Los números de la derrota de Trump y de su candidato en Alabama

20.715 votos de diferencia dieron la victoria en Alabama al demócrata Doug Jones y con ella el escaño en el Senado. Jones obtuvo el 49,9% y 671.151 votos. Roy Moore, el 48,4% y 650.436 votos. La ventaja de los republicanos en el Senado se reduce a 51-49. La inesperada victoria, sin duda favorecida por el escándalo del pasado sexual del exjuez Moore, concede algunas esperanzas más a los demócratas de poder recuperar la mayoría en esa Cámara en las elecciones de 2018. Alabama es un punto extra que estaba fuera de sus posibilidades hasta que The Washington Post informó que Moore se dedicaba con más de 30 años a visitar los centros comerciales a la búsqueda de adolescentes para ligárselas.

Jones es el primer demócrata que representará a Alabama en el Senado desde 1992.

El 48% de votos para Moore coincide con el nivel de apoyo a Donald Trump en Alabama (48%) desvelado por las ‘exit polls’ del martes. Ese es el segundo factor de la derrota de los republicanos. Trump no hizo campaña por el exjuez ultraconservador, pero sí le apoyó en público. Un 48% de apoyo es una cifra muy superior a la media nacional de la nota que los norteamericanos dan a Trump en todos los sondeos.

Por otro lado, un 48% es una cifra muy baja en favor de un presidente republicano en un lugar como Alabama. Trump ganó a Clinton allí por una diferencia superior a 27 puntos.

El rechazo a Trump tenía una “alta correlación” con el apoyo a un demócrata en las urnas. Un 93% de los que lo rechazan votaron a Jones. Esto es especialmente negativo para los republicanos con vistas a aquellos estados con índices de rechazo a Trump superiores a los de Alabama.

Unas elecciones de mitad de mandato o convocadas para un solo escaño como esta suelen tener una abstención muy alta en EEUU. Pero los datos de participación de la comunidad negra en Alabama sorprendieron por ser más altos de lo previsto, o de lo que temía la campaña de Doug Jones. En los condados con población mayoritariamente negra, estuvo entre el 72% y el 77% con respecto a las elecciones de 2016. Ese dato pasó a estar entre el 55% y el 60% en los condados habitados por blancos. Los condados con las mayores ciudades, como Birmingham (68% de votos a favor de Jones) y Montgomery (72%), con gran presencia afroamericana, disfrutaron de un alto nivel de participación.

Cuanto más joven era el votante, más posibilidades había de que votara al demócrata. Entre los que tienen entre 18 y 44 años, que son el 35% del electorado que votó, Doug Jones recibió el 61% (y Moore, el 38%). Entre los mayores de 45 años, el 54% votó al republicano y el 44% a Jones. Este grupo de edad era el 65% del total que votó.

A pesar de las revelaciones sobre el turbio pasado sexual de Moore, un 63% de las mujeres de raza blanca le votó. Es posible que sin esas noticias, el porcentaje habría sido mayor (pero el voto femenino total fue para Jones en un 57%).

Esta encuesta nacional ayuda a poner en contexto el dato anterior. “Si un candidato fuera acusado de acoso sexual, ¿pensaría en votarle si está de acuerdo con su programa?”: un 84% de los votantes demócratas dice que nunca. Esa respuesta baja al 34% en caso de los republicanos.

Sin duda la respuesta de la esposa de Moore fue una de las frases de la campaña: “Las ‘fake news’ le dirán que no nos importan los judíos. ¡Uno de nuestros abogados es judío!”. Viniendo de los Moore, casi hay que alegrarse por que no dijera banquero o asesor financiero.

¿Qué impacto tendrían estos resultados en las elecciones de 2018 en Alabama para la Cámara de Representantes? Esa pregunta es fácil: ninguna.

