El circo de Netanyahu incluye a los ultras de costumbre

netanyahu

Una de las tradiciones más respetadas en la política israelí bajo Netanyahu consiste en que la formación de un Gobierno de coalición se convierte en un espectáculo de circo en el que los potenciales ministros del Likud se ven abocados a una humillante carrera de relevos. Sus aspiraciones se ven cercenadas por las prioridades del primer ministro. La más importante, no puede haber ningún dirigente del partido que adquiera el estatus necesario para convertirse en un posible rival en el futuro.

Netanyahu consiguió una clara victoria en las elecciones de marzo. La formación del Gobierno parecía un trámite, pero al final todo se complicó. El exministro de Exteriores Lieberman renunció a formar parte de la coalición, y eso le dejó a Netanyahu con 61 diputados sobre un total de 120. No resulta una mayoría muy cómoda para afrontar cuatro años. Por eso, el líder del Likud decidió guardarse el comodín de la cartera de Exteriores con vistas a añadir a algún otro partido a la coalición, si eso fuera posible. Varios dirigentes del Likud que aspiraban a ese puesto se tuvieron que conformar con carteras menores. Así que ahora Netanyahu es primer ministro y ministro de Exteriores al mismo tiempo.

Otros puestos ya están cubiertos, los de los partidos que forman parte de la coalición de gobierno. La mejor aportación procede del partido ultraderechista La Casa Judía, liderado por Naftali Bennett. Aporta al viceministro de Defensa, Eli Ben-Dahan (que resulta ser rabino), cuyo cargo le da la máxima responsabilidad sobre lo que se llama la Administración Civil de los territorios palestinos, todo lo que tiene que ver con su control que no esté bajo la jurisdicción de los militares. Algunas de sus frases que revelan lo que se puede esperar de él:

–”Para mí, (los palestinos) son como animales, no son seres humanos”.

–”El alma de un judío es más valiosa que la de un gentil, incluso si es homosexual”.

Otro miembro distinguido es Ayelet Shaked, la nueva ministra de Justicia. Se hizo conocida cuando colgó en su página de Facebook el texto de un artículo de otra persona que deja claro qué es lo que se debe hacer con los palestinos:

“Detrás de cada terrorista hay docenas de hombres y mujeres, sin los cuales no podría implicarse en el terrorismo. Todos son combatientes enemigos y están manchados de sangre. Eso también incluye a las madres de los mártires, que les envían al infierno con flores y besos. Deberían seguir el destino de sus hijos, nada sería más justo. Deberían desaparecer, así como las casas en las que educaron a las serpientes. De otra manera, crecerán más serpientes”.

El Gobierno de Netanyahu no será muy diferente al anterior, pero el discurso racista de algunos de sus miembros agradará a buen seguro a buena parte de la sociedad israelí.

Publicado en Israel | Etiquetado , | Deja un comentario

Obama y sus aliados del Golfo Pérsico

Obama en Camp David con dirigentes de los países que forman el Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudí, Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos). Otra cita fundamental para extender los principios de democracia y libertad en Oriente Medio.

Es una imagen que da mucha tranquilidad.

Publicado en EEUU | Etiquetado , | Deja un comentario

Un bloqueo para proteger al príncipe Carlos de sus errores

Un periodista de Channel 4 intentó hacer unas preguntas al príncipe Carlos sobre el contenido de sus emails a miembros del Gobierno de Tony Blair. A la asesora de la Casa Real no le fue suficiente con el típico bloqueo en movimiento, también agarró el micro hasta quedarse con la capucha.

Aunque han sido necesarios diez años de litigios judiciales, el contenido de las cartas no parece tan escandaloso como creían algunos medios. Es cierto que Charles Windsor llegó al límite con su correspondencia con algunos ministros sobre temas de su interés (medio ambiente, arquitectura…), pero es difícil considerarlo una forma de presión excesiva.

El Gobierno intentó que no se conociera el contenido de los emails porque podría comprometer su posición neutral futura como monarca. Lo que no era del todo falso. Al final, en los titulares, con independencia del éxito de sus gestiones que no está confirmado, no iba a quedar muy bien.

