Buy Ambien - Zolpidem online

Putin lanza un aviso a la crisis económica

Se necesita algo más que una crisis financiera, la caída del precio del petróleo y el hundimiento del rublo para poner nervioso a Vladímir Putin. Su conferencia de prensa anual con la que hace balance del año ha ofrecido su imagen tradicional, un líder que planta cara a Occidente y al que no ponen nervioso los problemas económicos del país.

El presidente ruso ha dicho que la actual crisis de Rusia sólo durará como mucho dos años. Él no permitiría otra cosa. Y a los países occidentales: el oso ruso sólo quiere comer miel y fresas. Son sus enemigos los que quieren encadenarle.

Tres horas y diez minutos de rueda de prensa dan para mucho. Para los valientes, abajo está el vídeo completo.

Publicado en Rusia | Etiquetado , | Deja un comentario

La guerra de Pakistán contra sí misma

Incluso para lo habitual en un país tan despiadado como Pakistán, las noticias de Peshawar son estremecedoras. 141 muertos, incluidos 132 niños y adolescentes, y 245 heridos en el ataque de los talibanes a una escuela militar. Una venganza directa contra el Ejército, ya que los alumnos eran casi todos de familias de militares, pero a través del asesinato de los más inocentes.

Las cifras son terribles. Sin embargo, el hecho de que fueran a por un colegio no puede sorprender. Los talibanes paquistaníes han atacado centenares de escuelas en los últimos años. Son uno de los símbolos del Estado que quieren borrar, porque puede representar, sea o no cierto, la capacidad de ese Estado para superar un código de costumbres que se remonta a siglos atrás. Y que evidentemente sirve para perpetuar todo tipo de injusticias y una visión medieval de la religión.

Si controlas la educación de los niños, controlas el futuro. El fracaso histórico del sistema educativo del país ha contribuido a que muchas familias prefieran confiar a sus hijos a las madrasas, donde el currículum es básicamente religioso, y a veces radical y xenófobo.

Una vez más, con este ataque se suceden las reclamaciones para que los dirigentes religiosos musulmanes condenen de forma tajante esta violencia indiscriminada contra civiles. Ya lo han hecho antes, en Pakistán y otros países, y no ha servido de nada. Es una violencia criminal en la que la religión es la excusa, no la razón. Hay más política que religión en todo esto. También desde el lado del Gobierno de Islamabad.

Continúa en eldiario.es

Publicado en Pakistan | Etiquetado , , | Deja un comentario

Siempre hay razones para justificar la tortura en EEUU

filipinas

Una de las torturas más horribles descritas en el informe del Senado sobre las técnicas de interrogatorio de la CIA es lo que se ha dado en llamar “rehidratación rectal”, insertar un puré por la fuerza por el recto de un detenido en cinco ocasiones. En una entrevista, el exdirector de la CIA Michael Hayden lo defiende con estas palabras, ante la perplejidad del periodista:

“Era un procedimiento médico. Se hizo en atención a la salud de los detenidos, porque la gente que era responsable de ellos vio que se estaban quedando deshidratados. Entre las opciones que tenían, estaba (hidratarlos) vía intravenosa, lo que sería peligroso con los detenidos que no cooperaban (interrumpe el periodista) John, no soy doctor, ni tú tampoco, lo que sé es que es una de las formas para rehidratar el cuerpo”.

Después, insiste en que esa descripción aparece en un solo email, de entre los desvelados por el informe del Senado, aunque antes ha defendido la práctica como algo perfectamente normal dadas las condiciones. Tapper afirma que en el informe está claro que esa “rehidratación rectal” es un “método de interrogatorio”.

En un caso de huelga de hambre, quizá sea necesario, digamos, métodos poco convencionales para mantener vivo a un preso. No aparece en el informe ninguna referencia a una huelga de hambre. Es difícil creer que un prisionero que está sufriendo estos tormentos vaya a negarse a beber un vaso de agua. Pero Hayden defiende esta agresión, que causó daños físico al preso, como algo perfectamente aceptable, lo que demuestra que los defensores de la tortura en EEUU son capaces de las razones más peregrinas para justificar estas técnicas de interrogatorio.