De eso se ocupa el ‘gerrymandering’, el diseño de los distritos electorales que favorece a los partidos que controlan la Asamblea estatal. También hay que decir que la diferencia a favor de Jones fue muy pequeña, y que Moore ganó en esas circunscripciones homogéneas étnica y políticamente que los republicanos remodelaron a su medida.

Publicado en EEUU, Elecciones EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario

Jessica Donati, periodista en Afganistán

Jessica Donati ha sido corresponsal de The Wall Street Journal en Afganistán en los últimos cuatro años. Aquí cuenta su experiencia en un país cuya situación de seguridad ha empeorado desde su llegada.

Publicado en Afganistan, Periodismo | Etiquetado , | Deja un comentario

Quiénes son los votantes de Alabama que ahora pueden votar a un presunto acosador de menores

Alabama nos permite dentro de unas horas comprobar una vez más hasta dónde llega el poder de Trump en el Partido Republicano. No en las instituciones, sino en el electorado. Dos hombres se disputan este martes el puesto de senador que dejó libre Jeff Sessions al ser elegido fiscal general. El exjuez Roy Moore, de 70 años, que derrotó en las primarias al elegido por el establishment republicano, se enfrenta al demócrata Doug Jones.

Los votantes republicanos de Alabama, una de de las zonas más conservadoras de EEUU, donde Trump ganó en las elecciones de 2016 con el 62% y 27 puntos de ventaja sobre Clinton, tienen un trago algo más duro de lo normal en esta ocasión. Deben votar a una persona que ha sido acusada de acoso sexual a menores de edad décadas atrás y del que ahora se sabe sin asomo de dudas que tenía la costumbre de salir, o de intentarlo, con niñas de 14 años cuando tenía más de 30.

Si en algo se parece a Trump es en que el presidente y Moore son dos ‘outsiders’ de la política sin muchas posibilidades hasta fechas recientes de poder infiltrarse dentro de las filas de los republicanos. Pero al menos Trump salía con mujeres adultas, lo que no se podía decir de Moore cuando era joven.

En cualquier caso, Trump ha apoyado a Moore. No lo hizo en las primarias por consejo de sus asesores, y luego se arrepintió de ello. En Alabama, Moore ha contado con la ayuda en la trinchera de Stephen Bannon, el exconsejero de Trump en la Casa Blanca, que tiene la intención de que esta elección sirva como otra batalla ganada en su guerra contra la mayoría de los dirigentes republicanos. Sólo los más duros están a la altura del credo ultranacionalista de Bannon.

La media de encuestas está bastante igualada y todo depende en buena parte del nivel de participación. Si Jones consigue movilizar a los votantes negros de la zona urbana de Birmingham, y si hay suficientes votantes republicanos que creen que votar a un presunto pedófilo es demasiado para ellos, el demócrata puede convertirse en senador, algo casi insólito en unas elecciones en Alabama de los últimos 30 años.

¿Quiénes son los votantes republicanos que no han abandonado a Moore y que podrían darle la victoria? Frank Luntz, consultor y experto en encuestas cuyos clientes están entre los republicanos, reunió a un ‘focus group’ con esos votantes para Vice News. Las respuestas sobre Moore lo dicen todo de esas personas, incluidas las partes que te dejarán con la boca abierta (está subtitulado en inglés).

Por destacar algunas de sus intervenciones. Es un buen cristiano. Todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia. ¿Cuántas de ellas (las mujeres que han denunciado a Moore) no están pagadas o han sido presionadas para hacer esto? A todas les han pagado (dicen tres de los participantes). Estas mujeres, sus reputaciones, eran cuestionables en ese momento. Nadie se quitó la ropa (para demostrar que Moore no se sobrepasó). ¿Por qué esperar 40 años más tarde para hacer la denuncia ahora? “Este hombre (Moore) es más integro que todos los que puedas encontrar ahora en el Congreso”. “No caigáis en el plan de asesinato (por difamación) de George Soros”. “Todos sabían que era un mujeriego” (responden a la pregunta de por qué sí creyeron a las mujeres que denunciaron a Bill Clinton).

