Ted Cruz deja al Partido Republicano en manos de Trump

cruz trump

Este mismo mes, John Boehner dio el veredicto menos ambiguo sobre el candidato con el que muchos dirigentes republicanos pretendían frenar a Donald Trump en las primarias presidenciales. El que fue presidente de la Cámara de Representantes durante casi 15 años hasta 2015 definió así al senador de Texas Ted Cruz en una conferencia en la Universidad de Stanford:

“Lucifer en cuerpo y alma. Tengo amigos republicanos y demócratas. Me llevo bien con casi todo el mundo, pero nunca he trabajado con un hijo de puta más miserable en toda mi vida”.

Tras sufrir una rotunda derrota en Indiana, el “hijo de puta” ha retirado su candidatura.

nydn trumpYa nada puede detener a Trump en su carrera para hacerse con la nominación presidencial. El juego de la “convención abierta” que permitió tantas especulaciones con poco fundamento en los medios de comunicación no tiene sentido. John Kasich aún sigue siendo candidato, pero es sólo una anécdota. Trump llevará su campaña ultranacionalista, xenófoba y autoritaria a primera línea de fuego, y probablemente se quemará en ella de forma espectacular.

Lo que aterroriza a los republicanos no es que sea derrotado por Hillary Clinton con claridad, sino que arrastre consigo en la debacle a muchos congresistas del partido y que los demócratas recuperen la mayoría, al menos en el Senado.

El veredicto de Boehner sobre Ted Cruz no se justificaba sólo por el hecho de que ya retirado no tiene por qué preocuparse de lo que dice. Otros congresistas republicanos tenían la misma opinión. Una muy divertida fue la que expresó el senador Lindsey Graham en una cena con periodistas en febrero: “Si mataras a Ted Cruz en el hemiciclo del Senado, y el juicio se celebrara en el Senado, nadie te condenaría”. Un mes después, Graham apoyó la candidatura de Cruz, lo que demuestra hasta qué punto estaban desesperados los políticos republicanos.

Por seguir con el circo, una definición algo gastada para referirse al proceso electoral norteamericano, pero que nunca fue tan cierta como en estas primarias republicanas, hay que aprovechar la oportunidad para volver a desmentir que Cruz fuera el asesino del Zodiaco. Vale, sólo era una broma de Internet, pero algunos artículos mencionaban que al menos Cruz cumplía algunos requisitos básicos del perfil de un asesino múltiple. Un tipo solitario, de no demasiadas luces, al que ni sus colegas más cercanos respetan y que alberga ideas un tanto terroríficas sobre lo que le haría a la sociedad si pudiera. Hay gente que ha matado por menos.

Cruz era un ultraconservador, como también lo fueron otros políticos republicanos que llegaron bastante lejos en las primarias en las dos últimas elecciones. Era el candidato natural de la derecha evangélica para la que la separación de la Iglesia y el Estado es uno de los grandes errores de la Constitución de EEUU. Sólo la irrupción de Trump le convirtió en la única esperanza para acabar con el millonario. Y también el hecho de que las figuras del establishment que se presentaron resultaron ser especialmente ineptas en una de las exigencias naturales del puesto: buscar votos entre gente que tiene ideas similares a las tuyas.

Al final, los republicanos se han quedado encerrados en una habitación muy pequeña con el monstruo de Frankenstein que contribuyeron a crear con todas las piezas que han ido acumulando con su política destructiva de los últimos 15 años. Como dice la senadora demócrata Elizabeth Warren, Donald Trump es ya el líder del Partido Republicano.

Y ahora, si yo fuera la policía de Texas, tendría un ojo puesto en Ted Cruz. Los asesinos múltiples pueden reaccionar muy mal ante el desprecio de sus semejantes.

17.15

Para terminar de cerrar su fracasada campaña, Cruz golpea (sin querer) no una sino dos veces a su mujer en la cara. Primero con la mano, luego con el codo. Si hubiera tratado desde el principio a Trump igual de mal que a su mujer, lo mismo lo habría tenido mejor en las primarias.

Hay que sumarlo a uno de los momentos más embarazosos que se recuerdan en un candidato presidencial, alguien que debe estar acostumbrado a besar y coger niños de desconocidos para pescar votos (de sus padres). Fue a besar su propia hija y la niña reaccionó como si le estuviera acosando un desconocido de aspecto asqueroso. Algo sabía ella que nosotros desconocemos.


