Damasco

Charles Glass ha vuelto de Siria y ha comprobado que el Gobierno mantiene sin mayores problemas el control en aquellas zonas del país que considera prioritarias para su supervivencia, en especial Damasco. Hay zonas en los suburbios del sur en los que los insurgentes resisten y los ataques con morteros o bombardeos son frecuentes, pero sin muchas posibilidades de avanzar.

Esta es una descripción de la vida cotidiana en Damasco, según Glass:

“Mientras mejoran las opciones de Bashar (Asad) con cada ataque norteamericano contra sus enemigos en el Este del país, Damasco y las ciudades más pobladas del norte están disfrutando de un cierto descanso. El Ministerio sirio de Educación ha informado que de las 22.000 escuelas del país, más de 17.000 han vuelto a funcionar a mediados de septiembre. No es necesario decir que casi todas están en zonas controladas por el Gobierno.

Los zocos de la Ciudad Vieja de Damasco están abiertos, a diferencia de los ya destruidos en Alepo. A las tiendas que venden carne, verduras, especias y otros productos básicos a la población local les va bien, aunque las tiendas para turistas en el famoso zoco de Hamadieh no tienen más clientes que funcionarios de la ONU y unos pocos diplomáticos. De noche, los restaurantes en la mayoría de los barrios están si no llenos, casi. Hay en abundancia de todos los productos, desde vino a pollo, pero más caros que antes de la guerra. El tráfico continúa siendo intenso, aunque con menos atascos desde que en junio el Gobierno se sintió lo bastante seguro como para quitar muchos de los controles. La electricidad es intermitente, y aquellos que se lo pueden permitir tienen generadores para las horas en que no hay luz.”

Los habitantes de la ciudad, partidarios del Gobierno o resignados ante su poder, también sufren el precio de la guerra. La caída en manos del ISIS de varias bases militares provocó la eliminación inmediata y pública de muchos de los soldados que las habían defendido. De ahí que hayan surgido críticas al Gobierno en redes sociales por gente que hasta ahora siempre había defendido a Asad. No dan crédito a lo que consideran un ejemplo de incompetencia militar.

Ese malestar puede crecer en algunos momentos. No parece que de forma suficiente como para poner en peligro al Gobierno. Cualquier guerra que se prolonga durante mucho tiempo provoca grietas en la autoridad del Estado. Se ha informado de la proliferación de milicias, al igual que ocurre en la zona de los insurgentes, cuyo objetivo no es tanto buscar partidarios del enemigo como llenarse los bolsillos con robos y secuestros. Incluso así, como demuestra el reportaje de Glass, la vida diaria en las grandes ciudades conserva un atisbo de normalidad.

Y los cajeros automáticos siguen escupiendo dinero.

Publicado en Siria | Etiquetado | Deja un comentario

En territorio talibán

‘Inside the Taliban’ es un reportaje de BBC emitido hace unos días por el programa Panorama. Tiene un formato de primera persona y es obra de un periodista afgano, Nagieb Khaja. Está rodado en el valle de Tangi, territorio controlado por los talibanes, una zona que conecta la provincia de Kabul con el sur del país.

taliban

En este mapa de Afganistán que aparece en el programa hay una estimación de las zonas del país controladas por los talibanes. El Gobierno puede imponer su autoridad sobre poco más que las grandes ciudades. En el resto del país, son las ideas de los insurgentes las que condicionan la vida de la gente. Ni siquiera importa mucho que las escuelas estén financiadas por el Gobierno central. La educación se imparte según las directrices de los talibanes, lo que quiere decir que no hay escuelas para niñas, al menos en la zona descrita en el reportaje.

Al final del reportaje, hay una breve sección dedicada a la amenaza sobre Kabul. Los responsables del Ejército afirman que los talibanes no tienen ninguna posibilidad de hacerse con la capital. Los números les dan la razón, pero ya hemos visto en Irak que el hecho de que el Ejército tenga más de 200.000 miembros no garantiza en absoluto que sea una fuerza que pueda presentar batalla.