Uno de ellos hizo una reflexión sobre la sociedad de esa época en Alabama, que por otro lado no era precisamente un paraíso de las costumbres sexuales habituales en otros sitios como Nueva York o California. “Era un mundo diferente hace 40 años en Alabama. La gente podía casarse con 13 o 14 años. Mi abuela estaba casada con 13 años, con 15 tenía dos hijos, un marido y un empleo. Había madres y abuelas que hubieran estado encantadas con que un fiscal del distrito le gustara su hija de 14 años”.

Más allá de esa reflexión sociológica que no sé si es correcta, las respuestas sirven como una forma de confirmar por qué votantes como estos, muy religiosos, muy conservadores, apoyaron a Trump hace un año a pesar de su escasa religiosidad y su ajetreada vida marital. Ni siquiera la grabación con el comentario “grab them by the pussy” les hizo dudar.

Votarían a Satanás si se presentara como candidato republicano a nada que mostrara un gramo de arrepentimiento por los antiguos pecadillos. Cuando los medios –The Washington Post fue el primero en revelar el pasado de Moore–, desvelan el vergonzoso pasado de uno de los suyos, sólo están formando parte de una conspiración para defender a los enemigos de los republicanos. Los hechos denunciados no son tales, sino que forman parte de una denuncia sin credibilidad.

Son votantes impermeables a la realidad que continúan siendo fieles a Trump.

Miércoles

Esos votantes irreductibles de Moore no fueron suficientes para convertirlo en senador. El demócrata Doug Jones ganó con el 49,9% y 671.151 votos. Roy Moore se quedó en el 48,4% y 650.436 votos. Sólo 20.715 votos de diferencia.

Publicado en EEUU, Elecciones EEUU | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Una foto símbolo de la guerra de los militares israelíes contra los menores palestinos

La foto, de la agencia palestina Ma’an, se extendió con rapidez hace unos días, el 7 de diciembre. Mostraba a un palestino detenido en Hebrón y rodeado de soldados israelíes en las protestas por el reconocimiento por Trump de Jerusalén como la capital israelí. El arrestado era Fawzi al-Junaidi, de 16 años, un menor de edad. El número de soldados era 23. El comentario más extendido: ¿cuántos soldados israelíes se necesitan para detener a un adolescente?

Hay un vídeo de parte de ese momento.

Estaba previsto que Al-Juanidi fuera conducido ante un tribunal militar este lunes.

Como símbolo, la imagen sirve de ejemplo de la inmensa superioridad de los militares en el uso de la fuerza frente a los palestinos. Los titulares de los últimos días sobre la posibilidad de un estallido de violencia a causa de la decisión de Trump ocultan que son los israelíes los que están en una posición de completa superioridad.

Los palestinos pueden manifestarse, hacerlo de forma pacífica o lanzando piedras u otro tipo de objetos a las fuerzas policiales y militares. La respuesta israelí siempre es implacable.

Otro caso reciente de detención de un menor es el de un chico de 15 años, con síndrome de Down, arrestado por los soldados en Hebrón. Raquel Martí, de UNRWA, destacó el domingo que llevaba dos días detenido.

Los menores son detenidos de forma rutinaria en los territorios palestinos. Con independencia de lo que opinen sus padres y de las órdenes que reciban de ellos, los adolescentes y también muchos niños se lanzan a la calle para ser testigos de los enfrentamientos y manifestaciones y a veces para participar lanzando piedras. Pero la mayoría de los que participan de forma más arriesgada no son niños de 12-14 años, sino adolescentes de 15-18.

Si son detenidos, los menores comparecen ante los mismos tribunales que los adultos. Algunos acaban en prisión donde se ven obligados a convivir con adultos. Centenares de menores son detenidos cada año por militares y policías israelíes. La mayoría son atados o esposados cuando raramente están en situación de huir y están en clara inferioridad física frente a los soldados. Fácilmente intimidables, el 83% de los menores firma una confesión, según un informe de HaMoked y Btselem de octubre de este año.

