La polarización extrema es el regalo que la campaña de Madrid ofrece a toda España

La polarización extrema no es un asunto sólo de políticos en Estados Unidos. Habrán leído en muchos sitios que todo eso fue un invento de Donald Trump que le permitió ganar contra pronóstico las elecciones de 2016. No es cierto. Trump explotó en su favor una tendencia que ya se apuntaba en la sociedad norteamericana. El sectarismo político ha ido además en aumento en el país en los últimos cinco años hasta terminar calando en amplias capas de la población. Una encuesta de CBS News en enero reveló que más de la mitad de los votantes republicanos y el 40% de los demócratas creen que los seguidores del otro partido son sus «enemigos», y no simplemente sus «adversarios políticos».

Los norteamericanos opinan que la democracia está en peligro en su país. El 54% dice que esa amenaza procede de otros estadounidenses. Sólo el 8% teme que proceda del exterior. Algunos estudios indican que el rechazo mutuo que sienten conservadores y progresistas supera a las divisiones que existen habitualmente a causa de la religión o la raza.

La polarización es por tanto un terreno fértil en varios países occidentales. No tanto en otros como Alemania. Sí en EEUU, Reino Unido y España. Las elecciones de Madrid son un buen ejemplo de las herramientas muy rentables que pone a disposición de los partidos. De aquellos que quieran usarlas. En campaña, es normal que cada partido se defina a sí mismo como el mejor defensor de valores como la libertad, la justicia o el progreso económico. Lo que vemos ahora es a Isabel Díaz Ayuso presentarse como la única defensora de la libertad. Para el PP, no es que los tres partidos de la izquierda estén equivocados en sus recetas económicas y sociales, sino que representan una amenaza para las libertades. Sigue leyendo

Publicado en EEUU, España | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mónica García, anestesista en el quirófano y todo lo contrario en el escaño

Se suele decir que la política es como un maratón y que los que corren muy rápido se arriesgan a acabar reventados en los primeros kilómetros. Eso y todas las comparaciones nada inteligentes que se hacen con las lecciones que dan las grandes estrellas del deporte, como si gobernar un país fuera como disputar la final de Roland Garros o jugar un Mundial de fútbol. El ‘coaching’, repleto de estos símiles, es lo más parecido a la venta ambulante de remedios milagrosos que aparecían en la prensa del siglo XIX. Aun así, la candidata de Más Madrid en las elecciones, Mónica García, ha demostrado en el último año que a veces también conviene correr rápido si la ocasión lo exige. Eso ha causado una situación bastante poco habitual en política, donde las jerarquías son sólo un poco menos rígidas que en la Iglesia católica.

García ocupó el puesto 26º en la lista de Podemos en las elecciones autonómicas de 2015 –ahí salió elegida por los pelos– y el décimo en la de Más Madrid en 2019. Digamos que estaba en la clase media de la representación parlamentaria, al menos teniendo en cuenta la posición de la que salió tras las primarias. Luego llegó la pandemia y su perfil profesional resultó muy apropiado para hacer oposición al Gobierno de Madrid. Es médica anestesista y participó hace una década en las movilizaciones de la Marea Blanca en favor de la sanidad pública.

En la legislatura que acaba de concluir, totalmente condicionada por la pandemia, ha sido la portavoz más incisiva y eficaz contra Isabel Díaz Ayuso. No es que haya que ser médico para hablar de sanidad en un Parlamento. A lo largo de todo el 2020, los medios de comunicación ofrecieron una amplísima información, en ocasiones agotadora, sobre lo que estaba ocurriendo en el sistema de salud. Es sólo que se nota cuando alguien sabe de un tema. Sigue leyendo

Publicado en España | Etiquetado , | Deja un comentario

Isabel la Católica y Salvadora de Bares y Terrazas, ruega por nosotros

Isabel Díaz Ayuso ya está donde quería estar. En la rampa de salida de la campaña electoral que oficialmente se ha iniciado en la madrugada de este domingo, pero que comenzó en realidad en el mismo momento en que se desencadenó la pandemia. O no mucho tiempo después, cuando la gestión de la crisis en las residencias de ancianos hizo que el Gobierno de coalición en Madrid empezara a partirse por la mitad. A partir de ese momento, a Ayuso y a su lugarteniente, Miguel Ángel Rodríguez, les quedó claro que sólo saldrían vivos de esta si convertían cada día en una guerra a muerte con el Gobierno de Pedro Sánchez. El virus no era el enemigo, sino el escenario de la batalla.