Publicado en Reino Unido | Etiquetado , | Deja un comentario

El photoshop nunca pasa de moda en las dictaduras

egipto foto1

Son los líderes que asistieron al 70º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Moscú. La foto le pilla al presidente egipcio Sisi a la izquierda en tercera fila. Eso es algo que no se puede permitir.

Para la portada de Al-Ahram (el periódico propiedad del Estado y el de mayor difusión en Egipto), hay una solución muy sencilla. Se recorta un Sisi de otra foto y se coloca en primera fila. Y si hay que tapar a Putin, no es problema.

[Nota: Como ocurre a veces, la imagen era tan buena que era falsa, una broma que ha circulado en Egipto para denunciar la adulación constante a Sisi en los medios egipcios y recordar la vieja costumbre de Al-Ahram de recurrir al photoshop con Mubarak. Pero esta vez no era cierta. Lamento el error.]

Qué se puede esperar de un país en el que las autoridades del Ministerio de Educación en el distrito de Giza no sólo tienen un índice de libros prohibidos, sino que se procede a prenderles fuego en un acto público, previa convocatoria a los periodistas porque están muy orgullosos de la iniciativa. Y qué mejor sitio que el patio de un colegio.

egipto quema libros

El rey y el Gobierno español recibieron hace unos días encantados a Sisi en Madrid porque no hay nada como quemar libros para luchar contra “el extremismo, la exclusión y el odio”.

Publicado en Egipto | Etiquetado | Deja un comentario

El informe Nemtsov sobre la implicación rusa en la guerra de Ucrania

nemtsov ucrania

Boris Nemtsov no logró cumplir su propósito de completar un informe sobre la implicación rusa en la guerra de Ucrania. Fue asesinado en Moscú el 27 de febrero. De hecho, ni siquiera comenzó a escribirlo. Sus amigos y partidarios lo han finalizado con las anotaciones y el material que él recogió. Dicen que no hay muchas revelaciones nuevas, pero sí la recopilación de la información conocida por la oposición rusa a través de lo que han aportado familiares de soldados y organizaciones de derechos civiles. Se titula ‘Putin. Guerra’.

Los autores del informe dicen que han confirmado la muerte de 150 soldados rusos en agosto en la región este de Ucrania y otros 70 en la batalla de Debaltsevo en febrero, donde las fuerzas de Kiev fueron derrotadas. En el primer caso, los familiares de los fallecidos recibieron una indemnización de dos millones de rublos, unos 35.000 euros. Se vieron obligados a firmar una cláusula de confidencialidad.

Un exviceministro de Hacienda, Sergei Aleksashenko, ha hecho una estimación del precio económico de la guerra. El coste total es equivalente a 49.000 millones de euros, pero casi en su totalidad, corresponde a la integración de Crimea en Rusia. El gasto en la guerra del Este de Ucrania incluye 367 millones de euros en una fuerza de 6.000 voluntarios rusos, 436 millones en pagar a las milicias ucranianas del Este, y 121 millones en material y suministros. Además, se ha gastado 1.400 millones de euros en ayudar a los refugiados de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk.

Todos los soldados que aceptaban combatir en Ucrania tenían que firmar la baja del Ejército para así poder alistarse como “voluntarios”.

Sólo se han impreso 2.000 copias del informe para la presentación. Para una distribución más amplia, necesitan que una imprenta se ocupe del trabajo, y de momento nadie se ha mostrado dispuesto a hacerlo.

Reuters ha hablado con varios soldados rusos que abandonaron el Ejército. Dos de ellos se habían negado a ir a luchar a Ucrania.

“En Rusia, todos los hombres de entre 18 y 27 años tienen que pasar 12 meses en el Ejército. Por ley, esos reclutas no pueden ser enviados al extranjero. Pero según activistas de derechos humanos, los militares les prometen incentivos económicos para firmar contratos que les convierten en soldados profesionales. Los oficiales presionan luego a los soldados para que vayan a Ucrania”, dice Reuters.