En 2013, un informe de Unicef denunció que los malos tratos sufridos por menores palestinos a manos de militares eran “amplios, sistemáticos e institucionalizados”.

La organización israelí de derechos humanos Btselem ha difundido el vídeo de las detenciones a niños realizadas en Hebrón en un incidente ocurrido en octubre.

Publicado en Derechos humanos, Israel, Palestina | Etiquetado , , | Deja un comentario

Leonardo da Vinci, un príncipe saudí y 450 millones

La mayoría de los detenidos en la gran purga saudí ha comenzado a soltar la pasta. Lo vendieron como si se tratara del paso previo a una operación judicial para acabar con la corrupción en el país, una etapa imprescindible en la modernización de Arabia Saudí. En realidad, todo consistía en exprimir a los detenidos.

Un mes después de que decenas de príncipes, empresarios y exministros fueran confinados en un hotel de lujo –aunque el servicio de habitaciones y el tratamiento no estaba a la altura de las cinco estrellas del local–, el fiscal general anunció que la mayoría había llegado a “acuerdos económicos” para devolver al Estado el dinero supuestamente obtenido ilegalmente.

En una visita a EEUU, el ministro de Comercio comentó que esperan recaudar entre 50.000 y 100.000 millones de dólares de esta forma.

El príncipe Miteb bin Abdullah, hijo del anterior monarca y destituido como jefe de la Guardia Nacional, ya está en su casa después de haber aportado 1.000 millones de euros, según AFP. 135 de los detenidos continúan encerrados. En todo este proceso, jueces y abogados no han tenido un papel muy relevante, aunque el Gobierno dice que a su debido tiempo la Fiscalía presentará cargos contra algunos de los detenidos. Sobre todo, los que no quieran hacer una modesta aportación económica.

Se dice que la purga fue un mensaje del futuro rey, Mohamed bin Salmán, a la élite del país: los negocios no pueden ser como antes. Hace unos días, ha habido otro mensaje inconfundible: esas reglas valen para todos, no para MbS.

El escenario estaba lejos del Golfo, en la sala de subastas Christie’s en la que se adjudicó el cuadro de Leonardo ‘Salvator Mundi’, por 450 millones de dólares, la mayor cifra jamás pagada por una obra de arte.

En primer lugar, el príncipe saudí Bader al Saúd, que ocupa una posición menor en la familia real y que hizo en el pasado compras de arte en nombre de otras personas, fue identificado en el NYT como el comprador. Después, el WSJ anunció que el nuevo dueño de la obra de arte no era otro que el propio MbS, citando fuentes de inteligencia de EEUU y un experto en arte que conoce las compras que se hacen desde los países del Golfo. MbS y Bader se conocen, porque coincidieron en la universidad y el segundo fue nombrado presidente de una empresa controlada por la familia Salmán desde hace décadas.

La rivalidad con Qatar y la alianza saudí con los Emiratos Árabes también tiene un papel en esta historia. La realeza qatarí ha sido muy activa en la compra de obras de arte en subastas internacionales en los últimos años y cuenta con el Museo de Arte Islámico como su gran estandarte museístico. Los emiratíes acaban de inaugurar su propio Louvre. El gran museo de París ha vendido su marca a Abu Dhabi a golpe de talonario. 525 millones de dólares por la licencia y 750 millones por asesoramiento.

Una bailarina de Degas en el Louvre de Abu Dhabi. Foto: EFE

El cuadro de Leonardo tenía un interés añadido para MbS. Hace seis años, Sotheby’s ofreció a la familia real qatarí la compra de ‘Salvator Mundi’ por 80 millones de dólares, según el WSJ, oferta que fue rechazada. Fue finalmente adquirido por un multimillonario ruso que lo puso a la venta a través de Christie’s en noviembre.

