Buy Ambien - Zolpidem online

La invasión de EEUU por EEUU

Y una explicación para entender cómo se produjo.

Visto en Kottke.

Publicado en EEUU, Historia | Etiquetado , | Deja un comentario

Esos expertos en terrorismo

Estupenda respuesta de Jeremy Scahill (autor de los libros ‘Blackwater’) y ‘Guerras sucias’ a Hala Gorani en CNN:

“No es que haya una cobertura excesiva. Por un lado, es un asunto muy grave por una matanza terrible (en París) que todos deberíamos condenar. Realmente, es un problema que estamos magnificando a un nivel que es mucho mayor que el nivel de amenaza existente en nuestras sociedades. La hipocresía resultó evidente el domingo con todos esos líderes mundiales (manifestándose en París), muchos de ellos auténticos enemigos de la prensa.

También creo que CNN, MSNBC y Fox están implicados en esa industria del experto en terrorismo, donde tienes a algunas personas a las que se paga como expertos en terrorismo y no son otra cosa que un fraude con el que ganan mucho dinero sin tener experiencia sobre el terreno. Tú tienes experiencia sobre el terreno, Hala, presto atención a lo que dices, porque creo que tienes credibilidad. Algunos de vuestros analistas a sueldo se dedican a ganar dinero bajo el supuesto de ser expertos en terrorismo, sin contar con antecedentes académicos o experiencia sobre el terreno”.

Aunque hay que reconocer que algunos expertos en Fox News resultan también cómicamente estúpidos.

Contado en forma de viñeta, que también puede aplicarse a España:

 

Publicado en EEUU, Periodismo, Television, Terrorismo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Qué es lo que une a Arabia Saudí y al ISIS?

ejecucion saudi

En mitad de la calle. Al lado de una explanada. Allí tuvo lugar la ejecución de una mujer en La Meca esta semana. Se llamaba Laila Bint Abdul Muttalib Basim, era birmana y por la nacionalidad podemos deducir que trabajaba en Arabia Saudí como criada. Había sido condenada a muerte por el asesinato de su hijastra de siete años en un sistema de justicia que no da muchas oportunidades a los acusados de delitos graves, y más si son extranjeros o mujeres.

La pena de muerte se aplicó con la espada, como es habitual allí. A diferencia de otras ocasiones, como esta ejecución de 2011, el verdugo no eliminó al condenado de un solo tajo. Necesitó hasta tres golpes de espada.

Fue la novena ejecución en los 14 primeros días de este año.

La pena de muerte podría aplicarse dentro de la prisión. Las autoridades saudíes lo convierten en un acontecimiento callejero, se supone que con la intención de dar ejemplo.

Forma parte de la vida cotidiana de una ciudad saudí en estos tiempos. “Solían ejecutar a la gente en las zonas céntricas de las ciudades, pero desde principios de 2014 decapitan a las personas en cualquier lugar”, dice un activista saudí de derechos humanos. “Antes en las ejecuciones públicas se reunía mucha gente para observar. Pero ahora con tantas ejecuciones sólo se acercan unas pocas personas. Cuando hay una en la calle la gente sigue andando porque se ha convertido en algo normal”.

Hay otro sitio donde las ejecuciones por decapitación se realizan a la vista de todo el mundo. En Siria e Irak a manos de ISIS.

El otro grupo yihadista, el Frente Al Nusra, leal a Al Qaeda, también lo hace.

Publicado en Arabia Saudi, Derechos humanos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Caza de brujas en defensa de la libertad de expresión

dieEl primer ministro francés, Manuel Valls, dijo el miércoles en el Parlamento que había llegado el momento de tomar “medidas excepcionales” contra el terrorismo. Menos de 24 horas después, la policía detuvo al cómico y activista político Dieudonné, supuestamente por apología del terrorismo. “Me siento como Charlie Coulibaly”, había escrito en su página de Facebook, utilizando los nombres de Charlie Hebdo y de Amedy Coulibaly (el yihadista que asesinó a cuatro personas en un supermercado kosher de París).

Dieudonné es un provocador nato del que ya escribí en 2013. Sus espectáculos son terriblemente populares y un alegato permanente contra el poder francés. Su trayectoria ha adquirido una deriva siniestra en los últimos años. Comenzó como un activista contra el racismo presente en la sociedad francesa (esa sociedad que idolatra lo que llama sus “valores republicanos”) y ha acabado juntándose con elementos de la ultraderecha para denunciar el supuesto poder de los judíos.