La organización Physicians for Human Rights, que sí sabe de medicina a diferencia de Hayden, ha negado que este sistema tenga algo que ver con un método médico aceptable:

“A diferencia de las declaraciones de la CIA, no hay ninguna indicación médica que recomiende usar la rehidratación y alimentación rectal, en vez de la administración oral o intravenosa de fluidos y nutrientes. Esto es una forma de asalto sexual disfrazada de tratamiento médico. En ausencia de una necesidad médica, está claro que el único propósito en este procedimiento invasivo y humillante era infligir daños físicos y mentales”.

Las declaraciones de Hayden no son en absoluto originales. Forman parte de una cadena de justificaciones empleada no ya por la Administración de Bush, sino en otros muchos conflictos anteriores. No es necesario colocar a Al Qaeda y el 11S en la historia para encontrar ejemplos similares.

Podemos irnos atrás en el tiempo para descubrir eufemismos que se basan en el principio que ya he comentado en alguna ocasión: EEUU no tortura, y por tanto ninguna técnica de interrogatorio que utilicen sus soldados o espías se puede considerar tortura por definición.

Tomemos el caso del ‘waterboarding’, una técnica de castigo cuyo origen se remonta a la Inquisición española. En la represión de la rebelión filipina de principios del siglo XX, los soldados norteamericanos lo emplearon con frecuencia en los interrogatorios de los prisioneros. Hasta llegó a aparecer en una ilustración en la revista Life en 1902.

water-cure-life“Nadie ha sido gravemente herido (por la “cura del agua”, ese era el eufemismo de la época) mientras que los filipinos han infligido torturas increíbles a nuestra gente. (…) Sin embargo, la tortura no es algo que nosotros podamos tolerar”, dijo el presidente Theodore Roosevelt.

Al igual que ahora, hubo una comisión parlamentaria en el Senado que investigó los acontecimientos de esa guerra. En ese caso, estaba formada en su mayoría por partidarios de la colonización de Filipinas.

William Howard Taft declaró ante esa comisión al haber sido gobernador militar de Filipinas (luego llegó a ser elegido presidente). Llegó a decir que se usó el ‘waterboarding’ “en algunos casos para extraer información”. Hubo tiempo para la ironía: “Hay casos divertidos en los que los filipinos llegaban y decían que no dirían nada a menos que los torturaran. Así tenían una excusa para contar lo que pensaban decir”.

Sí hubo un militar que testificó que muchos presos morían en los interrogatorios. De los 160 presos que sufrieron la “cura del agua”, murieron todos menos 26, dijo. No es extraño si el torturado está tumbado en el suelo o una superficie plana, como muestra la ilustración de Life, y el agua termina inundando los pulmones.

No había límites para la fabulación. Algunos de los comparecientes alegaban que el internamiento en campos de concentración era poco menos que una bendición para sus víctimas. Según un profesor norteamericano, las personas acudían a estos campos por su propia voluntad y tenían allí una vida mejor que en sus lugares de origen. Es lo mismo que se dijo décadas después cuando se internaba a los vietnamitas en campos de chabolas para sacar a la población civil de las zonas en las que era fuerte el Vietcong.

Les invadimos (EEUU se quedó con Filipinas tras derrotar a España en 1898) y además nos tienen que dar las gracias. Decenas de miles de personas murieron en esa guerra. No por culpa de los invasores, desde luego.

Como cuenta el libro ‘Benevolent Assimilation: The American Conquest of the Philippines, 1899-1903′, los republicanos recibieron la ayuda de los misioneros protestantes desplegados en Filipinas para disculpar las acciones del Ejército y las acusaciones de torturas.

En un artículo titulado “The Water Cure From a Missionary Point of View”, el reverendo Homer Stunz escribió que “dado que la víctima puede parar todo el proceso e incluso impedirlo” contando lo que sabe “antes de que la operación llegue tan lejos como para ocasionarle heridas graves”, no puede considerarse tortura. Si los críticos de estos métodos, continuaba Stunz, se pusieran en el lugar de estos soldados que tenían que combatir en junglas lejanas, “estoy seguro de que pensarían de forma diferente”. Y además sólo se aplicaban a los “espías” que podían dar información sobre movimientos militares del enemigo.

No han cambiado mucho las cosas desde entonces. La culpa de que haya torturas siempre es de los torturados, no de los que torturan. Entre otras cosas, porque ni siquiera se les puede llamar torturas.

La foto superior se conserva en la Ohio State University Rare Books and Manuscripts Library y está datada en Sual, Filipinas, en mayo de 1901.