Uno de esos activistas ha hablado con 30 soldados que estuvieron combatiendo en Ucrania. Los sueldos de los soldados profesionales han subido desde 2010. Ahora cobran entre 20.000 y 40.000 rublos al mes, en función del rango. El sueldo medio en Rusia es de unos 30.000 rublos (532 euros).

 

Publicado en Rusia, Ucrania | Etiquetado , | Deja un comentario

La teoría alternativa de Seymour Hersh sobre la muerte de Bin Laden

Seymour Hersh es uno de los más grandes periodistas de investigación norteamericanos. Es prácticamente una leyenda que sigue trabajando con 78 años. También tiene su genio y un convencimiento contrastado con hechos a lo largo de décadas: el Gobierno siempre miente u oculta la verdad (o ambas cosas) en asuntos de seguridad nacional. Está en su naturaleza.

Hersh se mueve en un mundo en el que las fuentes no suelen aceptar ser identificadas ni para decir buenos días, incluso cuando han pasado años desde que abandonaron las Fuerzas Armadas o los servicios de inteligencia. La credibilidad de un reportero siempre se pone a prueba en este tipo de artículos. La abundancia de fuentes anónimas hace que el lector tenga que fiarse de la confianza que le genera tanto el autor como el medio en que se publica su trabajo. Algunas dosis de escepticismo sobre las revelaciones más impactantes son siempre recomendables.

Sus dos últimos reportajes largos no han aparecido en The New Yorker, sino en London Review of Books. En el anterior, afirmaba que los grupos insurgentes sirios estaban en condiciones de realizar ataques con sarín, mientras EEUU acusaba al Gobierno sirio de ser el responsable de un ataque con armas químicas en el verano de 2013. El artículo pasó bastante desapercibido y fue refutado en algunos medios. Luego se supo que The New Yorker no había querido publicarlo y que The Washington Post tampoco quiso hacerlo. Poco tiempo después, Hersh publicó otro artículo para acusar directamente al Gobierno turco de estar detrás de ese ataque con el fin de hacer aparecer a Asad como responsable.

El último reportaje es sin duda aún más espectacular. Hersh cuenta que es completamente falsa la versión oficial sobre la operación en la que se eliminó a Osama bin Laden. Afirma que el líder de Al Qaeda era un prisionero de ISI (los servicios de inteligencia paquistaníes) en Abbottabad, Pakistán desde 2006, con el visto bueno de Arabia Saudí. Tanto el jefe del ISI como el del Ejército paquistaní estaban implicados en la operación y facilitaron el apoyo necesario para que los SEAL asesinaran a Bin Laden. Washington supo de su presencia en Pakistán gracias a la información facilitada por un ex alto cargo de ISI, que ahora reside protegido en EEUU.

Todas estas revelaciones provienen de una sola fuente anónima. Hersh sostiene que otras fuentes, también anónimas y un ex jefe del espionaje paquistaní en los años 90, han corroborado algunos elementos de ese relato.

Lo que han convertido en sólidos y casi irrefutables muchos de los antiguos trabajos de Hersh (My Lai, Abú Ghraib, las guerras secretas de la CIA en Oriente Medio y Asia Central…) no es sólo la información obtenida de fuentes que cuestionaban la historia oficial que nos habían ofrecido, las declaraciones de gente que sí se identificaba y documentos oficiales que confirmaban algunas de esas revelaciones. Toda la estructura de esos reportajes era sólida en la medida de que quedaban claros los por qué. Y eso es lo que falta en esta historia sobre Bin Laden o sencillamente aparecen descritos en términos imposibles de creer.

EEUU tenía aparentemente la connivencia de los dos hombres más poderosos de Pakistán, un aliado con el que las relaciones han sido tormentosas desde 2001. Norteamericanos y paquistaníes tenían intereses y prioridades diferentes en relación a la guerra de Afganistán. Los altos cargos de ISI no estaban dispuestos a entregar a EEUU a los dirigentes talibanes, incluido el mulá Omar, que se refugiaron en Pakistán, y muchos de los insurgentes afganos contaban con la protección del ISI.