El PP de Madrid hubiera querido celebrar antes estas elecciones, pero las dudas de Pablo Casado las frenaron. La moción de censura de Murcia fue el desencadenante que las facilitó. Lo que no cambió fue el discurso. Díaz Ayuso salvó a España en la primavera de 2020. Más tarde, su hospital provisional de Ifema maravilló al mundo. El hospital Zendal llevó ese entusiasmo al multiorgasmo. Luego salvó a la hostelería. Cuando otras regiones se veían obligadas a imponer restricciones a ciudades enteras, ella optó por cierres más pequeños dentro la ciudad de Madrid que nadie se molestaba en obligar a respetar.

Ahora que varias CCAA, incluidas las gobernadas por el PP, se preguntan cómo fundamentarán las medidas sin la cobertura jurídica del estado de alarma, Ayuso se relame de placer. «El estado de alarma es un horror», dijo esta semana en una entrevista con la misma soltura con que se manejan los tertulianos de la televisión. Algunos creen que puede producirse el caos. Ella pensará que sólo reinará la libertad. La suya. Podrá hacer lo que quiera. Sigue leyendo

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Israel ya no oculta la participación del Mossad en los atentados contra el programa nuclear iraní

Esta vez, no fue necesario que fuentes anónimas de inteligencia de EEUU apuntaran a Israel como probable responsable de un ataque contra el programa nuclear iraní. La censura militar israelí no se ocupó de comunicar a los medios de comunicación del país que no podían aportar información propia sobre el incidente o que si acaso sólo podían citar artículos de medios extranjeros. La inteligencia israelí se ocupó de informar, a través de fuentes anónimas, que el Mossad era el autor de lo que al principio se denominó como un ciberataque contra la red eléctrica de las instalaciones de la central iraní de Natanz. La censura militar permitió la publicación de la noticia.

Sobre la intencionalidad política de un hecho sin precedentes, Efraim Halevy, director del Mossad desde 1998 a 2002, tenía pocas dudas. «Aparentemente, aquellos interesados en este asunto (el programa nuclear iraní) en el Estado de Israel, en el liderazgo político del país, están interesados en que se atribuya a Israel», dijo el lunes. «No hace mucho tiempo, Israel no asumía la responsabilidad de estas acciones». Halevy no tuvo inconveniente en señalar al primer ministro, Binyamín Netanyahu, como responsable de estas decisiones. No cabía hablar de una filtración sin control.

Israel lleva años realizando ciberataques y atentados contra instalaciones y personas relacionadas en el programa nuclear de Irán. El sabotaje de este domingo se produce en un momento singular, cuando EEUU reanuda los contactos con Teherán con vistas a negociar la recuperación del acuerdo nuclear que la Administración de Donald Trump decidió boicotear. El Gobierno de Netanyahu confía en que una represalia iraní impida a Biden recuperar un acuerdo que fue el mayor éxito internacional del Gobierno de Barack Obama cuando Biden era su vicepresidente.

El atentado coincidió con la presencia en Israel del secretario de Defensa norteamericano, Lloyd Austin. No hay confirmación sobre si el Gobierno de EEUU estaba informado previamente del ataque.

No pasó mucho tiempo hasta que se supieron otros datos del ataque ocurrido a las cuatro de la madrugada del domingo. Israel necesitaba que la situación fuera aun más humillante para Irán. No había sido un ciberataque, según una televisión israelí, sino un atentado con explosivos que destruyó la red eléctrica que alimenta la central de Natanz, el lugar donde las centrifugadoras realizan el enriquecimiento del uranio. No está conectada por razones de seguridad a la red nacional. Es autosuficiente y cuenta con un sistema de reserva. Alguien colocó una bomba en una instalación que goza de la máxima seguridad controlada por los Guardias Republicanos Islámicos (IRGC).

Las autoridades iraníes ofrecieron más datos sobre los daños causados por la explosión a la que calificaron de terrorismo nuclear. Varios miles de centrifugadoras habían quedado «completamente destruidas», según un diputado que dirigió la agencia nuclear iraní. El cálculo que hacen los servicios de inteligencia israelíes y norteamericanos es que se tardará varios meses, quizá hasta nueve, en reparar los destrozos.