El comentario en Facebook fue borrado después, pero su cuenta oficial de Twitter lo recuperó para ampliarlo con un párrafo cuando Dieudonné ya estaba detenido. No esperemos una aclaración. Dice que se siente un Amedy Coulibaly, pero que no es muy diferente a Charlie. A saber lo que quiere decir exactamente. Quizá revalidar sus credenciales antisistema y al mismo tiempo presentarse como víctima.

Lo que está claro es que su arresto y previsible procesamiento son una venganza del Estado, cuando no una venganza personal de Valls, contra alguien que estaba desde hace tiempo en su punto de mira. Las actuaciones de Dieudonné han sido prohibidas en varias ciudades francesas, no en todas, y eso no ha mermado su popularidad entre muchos jóvenes del país. Las críticas al cómico son legítimas (como también los elogios de aquellos que creen que la suya es una respuesta salvaje pero necesaria contra el sistema político), pero su detención pocos días después de la gran manifestación de París en favor de la libertad de expresión tiene todo el aspecto de un ajuste de cuentas.

Esas palabras de Dieudonné pueden ser escandalosas o lamentables para la mayor parte de la sociedad francesa. Resulta estúpido pensar que no ocurre lo mismo con las caricaturas y textos de Charlie Hebdo, no sólo en sus alegatos contra la religión islámica, sino contra otras religiones. Cualquiera puede pasearse por la Francia profunda con esa portada en la que aparece Jesucristo dando por culo a Dios, y con el Espíritu Santo clavado en el suyo, para imaginarse el tipo de respuesta que recibiría. Seguro que el argumento de los “valores republicanos” no iba a ser muy efectivo.

Los trabajadores de Charlie Hebdo han pagado un precio más alto que Dieudonné por sus desafíos. Eso es indudable. Sin embargo, lo que está aquí en juego es mucho más que la integridad física de los heterodoxos, o al menos eso se dijo el fin de semana en París y eso es lo que movió a millones de personas a salir a la calle.

Ocurre que la defensa de la disidencia, de la libertad de expresión parece acabarse cuando se adjudica a alguien la etiqueta de terrorista o defensor de los terroristas. Y al final es el Estado quien decide quién tiene derecho a expresarse con total libertad.

Publicado en Francia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El terror de ISIS: niños verdugos

Circula por webs yihadistas un vídeo de siete minutos en el que aparece la ejecución de dos rusos acusados por ISIS de ser espías. La diferencia con otros imágenes similares es la identidad del verdugo, un niño de quizá ocho o diez años. Armado con una pistola, el niño dispara por la espalda a los dos hombres. ejecucion1 ejecucion2 ejecucion3 ejecucion4

Ese mismo niño aparece en una información de noviembre de 2014 sobre el intento del Gobierno de Kazajstán para que no se difundan imágenes de niños kazajos en los campos de entrenamiento de ISIS, por ejemplo montando un kalashnikov y practicando el tiro.

Es posible que la intervención del niño en la ejecución este sólo escenificada. Las imágenes están editadas y ralentizadas. No se aprecia con claridad el impacto de bala en los cuerpos, a pesar de que el niño está muy cerca. Aun así, ese ‘teatro’ es espeluznante al utilizar a niños, no como antes en sesiones propagandísticas, no simulando su preparación militar, sino supuestamente en el asesinato a sangre fría de dos hombres.

Publicado en Siria, Terrorismo | Etiquetado , , | Deja un comentario

Otro éxito como este y Maduro no lo cuenta

ve_ultimasnoticias.750

Euforia en el Gobierno venezolano y en la prensa progubernamental que recoge su recorrido por Irán, Arabia Saudí y Qatar. La gira “es un éxito”.

En el mundo real, el de los precios, los palos caen por todos los lados. El precio del barril de Brent cae por debajo de los 50 dólares a causa de la guerra de precios de varios países árabes de la OPEP en el mercado asiático. No sólo no hay en el horizonte ningún recorte de producción que Venezuela o Irán necesitan de forma acuciante, sino que otros países reducen los precios para mantener o recuperar cuota de mercado.

Más palos. Goldman Sachs reduce su previsión de precio medio de 2015 a 50,4 dólares el barril de Brent y 47,15, el de West Texas. Pero a tres meses vista, las cifras hay que reducirlas porque Goldman cree que estará en torno a 40-41 dólares.

A última hora de la tarde del lunes –el día en que salía ese titular– el precio de Brent ha llegado hasta los 47,75 dólares.