Publicado en EEUU, Historia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

El espacio imaginado en el cine (con el poema de Dylan Thomas).

‘Guardianes de la galaxia’, versión Honest Trailers.
–Se busca un nuevo final para el último 007.
Todas las muertes de ‘El señor de los anillos’ (212.470).
–Una historia oral de ‘Boogie Nights’.
–Foto: Orson Welles se quita el maquillaje de Charles Foster Kane.
–BBC Radio: reportaje de 28 minutos sobre ’2001′.
–Las cartas de Norman Mailer.
–Cómo se hizo ‘Purple Rain’.
–¿Cambiaron la historia las peleas de gallos?
Stephen Colbert entrevista a otro partidario del patrón oro, el dragón Smaug.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario

Rusia se ha adaptado muy bien al capitalismo

rusia

Un banco de Moldavia, otro de Letonia y 19 bancos rusos forman parte de una red de blanqueo de dinero que sirve para ‘purificar’ grandes cantidades de dinero obtenidas gracias a la corrupción o al crimen organizado. Algunos de esos bancos rusos están controlados por gente cercana al poder.

Los oligarcas no han desaparecido en Rusia. Sólo aquellos que suponían alguna amenaza al poder político. Al igual que en Europa, las tramas criminales tienen más posibilidades de sobrevivir si forman parte de la red de apoyos del Gobierno.

La investigación ha sido realizada por OCCRP, Novaya Gazeta y Rise Moldova.

Más sobre Rusia: el libro ‘Nothing Is True and Everything Is Possible’ (reseña en el NYT).

Publicado en Rusia | Etiquetado , , | Deja un comentario

La tortura como instrumento legítimo de guerra

cheney

El director de la CIA ha dado el jueves en una conferencia de prensa su respuesta a la difusión del informe del Senado sobre el vasto programa de interrogatorios (y torturas) llevado a cabo durante la Administración de Bush. Si bien ha dicho que es cierto que se cometieron algunas “aberraciones”, también ha dejado claro con sus palabras que estos hechos podrían volver a repetirse. De esa manera, y sin pretenderlo, ha revelado por qué era tan importante que se conociera este informe. Con este párrafo:

“En cuanto a lo que suceda en el futuro, si se produce algún tipo de desafío contra nosotros, el manual de campo del Ejército es la norma aprobada para su uso en interrogatorios. Nosotros, en la CIA, no estamos en el programa de detenciones. No contemplamos la posibilidad de volver a participar en el programa de detenciones utilizando alguna de esas EIT (iniciales de Enhanced Interrogation Techniques), así que dejo que sean los políticos en el futuro los que tomen las decisiones necesarias para que este país continúe seguro en el caso de que nos enfrentemos a una crisis similar”.

Es decir, la CIA ya no interroga a presos. Eso es función del Ejército. Pero si en el futuro el Gobierno decide lo contrario ante una situación de emergencia para proteger a los norteamericanos, volveremos a ponernos a sus órdenes y a hacer lo que sea necesario. Según la explicación de John Brennan en este y otros momentos de su intervención, esos interrogatorios (esas torturas) fueron vitales para capturar a Bin Laden e impedir que se produjeran otros atentados terroristas en EEUU. Por tanto, como esas técnicas fueron eficaces, no hay que dudar de que volverían a emplearse.

Quizá haya que aplicar algunos cambios para evitar “aberraciones”. Es posible que en vez de insertar en el recto de los detenidos un puré hecho con humus, pasta, nueces y pasas, la próxima vez se limiten los condimentos. Y el picante estará rigurosamente descartado.

En esta ocasión, ni siquiera se ha apelado desde arriba al recurso de las “manzanas podridas” que tantas veces escuchamos tras conocerse lo que pasó en la prisión de Abú Ghraib. Entonces, eran policías militares del montón los que cometieron las atrocidades y además fueron lo bastante idiotas como para hacer fotos de sus ‘hazañas’. De ahí que fueran condenados a penas de prisión, no así los oficiales de inteligencia militar que tenían el control operativo de la cárcel y que dieron las órdenes oportunas. Los que sabían demasiado.

Ahora, no hay chivos expiatorios que se puedan arrojar como carnaza. Se trataba de un programa aprobado por la Casa Blanca y el Departamento de Justicia, inspirado por Cheney y sus consejeros (todo eso se puede encontrar en el libro ‘Angler. The Cheney Vice Presidency’, de Barton Gellman) y ejecutado con entusiasmo por la CIA.

