 de mayo de 2018 por defender los derechos de la mujer, en especial el simple derecho de conducir un automóvil. No fue la única. Varias mujeres fueron arrestadas y encarceladas por el mismo motivo. Días después, los medios de comunicación gubernamentales publicaron artículos en los que les acusaban de «traidoras» por formar una célula que suponía una amenaza para la seguridad del Estado por su «contacto con entidades del extranjero con el objetivo de socavar la estabilidad y el tejido social del país», como denunció Amnistía Internacional.

El Gobierno saudí no tiene inconveniente en llegar a acuerdos con otras «entidades del extranjero», como en este caso la Real Federación Española de Fútbol. En su campaña de imagen, el deporte es un factor fundamental, porque sólo requiere de mucho dinero. Lo hacen ya los Emiratos y Qatar de distintas formas, pero el secretismo propio del régimen saudí planteaba algunas dificultades. Al final, el dinero abre todas las puertas, en especial las de aquellos dispuestos a venderse a cambio de una bolsa.

La que reciba el fútbol español por celebrar la Supercopa en Arabia Saudí no será pequeña. 120 millones de euros por tres años. Por la cita de enero de 2020, los cuatro clubes (Real Madrid, Atlético de Madrid, Barcelona y Valencia) se repartirán veinte millones. La Federación, que se lleva la mitad del botín, alardea de que las mujeres tendrán acceso libre al estadio. Siempre que no estén en la cárcel.

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, está obsesionado con demostrar que su país está preparado para una completa modernización. Eso no incluye aceptar que las mujeres defiendan en público sus derechos y cuestionen una monarquía que considera que ellas son ciudadanas de segunda clase. Ni siquiera cuando el régimen está dispuesto a permitir ciertos cambios, como el fin de la anacrónica prohibición de conducir, puede tolerar que haya mujeres que se hayan movilizado para protestar por ese motivo. Eso es lo que provocó la detención de Loujain al Hathloul y otras mujeres cuando ya estaba decidido el levantamiento del veto. Los cambios tienen que ser concedidos desde arriba. No pueden tolerar que se reclamen desde la sociedad.

El pasado verano, se supo que el Gobierno había ofrecido la liberación a Al Hathloul si negaba en una declaración haber sido torturada. Ella se negó rompiendo en pedazos el papel en que habían escrito el texto que debía leer, según su familia. «Ha estado detenida en confinamiento solitario, ha sido golpeada, ha sufrido el ‘waterboarding’, descargas eléctricas y acoso sexual, ha sido amenazada con la violación y asesinato», escribió su hermana Alia, que contó en enero lo que ella había relatado a sus padres en una visita. Es una descripción que coincide con otras realizadas por otros presos políticos.

La represión es un elemento fundamental de la respuesta del Estado a cualquier brote de disidencia. Hace unos días, las fuerzas de seguridad difundieron un vídeo para recordar que «todas las formas de extremismo y perversión son inaceptables». Entre ellas, incluye el feminismo, el ateísmo y la homosexualidad.

«El feminismo, el ateísmo y la homosexualidad no son actos criminales», ha dicho Amnistía Internacional. «Este anuncio es extremadamente peligroso y tiene graves implicaciones para los derechos a la libertad de expresión y a la vida, la libertad y la seguridad en el país. Cuestiona la apariencia de progreso bajo Mohamed bin Salmán y revela el auténtico rostro intolerante del reino que criminaliza las identidades de la gente, así como las ideas progresistas y reformistas» (hace unas horas, y tras la repercusión de la noticia fuera del país, otro organismo estatal, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, excluyó el feminismo de esta lista).

Las mujeres saudíes podrán asistir a la Supercopa española, pero si intentan defender sus derechos, acabarán en un calabozo. Eso no impedirá que el fútbol español se lleve una cuantiosa recompensa por blanquear la imagen de sus carceleros.

Publicado en Arabia Saudi, Derechos humanos, España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La guerra injusta de Israel contra los palestinos

Ami Ayalon, exjefe de la Armada israelí y del Shin Bet –servicio de inteligencia interior–, tiene claro algo que es considerado anatema por la mayor parte de los políticos de su país. La guerra contra los palestinos y la ocupación de Cisjordania no son una forma de asegurar la existencia de Israel, sino una dominación colonial para ampliar las fronteras del Estado contra lo que afirman las resoluciones internacionales de la ONU.

Lo dijo hace unos días en la conferencia de la organización progresista de la comunidad judía norteamericana J Street. Ayalon relacionó además esta guerra, a la que denominó de injusta, con el antisemitismo que se produce en el mundo. Hay una relación causa-efecto entre ambas cosas.

«Lo que ven desde el extranjero es a nosotros luchando dos guerras distintas, totalmente diferentes. La primera es realmente una guerra justa, una guerra para establecer a Israel dentro de las fronteras de 1967 basadas en resoluciones internacionales. Se puede decir sin equivocarse que hemos ganado esa guerra.