La respuesta de Irán fue anunciar el martes que aumentará el proceso de enriquecimiento de uranio hasta el 60%. Cuenta con la planta de Fordo con un millar de centrifugadoras con capacidad de hacerlo. El mayor umbral tecnológico consiste en llegar al 4% de enriquecimiento (a partir del cual ese combustible puede emplearse en una central nuclear civil) y pasar de ahí al 20%. A partir de ese punto, sólo hay que poner más centrifugadoras en funcionamiento.

Cuando Trump dio por cancelado el acuerdo nuclear, Irán se sintió liberada de respetar sus términos. Esa actitud se hizo más firme cuando Washington le aplicó sanciones que han tenido un efecto evidente en la economía del país.

Después de las últimas elecciones, las cuartas en dos años, Israel tiene un Gobierno en funciones. Los ataques en suelo extranjero deben contar con la autorización de todo el Gabinete o del Gabinete de Seguridad, con el primer ministro y un número reducido de miembros del Gobierno. El exjefe de inteligencia militar, Amos Yadlin, duda de que se hayan respetado estos procedimientos: «Incluso siendo cauteloso, dudo de que no estemos ante un calendario político que ha iniciado una crisis de seguridad con el objetivo de facilitar que Netanyahu forme otro Gobierno bajo su liderazgo». El periodo electoral ha hecho que el Gabinete de Seguridad no se haya reunido desde febrero. Netanyahu ha tenido las manos libres para dar vía libre al ataque contra Irán.

Las negociaciones de Viena en las que participan EEUU, Irán y otros actores del proceso cobran ahora una mayor importancia. No es sólo el ayatolá Jamenéi, la cúpula militar y los diputados conservadores los que ven con escepticismo la posible reanudación de las conversaciones. El Gobierno israelí hará todo lo posible para que no concluyan con una vuelta al anterior acuerdo nuclear. El sabotaje del domingo plantea serias dudas sobre la capacidad de Biden de controlar los planes de Netanyahu. No sería la primera vez que Israel desafía a una Administración demócrata en su intento de poner fin a la confrontación histórica con Irán.

Foto: Dos filas de centrifugadoras conectadas en la planta nuclear de Natanz, en Irán.

Publicado en EEUU, Iran, Israel, Nuclear | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Toni Cantó demuestra que siempre hay sitio en política para los mercenarios

El presidente de Castilla y León ha dado la mejor respuesta en una entrevista de los últimos meses. Lucía Méndez le comenta en El Mundo que «su compañera Isabel Díaz Ayuso dice que Madrid es España». Alfonso Mañueco no sabe por dónde salir y responde: «Mmm, sí, vale…». Ya era hora de que un político no saliera con la respuesta prefabricada y alimentada por el argumentario. Con esas dos palabras y un murmullo, Mañueco revela la perplejidad en la que malviven muchos presidentes autonómicos al escuchar las noticias de Madrid. Ellos, incluidos los del PP, intentan navegar entre la necesidad de dar mensajes esperanzados y la obligación de aprobar medidas restrictivas con las que seguir combatiendo la pandemia. Mientras tanto, contemplan cómo Díaz Ayuso y el PP madrileño no sólo ignoran ese tipo de decisiones, sino que las califican de liberticidas y de letales para la economía. Imagina qué cara se les queda cuando tienen que escuchar eso.

Después de esa reacción tan comprensible, Mañueco recupera el hilo y explica lo que piensa: «Éstas son las elecciones de Madrid y de los madrileños. Convertir las elecciones en Madrid en unas generales me parece un error. España es mucho más que Madrid. Es mucho más diversa que la Comunidad de Madrid». Es una respuesta tan lógica como alejada de la realidad que veremos en las próximas semanas hasta el 4 de mayo.