Publicado en Elecciones EEUU | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Historia de una traición

packerLa aparición en España de un libro sobre la invasión de Irak once años después de su publicación en EEUU invita a recordar que la mayoría de los libros escritos por periodistas tienen una esperanza de vida determinada. No hay un elixir de la vida que los mantenga vivos eternamente si los acontecimientos se suceden y no cesan de arrojar tierra sobre las obras escritas años atrás. ¿Cómo decidirse a leer un libro que contó hace tiempo una historia que desde entonces has encontrado en muchos artículos y otros libros?

Nunca es demasiado tarde para hacerse la pregunta ¿dónde empezó todo?, pero el lector sentirá la tentación de ahorrar tiempo y buscar una versión más reducida y poder dedicar las horas ganadas a lo que está ocurriendo ahora. Sin embargo, La puerta de los asesinos, de George Packer, periodista de la revista The New Yorker, merece una oportunidad del lector español que no lo conozca.

En primer lugar, por la identidad del autor. Packer era un firme partidario de la invasión de Irak para derrocar a Sadam Hussein. Como uno de los denominados liberal hawks (halcones progresistas), creía que acabar con una dictadura tan cruel como la iraquí era casi una exigencia moral.

Sus razones no eran las de los neoconservadores, pero su objetivo terminaba siendo el mismo. El fin de Sadam sólo podía traer consecuencias positivas a Oriente Medio, porque entre otras cosas negaría ese determinismo histórico, orientalista, se podría decir, por el que los pueblos árabes sólo pueden ser gobernados por regímenes tiránicos.

La segunda razón viene por el hecho de que después de lo que algunos llamaron el fin de la guerra, Packer decidió volver a la escena del crimen y comprobar por qué el sueño de un nuevo Irak se parecía mucho más a una pesadilla. Y al mismo tiempo entrevistó en EEUU a algunos de los que habían promovido la invasión como la solución a todos los problemas. En otras palabras, a los auténticos responsables de la traición.

Continúa en eldiario.es

Publicado en EEUU, Iraq, Libros | Etiquetado , , | Deja un comentario

Guerra de exterminio en Alepo

Esta mujer ha perdido a su hijo en la última semana de bombardeos sobre la ciudad de Alepo. La única diferencia con las decenas de víctimas ocurridas estos días en los dos lados en que está dividida la ciudad es que podemos ver su cara y ser testigos de su dolor durante unos segundos. Después de eso, podemos seguir con nuestras vidas porque esa tragedia está fuera de nuestro control.

Lo malo, lo que es mucho peor, es que los gobiernos también han decidido lo mismo, bien porque no pueden hacer nada al respecto o porque no les sirve con que acabe esa guerra. Necesitan un desenlace determinado, uno que favorezca sus intereses o su posición sobre quién debe gobernar lo que quede de Siria en el futuro.

Este sábado, los equipos de emergencia que operan en la zona de Alepo controlada por los insurgentes habían contabilizado en los últimos ocho días 260 ataques aéreos, 110 de artillería y 18 impactos de misiles. Esa lluvia de fuego constante se había llevado por delante 189 vidas.

El viernes, fueron atacados cuatro centros médicos, entre los que estaba un hospital apoyado por Médicos sin Fronteras y la Cruz Roja. Es una estrategia deliberada para aumentar el número de víctimas. Cada médico muerto equivale a muchas más vidas que no podrá salvar.

Los barrios controlados por el Gobierno también sufrieron el ataque indiscriminado de los grupos insurgentes en forma de cohetes y proyectiles de mortero. La cifra de muertos en esa zona se cuenta por decenas, 96 según un recuento citado por Reuters.

En ambos casos, la inmensa mayoría de víctimas son civiles.

Tras el fracaso del alto el fuego, Washington y Moscú han negociado una especie de sucedáneo de cese de hostilidades temporal. Sólo se aplica en dos zonas este fin de semana, la provincia de Latakia, controlada en su mayoría por el Gobierno sirio, y el enclave oriental de Ghuta, un barrio de la periferia de Damasco que dominan los insurgentes. Los norteamericanos quisieron incluir Alepo, pero los rusos no lo aceptaron. El Gobierno está en mitad de una ofensiva para acabar con sus enemigos en esa provincia y no va a aceptar que lo frenen. En cualquier caso, este amago de nueva tregua sólo tiene una duración de 24 horas para Ghuta y 72 para Latakia.

En esta guerra de varios frentes y múltiples contendientes, Alepo se ha convertido en el lugar en el que la victoria puede suponer un triunfo propagandístico y militar de grandes dimensiones. Tiene el valor simbólico de haber sido la mayor ciudad del país (hoy quizá queden dentro 400.000 habitantes de los dos millones que había en la ciudad y sus inmediaciones antes de la guerra). Su división en los últimos cuatro años era un símbolo del empate estratégico de la contienda. Demostraba que los insurgentes no podrían derrocar a Asad y también que el régimen no podría eliminar a sus enemigos.