Continuamos luchando en una segunda guerra, una guerra para ampliar nuestras fronteras hacia el este, construir más asentamientos e impedir el establecimiento de un Estado palestino. Esa segunda guerra no es una guerra justa. Niega a los palestinos el derecho a la autodeterminación, que fue reconocido por la comunidad internacional.

Como antiguo jefe de la Armada y director del Shin Bet, como persona que ha luchado en demasiadas guerras, como alguien que representa los puntos de vista de una gran mayoría del alto mando de las Fuerzas Armadas israelíes del pasado y del presente, les digo hoy que la segunda guerra, la injusta, no puede ganarse sólo por la fuerza. No hay decisiones militares en esta guerra. Es decir, a menos que cambiemos totalmente de rumbo, esta guerra continuará durante generaciones y traerá más violencia y terror. Después de que derrotemos a Hamás y la Yihad Islámica, nos enfrentaremos al ISIS. Y después de eso, quién sabe qué vendrá.

Pero les aseguro que será algo más extremista. Esta segunda guerra para ampliar nuestras fronteras aislará aun más a Israel y aumentará el antisemitismo en todo el mundo, pero lo más importante, lo más peligroso, es que esta guerra será el fin de Israel tal y como la concebían los padres fundadores del sionismo. Estoy aquí para decirles que la cuestión de la guerra a la que estamos enviando a nuestros jóvenes está destrozando a la sociedad israelí».

Tras una larga carrera militar, Ayalon, de 74 años ahora, entró en política en las filas laboristas, partido que abandonó en 2008.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , | Deja un comentario

Militares norteamericanos en los pozos petrolíferos sirios para complacer los deseos de Trump

Es una imagen que podría servir como portada de unos cuantos libros. Varios vehículos militares norteamericanos protegen un pozo petrolífero en Siria de dimensiones bastante reducidas. La vieja idea de que todo lo que hace EEUU en Oriente Medio tiene que ver con el petróleo –correcta en muchos casos, exagerada en otros– ha obtenido una prueba visual que si parece un tanto ridícula es porque se produce en la época de Donald Trump.

En realidad, esta imagen no es nueva porque los militares de EEUU llevaban tiempo en esas zonas en las que contaban con la colaboración de las milicias kurdas. Pero después de la invasión turca que ha expulsado a los kurdos de la franja norte del país con el visto bueno de Trump, se ha convertido en la única justificación oficial de esa presencia militar. El Pentágono prefiere decir que están allí para impedir que el ISIS se haga con esos pozos, aunque los restos del grupo yihadista no están ya en condiciones de ocuparse de ellos.

Toda esta situación tiene el aire ridículo de la política exterior de Trump. Antes de la guerra, la producción de crudo en Siria era muy reducida, no más de 400.000 barriles diarios. Una buena parte de los pozos de la zona este fueron destruidos por la aviación norteamericana para que ISIS no se beneficiara de ellos. Las informaciones de que ISIS era el primer grupo terrorista que contaba con los grandes ingresos obtenidos por la extracción de petróleo eran ciertas, pero fueron analizadas de forma incorrecta. El grupo obtenía muchos más ingresos por los impuestos recaudados por cualquier actividad económica en ciudades como Mosul y Raqqa.

Los militares situados en la zona aún no han recibido órdenes precisas sobre su despliegue, según CNN. No conocen los límites de su misión ni sobre quién y en qué circunstancias pueden abrir fuego. Obviamente, pueden repeler un ataque, pero no saben si todo vehículo que se les acerque debe ser afrontado como si fuera una amenaza. Si tienes tropas cerca de unidades militares sirias o rusas, no quieres que la decisión de entrar en combate dependa exclusivamente de un oficial sobre el terreno. Eso es lo que está sucediendo ahora.

En estas imágenes recientes de la agencia kurda ANHA, se puede ver a militares de EEUU junto a milicianos del YPG cerca de la localidad de Rumeilan, situada en la esquina noreste de Siria.

«Queremos quedarnos con el petróleo», dijo Trump en público. Incluso llegó a plantear que pretende implicar en su venta a empresas norteamericanas como Exxon. Ninguna corporación querrá implicarse en la exportación de una cantidad ridícula de petróleo en un lugar en disputa en el que hay fuerzas militares de varios países.

Como explica Ann Arbor, incautarse de ese petróleo no tiene ninguna base legal y podría ser considerado un crimen de guerra al aprovecharse de recursos económicos de una zona ocupada por fuerzas extranjeras. Desde el punto de vista logístico, la idea es absurda. Los puntos de destino son inviables por razones políticas o prácticas. ISIS sacaba ese petróleo en camiones cisterna que en su mayoría acababan de contrabando en Turquía, mientras otros se vendían a intermediarios que a su vez los ponían a disposición del Gobierno sirio. Todo de la forma clandestina en que se producen las cosas en la guerra.