Pablo Casado no es de la misma opinión que su compañero de partido. Ha hecho tantas apuestas a todo o nada y le han salido tan mal que ahora no puede desperdiciar esta oportunidad en un territorio más propicio a sus intereses. Todo es lo que diga Isabel, más ahora cuando la gran aportación de Casado y García Egea a la campaña ha acabado con un varapalo jurídico de esos que además se veían venir. La inclusión de Toni Cantó en las listas, impuesta por Génova, ha sido anulada por un Juzgado de Madrid con un argumento difícilmente rebatible: no estaba empadronado en la comunidad el 1 de enero, fecha de cierre del censo, requisito señalado por la convocatoria anticipada de elecciones y la ley electoral madrileña. Sigue leyendo

Publicado en España | Etiquetado , | Deja un comentario

Los políticos más nerviosos comienzan a enamorarse de la vacuna Sputnik

Lo último que faltaba al turbulento debate político en la pandemia era que llegaran los rusos. No como invasores o fuente de interferencias, reales o ficticias, sino como invitados a la mesa de la crispación genuinamente española. Empeñados en sostener el principio de que la culpa siempre es de los demás y nunca propia, algunos gobiernos han decidido que la respuesta a todas sus plegarias es la vacuna rusa Sputnik, aún no autorizada en los países de la UE y que sólo se han puesto entre un 3% y un 5% de los rusos. (en España un 15% de la población ha recibido al menos la primera dosis). Algunos incluso han decidido que ya vale de tantas cautelas científicas y que ha llegado la hora de acelerar los mecanismos de presión con que cuentan los estados, que es precisamente lo mismo que ha provocado los extraños cambios de opinión en relación a la vacuna AstraZeneca.

No puede sorprender a nadie que haya sido el Gobierno de Madrid el que ha puesto en marcha la polémica. Su hoja de vuelo consiste siempre en dirigirse en dirección contraria a aquella en la que viaja el Gobierno central. Primero fueron las tres reuniones de la cúpula de la Consejería de Sanidad con el intermediario español que dice representar a las autoridades rusas. Al conocerse la noticia, se dijo que sólo eran contactos preliminares con vistas a estar informados. «Decidimos explorar el mercado», explicó el consejero Escudero.

Alguien vio que el tema prometía y en menos de dos días se pisó a fondo el acelerador. El viceconsejero Antonio Zapatero afirmó el viernes que el Gobierno debe «presionar» a la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) para que conceda cuanto antes el visto bueno a Sputnik por ser «francamente buenos» sus resultados. Insistió en que hay que conseguir que Sputnik llegue a España «con la mayor velocidad posible». Y ahora cuéntale a la EMA que hay elecciones en Madrid el 4 de mayo y que a ver si pueden darse un poquito de prisa.

Quienes sí se sintieron presionados fueron otros gobiernos autonómicos. De repente, los periodistas no hacen más que preguntar por la vacuna rusa y algo hay que decir. El Gobierno andaluz asegura que «si la Unión Europea no lidera» la autorización y compra de más vacunas, «iremos nosotros a comprar». Es difícil creer que la Junta de Andalucía vaya a tener más dinero e influencia internacional que por ejemplo el Gobierno alemán para aumentar su stock de vacunas. Ya se sabe que los políticos españoles tienen la costumbre de afirmar que desde luego pondrán todos los medios con el fin de solucionar un problema, aunque no sepan exactamente cómo.

Estas pretensiones de acción fulgurante chocan con la realidad. Rusia se enfrenta a problemas de producción de sus dos modelos de vacunas no muy distintos a los de las empresas occidentales. El número real de dosis distribuidas en el país no se conoce. Decenas de países de Latinoamérica y Asia han firmado contratos para recibir en total 1.200 millones de dosis, pero las realmente entregadas son un número muy inferior.

La ciencia y la propaganda van de la mano. Los embajadores rusos se presentan en el aeropuerto para recibir los primeros cargamentos, aunque la cifra sea tan pequeña como 10.000 dosis, como ocurrió en Bolivia. Para muchos de esos países, la expectación está justificada. Todo lo que no sea EEUU, Europa y unos pocos países más está esperando a que los países ricos acaben sus procesos de vacunación.

Rusia ha puesto en marcha una intensa campaña de promoción de la vacuna por todo el mundo y también para encontrar fábricas que puedan producirla. Ha firmado acuerdos con empresas de Corea del Sur, China e India. En este último caso se enfrenta a los obstáculos puestos por el Gobierno indio para permitir la exportación de vacunas.

El secretismo con el que se mueven las autoridades rusas hizo que se conociera muy poco en el extranjero sobre la fase de pruebas de Sputnik. Hay una segunda vacuna rusa de la que se sabe aun menos. Sputnik sufrió muchos titulares negativos en la prensa occidental hasta que un artículo en The Lancet en febrero disipó muchas de las dudas que pudiera haber sobre su fiabilidad al considerarla «segura y efectiva».