Lo ocurrido en los últimos meses ha cambiado la situación. Las victorias de las milicias kurdas en el norte del país han hecho más difícil que Turquía pueda seguir ayudando a los insurgentes. Estos se encuentran divididos y nunca han podido contar con un mando unificado. Su única esperanza era que EEUU hubiera impuesto una zona de exclusión aérea en el norte de país, como pretendía Turquía, pero una vez que Rusia envió sus aviones a Siria, esa medida era imposible. Antes Washington tampoco estaba muy interesado en una idea que habría contado con el veto ruso en la ONU y que podría haber causado el hundimiento del régimen y la victoria subsiguiente de los grupos insurgentes más poderosos, los yihadistas de Al Nusra o ISIS.

Los periódicos gubernamentales sirios anuncian estos días que los bombardeos son el preludio de una ofensiva general para recuperar el control de todo Alepo. Intentos anteriores han fracasado desde 2012, pero esta vez el Gobierno cree que el apoyo ruso le ha permitido recuperar la iniciativa en estos meses y tiene que aprovechar esa oportunidad.

Esa ventaja militar no lo es tanto en el plano económico. Ahí, la legitimidad del Gobierno –su capacidad para aislar al ciudadano de las consecuencias de la guerra– ha sufrido un duro golpe con la constante depreciación de la moneda y la espiral inflacionista posterior. En el mercado negro, el dólar ha superado la barrera de las 500 libras sirias por primera vez. El cambio oficial (443) no se aleja demasiado de esa cifra. En 2015 estaba a 250.

En los años anteriores, la ayuda económica iraní permitió defender la cotización de la libra y contener el aumento de precios. Ya no es posible. Eso ha afectado al suministro de combustible para uso civil y al precio de alimentos básicos. El Estado carece de fondos para seguir manteniendo los subsidios a productos como el azúcar, harina o aceite. A finales de marzo, el precio del pan subvencionado –fundamental para las personas con menos recursos, incluidos los desplazados por la guerra– subió un 40%. Hasta la versión en árabe de Russia Today ha informado que la inflación está fuera de control. Y como siempre que el mercado negro es un factor esencial de la economía, la corrupción alcanza a todos los niveles del funcionamiento del Estado. Hay mucho dinero que ganar en una guerra.

Todos esos sacrificios minan la capacidad del Gobierno para presentarse como la única alternativa al caos. Tiene que ofrecer algo a cambio, alguna perspectiva de que puede ganar la guerra, un triunfo que haga ver que el futuro será diferente. Alepo es la mejor oportunidad que se le presenta. Su destrucción es un precio que está dispuesto a pagar.

Publicado en Siria | Etiquetado | Deja un comentario

En una guerra contra las mujeres, Trump pierde siempre

trump mujeres

Hay varios aspectos de la campaña de Donald Trump que son un regalo caído del cielo para Hillary Clinton. Ninguno es más importante que su desprecio, poco disimulado, por las mujeres. Hay innumerables testimonios que lo demuestran de la época en que ni imaginaba que podía presentarse como candidato a unas elecciones. Pero la cosa no acaba ahí. Ya inmerso en las primarias republicanas, ha vuelto a dejarse llevar por su visión extrema de la misoginia, siendo sus ataques a la presentadora de Fox News Megyn Kelly el ejemplo más conocido.

Como su rival en las elecciones va a ser una mujer, Trump no podía evitarlo. Más tarde o más temprano, tenía que recurrir al machismo invertido, es decir, afirmar que su rival goza de ventaja por el hecho de ser una mujer.

Clinton ha obtenido hasta ahora 12.135.109 votos (en las republicanas, Trump ha recibido 10.056.690, lo que le pone en camino de un récord).

La cifra de Clinton es un 57% de los votos emitidos en las primarias. Según la teoría del millonario, todo lo que supera el 5% hasta el 57% sería el ‘plus femenino’ del que disfruta Clinton. Con tal regalo, resulta difícil comprender cómo es posible que nunca antes una mujer haya sido elegida presidente de EEUU.

Este tipo de declaraciones, además de no resistir una mínima comparación con la realidad, suponen una carga insuperable para la campaña de Trump por el pequeño detalle, bien conocido por todos, de que más o menos la mitad del censo electoral está compuesto por mujeres. Por eso, no debe sorprendernos que todas las encuestas que tienen en cuenta el factor de género estén ofreciendo datos nunca antes vistos sobre el rechazo que Trump provoca entre las mujeres.