El caso del cuadro dio otro giro cuando el Louvre de Abu Dhabi anunció el 6 de diciembre que pronto contaría con él en sus instalaciones. Dos días después, dijo que había sido adquirido por el Ministerio de Cultura y Turismo. La versión de la embajada saudí en Washington es que el príncipe Bader lo había comprado por encargo de los emiratíes.

No es eso lo que contó el FT, citando una fuente conocedora del trato, que informó de que Bader hizo la compra por orden de MbS con la intención de que fuera un regalo de Arabia Saudí a los Emiratos. “Se supone que es un regalo de Estado a Estado, como cuando Francia regaló la Estatua de la Libertad a EEUU”, dijo esa fuente al periódico.

Las medidas de austeridad puestas en marcha por el Gobierno saudí desde la caída del precio del petróleo han sido duras este año. El déficit presupuestario en los nueve primeros meses de 2017 ha sido un 40% menor que en el año anterior.

Los datos se han visto favorecidos por el aumento del precio del barril Brent este año. Está ahora por encima de 63 dólares el barril, su punto más alto de los dos últimos años. Pero la política de seguir quemando las reservas del país no podía continuar para siempre. Llegaron a alcanzar los 737.000 millones de dólares en agosto de 2014, una cifra gigantesca. En septiembre de 2017, ya estaban en 485.000 millones.

El príncipe heredero de los Emiratos, Mohamed bin Zayed, es el mejor aliado de MbS en Oriente Medio. Más que socios, son amigos, y ambos han trazado la estrategia que ha llevado a la guerra de Yemen, y su catástrofe humanitaria, y al enfrentamiento con Irán en todos los frentes.

El recorte de gasto público tiene ciertos límites para Mohamed bin Salmán. La austeridad es prescindible si hay que gastar 450 millones de dólares en hacer un regalo especial a su amigo de Abu Dhabi.

Publicado en Arabia Saudi, Emiratos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Vacunas y autismo: 90 segundos para tenerlo claro

Izquierda Unida ha rechazado la pregunta presentada en Bruselas por la europarlamentaria Lídia sobre la relación entre vacunas y autismo (Senra fue elegida en la lista de La Izquierda Plural, pero no forma parte de IU). Sin ningún rigor científico, la eurodiputada planteó que la vacunación es “una práctica de riesgo” y que “nadie ha podido demostrar la seguridad de las vacunas”.

Es falso y es profundamente deshonesto meter miedo a las familias con un rechazo a las vacunas que pone en peligro no sólo a los niños que no son inmunizados, sino a todos los demás. Sólo se puede expresar en estos términos: los bulos antivacunas matan gente.

Veamos una forma original de explicarlo. Debajo del vídeo está la traducción.

“Hola, soy Penn y este es mi socio, Teller. Habrán oído que las vacunas causan autismo en uno de cada 110 niños. Y una mierda. Es una completa gilipollez. No es cierto. Pero imaginemos que sí lo es. Vamos a comparar dos grupos de niños. El de Teller no recibe vacunas. El mío, sí. Utilizaré esta pantalla para representar a las vacunas. Oh, hay un problema. Mis vacunas dejan a uno de los niños fuera. Eso sería uno de cada 110 niños con autismo.

En los años 20, antes de que la vacuna de la difteria se usara, había entre 13.000 y 15.000 muertes al año por esa enfermedad. Si la cogías, tus posibilidades de morir eran del 40%.

En 1952, justo antes de que la vacuna de Salk se extendiera, hubo hasta 58.000 casos de polio. Si no tenías suerte, podías acabar con una discapacidad o muerto.

Meningitis, hepatitis A y B, gripe, paperas, tos ferina, neumonía, rinovirus, rubeola, viruela, tétanos, varicela… Tenemos vacunas contra todas esas enfermedades. ¿En qué lado quieres que esté tu hijo?

Por tanto, incluso si las vacunas causaran autismo, ¡¡lo que no es cierto, joder!!, estar contra las vacunas sería una gilipollez”.