Eso no ha impresionado mucho a los rusos, que han demostrado un escaso interés por inmunizarse. Un 62% ha dicho que no quiere vacunarse con Sputnik, según una encuesta de marzo de la empresa independiente Levada, un rechazo que es mayor entre los jóvenes, poco interesados en creer las promesas de su Gobierno. Otro sondeo afirma que sólo una tercera parte de los rusos cree que la mayoría de sus compatriotas se vacunará.

Eslovaquia y Hungría fueron los primeros países de la UE que apostaron por Sputnik. En el caso eslovaco, donde los socios del Gobierno de coalición tenían posturas diferentes, la primera entrega ha tenido un mal final. El Gobierno no se quedó corto. Encargó dos millones de dosis para un país de 5,4 millones de habitantes, de las que sólo han llegado las primeras 200.000 en un envío hecho en marzo. El desenlace no ha sido el esperado por Moscú. La agencia nacional del medicamento ha anunciado esta semana que los componentes de esas partidas no corresponden exactamente con los que aparecen reflejados en el análisis realizado por The Lancet, por lo que no se ha comenzado a utilizarla.

El organismo público ruso que se encarga de su exportación ha reaccionado furioso con el argumento de que se trata de un ejemplo de «desinformación» y «noticias falsas». Además, ha exigido que los eslovacos devuelvan todo el cargamento. Si no lo quieren ellos, lo enviarán a otros países. La polémica por la compra de Sputnik antes de recibir la aprobación de la agencia europea provocó el anuncio de la dimisión del primer ministro y una crisis en el Gobierno que aún no se ha resuelto.

El interés por Sputnik ha aumentado al saberse que las desesperadas autoridades alemanas están considerando su compra si recibe la autorización científica. El retraso en el proceso de vacunación, unido al aumento de los contagios en el último mes, ha alterado por completo la imagen de Alemania en la pandemia. El que antes era casi un país modelo ha pasado a ofrecer imágenes de caos gubernamental por las que antes eran conocidos otros países. En estos momentos, la política alemana se parece bastante a la española: algunos länder ya no quieren endurecer las restricciones, Merkel les acusa de no reaccionar con la rapidez necesaria y el ritmo de vacunación es menor que el deseado.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, ha confirmado que piensa ponerse en contacto con Rusia para estudiar una posible compra de Sputnik, si es aceptada por la EMA. Pero también ha dicho que para que esas entregas surtan un efecto real, «los envíos deberían llegar en los próximos dos o cuatro meses». Si no es así, no serían necesarias.

Al igual que en España, la pandemia también se ha visto contaminada por la política. En septiembre, hay elecciones nacionales y varios gobiernos regionales dirigidos por la CDU no se atreven a agravar el impacto de la pandemia en la economía. El Gobierno de Baviera ha firmado un preacuerdo para recibir 2,5 millones de dosis de Sputnik. No es una casualidad que su presidente, Markus Söder, sea un muy posible candidato a canciller por la CDU-CSU en las elecciones.

Las vacunas darán votos en Europa, o al menos eso creen los políticos. Y si el proceso de inmunización no va a la velocidad que espera la gente, muchos pensarán que Sputnik bien vale una misa, ortodoxa en este caso. Otro asunto muy diferente es si esos suministros llegarán a tiempo. El debate en España ha coincidido con los dos días en que se ha vacunado en cada uno de ellos a más de 400.000 personas, el equivalente a tres millones en EEUU. En Alemania a más de 700.000 personas en un día. Con independencia de su valor como vacuna, Sputnik puede terminar siendo sólo un capítulo más en las guerras civiles pandémicas.

Publicado en Alemania, España, Rusia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Santiago Abascal encuentra en Vallecas lo que estaba buscando

Santiago Abascal llevaba tres minutos hablando en el mitin que dio Vox el miércoles en el barrio madrileño de Vallecas y daba un poco igual. Prácticamente, no se le oía. Le había dado tiempo a gritar que «las calles también son nuestras y Vallecas también es nuestra». No era una opinión mayoritaria entre los que le insultaban. Ni en el piso en que una señora puso una pancarta con la palabra Vox en la que la ‘O’ era un excremento. El griterío de los centenares de personas congregadas para boicotear el acto impedía escucharle bien incluso a los que estaban a poco más de diez metros. Así que el líder de Vox dejó de hablar, se bajó de la tribuna y se dirigió, acompañado de su seguridad y de otros dirigentes de Vox y algunos de sus seguidores, al grupo de manifestantes que tenía más cerca, y hay que decir que estaban bastante cerca.