La imagen es sólo una demostración de cómo las fuerzas militares norteamericanas se utilizan en estos momentos para alimentar el ego de su presidente.

Publicado en EEUU, Petroleo, Siria | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

‘Ad Astra’ como ejemplo de clickbait. En realidad, se refiere a cómo el tráiler vende una película que no es la que verás en el cine.

–Hay actores que son tan buenos haciendo de buenos como de malos.
–¿Joker? No ha habido película más polémica que ‘The Day The Clown Cried’.
Monument Valley, el gran escenario de los westerns.
–Una poco habitual entrevista conjunta de Al Pacino y Robert de Niro.
–Una historia cultural de ‘La familia Addams’.
‘El resplandor’ a través del tratamiento de Honest Trailers.
–En cuestión de higiene personal, el mundo está dividido.
–Vidas (no tan ejemplares) de piratas.
–Varias ciudades se preparan para un futuro sin coches.
Menú de ballena en las profundidades del mar.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

Rusia aumenta su papel como la potencia extranjera más influyente en Siria

Esta animación con mapa del NYT explica los acontecimientos ocurridos en Siria en las últimas semanas que han permitido a Erdogan expulsar a las milicias kurdas y árabes del norte del país, al Gobierno sirio recuperar una gran porción de territorio y confirmar la posición de Rusia como la potencia extranjera más influyente sobre el terreno.

EEUU contaba con 2.000 soldados en el norte, una intervención reducida en número de efectivos, pero que le permitía, gracias a su pacto con las milicias kurdas, mantener una importante influencia en los acontecimientos. La situación era de cierto empate estratégico que impedía Damasco aumentar su control territorial. La decisión de Donald Trump de dar luz verde a la última ofensiva turca cambió todo esto. Aún queda por saber cómo se concretará el último paso de Trump con su intención de mantener fuerzas en la zona este del país en torno a los campos petrolíferos existentes allí.

Sin acceso a los fondos por la extracción de ese petróleo, el Gobierno sirio se queda sin el dinero que necesita para afrontar la reconstrucción del país, pero políticamente supone ciertas ventajas para Asad. En unas declaraciones a la televisión de su país, el presidente sirio ha dicho que Trump es «el mejor presidente posible» a causa de su «total transparencia» a la hora de dejar claro su deseo de controlar el petróleo sirio. Eso muestra, según Asad, que EEUU se comporta como la típica potencia colonial que más tarde o más temprano tendrá que abandonar Siria, tal y como pasó en Irak.

Asad se muestra realista sobre los límites de la expansión del poder de su Gobierno en las zonas controladas hasta ahora por las milicias kurdas. De hecho, no exige que estas milicias entreguen sus armas al Ejército ahora mismo, pero «el objetivo final es que se vuelva a la situación anterior, que es el control total por el Estado».

Abandonados por EEUU, las milicias kurdas están abocadas a negociar un acuerdo permanente con Damasco en el que el Gobierno tendrá más posibilidades de imponer su autoridad si hace concesiones a los kurdos sobre un cierto nivel de autogobierno en esas zonas. Los rusos e iraníes se ocuparán de convencer a Asad de que es el momento adecuado para cortar de raíz cualquier posibilidad de que en el futuro los kurdos vuelvan a aliarse con Washington.

El objetivo último del Gobierno sirio es recuperar el control de la provincia de Idlib, dominada ahora por varios grupos insurgentes de los que el más importante es el que hasta hace un año estaba asociado con Al Qaeda. Las relaciones de Rusia y Turquía son el factor decisivo en cualquier estrategia que pase por debilitar a esos grupos antes del asalto final.

Esta semana, representantes del Gobierno sirio, algunas organizaciones de la oposición, en su mayoría sostenidas por Turquía, y de la sociedad civil se reunieron en Ginebra en una ronda de contactos que continúa el proceso iniciado en Astana, apadrinado por rusos, turcos e iraníes. El objetivo es llegar a un acuerdo sobre la futura Siria que saldrá de la guerra. EEUU y la UE tuvieron un papel menor en los contactos anteriores y no parece que eso vaya a cambiar mucho.

Fabrice Balanche, profesor francés y experto en Siria, es de los que creen que Rusia puede utilizar en su beneficio la presencia militar turca en el norte del país: «La presencia turca concede a los rusos capacidad de presión sobre el régimen (sirio). Es similar en parte a la estrategia de Moscú en el Cáucaso, donde hay conflictos estabilizados sobre territorios en disputa. Rusia juega el papel de ‘mediador útil’ entre los ocupados y los ocupantes. Rusia tampoco quiere que Turquía abandone el norte de Siria, porque ve a Turquía como su caballo de Troya en la OTAN. Mientras Turquía esté en Siria, su cooperación militar con Rusia debe continuar», dice en esta entrevista.

Publicado en Siria | Etiquetado , , , , | Deja un comentario