Publicado en Salud | Etiquetado , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

‘Star Wars’ se salvó en la sala de montaje. No sabes hasta qué punto.

–Las películas buenas malas y malas buenas de Al Pacino.
–Lo mejor y lo peor de David Mamet.
–La red de complicidad que protegió a Harvey Weinstein.
Qué hacer con el arte de los artistas-monstruo.
–John Oliver cuestiona a Dustin Hoffman por las acusaciones de acoso sexual (vídeo).
–La resurrección permanente de Mel Gibson.
–Fotos del rodaje de ‘El crepúsculo de los dioses’.
Los ascensores han dado mucho juego en el cine.
–Cómo cambió el cine el tecnicolor.
–Restaurar a Miguel Ángel.
–Los zoos deben mucho a un panda llamado Pan Pan.

Publicado en Cine, Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

Trump concede a la derecha israelí el triunfo sobre Jerusalén que esperaba desde 1980

Donald Trump ha anunciado este miércoles la decisión que todos los presidentes anteriores de EEUU habían evitado por creer que haría imposible cualquier acuerdo de paz entre israelíes y palestinos: reconocer Jerusalén como capital del Estado de Israel y ordenar al Departamento de Estado que inicie los preparativos para el traslado de la embajada norteamericana a esa ciudad.

“Es hora de reconocer lo obvio. No es ni más ni menos que reconocer una realidad”, ha dicho Trump. Esa realidad el estatus de la ciudad está en la base del conflicto, ya que ambas partes exigen que Jerusalén sea la capital de su Estado, el ya existente en el caso de Israel y el que pudiera salir de un acuerdo de paz, en el caso de los palestinos.

Los palestinos reclaman Jerusalén Oriental, ocupada y colonizada por Israel desde la guerra de 1967. Los israelíes reclaman toda la ciudad para ellos.

El presidente de EEUU afirmó que su país apoya una solución de dos estados –la primera vez que lo dice desde que llegó a la Casa Blanca– y que su decisión no impide que se produzca un acuerdo ni presupone una declaración sobre los límites de la ciudad si unas hipotéticas negociaciones tuvieran éxito. En la práctica, Israel lo considerará una victoria para su posición y un requisito previo para futuras negociaciones. El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu,  ya ha declarado que cualquier acuerdo con los palestinos “debe incluir a Jerusalén como capital de Israel”.

La noticia supone una gran victoria para la derecha nacionalista israelí y su mensaje de que ninguna negociación puede poner en peligro los frutos de la guerra de 1967 y décadas de colonización de los territorios palestinos. También ha sido recibida con satisfacción por varios partidos de la oposición.  Sigue leyendo

Publicado en EEUU, Israel, Palestina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los inmigrantes olvidados en Serbia

Publicado en Europa | Etiquetado , , | Deja un comentario

La muerte del caudillo que creó y destruyó Yemen

Alí Abdulá Salé era el último superviviente de la convulsa política de Yemen de las últimas décadas. Dictador durante 22 años (antes otros doce años al frente de Yemen del Norte), propulsor de la reunificación del país y, según muchos, creador del Yemen moderno, firme aliado de EEUU y Arabia Saudí en la guerra contra Al Qaeda, feroz enemigo de las tribus hutíes del norte, derrocado por la movilización popular de la Primavera Árabe, aliado de las milicias hutíes de confesión chií para expulsar a su sucesor en la presidencia y después frente a la invasión promovida por Arabia Saudí, y hace tres días protagonista de su último cambio de alianzas.

Ordenó el sábado a su milicia, que forma lo que queda del Ejército regular de Yemen, que atacara a los hutíes y los echara de la capital, Saná. Dos días después, estaba muerto a manos de sus anteriores socios. Con 75 años, no encontró ya red para su último salto y acabó como terminaron antes muchos de sus enemigos.