Sin embargo, ahora los generales Kayani y Shuja aceptaron colaborar en lo que a todos los efectos suponía una doble humillación para sus fuerzas. En primer lugar, quedaba de manifiesto que Bin Laden había estado escondido durante años en una casa situada a escasa distancia de una gran academia militar y en una ciudad habitada en buena parte por altos mandos del Ejército. En segundo lugar, la operación de los SEAL suponía una violación de la soberanía paquistaní y reducía el prestigio interior de dos fuerzas (los militares y los espías) que se precian de ser las dos únicas instituciones que funcionan en el país, a diferencia de los ineptos gobiernos civiles.

Y todo eso a cambio de unas vagas referencias, nada concretadas, a un permiso norteamericano a Pakistán para que operara sin restricciones en Afganistán, algo que ISI ha hecho con bastante impunidad desde los años 90.

Pakistán no ha tenido nunca problemas en entregar a EEUU a dirigentes de Al Qaeda (un caso muy distinto es el de los talibanes afganos). Y no sólo peces pequeños, sino presas de alto nivel. Ramzi bin al-Shibh fue detenido en Karachi en septiembre de 2002. El más importante, Khalid Sheikh Mohammed, considerado el principal arquitecto del 11S, lo fue en Rawalpindi, otra ciudad con una intensa presencia militar, en marzo de 2003. En ambos casos, la operación fue llevada a cabo por agentes de ISI, con la asistencia de agentes de la CIA.

Uno se pregunta si a EEUU le interesaba capturar vivo a Bin Laden. No habría sido un problema. Si los paquistaníes lo tenían detenido, siempre podían haber entregado un cadáver, del que luego no quedaría ni rastro después de hacer las comprobaciones oportunas.

Como siempre que alguien traza una conspiración, hay que preguntarse cuántas personas estaban al tanto de ella. Si el número aumenta demasiado, o incluye gente de bajo nivel como soldados de los que no hay garantías completas de que vayan a guardar el secreto durante años o décadas, es cuando conviene empezar a dudar. Si los expertos que confirmaron la veracidad de algunos de los documentos encontrados en la casa de Abbottabad, que según Hersh sólo eran falsificaciones, también estaban implicados en el sostenimiento de la farsa, incluimos también a gente de la que los servicios de inteligencia no se suele fiar.

Algunos expertos afirman que Al Zauahiri confirmó que algunos de esos documentos eran reales, lo que ya lleva la conspiración demasiado lejos. No puede ser que el número dos de Al Qaeda estuviera metido también en el asunto.

No todo lo que se dijo sobre el asesinato de Bin Laden era cierto, y algunas cosas se desmintieron en cuestión de días. Seguro que hay muchos más secretos que aún no conocemos. El Gobierno de EEUU no tuvo empacho para justificar la invasión de Irak en crear sus propias teorías de la conspiración, como la historia de los inexistentes contactos en Praga de Mohamed Atta, uno de los autores del 11S, con agentes del espionaje iraquí.

Para cuestionar todo eso no vale con crear una teoría de la conspiración alternativa, por inaudita que parezca. No es que las autoridades norteamericanas no sean capaces de crear algo así. Es que debes tener algo más que una fuente anónima para sostener tu propia versión. También Judith Miller se inventó muchas historias sobre las armas de destrucción masiva iraquíes con ayuda de fuentes anónimas.

Algunos artículos que critican duramente a Hersh por el reportaje sobre la muerte de Bin Laden en Vox, New York y Quartz. Peter Bergen, que escribió un libro sobre la operación, refuta a Hersh.

Seymour Hersh ha defendido su trabajo en una entrevista en CNN.