Queda la duda de si fue una reacción espontánea o si ya tenía previsto hacerlo. Lo que es indudable es que los incidentes comenzaron cuando Abascal quiso que empezaran. Pretendía que los antidisturbios desalojaran por la fuerza a todos los que le estaban gritando a unas pocas decenas de metros. En un cálculo muy exagerado por corto, Abascal dijo luego que sólo había dado «18 pasos» hasta llegar a ellos.

Había un numeroso cordón policial que separaba a los manifestantes del lugar del mitin. No lo bastante, según los dirigentes de Vox. A partir de ese momento con la irrupción de Abascal y su grupo, la policía ya no podía quedarse esperando a que sucediera algo. No podía limitarse a esperar a que alguien comenzara a pegarse, porque ahí hubiera perdido el control de la situación. Fue en ese momento cuando cargó contra los manifestantes y la zona que estaba a la izquierda del escenario quedó despejada muy pronto. Quedaron unos pocos con algunas pancartas. Sigue leyendo

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mike Tyson tiene un mensaje para Ayuso

Nunca ha estado en España que se sepa, pero podríamos decir que Mike Tyson es uno de los grandes analistas de las campañas electorales en nuestro país. Y sin haber estudiado Ciencia Política. Básicamente, por haber dado una buena respuesta a lo que pretenden los partidos españoles en las campañas. Lo hizo con una sola frase, con la que respondió en 1987 a la pregunta de cómo pensaba afrontar la estrategia de su rival para la siguiente pelea. «Todo el mundo tiene un plan hasta que le golpean por primera vez», dijo. Los partidos van a sus grandes combates electorales con una estrategia definida, cuentan con asesores muy experimentados que han visto todas las películas y series que existen sobre el tema, y luego se encuentran con que no tienen respuestas claras al encajar el primer puñetazo en la cara.

Con las elecciones de Madrid, puede ocurrir una situación realmente paradójica. El PP busca sumar el mayor número posible de votos, lo que es muy lógico, y corre el riesgo de que ese posible éxito se vuelva en su contra. Isabel Díaz Ayuso no se presenta como la mejor candidata con el mejor programa, sino como la única salvación posible para que Madrid no caiga en manos del comunismo. Sin ella, la libertad desaparecerá y llegarán el gulag y el mal tiempo. Por ejemplo, en la educación. «El 4 de mayo, las familias podrán seguir eligiendo el colegio que quieren para sus hijos en completa libertad, lo que no ocurre en casi ninguna otra comunidad autónoma», dijo el lunes.

Otros presidentes autonómicos del PP en Galicia, Andalucía o Castilla y León, responsables de la gestión de la educación en sus regiones, se habrán quedado perplejos al escucharla. Lo mismo se han vendido al comunismo liberticida. Sigue leyendo

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La monarquía de Jordania recibe el mayor desafío de los últimos veinte años

El rey Hussein de Jordania pudo aislar durante décadas a su país de la mayoría de las turbulencias que aquejaron a Oriente Medio. No sin problemas. Al principio de su reinado en los años 50, sufrió varios intentos de golpe de Estado cuando el nacionalismo árabe no toleraba la existencia de una monarquía sustentada por el dinero británico. En las décadas posteriores, consiguió que la debilidad de Jordania, un país con escasos recursos económicos, se convirtiera en su fortaleza. No era lo bastante poderoso para desequilibrar el equilibrio uniéndose a una alianza, por lo que le interesaba mantener vías de comunicación abiertas con todos los protagonistas enfrentados. Y al final contaba con el apoyo de EEUU, además de millones de dólares en efectivo entregados personalmente al rey por la CIA desde 1957 a 1977.

En el plano interno en un país con una mayoría de población de origen palestino, la base del poder de la monarquía eran las grandes tribus beduinas, que estaban sobradamente representadas en la cúpula del Ejército y la élite política. Todas las diferencias se solventaban a través del consenso, siempre bajo la autoridad del rey. Tras la muerte de su padre, el nuevo rey Abdalá conservó esa forma de gobernar, incluida la apelación constante a las reformas por mucho que ese intento era más cosmético que real. A la menor señal de inestabilidad internacional, las elecciones legislativas se suspendían hasta nueva orden.