A pesar de los titulares triunfalistas, el mundo real está siendo durísimo para Venezuela. El apoyo iraní no es muy relevante porque se da por hecho. A los iraníes tampoco les conviene el hundimiento del precio. Pero a pesar del imaginativo titular, los saudíes no se han mostrado muy emocionados por los problemas de Maduro. No tienen nada contra él, pero su apuesta es a largo plazo. No van a dejar que un recorte de producción –de impacto además incierto– ponga en peligro la estrategia que ha llevado al precio del crudo a su situación actual.

A Maduro le queda la opción de pedir créditos e inversiones; por ahí la gira quizá haya ofrecido algunas noticias positivas. Pero va a tener que hacer cuentas muy pronto, porque el presupuesto de 2015 recientemente aprobado se hizo con una previsión de precio medio del petróleo en torno a los 60 dólares.

Hasta eso parece ya demasiado optimista.

Publicado en Petroleo | Etiquetado , | Deja un comentario

La culpa es de Internet y Schengen

libe

Los franceses han dado este domingo una lección de unidad, libertad y tolerancia en las manifestaciones celebradas en París y otras ciudades francesas. De tolerancia también con los muy probables errores de seguridad cometidos por las fuerzas de seguridad francesas en relación al seguimiento de los hermanos Kouachi. Relacionados con círculos yihadistas desde hace muchos años, uno de ellos llegó a ser detenido en 2005 y condenado a tres años de prisión por participar en una red que enviaba militantes a la guerra de Irak para luchar en las filas de Al Qaeda. Ambos estuvieron en Yemen en contacto con Al Qaeda, aunque aún no se sabe qué conocía la policía francesa de ese viaje. Según medios franceses, se abandonó el seguimiento de los Kouachi el año pasado.

El esfuerzo de miles de policías por encontrar a los autores de la matanza de Charlie Hebdo bien valía dejar para más adelante el debate sobre lo que pueden hacer las fuerzas de seguridad y los límites, no ya legales, sino también de medios, en su actuación.

La gente exige a sus gobernantes que los impuestos que pagan para sostener el aparato de seguridad sirvan para algo. Pero cuando la gente se lanza a la calle por centenares de miles (más valientemente que los líderes extranjeros que sólo estuvieron media hora en la marcha) lo hace asumiendo un riesgo que creen que merece la pena. Es algo consustancial a la defensa de la libertad. No puedes exigir al Estado la seguridad absoluta, a menos que renuncies a un buen puñado de derechos (y en ese caso, tampoco).

De creer a los ministros de Interior reunidos hoy en París, la restricción de las libertades ha estado en las discusiones, aunque ellos lo llaman de otra manera. “Hemos enfatizado mucho el tema de Internet”, ha dicho Jorge Fernández Díaz. El ministro de Interior tiene otro sospechoso habitual: la libre circulación en las fronteras, lo que se conoce como Schengen, que también podría verse afectada. En eso está acompañado por el Frente Nacional francés, los euroescépticos británicos y todos los grupos ultraderechistas y ultranacionalistas que ven siempre Europa como una amenaza.

Internet y Schengen. Las obsesiones de los ultras y de nuestro Gobierno. El terrorismo tiene la extraña cualidad de dejarnos patente quién está a favor de los derechos civiles y quién cree que sólo deben ser tolerados.

Publicado en Derechos humanos, Francia, Terrorismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La fiesta de la libertad de expresión

Lo mejor de cada casa está en la manifestación contra el asesinato de los trabajadores de Charlie Hebdo y los clientes de un supermercado kosher de París. El llamamiento se hace para honrar la libertad de expresión y los valores democráticos. Daniel Wickham nos ofrece los antecedentes de algunos de los políticos extranjeros que asisten a la manifestación.

Publicado en Derechos humanos, Francia, Propaganda, Terrorismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El Partido de la Venganza

abc venganza parisSi hay algo que une a los grupos yihadistas con independencia de su país de origen, es la idea de que el Islam está inmerso en una guerra de supervivencia contra Occidente. Para ellos, liberalismo y socialismo forman una amalgama indistinguible cuyo único nexo de unión es el ateísmo y la agresión permanente al auténtico Islam. Eso no impide que la mayoría de sus víctimas sean musulmanes.

En Occidente, no es difícil encontrar a los que quieren responder al fuego con fuego, los que viven en la ilusión de que la violencia se acabará por completo si el recuento de cadáveres se inclina a tu favor.

Por eso, como se ve en la portada de ABC, la operación policial para detener a los autores de la matanza de Charlie Hebdo y al asesino de cuatro personas en el supermercado kosher de París, a los que mató sólo porque eran judíos, es un acto legítimo de venganza del que es de suponer que todo el país estará orgulloso.

No importa que las imágenes del asalto al supermercado revelen que Coulibaly se lanza disparando sobre los policías que están en la puerta. No había ninguna posibilidad de que lo atraparan vivo. Pero es una muerte violenta y así se satisfacen los deseos de venganza.

La guerra es el escenario más habitual para esos sentimientos. Matar antes de que te maten. No tener piedad con el enemigo porque él no la tendrá contigo y vigilar con cuidado a los que no quieran unirse a la masa que pide sangre.

Da igual que ya hayamos visto esas portadas antes. No por ello hay que dejar de denunciarlas, como hay que cuestionar a aquellos que convierten en actos de guerra lo que son actos criminales. El primer ministro francés ha dicho que estamos en “una guerra contra el terrorismo, contra el yihadismo, contra el Islam radical, y contra todo lo que buscar acabar con la fraternidad, la libertad y la solidaridad”.

No es una guerra porque los que dispararon a los trabajadores de Charlie Hebdo no son combatientes de ningún Ejército. Utilizar un fusil de asalto para disparar a civiles no te convierte en soldado de ninguna causa. No es un acto de guerra, como afirman intelectuales despistados o desquiciados por el dolor como Sami Naïr, porque la solución no está en poner a trabajar a los ejércitos, sino a las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia.

Algunos notorios representantes del Partido de la Venganza estarán el domingo manifestándose en París por la libertad de expresión. La lista encierra todas las ironías posibles. Estará el primer ministro turco, Ahmet Davutoğlu, de uno de los países que más periodistas tiene encarcelados. Estará el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, denunciado por imponer una visión autoritaria antiliberal en el país. Estará el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, de un Estado que detiene a los activistas de la oposición que se manifiestan en la calle. Estará el ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, que no sólo apoya la ocupación militar de Palestina, sino que considera unos traidores a los representantes electos de los palestinos de Israel.

No es para nada extraño que Netanyahu se apresurara a reiterar que los países occidentales no se enteran de lo que está en juego y cuál debe ser la respuesta. “El terror de Hamás, Hizbolá, ISIS y Al Qaeda” no acabará “hasta que Occidente luche contra él físicamente, en vez de luchar con argumentos falsos”. También ha dicho que “el auténtico objetivo del terror islámico es destruir nuestras sociedades y nuestros países. Acabar con nuestra cultura, que se basa en la libertad y una cultura de la libre elección e imponer en su lugar una dictadura fundamentalista”.

Netanyahu pretende hacernos creer en definitiva que el colonialismo israelí forma parte de esos valores occidentales, como también los ataques indiscriminados contra los civiles de Gaza para responder a la violencia del otro lado. Pero hay más, porque en Israel los hay que piensan que Europa ya está ocupada por el Islam (y quien lo dice no es un ultra, sino un periodista que fue dos veces asesor de Rabin). Aparentemente, nos faltan deseos de venganza y ganas de matar.

También estará en París Mariano Rajoy que pretende apoyar en el Parlamento una ley que aumentará el castigo económico (porque la Constitución no le permite aumentar el castigo penal) a los que luchan contra su política en la calle. Y que ahora aprovechará la matanza de París para reformar el Código Penal y reinterpretar a su gusto el concepto de terrorismo. Pobres de los que creen que sólo se utilizará contra los que quieran cometer atentados.

Por eso, y por el aprovechamiento de los crímenes por la extrema derecha europea, Bernard Holtrop, dibujante de Charlie Hebdo conocido como Willem, ha escrito que le dan ganas de vomitar sobre esos nuevos y supuestos aliados frente a los asesinos.

12.50

Inicialmente, se dijo que Netanyahu no viajaría el domingo a París por razones de seguridad. Horas después, el Gobierno anunció que el primer ministro israelí sí asistirá a la manifestación. También lo hará Naftali Bennett, ministro de Economía y líder del partido ultranacionalista La Casa Judía.

“Es duro ser amado por idiotas” (la misma frase que Charlie Hebdo puso en boca de una caricatura de Mahoma).

 

 

Publicado en Francia, Israel, Terrorismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cómo no conceder la victoria a los autores de la matanza de París

manifa paris

No hay palabras más horribles que las pronunciadas por los autores de la matanza de París: “Hemos matado a Charlie Hebdo”, dijeron, según testigos, los hombres que asesinaron a doce personas en la redacción de la revista satírica.

Esas son las palabras que deberían preocuparnos, y mucho menos otras (“Hemos vengado al profeta Mahoma”), que no son nada sorprendentes. Los fanáticos de todas las religiones han pronunciado frases similares, porque está en su naturaleza creer que sólo ellos representan sus valores religiosos. Todos los demás son unos infieles, también los que profesan su misma religión y no comparten su locura homicida. No hay que olvidar que la inmensa mayoría de las víctimas de estos grupos (Al Qaeda, ISIS o el que sea) no son occidentales, sino musulmanes.

Cuando asesinas a dibujantes o periodistas o pones una bomba en unos trenes, estás diciendo que tu ‘guerra’ no es contra un Ejército, sino contra una sociedad. Es imposible disociarla de una visión extremista de la religión, pero tiene que ver sobre todo con un deseo de derrotar a esa sociedad para que se resigne a ser dominada.

Pero esa idea de haber “matado” a Charlie Hebdo es terrible, porque quizá convenza a otros de que eso es posible. Que asesinando a unas personas pueden imponer  el terror sobre aquellos que no comparten su odio.

Ese odio no crece en un vacío. Es cierto que las guerras en Oriente Medio y Asia Central lo han alimentado hasta adquirir dimensiones terribles, como se está viendo ahora en Siria e Irak. Pero sin esas guerras también existiría porque proviene de un deseo de eliminar a los que no piensan como ellos.

Uno de los dos hermanos franceses a los que fuentes policiales han identificado como sospechosos es conocido por la justicia francesa. Cherif Kouachi fue condenado a tres años de prisión en 2008 por ayudar a otras personas a viajar a Irak para luchar con Al Qaeda en Irak, cuando era dirigida por Zarqaui, para luchar contra los norteamericanos. En el juicio, dijo que había decidido unirse “a la yihad” tras ver las imágenes de las torturas de Abú Ghraib. Kouachi fue detenido en 2005 unos días antes de viajar a Siria, desde donde pretendía pasar a Irak. Por más que el grupo de Al Zarqaui atacara si tenía la oportunidad a las tropas norteamericanas, la mayoría de sus víctimas eran musulmanes, chiíes iraquíes.

Lo que entonces significó Irak para estos fanáticos ahora es la guerra de Siria, con diferentes contendientes.

“Matar” a Charlie Hebdo puede significar dos cosas. Conseguir que el miedo prenda en países como Francia y nadie se atreva a cuestionar a estos radicales. Ese es un riesgo menor, porque obviamente ni en los gobiernos ni en los medios de comunicación o en la socidad occidental se aprecia ninguna connivencia o apoyo a los yihadistas. Antes al contrario.

Eso no quita para que sean especialmente ridículas las opiniones del ministro de Defensa (“Porque a por el primero que van siempre es a por el débil y el cobarde, al que no hace frente a su propia amenaza”), a menos que alguien piense que EEUU en 2001, España en 2004 (cuando Morenés era secretario de Estado de Defensa) y ahora Francia hayan estado gobernadas por cobardes.

La idea de que Europa está a punto de ser sometida por los fundamentalistas islámicos sólo es sostenida por ultras como los del Frente Nacional francés o los que se manifiestan en Alemania en los últimos meses, y que cuentan con el rechazo de todos los grandes partidos y medios de comunicación de ese país. Decenas de miles de franceses han demostrado en la noche del miércoles que no están dispuestos a rendirse.

La otra forma de dar la victoria a los autores de la matanza es dejar que esa amenaza condicione por completo la política interior y exterior de Europa. Creer que la comunidad musulmana británica, francesa o española es la quinta columna del enemigo exterior. Olvidar que los líderes de esas comunidades han condenado el atentado de París, como han hecho antes en el caso de atentados similares, lo que por otro lado es irrelevante para los grupos yihadistas, porque creen que esos dirigentes religiosos están vendidos a los infieles. Defender que la “guerra contra el terror” se ganará invadiendo más países y lanzando más drones, lo que hasta ahora no ha sido precisamente una solución mágica en Yemen o Pakistán. Ignorar que el terror es una herramienta habitual en todas las guerras para convencer al enemigo que no tiene esperanza de ganar o para obligarle a hacer algo que va al final contra sus intereses.

El dolor que nos produce la matanza de París no puede hacernos olvidar que está en nuestras manos negar la victoria a los asesinos.

Publicado en Francia, Terrorismo | Etiquetado , , | Deja un comentario