Publicado en Al Qaeda, EEUU | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Por qué las elecciones británicas son un paso más hacia la independencia de Escocia

snp escocia

Los apasionados por los números nos recuerdan que el SNP obtuvo menos votos en cifras absolutas que el ‘sí’ a la independencia en el referéndum. El impacto político de que los nacionalistas sacaran 56 de los 59 escaños en disputa en el Norte va más allá del número de diputados.

No es sólo por el sistema mayoritario. El SNP se llevó la mayoría absoluta en las elecciones escocesas en 2011 con un sistema electoral distinto (mezcla de mayoritario y proporcional), concebido en su momento –cuando Blair puso en marcha la devolución de poderes a Escocia– precisamente para impedir que un partido obtuviera la mitad más uno de los escaños.

Los antiguos votantes laboristas que apostaron por la separación en la consulta continuaron confiando en el SNP, esta vez en las generales. Las razones serán muchas, pero el desenlace es inconfundible: los escoceses ven a los laboristas como el Partido de Londres (lo mismo que a los tories desde hace mucho más tiempo). No cambias esa percepción eligiendo a un líder diferente.

Si sólo nos fijamos en la economía, el resultado escocés puede sorprender. Desde la celebración del referéndum, el precio del petróleo se ha hundido, y esa industria sería básica en la prosperidad de una Escocia independiente. Será que esto tiene que ver más con la identidad que con la renta.

Por mucho que la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, haya dicho que la victoria histórica del SNP “no es un mandato por la independencia” o por un nuevo referéndum, hay un factor que está fuera de su control: el futuro referéndum sobre la UE en todo el país. Si los británicos deciden divorciarse de Bruselas, los escoceses no se se resignarán a ese destino.

Ni aceptarán un nuevo tiempo político en el que el nacionalismo inglés sea un factor determinante en Londres, lo bastante relevante como para que se puedan ganar elecciones nacionales con él.

Ya sabemos que dentro de la UE el concepto de soberanía ha quedado muy disminuido. Pero es muy probable que los escoceses prefieran depender de las instituciones europeas que de las británicas. Al menos, en el primer caso, lo harían como Estado independiente.

Por eso, un periodista escocés proUnión como Alex Massie está tan preocupado. La separación es cuestión de tiempo si los términos del matrimonio no son radicalmente alterados. Ingleses y escoceses pueden vivir separados dentro del mismo Estado o en estados diferentes, vecinos y aliados. Vistas así las cosas, la independencia ya no parece un salto hacia lo desconocido, sino un simple cálculo de beneficios. Y ahí el discurso de la identidad tiene todas las de ganar.

Publicado en Reino Unido | Etiquetado , , | Deja un comentario

Putin no lee las noticias

putin

Sacado de una serie de emails de altos cargos y funcionarios de la Administración rusa que han sido filtrados recientemente:

“Berlusconi preguntó a Putin si leía las noticias antes de irse a dormir. La respuesta fue que no. Leer las noticias es una de las razones de que Berlusconi se vaya a dormir tan tarde, ya que los titulares y el contenido de los principales artículos de los medios (italianos) no se conocen hasta la 1.30 de la madrugada. Putin dijo que no sólo no lee las noticias antes de dormir, sino que intenta ignorarlas por completo para que sus opiniones y decisiones futuras no dependan de las opiniones de los periodistas y los directores. El líder de un Estado, en opinión de Putin, debería tomar las decisiones por sí solo, sin orientarse o prestar atención a los medios”.

Publicado en Rusia | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Cómo se hizo ‘Ciudadano Kane’. Por si no es suficiente aquí hay otro.

–El legado de Orson Welles.
El guión de ‘Ciudadano Kane’.
–Un testimonio sobre Orson Welles.

–La extinción del guionista español (y con ella la del cine español).
PG-13: las incoherencias de la calificación por edades en EEUU.
Berlín, julio 1945 (imágenes coloreadas).
–En fotos: Berlín 1945, ayer y hoy.
–La batalla de Berlín.
–Luchar con la armadura no era algo tan rígido como creemos.
Louis CK y lo que le hemos hecho al planeta.
–Es difícil predecir los avances de la ciencia.
–Cómo Sepp Blatter contra el mundo del fútbol.
–Jugar en los Clippers de los 80, el peor equipo que puedas imaginar.