La detención del príncipe Hamza bin Hussein y de varias personas cercanas a él pone fin a ese panorama político en el que nunca pasaba nada y en que cualquier amago de contestación desde posiciones islamistas era eliminado con dureza pero con bastante discreción por la policía secreta. El presunto intento de golpe de Estado que 24 horas después no lo parecía tanto revela una división interna que antes no existía o que era fácil de esconder.

Hamza, de 41 años, es hermanastro del rey. Ambos son hijos de Hussein, pero de madres diferentes. El monarca es hijo de la segunda esposa de Hussein, de origen inglés. Hamza es hijo de la cuarta esposa, Noor, nacida en EEUU. Al llegar al trono, Abdalá, que tiene ahora 59 años, nombró como príncipe heredero a Hamza, lo que se interpretó como un cumplimiento del deseo de Hussein. Cinco años después, en 2004, el rey le quitó el título y en 2009 se lo concedió formalmente a su hijo mayor, Hussein.

A lo largo de los años, no han trascendido diferencias políticas entre los dos hermanastros. El hecho de que le arrebataran la sucesión en el trono tampoco debía interpretarse como un gesto de censura. Estaba dentro de las atribuciones reales y es lo mismo que había hecho el rey Hussein con su hermano.

Su detención ahora fue desmentida por los portavoces del Gobierno. El gesto definitivo de disidencia fue confirmado por Hamzah al enviar a BBC un vídeo en el que confirmaba que se le había impuesto el arresto domiciliario.

Hamza cuenta en inglés que el jefe de las Fuerzas Armadas le comunicó en persona que tenía prohibido salir de su hogar y comunicarse con cualquier otra persona que no fuera su familia directa por haber participado en reuniones en las que se había criticado «al Gobierno o al rey». Su testimonio es la denuncia más grave hecha en público en los últimos años procedente de un miembro de la familia real o de la élite del país.

«Como le dije al jefe de Estado Mayor, no soy responsable de los problemas del Gobierno, de la corrupción y de la incompetencia que se han extendido en nuestras estructuras de gobierno en los últimos 15 o 20 años», dice Hamza en el vídeo. Explica que existe una «falta de fe (de la gente) en las instituciones» y que la más pequeña crítica a las autoridades es respondida con detenciones y abusos por las fuerzas de seguridad, una descripción que no sorprenderá a muchos jordanos, pero que nunca habían escuchado de boca de alguien tan importante. «Nadie puede hablar o expresar una opinión sobre algo sin ser acosado, detenido y amenazado».

Nada del deprimente panorama que describe el príncipe podría producirse sin el permiso expreso del rey.

Hamza dice que no forma parte «de ninguna conspiración» ni de ninguna «maligna organización apoyada desde el extranjero», una acusación que esperaba que se produjera, como así ha ocurrido después. A los que piensan en el extranjero que Jordania es un país estable, les dice que está gobernado por la corrupción y el nepotismo y por la «falta de esperanza de cada jordano» en el futuro.

Imagen del vídeo difundido por el príncipe Hamza

El príncipe grabó el mensaje delante de un retrato del rey Hussein para dejar claro a la audiencia de su país la legitimidad de su posición familiar para hacer esas críticas. Ha recibido el apoyo público de su madre Noor a través de un mensaje en Twitter: «Rezo para que prevalezcan la verdad y la justicia para todas las víctimas inocentes de esta despreciable difamación». Se refería a la acusación de un golpe de Estado contra Abdalá.

Entre los detenidos están Hassan bin Zaid, que fue enviado especial del rey Abdalá en Arabia Saudí, y Bassem Awadallah, que fue jefe de la Casa Real y ministro de Hacienda. De este último, dicen algunos medios que ha trabajado como asesor del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán. Awadallah también es cercano a Mohamed bin Zayed, príncipe heredero de los Emiratos, y forma parte del consejo rector de la Universidad de Dubai. También han sido arrestados el jefe de la oficina personal de Hamza y su jefe de seguridad, el general retirado Yaser Majali.

Estas relaciones con Bin Salmán y Bin Zayed, aliados en la guerra de Yemen, han desatado especulaciones sobre una posible intervención de ambos países en la crisis interna de Jordania. Para desmentirlos, Bin Salmán llamó por teléfono a Abdalá este fin de semana con la intención de confirmarle su apoyo. Bin Zayed es el promotor del reconocimiento diplomático de Israel y hubiera querido más apoyo público de Jordania. Ese es un paso que Abdalá no puede dar si no quiere crear más problemas de los que tiene.