En el futuro, como advierte Brennan, otro presidente puede entregar un nuevo cheque en blanco a la CIA por el cual se aplique la misma lógica de los años de Bush: se tortura a los detenidos, pero como esas técnicas han sido aprobadas por el presidente no pueden considerarse tortura, ya que el presidente ha dicho que EEUU no tortura a los presos. Los que meten al detenido en una caja más pequeña que un ataúd durante horas sólo están cumpliendo órdenes. Como se hizo en las prisiones de los jemeres rojos donde también se practicaba el ‘waterboarding’, o más recientemente en las prisiones sirias.

Y si a alguien se le va la mano y mata al preso, siempre habrá un director de la CIA que diga: “El director está completamente convencido de que pueden producirse errores en un trabajo lleno de incertidumbres”. Como así ocurrió.

No es extraño que esos mismos argumentos fueran utilizados por los abogados de los dirigentes nazis juzgados en Nuremberg. Sin tanto éxito en esa ocasión.

Nadie mejor que Dick Cheney para defender estas técnicas de interrogatorio como arma legítima en una guerra. Le preguntaron por el caso de Gul Rahman, que murió de hipotermia tras ser sometido a tormentos espantosos y pasar una noche encadenado al suelo casi sin ropa. Rahman no era miembro de Al Qaeda, sino de una milicia afgana aliada de los talibanes. Y esto fue lo que respondió Cheney:

“3.000 norteamericanos murieron el 11S a causa de lo que hicieron estos tipos y no tengo ninguna simpatía por ellos. No conozco los detalles específicos (…). No he leído el informe. (…) Vuelvo a la idea básica y fundamental: ¿tienes que ser amable con los asesinos de 3.000 norteamericanos?”.

Con estas frases, se entiende mucho mejor la viñeta de arriba.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario

El problema de Venezuela es Arabia Saudí

maduro

Es obvio que Venezuela, como otros estados petroleros, tiene un serio problema de financiación a causa del hundimiento del precio del petróleo. “Miren por dónde va el petróleo, ayer 58 y algo (dólares por barril) y ahí está oscilando. Estamos haciendo todo para que el petróleo rebote al precio que tiene que estar”, ha dicho Nicolás Maduro. El presidente venezolano ha defendido en numerosas ocasiones que el precio del barril debería rondar los 100 dólares.

Soñar es gratis. Cuadrar un presupuesto, no tanto.

Maduro acusa a EEUU (lo que no es una novedad) de la situación del mercado por haberlo inundado de crudo y gas obtenido gracias a la técnica del fracking: “El petróleo que están sacando de allí y el gas, inundaron el mercado internacional para golpear la economía rusa, a Irán y para golpearnos a nosotros, Venezuela”.

En el apartado de amenazas espeluznantes, Maduro tiene una reservada para EEUU: “Explotan la corteza terrestre y en los EEUU ojalá que no, que Dios proteja al pueblo de los EEUU, en cualquier momento puede haber un gran terremoto porque están destrozando abajo la corteza terrestre”.

A la espera del gran terremoto que dejará chico al Big One de California, el gran problema para Maduro es Arabia Saudí, no el Gran Satán. Por si fuera necesario recordarlo, el ministro saudí de Petróleo ha comentado que no tiene ninguna intención de pelearse con las tendencias del mercado para aliviar el trago a los países más vulnerables de la OPEP: “¿Por qué debería recortar la producción? Ya saben lo que el mercado hace con las materias primas. Suben y bajan. Suben y bajan”, ha dicho Ali Al-Naimi.

Si un cártel como el de la OPEP no interviene para intentar fijar el precio, ¿entonces cuál es su función? Eso es lo que ha hecho que algunos hayan dado por muerta a la organización que fue decisiva para propinar dos golpes a la economía occidental en los años 70.

Claro que puede ocurrir que Arabia Saudí esté haciendo precisamente eso ahora de forma consciente, dejar que el mercado fije un precio muy bajo para que las explotaciones norteamericanas del fracking y otras de extracción tradicional dejen de ser rentables. No ocurrirá eso con un petróleo a 80 dólares el barril, pero quizá sí en algunos casos a 60 dólares (el Brent está hoy en torno a 63 dólares y ya acumula un descenso del 43% desde mediados de junio).