Publicado en Cine, Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

El precio de cada escaño en el Reino Unido

Con los resultados finales, Nick Sutton detalla el número de votos que ha necesitado cada partido para obtener un escaño (GRN es Green, Los Verdes). Se trata de una media y por tanto no cuenta toda la historia. Y tiene un punto falso. UKIP no gastó 3,8 millones de votos en conseguir un escaño. Fueron exactamente 19.642 votos los que convirtieron a Douglas Carswell en diputado por el distrito de Clacton.

No hay sistema electoral inocente y puro que no tenga un precio que pagar. En teoría, el más “democrático” podría ser el sistema proporcional con un pequeño umbral para entrar en el Parlamento. Pero eso vulneraría el segundo principio por el que debería regirse un sistema: permitir la elección de un Gobierno estable con capacidad para aplicar el programa que ha prometido a los ciudadanos.

Si un sistema tiene como consecuencia un reparto en el que ningún partido puede llevar a la práctica sus ideas, es difícil considerar democrática esa forma de asignar escaños.

Con respecto al Reino Unido, lo que vemos son las consecuencias habituales del sistema mayoritario, ese que algunos consideran la pieza clave para regenerar la democracia, consiguiendo una relación directa del diputado con su circunscripción. No sale gratis.

Pero al final todo el mundo se fija en el sistema de reparto, y pocos en el tamaño del distrito electoral. En España ocurre con frecuencia. El hecho de que la circunscripción sea la provincia tiene consecuencias. Sería distinto si fuera la nación. En ese caso, ya podemos suponer lo que pasaría con las provincias más pequeñas y lo que los representantes políticos se acordarían de ellas.

En el Reino Unido, las circunscripciones no se delimitan como en EEUU, donde pueden llegar a tener formas inverosímiles para supuestamente lograr un equilibrio de su composición social y étnica, y en la práctica para beneficiar los intereses políticos de los partidos que controlan el legislativo del Estado.

Los liberal demócratas consiguieron en 2011 que se celebrara un referéndum en el que se ofrecía la posibilidad de introducir proporcionalidad en el reparto de diputados. Votó el 42% del censo y el resultado fue claro. El 67,9% apostó por no hacer ningún cambio.

Cada escaño británico representa a una media de unos 65.000 votantes. Se producen ajustes una vez cada diez años con los datos del último censo. A diferencia del gerrymandering, se intentan respetar las fronteras naturales: los condados o los distritos municipales.

“First past the post” significa que sólo hay premio para el primero. Por eso, UKIP ha ‘desperdiciado’ tantos votos. Ha quedado segundo en más de 90 circunscripciones (sobre un total de 650), con resultados especialmente buenos en muchas zonas del centro y norte de Inglaterra por detrás de los laboristas. Eso le puede permitir ampliar su implantación en otras regiones del país en el futuro o puede al final no significar nada.

UKIP, por ser un partido más extremista que conservadores y laboristas, sufre los efectos del voto táctico, como el Frente Nacional en Francia en la segunda vuelta de las elecciones. ¿Es eso injusto? No, si proviene de una decisión libre de los electores. Votar en alguna ocasión a un partido que no es el tuyo para que no gane otra formación más odiada es en el fondo una decisión inteligente, o como mínimo racional.

La tabla de arriba no cuenta toda la historia. Esta sirve para complementarla.

 

Es el número medio de votos por cada circunscripción en la que se presentaron los partidos. Refleja la implantación real de esos partidos. Los nacionalistas escocesas del SNP obtuvieron 56 escaños con un porcentaje nacional del 4,7% de los votos. Lógicamente, sólo se presentaron en Escocia. Estas cifras ayudan a entender mucho mejor el resultado electoral.

Resultados de las elecciones británicas por partidos.

Publicado en General, Reino Unido | Etiquetado , , | Deja un comentario