Como todos los candidatos republicanos, Trump parte con desventaja entre las minorías como negros o latinos. Pero sus números entre las mujeres de raza blanca son también deplorables. Según un sondeo reciente, el 75% de las mujeres tiene una opinión negativa de él. Pero a los republicanos no les suele ir tan mal con las mujeres de raza blanca (Romney tuvo el 56% de sus votos en 2012). Un sondeo de finales de marzo indica que en ese segmento Trump sólo llegaría al 38% frente a Clinton.

En el caso de que Trump tenga alguna posibilidad en unas elecciones presidenciales, parece claro que las mujeres se ocuparán de que se quede muy lejos de la Casa Blanca.

Publicado en Elecciones EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario

Snowden, the movie

El valiente, reservado y frío Edward Snowden ya tiene película, dirigida por Oliver Stone. A juzgar por el tráiler, es un thriller tipo película de Jason Bourne, pero de alguna manera hay que convencer a los jóvenes para que vayan a verla. Está basada en dos libros, The Snowden Files, de Luke Harding (periodista de The Guardian) y Time of the Octopus, de Anatoly Kucherena, abogado de Snowden en Rusia.

En la peli, Joseph Gordon-Levitt es Snowden. En otros papeles, aparecen Tom Wilkinson, Rhys Ifans, Timothy Olyphant y (ops) Nicolas Cage. Se estrena en septiembre.

‘Citizenfour’ y el legado de Snowden. Guerra Eterna, marzo 2015.

Publicado en Cine | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cómo se para en seco un coche bomba en Siria

En estas imágenes ofrecidas por France 24, vemos en acción una de las armas más peligrosas de ISIS en el norte de Siria: un pickup reforzado con planchas metálicas y cargado de explosivos. Los milicianos kurdos abren fuego, pero poco pueden hacer con los fusiles y ametralladoras. El vehículo, conducido por un suicida, es una pieza de metal rodante que se dirige a toda velocidad contra su objetivo, que no se puede detectar en este vídeo.

El pickup es el equivalente a un blindado y por eso no va a ser el fuego de armas ligeras quien pueda detenerlo. Ese trabajo sólo puede ser realizado por un misil antitanque.

Ocurrió cerca de la localidad de Al-Shadadi, en el noreste de Siria, controlada por ISIS durante dos años hasta que en febrero fue tomada por una coalición de fuerzas kurdas, asirias, turcomanas y árabes que luchan contra los yihadistas.

Me recuerdan en Twitter que si fuera un coche bomba, la explosión habría sido mucho mayor. Es cierto, pero por el aspecto del vehículo no es extraño que los milicianos pensaran que podía estar cargado de explosivos. Por cierto, las imágenes no son recientes. Probablemente, son del 21 de febrero, cuando los milicianos consiguieron expulsar a los yihadistas de Al-Shadadi.

Publicado en General, Siria | Etiquetado | Deja un comentario

Solidaridad con el verdugo en Israel

Unas 5.000 personas se concentraron a comienzos de esta semana en la Plaza Rabin de Tel Aviv para homenajear al sargento Elor Azaria, que asesinó a sangre fría a un palestino en Hebrón en marzo. La víctima, junto a otra persona, atacó con un cuchillo a un grupo de militares. Resultó herido y cuando estaba en el suelo recibió un tiro en la cabeza disparado por Azaria. El militar fue encarcelado y acusado de homicidio por el Ejército, lo que no impidió que recibiera este viernes un permiso de 48 horas para pasar con su familia el comienzo de la festividad de la Pascua. Azaria, de 19 años, fue recibido como un héroe por sus vecinos de Ramle.

“Al final, el mensaje a los soldados debe ser claro”, dijo Nava Boker, diputada del Likud, que asistió a la concentración. “Un soldado que neutraliza a un terrorista, incluso si se ha equivocado, no debería ser encarcelado”.

Los abogados del sargento alegan que Azaria eliminó al joven porque temía que escondiera un artefacto explosivo que aún podría haber detonado. Las imágenes desmienten esa hipótesis porque durante varios minutos soldados y enfermeros pasan al lado de su cuerpo sin tomar ninguna medida de precaución. Sólo cuando un soldado herido en el ataque anterior ha sido ya evacuado el militar se acerca al lugar, habla brevemente con un compañero y dispara a la persona tendida en el suelo.

Netanyahu y su ministro de Defensa condenaron rápidamente la conducta del militar. Las últimas declaraciones del primer ministro son muy diferentes. Ha dicho que espera que el tribunal militar considere todas las circunstancias que rodearon al suceso, una forma de congraciarse con todos aquellos, votantes de partidos derechistas y ultranacionalistas que se han opuesto al encarcelamiento y proceso judicial.