Según el WSJ, eso es lo que ha comenzado a suceder. Desde octubre, ha descendido con claridad el número de pozos en explotación en Dakota del Norte y algunas zonas de Texas porque las compañías se están centrando en los más rentables. Sin embargo, los datos oficiales de producción no reflejan aún esa tendencia.

Evidentemente, ese efecto se anularía si dentro de unos meses el barril remontara hasta los niveles de junio y se aproximara a los 100 dólares. Nadie apuesta por eso. No ocurrirá por el lado de la demanda, ya que las previsiones indican que continuará descendiendo en 2015, y tampoco por el lado de la oferta, si los saudíes son consecuentes con lo que dice Al-Naimi y pretenden limitar el aumento de la producción petrolífera norteamericana.

Sea porque los saudíes no quieren o no pueden (o una mezcla de las dos cosas), sin duda son malas noticias para el Gobierno de Maduro. Además, no hay previstas nuevas reuniones de la OPEP hasta junio del próximo año. El presupuesto para 2015 que la Asamblea venezolana acaba de aprobar parte de la base más realista de un barril a 60 dólares (el crudo venezolano cerró la semana pasada a 61,9), además de otras cifras mucho más aventuradas: un crecimiento del 3% y una inflación de entre el 25% y el 30%.

Parece más probable un fuerte recorte del gasto público en Venezuela con el que compensar la pérdida de ingresos que un terremoto gigantesco en EEUU.

Definitivamente, Maduro es de los que piensan que la mejor defensa es un buen ataque.

Publicado en Arabia Saudi, Petroleo, Venezuela | Etiquetado , , | Deja un comentario

Un ministro palestino muerto en una protesta pacífica

abu ein

Lo ocurrido el jueves en Cisjordania es una buena respuesta a la pregunta que algunos se hacen sobre qué ocurriría si los palestinos utilizaran la lucha no violenta contra la ocupación israelí, si hubiera un Mahatma Gandhi palestino. Una manifestación se ha celebrado cerca de Turmusaya,  en la zona norte de Cisjordania. Era una concentración pacífica en protesta contra la expansión de las colonias y que coincidía con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Un grupo de soldados ha recibido a la columna con gases lacrimógenos para impedirles el paso. Se ha producido un enfrentamiento verbal entre ambos grupos mientras varios de los responsables de la marcha, entre los que estaba el ministro palestino Ziad Abu Ein de 55 años, hacían declaraciones a los periodistas. Los testimonios de los presentes no coinciden, al tratarse de una situación confusa como se puede apreciar en las imágenes, pero varios coinciden en que un soldado dio un culatazo a Abu Ein en el pecho, lo que no se termina de apreciar claramente. Momentos después, este se desmoronó y perdió el conocimiento. No llegó vivo al hospital.

La primera versión israelí indicó que no se habían producido golpes, ningún soldado había agredido o tocado al ministro. Una imagen de Sky News demostraba lo contrario: un militar tenía agarrado por el cuello a Abu Ein.

El Gobierno de Netanyahu ha anunciado que investigará el incidente. Las autoridades palestinas han hecho responsables a los israelíes de lo que consideran que es un asesinato en una situación en la que los manifestantes nunca se emplearon con violencia. La marcha sólo pretendía acercarse a las inmediaciones del asentamiento de Adei Ad para protestar por la confiscación de cultivos palestinos en la zona.

¿Quién era Abu Ein?: el ministro encargado de la resistencia popular contra los asentamientos y el Muro. “Intentaba extender la lucha no violenta. Se dedicó a organizar comités no violentos, organizar a los jóvenes, los partidos y los estudiantes. Creía que 2015 podía ser el año de la lucha palestina no violenta”, ha dicho Issa Amro, dirigente de un grupo que se dedica precisamente a eso en Hebrón y que conocía al ministro.

La lucha no violenta de los palestinos es un reto muy peligroso. Puedes acabar muerto.

Publicado en Israel, Palestina | Etiquetado , | Deja un comentario

El informe sobre las torturas de la CIA revela un catálogo de horrores

El informe del Senado de EEUU sobre las técnicas de interrogatorio empleadas por la CIA durante la Administración de Bush ha ofrecido una descripción mucho más dramática que la conocida por la opinión pública norteamericana, incluso peor que lo que se supo tras el caso de la prisión iraquí de Abu Ghraib. El trato sufrido por los detenidos fue más “brutal” que el descrito a los congresistas en las pocas ocasiones en que recibieron información de la CIA, y en la información facilitada a los medios de comunicación.