Los aviones saudíes se apresuraron este fin de semana a colaborar con bombardeos de Saná sobre las posiciones hutíes. A Salé no le sirvió de nada y pereció en un ataque al convoy en que huía de la ciudad. Un vídeo mostraba una profunda herida en su cabeza rapada y no dejaba dudas sobre la noticia de su muerte, rodeada por la confusión en las primeras horas del lunes.

Salé sobrevivió a tantas guerras que la noticia de que abandonaba a los hutíes se consideró al principio que podía ser un hecho clave en el actual conflicto. El presidente apoyado por Arabia Saudí y los Emiratos, Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, ha pasado casi todo este año en territorio saudí, por lo que se cree que desde febrero sus anfitriones no le permiten volver a Yemen. Nunca ha estado a la altura del puesto y no ha pasado de ser una marioneta controlada por los saudíes.

Ahí es donde entraban los emiratíes, aliados de los saudíes pero con sus propios clientes locales y su propia estrategia militar. El príncipe heredero de los Emiratos, que es el gobernante de facto del país, había destinado al conflicto tropas de tierra (las cifras oficiales admiten 122 emiratíes muertos en combate), a diferencia de los saudíes, además de un contingente de centenares de mercenarios, en su mayoría de origen colombiano.

Según este análisis, procedente de conversaciones con altos cargos de Emiratos, su Gobierno llevaba tiempo intentando convencer a los saudíes de que la carta por la que debían apostar era la de Salé, a pesar de su alianza con los hutíes. Dinero, armas y poder eran las bazas con las que los emiratíes pretendían reclutar a Salé. De él les interesaba su carisma en algunas zonas del país y su capacidad probada en el pasado de negociar con las principales tribus de Yemen.

Embed from Getty Images

Las décadas de gobierno autocrático de Salé no pueden separarse de la guerra actual por más que la intervención exterior de varios países haya contribuido de forma decisiva a alargar el conflicto. El grupo académico The Yemen Peace Project recordaba desde EEUU su responsabilidad en la guerra y que el Gobierno de Salé lanzó siete brutales ofensivas contra los hutíes a partir del año 2000: “En vez de derrotarlos, los radicalizó aún más y aumentó su base de apoyo popular entre el noroeste de Yemen”.

En 2004 el fundador del movimiento hutí, Hussein al-Houthi, fue asesinado por soldados yemeníes por orden de Salé. Ahora se han cobrado la venganza.

Las décadas de dictadura de Salé se caracterizaron por la violencia y la corrupción, que debilitaron las instituciones del Estado e impidieron un normal desarrollo social y económico del país.

Tras su destitución, gracias entre cosas a un acuerdo por el que nunca sería juzgado por sus crímenes ni su fortuna tocada por una investigación, se dedicó a desestabilizar a su sucesor, Hadi. Con la alianza con los hutíes, aspiraba a regresar al poder o legarlo a su hijo mayor. Los saudíes no estaban dispuestos a permitirlo por la conexión, supuesta o real, de los hutíes con Irán.

Se dice que cuando Salé llegó al poder en Yemen del Norte en 1978, el jefe de la CIA en Yemen predijo que estaría muerto en seis meses, al igual que antes habían caído otros como él. Está claro que subestimó su capacidad de supervivencia y de progresar gracias a la guerra.

Nadie sabe con seguridad qué ocurrirá ahora en Yemen. Si acaso, la mayoría de los pronósticos son pesimistas. Con independencia de los sangrientos antecedentes de Salé, algunos creían que su último giro obligaría a los hutíes a refugiarse en el norte. No sería el fin de la guerra civil, pero sí un paréntesis en la campaña de bombardeos saudíes y emiratíes en buena parte del país y la llegada de ayuda sin restricciones para atajar la hambruna y la epidemia de cólera que se han cobrado la vida de miles de personas en lo que es el mayor desastre humanitario en estos momentos en el planeta.

Publicado en Arabia Saudi, Emiratos, Yemen | Etiquetado , , , | Deja un comentario