Abdalá cuenta también con el apoyo del Gobierno israelí. «Una Jordania fuerte y próspera favorece los intereses económicos y de seguridad de Israel. Necesitamos hacer todo lo necesario para ayudarles», ha dicho este domingo Benny Gantz, ministro de Defensa.

Jordania sufrió numerosas protestas en 2018 a causa de la difícil situación económica del país. La necesidad de atender a más de un millón de refugiados sirios y la pérdida en algunos momentos de la ayuda económica saudí hicieron que su situación financiera fuera insostenible. El Gobierno se puso en manos del FMI en 2016, que obligó a tomar medidas de austeridad que pasaban por el recorte de los subsidios públicos en alimentos y combustible. La pandemia profundizó la crisis. Esta situación provocó un descontento popular que se acrecienta cuando la población toma en cuenta la corrupción y la desigualdad.

Abdalá se encuentra ante un dilema. No puede dejar de responder al desafío que le ha lanzado Hamza con el mensaje del vídeo. Está cuestionando su mando del país en los últimos veinte años. Ha contado a todo el mundo lo que supondría la detención inmediata para todo jordano que hubiera osado pronunciar esas palabras. Por otro lado, es probable que Hamza cuente con apoyos entre miembros de las tribus beduinas que han sido la roca sobre la que se asienta la monarquía desde los años 50. Aun así, si Abdalá cuenta con el apoyo internacional conveniente, y eso es bastante seguro, no tendrá piedad con su hermano.

23.15
Al final, se impuso el estilo jordano de resolver los problemas en la élite política del país. Más aún, cuando el hombre que desafiaba al poder era el hijo del anterior monarca y hermano del actual rey. Después de denunciar la corrupción institucional imperante en Jordania, el príncipe Hamza anunció en un comunicado su lealtad al rey Abdalá con el lenguaje poco creíble de los comunicados oficiales en Oriente Medio.

Abdalá apostó por la mediación del príncipe Hassan, tío de ambos, para enviar el mensaje de que de momento todo se perdonaría si aceptaba volver al redil. La prioridad era conservar la unidad de la familia real. Objetivo cumplido. Los jordanos tendrán que llegar a la conclusión de que nada de lo que escucharon a Hamza en el vídeo debe preocuparles. Obviamente, es imposible, pero la verdad oficial no atiende a esos pequeños detalles.

Publicado en Jordania | Etiquetado , | Deja un comentario

¿De qué hablarán cuando Pablo Iglesias no esté en el Gobierno?

La presencia de Pablo Iglesias en el Gobierno de coalición se cerró este martes con un vídeo de dos minutos y medio grabado en su despacho. No fue precisamente un final por todo lo alto en términos de imagen. Ni siquiera tuvo la oportunidad de participar en la rueda de prensa del Consejo de Ministros. Quizá Pedro Sánchez y la ministra portavoz decidieron que el protagonista de la cita debía ser el ministro de Ciencia. La entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición, y en especial la de Iglesias, fue como uno de esos estallidos que hacen temblar hasta los cimientos del sistema político. Después de la sorpresa inicial, la dimisión del vicepresidente ha terminado siendo una de esas muchas cosas que pasan cuando un acontecimiento precipita otros y estos a su vez tienen consecuencias inesperadas.

Ciudadanos decidió cambiar de socio en Murcia y todo esto acabó con la retirada de Iglesias del primer plano. Si lo entiendes, te cuenta como dos asignaturas de Ciencia Política y tres tertulias en la tele.

La aparición de Unidas Podemos en el Gabinete de Sánchez fue el momento en que el partido cambió el discurso tradicional en la izquierda. Mientras Izquierda Unida nunca había mostrado mayor interés en entrar en gobiernos de coalición desde una posición de inferioridad –y el PSOE mucho menos en permitirlo–, Iglesias argumentó que había que estar donde se deciden los asuntos que marcan desde el Gobierno la vida cotidiana de los ciudadanos. Ese sitio no son las calles, sino el lugar donde se redacta el BOE. La movilización popular puede influir poderosamente en la política, pero no es ahí donde se consigue el ingreso mínimo vital o la ley de eutanasia. Sigue leyendo

Publicado en España | Etiquetado , , | Deja un comentario