El informe completo supera las 6.000 páginas. Lo conocido hoy es un resumen de 524 páginas (texto completo) que el Senado aprobó desclasificar, con los votos de los demócratas y la oposición de la CIA y de los republicanos, en una votación celebrada en abril.

La información que aparece en los documentos desclasificados, algunos no en su integridad, describe en detalle las técnicas empleadas, la actitud de algunos de los interrogadores, y los daños y secuelas sufridas por los presos que fueron torturados.

El informe es un catálogo exhaustivo de los horrores infligidos a los presos. El objetivo era destruirlos psicológicamente para que contaran a los interrogadores lo que estos querían escuchar:

“Al menos cinco detenidos fueron sometidos a “rehidratación rectal”, alimentación a través del recto sin razón médica que lo justificara. La CIA colocaba a los detenidos en “baños de agua con hielo”. La CIA llevó a varios detenidos a creer que no saldrían vivos de allí. A uno de ellos le sugirieron que sólo saldría en una caja del tamaño de un ataúd. Un interrogador dijo a un preso que nunca comparecería ante un tribunal porque “nunca dejaremos que el mundo sepa lo que te hemos hecho”. Los agentes de la CIA también amenazaron a al menos tres detenidos con hacer daño a sus familias, lo que incluyó amenazas a los hijos de un preso, amenazas de abusos sexuales a la madre de un detenido, y la amenaza de “cortarle la garganta” a la madre de uno de ellos”.

Las amenazas y humillaciones buscaban dejar claro a los presos que estaban completamente bajo el control de sus captores. El asunto de la ”rehidratación rectal”, desconocido hasta ahora, fue discutido y defendido por los responsables de la CIA. En el caso del preso Majid Khan, un informe detalla que hicieron un puré con “humus, pasta con salsa, nueces y pasas” para inoculárselo en el recto. La técnica no era otra cosa que una violación realizada de forma agresiva. El informe cita un documento de la CIA que dice que el preso Mustafa al-Hawsawi sufrió después “hemorroides crónica y fisura anal”.

Uno de los presos que sufrió las torturas durante más tiempo fue Al Zubaida. Durante su interrogatorio pasó un total de 266 horas (11 días y dos horas) encerrado en una caja del tamaño de un ataúd, y otras 29 horas dentro de una caja aún más pequeña.

La CIA estaba obsesionada con Zubaida, al que consideraba una pieza clave de Al Qaeda y una persona muy cercana a Osama bin Laden. Por eso, le sometió a la tortura del ‘waterboarding’, supuestamente en una sola ocasión y durante 35 segundos, y a otras técnicas brutales. Su verdadero papel ha sido analizado en infinidad de artículos. Un agente del FBI que tuvo acceso a su expediente llegó a la conclusión de que Zubaida era un elemento menor dentro de Al Qaeda. El agente de la CIA John Kiriakou, que participó en los interrogatorios, presumió de que gracias a la información que dio se pudo detener el intento de atentado que iba a realizar el ciudadano norteamericano, José Padilla, algo explícitamente desmentido ahora en el informe del Senado.

El Senado llega a la conclusión, disputada por la CIA, de que ninguno de estos interrogatorios, a Zubaida o los otros presos, permitió conseguir información que sirviera para impedir atentados en suelo norteamericano.

Zubaida había sido trasladado a una prisión secreta en Tailandia donde estuvo recluido sin contacto con nadie durante 47 días. Acto seguido, comenzó el interrogatorio durante 24 horas seguidas. El asalto consistió en “lanzarlo contra la pared, meterlo en una caja del tamaño de un ataúd y el ‘waterboarding’ (simulación de ahogamiento por agua), tras lo que tosió, vomitó y sufrió espamos involuntarios en torso y piernas”.

Al final, Zubaida se comportaba como un perro que seguía dócil las instrucciones de sus guardianes.

La CIA impartió instrucciones sobre qué pasaría si Zubaida moría en los interrogatorios: sería incinerado, presumiblemente en secreto. Si sobrevivía, se establecía claramente que debería seguir “incomunicado de por vida”.