Naftali Bennett, ministro de Educación y líder del partido aliado del Likud en el Gobierno de coalición, también mostró su apoyo a Azaria: “El soldado no es un asesino”. El ministro de Defensa y otros miembros del Gabinete han defendido la decisión del Ejército de presentar cargos contra el sargento.

Muy pocos de los comentarios (por ejemplo, este de Bradley Burston) se molestan en recordar el hecho de que Azaria sirve en el Ejército como médico militar. Su obligación, como profesional de la medicina, era atender a cualquier herido que hubiera en ese momento, con independencia de su identidad. Él no era el militar al mando en esa zona. En vez de cumplir con su obligación, decidió tomarse la justicia por su mano. Su idea de justicia.

Publicado en Israel | Etiquetado | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Sigue al monstruo con las flechas en 360 grados.

Prince bajo la lluvia. “¿Puedes hacer que llueva más fuerte?”.
–Prince. Concierto en el Capitol Theatre (Passaic, NJ), enero de 1982.
‘While My Guitar Gently Weeps’ (homenaje a George Harrison).
–Seis artículos sobre Prince.
–Los músicos suelen morir demasiado pronto.
Inspiración en el cine.
–Una entrevista con Gay Talese.
William Shakespeare ha muerto y el NYT publica su necrológica.
Hay mucho oro bajo la sede del Banco de Inglaterra.
–Lo que hizo la peste negra en Europa.
–El origen racista de la propina en EEUU.
–El hundimiento del Titanic en tiempo real.
–Un relato emocionante del final de la carrera de Kobe Bryant. En 2013.
–73 razones para amar a los Golden State Warriors.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario

Los políticos que odian a los periodistas

iglesias ucm

A efectos informativos, se puede decir que los políticos se dividen en dos tipos de especies: los que odian a los periodistas y los que desprecian a los periodistas. Existe una zona gris en la que podríamos situar a los políticos que piensan lo primero, pero que aparentan lo segundo. Es algo que se aprende muy pronto.

Hay formas de afrontar con inteligencia esa realidad. A veces, si el periodista mantiene una distancia razonable con el político (regla básica: no es tu amigo, nunca será tu amigo), es posible que la relación no sea tan traumática. Pero el periodismo es un deporte de contacto físico. Hay que acercarse a todo, en primer lugar, a las fuentes. Algunos reporteros llegan demasiado lejos y terminan desmintiendo esa idea de que no te puedes hacer amigo de ellos. Su información no suele ser muy fiable.

Pablo Iglesias presentó el jueves en la Universidad Complutense un libro interesante con un título aún más interesante, En defensa del populismo, de Carlos Fernández Liria. Una buena oportunidad para explicar una idea política, más que ideología, que tiene distintas manifestaciones en diferentes países, y que no tiene mucho que ver con el concepto histórico del populismo (un ejemplo reciente de esto último es Donald Trump y para los que quieran entenderlo en forma de novela, nada mejor que Todos los hombres del rey, o la película, preferiblemente la de 1946). En fin, nada que ver con el populismo como gran amenaza para Europa según los liberales, dispuestos a todo para que nadie les arrebate su victoria ideológica de los 80, o los despistados socialdemócratas, condenados a vagar desolados ante su incapacidad para contestar el discurso de Merkel y Schäuble.

Pero por razones que se me escapan Iglesias decidió aprovechar la oportunidad para lanzarse contra los medios de comunicación –viniendo de un político, hasta ahí todo bien–, pero personalizando la crítica en un periodista de El Mundo, al que se refirió varias veces de forma burlona y también despectiva. En pocas palabras, dijo que hay periodistas que se inventan titulares para subir puestos en la redacción. En definitiva, unos trepas serviles y mentirosos. ¿Los hay? Ya lo creo. Pero al personalizar en alguien, en este caso Álvaro Carvajal, se valió de una posición de autoridad (una forma muy correcta de definir al líder de la tercera fuerza política del país) para humillar sin dar una prueba concreta a un periodista (al que no conozco de nada y, sin ánimo de ofender, cuyo trabajo no me interesa especialmente; eh, todos tenemos nuestras preferencias).

Algunos periodistas decidieron irse de la sala, una actitud absurda. Si tuviéramos que abandonar en el ejercicio de nuestro trabajo todos los sitios donde se nos considera el enemigo, casi no podríamos salir de la redacción. De entrada, a la sede del PP no deberíamos entrar nunca.

Ante esa reacción, Iglesias respondió dolido: “Creo que no se me ha entendido”, como quien se refiere a alumnos de pocas luces. Luego, dijo que había hecho esos comentarios “con enorme cariño y enorme simpatía”. Encima de tontos, sordos. Y además esos periodistas “no han entendido lo que es un espacio académico”. Encima de tontos y sordos, ignorantes. Gran ovación del público y guiño de Iglesias a la hinchada: “Me juego lo que queráis a que ese aplauso no sale en la prensa”. Ese truco es muy viejo, pero funciona. Garantiza que eso que supuestamente se va a ocultar aparezca en casi todos los sitios.

Más tarde, pidió disculpas en Twitter, porque para eso también está Twitter.

Lo menos sorprendente de lo que sugiere Iglesias es la denuncia de que los principales medios de comunicación están contra Podemos. Si este partido pretendía sacudir el sistema político de arriba a abajo, no cabe duda de que iba a tener enfrente a esas organizaciones que forman parte del establishment político, y alguno del económico, porque es propiedad de bancos. Por dar un ejemplo, el director de El País ha dicho en público a sus redactores que confía en que Ciudadanos entre en el Gobierno y juegue un papel fundamental en la política española, y no sólo eso, sino que espera que el periódico contribuya a eso. Cómo afecta eso a la cobertura sobre Podemos es algo que uno se puede imaginar.

En los últimos meses, varios de esos medios han dedicado páginas y minutos de radio y televisión a un supuesto informe policial que detalla todo tipo de ilegalidades cometidas por los dirigentes de Podemos, en especial la financiación ilegal procedente del extranjero, es decir, Venezuela. El informe está repleto de recortes de informaciones aparecidas en medios de ningún prestigio y de denuncias que no han pasado el filtro de los tribunales. Es obra de un comisario de pasado y presente sombríos. El objetivo era blanquear su contenido a través de la UDEF para que le diera carta de investigación policial y lo remitiera a la Fiscalía Anticorrupción. Previamente, su contenido se filtró a varios medios para que lo fueran aireando y la UDEF y la Fiscalía se sintieran presionadas para cumplir las órdenes de sus responsables políticos.

El caso es que esos policías y fiscales decidieron que no querían convertirse en marionetas ni incurrir en el molesto delito de la prevaricación, o del ridículo profesional, y dieron largas al asunto. Ya sólo quedaba el método del trabucazo. Manos Limpias, con el mismo estilo que ha llevado a prisión a su responsable, hizo lo que se esperaba de ellos y presentó una querella.

Para horror del ministro de Interior, el Tribunal Supremo rechazó la querella por no haber delitos en algunas de las imputaciones ni pruebas que sostuvieran el resto, como ya había hecho antes con otra querella similar. La Fiscalía del Tribunal Supremo había definido los argumentos presentados en el famoso informe como “una mera remisión de informaciones no autenticadas difundidas públicamente por los medios de comunicación sin ofrecer indicios accesibles y racionales”.

Cómo debió de doler eso que alguien se cobró la venganza filtrando la noticia de la operación contra Manos Limpias y Ausbanc con la intención de alertar a los investigados o, aún peor, reventar el trabajo policial y judicial. Sin Manos Limpias en funcionamiento, a ver cómo mantienes la trituradora parapolicial.

Antes de que la gente tenga ganas de sacar la recortada, hay que recordar que estas cosas no pasan sólo en España.

¿Entonces están justificadas las palabras de Iglesias en la Complutense? No, a menos que uno piense que la decisión de publicar papeles como esos la toman redactores de a pie que tienen que pasar una mañana del jueves escuchando una conferencia. Quienes deciden eso son los mismos con los que los dirigentes de Podemos siempre han tenido una relación respetuosa y cordial siempre que han sido invitados. Me consta, y en ningún sitio se debe decir que es un error ser educado, que Iglesias ha tenido encuentros con altos directivos de empresas de televisión (no, no sólo esa en la que están pensando) en los que tuvo agradables e interesantes conversaciones con directivos muy de derechas para los que Podemos es la peste negra. Iglesias asistió también encantado al Foro de El Mundo para dar una conferencia y responder a una audiencia hostil en una cita que es básicamente una forma que tiene el periódico de hacer marketing con su marca.

Eso no es del todo extraño. Los políticos aprovechan todas las oportunidades para lanzar su mensaje. En público y en privado.

Pero luego en territorio amigo, una universidad, te dedicas a burlarte de un redactor que no cobra 500.000 euros al año, que no elige los titulares de portada y que no recibe las órdenes del Ministerio de Interior porque eso viene de más arriba. Y dices que cuidado, elementos como ese se inventan los titulares y lo hacen para conservar su puesto de trabajo. Si hay una rueda de prensa del partido, empieza con 20, 30 o 40 minutos de retraso porque esos indeseables pueden esperar.

Es una estrategia de comunicación estúpida la que consiste en crearse más enemigos de los que ya tienes (y la lista no es corta). Y es muy poco decente si se ceba con los de abajo para responder a decisiones tomadas por los de arriba.

Es inevitable acabar con la frase de siempre de George Orwell: “Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se difunda. Todo lo demás son relaciones públicas” (o propaganda). Los políticos creen que el periodismo es sólo lo segundo.

Publicado en España | Etiquetado , , | Deja un comentario

Carnaval en Brasil

Brasil diputados contra Dilma

La Cámara de Diputados brasileña votó en la noche del domingo el inicio del proceso de destitución de la presidenta Dilma Rousseff. La sesión duró siete horas y en el momento de la votación cada diputado tenía derecho a una breve intervención para explicar su decisión. Como por ejemplo: “Por el cumpleaños de mi nieta”.

No, no es un chiste malo. Es lo que dijo uno de ellos. Estos son algunos de los mensajes de pronunciados por los diputados, recogidos por Cecília Olliveira y traducidos por The Economist.

–Por los principios de la cristiandad.
–Por los masones de Brasil.
–Por los productores rurales, porque si no pueden cultivar, no habrá almuerzos ni cenas.
–Por la congregación de la Quadrangular (una Iglesia evangelista).
–Por los ancianos y los niños.
–Por el final de la dependencia de los subsidios sociales.
–Por mi madre Lucimar.
–Por la renovación carismática.
–Por el amor al país.
–Por el fin del escándalo de Petrobras.
–Por el comunismo que amenaza a este país.
–Por la BR 429 (una autopista).
–En recuerdo a las víctimas de la BR 251 (una autopista).
–Por todos los agentes de seguros.
–Por la paz en Jerusalén.
–Por mi madre de 93 años que está en casa.
–Por los militares de 1964 (que se hicieron con el poder en un golpe de Estado).
–Para que no nos convirtamos en rojos como en Venezuela y Corea del Norte.
–Por mi mujer y mi hija que son mi principal electorado.
–En homenaje a mi padre Roberto Jefferson (implicado en un gran escándalo de corrupción en 2005).
–Por mi tía Eurides que cuidó de mí cuando era pequeño.

Hay uno que destaca sobre los demás: “Por Carlos Alberto Brilhante Ustra, el terror de Dilma”. Este es el diputado ultraderechista que votó por la destitución y que elogió a los militares golpistas.

Dilma Rousseff fue detenida y torturada durante la dictadura. El coronel Ustra fue el torturador más notorio en la dictadura militar. Como jefe de la inteligencia militar entre 1970 y 1974, ordenó la detención y torturas de centenares de miembros de la oposición o sospechosos de serlo. Supervisó personalmente dos centros de detención y era quien decidía qué presos vivían y cuáles morían, según el testimonio de un agente de esos centros ante la Comisión de la Verdad.

Este es el momento en el que el diputado Bruno Araújo anunció el voto que confirmaba el inicio del proceso de destitución.

Araújo es el mismo diputado que aparece en los documentos conocidos sobre el mayor escándalo actual de corrupción en la política brasileña (Lava Jato) como receptor de sobornos de una empresa constructora.

Pero Araújo no es la excepción, ni un caso singular. En torno a un 60% de diputados están siendo investigados o son sospechosos de distintos delitos –según datos de Transparency Brazil, citados por el NYT–, entre los que están fraude, soborno, deforestación ilegal, secuestro y homicidio. Los privilegios por aforamiento de los que gozan los diputados y el peculiar funcionamiento de la Justicia brasileña hacen que sea difícil conocer la cifra exacta o que los medios citen varias diferentes. El artículo del NYT cuenta casos tan singulares, como el de Paulo Maluf, de 84 años, que tiene el apodo de ‘Rouba mas faz’ (Roba pero hace cosas). Tantas cosas hace que este ex alcalde de Sao Paulo es investigado en EEUU por haberse embolsado un soborno de 11 millones de dólares.

Según este recuento, de 513 diputados de los que tienen datos, 299 aparecen investigados en procesos judiciales y 76 han sido ya condenados. En números absolutos, el partido con más investigados es el PMDB, que ha encabezado la ofensiva contra Dilma. El segundo es el PT, el partido de la presidenta.

Si bien muchos titulares relacionan a Rousseff con la corrupción, no es eso de lo que se le acusa, al menos en términos estrictos. El proceso de destitución tiene que ver con la denuncia contra el Gobierno por haber utilizado fondos de los bancos públicos para maquillar el déficit presupuestario en las cuentas del Gobierno. Es una práctica ilegal que en Brasil llaman “pedaladas fiscales”, bastante habitual en presidencias anteriores, y que a nosotros nos puede recordar a lo que pasó en Grecia antes de su entrada en el euro, salvando las diferencias.

Como en muchos otros sitios, la corrupción está relacionada en Brasil con la financiación de los partidos políticos. Sobre eso, hay varios sumarios pendientes contra políticos del PT y contra el propio partido. Se podría haber iniciado un proceso contra Dilma sobre este último asunto, pero no resultaría muy creíble si hubiera procedido de partidos como el PMDB con un largo historial de financiación corrupta. Lo que nos lleva al gran enemigo de Dilma.

Si hay un político que se ha destacado en el intento de acabar con ella es el presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, del PMDB. Algunos diputados de la izquierda aprovecharon los discursos de la votación para llamarle de todo, desde gánster a ladrón. Con Cunha, la cuestión no es el dinero que se haya podido meter en el bolsillo, que también, sino el que ha recogido para financiar al partido. El PMDB es prácticamente una federación de grupos que representan a los terratenientes del interior del país y los grandes caciques regionales. Ha sido también durante los años en el poder del PT el aliado imprescindible del partido de Lula y Dilma.

Cunha aparece implicado en la investigación de Lava Jato como posible receptor, junto a otros dirigentes del partido, en un soborno de 20 millones de dólares. La Fiscalía pretende procesarlo, y está también el detalle de sus cuentas en Suiza, pero para eso necesita la aprobación de la Cámara que preside Cunha. Se puso en marcha una investigación parlamentaria que ha quedado oculta por la destitución de Dilma Rousseff. Resulta llamativo que en un Parlamento con diputados que llevan años o décadas en sus escaños, se encomendó la dirección de esa investigación a un congresista que está en su primer mandato. Muchos dan por hecho en Brasil que Cunha se librará.

El proceso contra Rousseff va ahora al Senado, donde se necesita la mayoría para dar inicio al juicio formal. En ese momento, la presidenta deberá retirarse de forma temporal (durante 180 días) y será relevada por el vicepresidente, Michel Temer, como Cunha, también del PMDB. El veredicto final lo dará el Senado, que necesita una mayoría de dos tercios para destituir a Dilma.

En este momento, uno se pregunta si Temer podrá al menos tener la autoridad suficiente para ostentar el cargo. Sería muy conveniente que no estuviera manchado por la corrupción endémica de la política de su país. Mala suerte, no es así. También está implicado en varios escándalos, uno por la venta ilegal de etanol, otro por ser supuesto beneficiario de los sobornos del constructor Camargo Correa.

Para la opinión pública, no hay dudas. Según una encuesta reciente de Datafolha, sólo tendría el 2% de los votos en las elecciones de 2018. Un 58% cree que también debería pasar por un proceso de destitución. Es un operador veterano en su partido, muy experto en labrar acuerdos entre sus dirigentes. A pesar de que la última vez que se presentó a unas elecciones al Congreso ni siquiera fue de los más votados en su distrito de Sao Paulo, fue elegido presidente del legislativo en 2009 y luego fue compañero de candidatura de Dilma Rousseff en 2010 y 2014.

Tratándose de políticos brasileños, qué menos que añadir algún rasgo exótico. Temer, de 75 años, está casado con Marcela Temer, de 32, que fue ganadora de un concurso de belleza. El detalle indescriptible es que ella lleva tatuado el nombre de su marido en el cuello, con el que se casó en 2003.

En estas condiciones, sin contar con lo del tatuaje, es dudoso que Temer tenga legitimidad suficiente para dar un giro completo a la política del Gobierno. En cualquier caso, algo tiene que hacer porque Brasil está en recesión y este año se prevé que su PIB vuelva a caer en torno al 3,5%. Lo más probable es que dé por hecho que la presidenta será destituida (los dirigentes del PT le acusan de ser el conspirador en la sombra que ha promovido la ofensiva contra Dilma). Ya tiene algunas ideas al respecto. Según Reuters, Temer podría nombrar para su equipo económico a Paulo Leme, presidente de Goldman Sachs Brasil.

El día después de la votación en la Cámara, un influyente diputado senador de la oposición brasileña (Aloysio Nunes, del PSDB) viajó a Washington para reunirse con senadores, altos cargos del Departamento de Estado y la empresa de lobby que preside Margaret Albright. Obviamente, Nunes también está implicado en varios escándalos de corrupción, por si es necesario recordarlo.

El objetivo declarado por Nunes para este viaje era muy claro: “Vamos a explicar que no somos una república bananera”.

Publicado en Brasil | Etiquetado , | Deja un comentario