En el norte, donde los talibanes nunca han contado con un apoyo relevante de la población al tratarse de una zona con menor presencia de los pastunes, las tornas están cambiando, según este artículo del NYT. Los talibanes controlan dos distritos de la provincia de Kunduz, y allí administran justicia y dirigen las escuelas. En otros lugares del país, la situación es aún peor para el Gobierno:

“Varias provincias, entre las que están Nangarhar, Helmand y Kapisa, se han convertido en zonas en disputa con una guerra distinta en la que los talibanes están en condiciones de reunir un alto número de tropas con las que enfrentarse a las fuerzas afganas, ahora que la coalición [EEUU y lo que queda de sus aliados] ha reducido el apoyo aéreo.

El resultado ha sido un gran aumento de las bajas afganas. Según cifras del Ministerio de Defensa conocidas esta semana, 950 soldados han muerto desde marzo a agosto, las peores en esta guerra que dura ya 13 años. La policía, la primera línea de defensa contra la mayoría de los ataques, ha sufrido cifras devastadoras: 2.200 muertos en el mismo periodo, lo que también es un récord”.

En las zonas de Kunduz controladas por los talibanes, dice el artículo, se ha apreciado un cambio en las tácticas de los talibanes. No es una novedad. Ha ocurrido antes en otros sitios. Forman su propio sistema de gobierno, intentando que no suponga un corte radical con el pasado. Permiten la presencia de algunas ONG o de proyectos financiados por el Gobierno de Kabul o incluso EEUU. “Tienen un sistema paralelo de gobierno, uno que acepta proyectos de ayuda al desarrollo”, dice un asesor de un proyecto financiado por USAID [una agencia del Gobierno norteamericano], que habla bajo anonimato porque trabaja en zonas talibanes. “No podemos hacer nada sin el visto bueno de los talibanes’”.

Los líderes tribales de esas zonas se quejan al Gobierno de que están atrapados entre dos fuegos. Al final, no les queda más opción que aceptar las órdenes de los talibanes.

Publicado en Afganistan | Etiquetado , | Deja un comentario

Esta viñeta te puede costar nueve años de prisión en Turquía

erdogan chiste

La viñeta tiene su gracia. No para el presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan. Nadie se ríe del sultán.

“No tengas prisa. El que vigila es un holograma”, se lee en la viñeta, publicada el 1 de febrero y obra de Musa Kart. Lo del holograma va por una aparición por esa técnica que hizo el entonces primer ministro en una reunión del partido. Lo de los ladrones viene por el escándalo de corrupción en el que estaban implicada gente muy cercana al partido en el poder, incluidos los hijos de varios ministros.

Erdogan presentó una demanda contra el humorista. Al principio, los fiscales no vieron ahí materia de delito, pero tras el recurso de los abogados del presidente un tribunal impuso el procesamiento. Ahora la petición de pena contra Kart por ofender al presidente es de nueve años y diez meses.

¿Qué pasó con el escándalo? Ninguno de los denunciados ha sido procesado. El humorista ha terminado siendo el único en toda esta historia que tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados. Dice mucho sobre el estado de la democracia turca.

16.30

No me había dado cuenta de que el juicio se celebraba el 23, es decir, hoy. Me cuentan que Kart ha sido absuelto. Antes el viñetista británico Martin Rowson había pedido que en un gesto de apoyo a Kart se hicieran dibujos con Erdogan como motivo central. Esta es la suya:

 

Publicado en Turquía | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los saudíes decapitan mejor que ISIS

ejecucion saudi

El aumento de las ejecuciones en Arabia Saudí en los últimos meses (26 en agosto, 59 este año) ha coincidido con los asesinatos de rehenes por ISIS, decisivos para provocar una respuesta militar por parte de EEUU. Hay un párrafo glorioso en una noticia de Reuters sobre este tema:

“Los defensores de la pena de muerte en Arabia Saudí afirman que las decapitaciones, que habituales se llevan a cabo con un solo golpe de espada, son al menos tan humanas como la inyección letal en EEUU. Lamentan que se hagan comparaciones entre las ejecuciones de criminales condenados en el reino y el asesinato extrajudicial de rehenes inocentes”.

Por tanto, no se quejen. Tenemos verdugos muy buenos, no como esos chapuceros del ISIS, que realizan su trabajo con un solo tajo de espada. Terminarán diciendo que son ejecuciones humanitarias.

¿A qué se debe el aumento de ejecuciones en agosto? ¿Una coincidencia? Según una profesora de la London School of Economics, hay una intencionalidad política, otro rasgo que recuerda a la decisión de ISIS de eliminar a varios rehenes occidentales. Madawi al-Rasheed comenta que la aplicación de la pena de muerte puede ser una forma de intimidar a los rivales políticos del régimen saudí: “Vivimos tiempos volátiles y las ejecuciones tienen una intención cuando se hacen en masa”.

La ley saudí permite que en caso de asesinato la familia de la víctima perdone al condenado a cambio de una indemnización económica. El artículo recuerda que “las vidas de mujeres valen la mitad que las de los hombres”. Las vidas de no musulmanes también tienen un valor menor.

Los condenados cuyas familias no tienen mucho dinero están obviamente en desventaja. Lo mismo si no pertenecen a tribus poderosas que estén dispuestas a reunir el dinero necesario. De la misma forma, los rehenes de ISIS nacidos en países como EEUU y Reino Unido que no pagan rescates no tienen muchas esperanzas en  que haya alguien que pague por ellos.

Los rehenes de ISIS no son presos, están en manos de una organización fanática para los que son una moneda de cambio o una forma de desafiar a Occidente. Los presos saudíes están en manos de un sistema judicial en el que se juntan las penas draconianas y una total falta de garantías y derechos para los acusados.

Desde luego, Arabia Saudí forma parte de la coalición internacional promovida por EEUU para luchar contra el fanatismo y terror impuesto por el ISIS en Irak y Siria.

Publicado en Arabia Saudi, Derechos humanos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Excelentes noticias para el narcotráfico en Afganistán

De todos los parámetros políticos y económicos que rodean a la presencia militar occidental en Afganistán, hay uno que no admite discusión: ha sido una excelente noticia para el cultivo de opio.

droga

La producción se ha multiplicado por tres desde 1994. El país produce ahora en torno al 80% de las cifras mundiales. La extensión de tierra cultivada fue de 209.000 hectáreas en 2013, lo que superó el récord anterior (193.000 en 2007), según datos oficiales norteamericanos.

¿Cuánto se ha gastado EEUU para intentar revertir esta tendencia? 7.600 millones de dólares. Es difícil creer que la producción de opio habría sido mayor si Washington se hubiera gastado cero dólares en luchar contra ella. Ha sido un fracaso de dimensiones imperiales.

Publicado en Afganistan | Etiquetado , | Deja un comentario

Podemos, hiperliderazgos y pluralidad

De la palmada en el trasero a Pablo Iglesias a las críticas desde el estrado al liderazgo excesivo de Pablo Iglesias. Cada uno puede elegir el momento que quiera para definir la asamblea fundacional de Podemos o puede asumir que la construcción de un partido inevitablemente comporta situaciones paradójicas y hasta confusas. Es muy fácil conseguir que millones de personas se unan en el rechazo a una realidad política injusta y moribunda. Siempre será más complicado reunir a todos ellos en la defensa de un único proyecto plural y también coherente.

Al final, la política debería ser como el rugby, un deporte de salvajes practicado por caballeros. ¿Pero quién decide cómo debería comportarse un caballero?

Continúa en Zona Crítica.

Publicado en España, General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Consejos de Sarah Silverman sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres.

–Los actores hablan sobre las escenas de sexo.
–Tienen razón. Rodar una escena de sexo es un horror.
Fotos del rodaje de ‘Teléfono rojo’.
‘El club de la lucha’ resumido por Honest Trailers.
La voz en off en las películas de Terrence Malick.
–Dirty Dancing + Reservoir Dogs.
–Triumph contra las patéticas mascotas de Times Square.
–El autor de ‘Guerra Mundial Z’ escribe sobre el ébola.
Reacciones químicas bajo el microscopio.
–¿Por qué celebran el Día de Colón en EEUU?
Los marcianos en la Primera Guerra Mundial.
–El salto base es una locura suicida.
Lo que come el mundo.
–Por qué las mujeres viven más que los hombres.
–El ‘hombre del paraguas’ en el asesinato de Kennedy.
–Y los conspiranoicos ya tienen un candidato similar para el ébola.
–La invasión del pez león.
–”If we run and they kill us, so be it”: las niñas que escaparon de Boko Haram.

north-by-northwest-frames

Mil fotogramas de Hitchcock.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario

El caos de Libia

Largo reportaje sobre la situación de Libia en el programa Newsnight de BBC (empieza en 1.30). Lo que pasa por ser el Gobierno de Libia se encuentra reducido a la ciudad de Tobruk mientras una coalición de milicias islamistas controla la mayoría de las grandes ciudades. Se podría decir, sólo exagerando ligeramente, que ese Gobierno y el Parlamento sólo tienen el control absoluto del hotel donde residen. Sus mayores esperanzas residen en que su milicia (a la que llaman Ejército) derrote a las demás.

Al final del reportaje, un diputado da a entender con sus palabras que las opciones de esos políticos se reducen a intentar meter miedo a los gobiernos europeos: recordar que Libia está a dos horas del sur de Europa y que cohetes o misiles no tardarían mucho tiempo más en llegar a nuestras costas. Así que la responsabilidad de la UE sería extender la autoridad de esos políticos desde un hotel a un país entero. Me da que eso exige un salto de fe demasiado grande.

Publicado en Libia | Etiquetado | Deja un comentario

Una derrota catastrófica de Turquía

Prestigio internacional, una posibilidad de ser escuchado por las grandes potencias y la capacidad de intervenir en grandes crisis, de las que ahora hay unas cuantas. Eso es lo que aporta ser durante dos años miembro del Consejo de Seguridad de la ONU. Algunos países lo desean. Algunos líderes lo desean desesperadamente.

Es mejor asegurarse. No conviene lanzarse a la carrera con retraso y no contar al final con apoyos suficientes. Dejarlo para dentro de dos años es mucho mejor que sufrir una derrota. Los rivales lo aprovecharán en casa. En el extranjero, todo el mundo tomará nota.

Erdogan quería ese puesto para Turquía y no lo tenía tan complicado. Se enfrentaba a España y Nueva Zelanda. Los neozelandeses, al igual que Australia, son buenos aliados de EEUU. Eso le daba una cierta ventaja, pero no definitiva. España…, los países del sur de Europa tampoco están ahora mismo en lo más alto de su prestigio. Las dudas del Gobierno de Rajoy sobre su integración en la coalición internacional dirigida por EEUU contra ISIS –no tanto por discrepancias ideológicas con Washington, sino por el temor a adoptar un papel protagonista en un conflicto de final incierto y por las pocas ganas de implicarse en el Irak que tan alto precio supuso para Aznar– no ayudaban a tomar en serio a España.

Sin embargo, el papel del perdedor por goleada quedó asignado a los turcos. Nueva Zelanda consiguió el puesto con facilidad en la primera votación. En la segunda, España ya se quedó muy cerca del objetivo y la tercera fue definitiva: 132 votos por 60 de Turquía.

En 2008, Turquía obtuvo una victoria incontestable: un puesto en el Consejo con 151 votos. Han pasado unas cuantas cosas desde entonces.

Con toda la atención puesta en Irak y Siria, además de otros puntos de conflicto en Oriente Medio, la candidatura turca parecía tener una cierta lógica. Interesaba a EEUU en teoría, porque necesita implicar a Ankara en una solución a las guerras de Siria e Irak, por más que nadie sepa exactamente cuál puede ser.

Da la impresión de que la contrarrevolución árabe de los regímenes dictatoriales ha jugado en contra de Erdogan. Según fuentes citadas por Newsweek, en los últimos días Arabia Saudí y Egipto presionaron a muchos países, probablemente de Oriente Medio y Asia, para que no votaran a Turquía (y sí a España) y castigar así al actual presidente turco por su apoyo a los Hermanos Musulmanes.

En relación a la guerra siria, Turquía se ha convertido a ojos de muchos en un país que tiene sus propios intereses no necesariamente alineados con lo que esperan tanto los países europeos como los gobiernos árabes que han hecho todo lo posible por acabar con Asad. Turquía está en la misma liga, pero no del todo.

Por lo visto en las últimas semanas con ocasión del cerco de ISIS a la ciudad kurda de Kobani, Turquía juega a varias cartas al mismo tiempo. Demasiadas. Durante los últimos tres años, ha apostado por la derrota de Asad y ha permitido el paso por su frontera de ayuda destinada a los grupos insurgentes sirios, de la que han terminado beneficiándose tanto ISIS como el Frente Al Nusra.

Los kurdos sirios de Kobani han visto cómo los soldados turcos han contemplado el sitio sin mover un dedo mientras estaban a punto de ser arrollados por los yihadistas. Sólo en los últimos días, los bombardeos norteamericanos parecen haber detenido su avance.

Turquía está ahora más preocupada por su propio problema kurdo. Se ha dado la curiosa circunstancia de que mientras los kurdos sirios pedían ayuda de forma desesperada, los aviones turcos se dedicaban a atacar a los kurdos turcos, es decir, al PKK. Y eso que se supone que Erdogan estaba dispuesta a intervenir militarmente para frenar al ISIS, o al menos eso creía Washington hasta hace unos días.

Lo que ha trascendido es que Erdogan exige para permitir el uso de la base aérea de Incirlik que EEUU acepte imponer una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, una especie de movimiento decisivo contra Asad, que probablemente no se quedaría ahí, y del que se beneficiarían los mismos grupos insurgentes que norteamericanos y europeos no quieren que terminen haciéndose con el poder en Damasco. Por eso, EEUU duda de dar un paso que no tendría vuelta atrás.

La votación de la ONU puede ser un mensaje que unos cuantos países han querido enviar a Erdogan. En un avispero como el actual, Turquía no es el socio fiable al que le puedes dar la espalda.

Foto: un soldado turco en la frontera con Siria examina la ciudad kurda de Kobani.

Corrección: en una primera versión, me empeñé en usar Estambul como sinónimo de Turquía. Dado que el imperio otomano es realmente una cosa del pasado, está claro que debería haber escrito Ankara.

Publicado en Siria, Turquía | Etiquetado , , | Deja un comentario

La prensa británica y el ébola

Como es habitual, el periódico satírico Private Eye tiene bien identificados a sus ilustres compañeros de la prensa británica. Como imprescindible complemento, hay que recordar la clásica descripción que aparece en la serie ‘Yes, Prime Minister’.

Humphrey: The only way to understand the Press is to remember that they pander to their readers’ prejudices.

Hacker: Don’t tell me about the press, I know exactly who reads the papers: The Daily Mirror is read by people who think they run the country; The Guardian is read by people who think they ought to run the country; The Times is read by people who actually do run the country; the Daily Mail is read by the wives of the people who run the country; the Financial Times is read by people who own the country; The Morning Star is read by people who think the country ought to be run by another country; and The Daily Telegraph is read by people who think it is.

Sir Humphrey: Prime Minister, what about the people who read The Sun?

Bernard: Sun readers don’t care who runs the country, as long as she’s got big tits.

Publicado en Humor, Periodismo, Reino Unido | Etiquetado , , , | Deja un comentario