Sobre los efectos de la privación del sueño durante largos periodos de tiempo, una táctica autorizada por la Casa Blanca y el Departamento de Justicia, pocos ejemplos hay tan contundentes como el interrogatorio en octubre de 2003 a un afgano llamado Arsala Khan, del que se creía que había ayudado a Bin Laden a escapar de las montañas de Tora Bora en 2001: “Después de 56 horas de estar de pie sin poder dormir, Arsala Khan parecía incapaz de articular palabra y estaba “visiblemente alterado por alucinaciones en las que aparecían perros destrozando a sus hijos y su familia”. Según los informes de la CIA, Arsala Khan afirmaba que el interrogador era el responsable de haberlos matado y haber alimentado a los perros con ellos”.

En el caso del preso Rul Rahman, detenido en Afganistán, las técnicas empleadas provocaron su muerte. En noviembre de 2002, un agente de la CIA ordenó que fuera “encadenado a la pared de su celda de forma que le obligaba a estar tumbado sobre el suelo de cemento”. El preso sólo llevaba una prenda de ropa a pesar del frío porque el agente había ordenado que le quitaran el resto por no haber colaborado en el interrogatorio. Al día siguiente, lo encontraron muerto. Había muerto de hipotermia.

Ni en este ni en ningún caso se tomaron acciones disciplinarias contra los miembros de la CIA (o interrogadores de empresas privadas de seguridad contratados por la Agencia), ni siquiera cuando utilizaban técnicas no autorizadas por sus superiores. La explicación está en un informe que citaba a la cúpula de la CIA: “El director está completamente convencido de que pueden producirse errores en un trabajo lleno de incertidumbres”.

El informe del Senado critica a la CIA por la falta de control y seguimiento de las técnicas de interrogatorio, y por engañar a la Casa Blanca y al Congreso sobre las condiciones en que estaban los presos y la efectividad de esos interrogatorios.

Ni siquiera contaron la verdad sobre el número de presos que estaban bajo su custodia. Informaron que tenían 98, pero el análisis de los registros de la CIA a los que los investigadores tuvieron acceso eleva esa cifra hasta 119, de los que 26 aparecían descritos como detenidos por error o personas de escaso interés para los interrogadores por la información sobre Al Qaeda a la que habían tenido acceso. Incluso en las notas a pie de página del informe, aparecen otros nombres de detenidos que probablemente no podían contar nada relevante sobre Al Qaeda. El propio jefe de la estación de la CIA en Afganistán reconocía a finales de 2003 que muchos de los detenidos no tenían valor por la información que podían aportar.

La tortura terminó siendo un negocio para los psicólogos que asesoraban a la CIA sobre el tratamiento de los presos, es decir, sobre hasta cuánto tiempo podían resistir los interrogatorios. Algunos formaron una empresa privada y llegaron a facturar 80 millones por sus servicios.

Algunos de los interrogadores, de la CIA o empresas privadas, tenían antecedentes por excederse de forma violenta en interrogatorios o por agresiones sexuales.

Principales puntos del informe resumidos por el NYT, Washington Post y The Guardian.

–Comunicado del director de la CIA: afirma que esos interrogatorios sirvieron “para ayudar a impedir atentados y capturar terroristas y salvar vidas”.

–Comunicado de tres exdirectores de la CIA. Dicen que el programa fue valioso en tres aspectos: permitió la captura de miembros de Al Qaeda, impidió atentados que buscaban conseguir un número masivo de víctimas y añadió información muy valiosa sobre lo que se sabía del funcionamiento de Al Qaeda.

Publicado en EEUU, General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Obama + Colbert

Obama participó anoche en uno de los últimos programas de Stephen Colbert en su actual cadena. Se suponía que iba a ser una entrevista, pero el número extra fue mucho mejor. Obama cogió el puesto de Colbert para lanzar la intervención humorística de costumbre, y como es habitual con los rótulos sarcásticos en paralelo. Muy divertido.

Básicamente, en sus dos últimos años de mandato el presidente de EEUU se dedica a pasárselo lo mejor posible y a recordar a todo el mundo que, eh, aún soy el presidente. Si una de las exigencias básicas para los políticos norteamericanos es que tengan sentido del humor, un tipo tan estirado como Obama disfruta bastante en estas situaciones. Y ya ha demostrado que sabe leer el teleptompter.

Y después hicieron la entrevista.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario