Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Los cameos de Scorsese.

Alfred Hitchcock y los cadáveres.
Michael Caine ha dejado una huella muy grande.
–La revolución de los títulos de crédito en televisión.
–China está cambiando Hollywood. Son muchos espectadores.
Fotos del rodaje de ‘2001’ de Kubrick.
–Nunca se ha pagado tanto por un libro como por ‘Los miserables’.
–Si la publicidad de los cereales del desayuno fuera honesta.
–Los jugadores de la NBA beben menos y tienen otras formas de buscar sexo.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

El presupuesto de Trump

John Oliver desmenuza el proyecto de presupuesto presentado por la Casa Blanca. Por muchas bromas que haga, nada puede superar al jefe de la Oficina del Presupuesto afirmando que lo elaboraron convirtiendo en cifras todos los mensajes lanzados por Donald Trump en sus discursos y entrevistas. Y no pretendía hacer un chiste.

Publicado en Economia, EEUU, Humor | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Trump sufre una humillación de proporciones presidenciales

Stephen Bannon se plantó con las ideas muy claras en la reunión en la Casa Blanca con los congresistas republicanos más conservadores y más decididos a no aceptar otra cosa que la abolición completa de la reforma sanitaria de Obama. “Tíos, escuchad. Esto no es un debate. No tenéis más elección que votar a favor del proyecto”. Se refería a la contrarreforma con la que Donald Trump y los líderes republicanos del Congreso pretendían cambiar la llamada Obamacare.

Los congresistas de la más pura estirpe del Tea Party no quedaron muy impresionados por la retórica del principal consejero de Trump. “Mira, la última vez en que alguien me ordenó hacer algo, tenía 18 años. Y era mi padre. Y tampoco le escuché”, dijo uno de ellos.

En 2015, formaron el grupo Freedom Caucus dentro del grupo parlamentario republicano de la Cámara de Representantes, que cuenta con 237 representantes. La mayoría fue elegida gracias a la ofensiva del Tea Party en las elecciones de 2010. Su número exacto no está claro, pero entre los miembros de pleno de derecho y los que piensan como ellos pueden ser entre 30 y 40. Sin sus votos, el proyecto de Trump no podía salir adelante.

El estilo abrasivo y arrogante con el que Trump y su campaña se hicieron con el control del Partido Republicano en las primarias ya no servía a la hora de enfrentarse a un grupo de políticos tan arrogantes como Bannon, y no menos ultras que él. Son gente que no llegaron al Congreso para obedecer órdenes, sino para no ceder nunca, ni siquiera ante la realidad. Forzaron el cierre de la Administración federal en 2013 durante 16 días contra el criterio de sus líderes. Para ellos, es todo o nada. Y en esta ocasión, nada les parecía la mejor opción posible.

A fin de cuentas, para el Freedom Caucus, el Estado federal es el mal absoluto.

El sistema político disfuncional de EEUU que tanto perjudicó a Obama en su primer mandato ahora ha pasado factura a Trump y ha beneficiado a los demócratas. Es muy fácil oponerse a algo en la política norteamericana, pero resulta más complicado aprobar una ley, que es lo que se supone que debe hacer un Parlamento. Durante siete años, los republicanos dijeron que su prioridad si recuperaban la Casa Blanca era acabar con Obamacare, un término que ellos extendieron. En 52 ocasiones, votaron en el Congreso con esa intención. Nunca se preocuparon por presentar un texto alternativo viable, porque les hubiera resultado imposible conseguirlo por encima de sus diferencias internas.

También había congresistas republicanos, a los que en términos relativos se podría llamar moderados, a los que no satisfacía el proyecto, fundamentalmente por los recortes en el programa Medicaid, que facilita asistencia sanitaria básica a los pobres y que es muy popular en sus estados. Es probable que muchos de ellos hubieran terminado votando a favor, aunque sólo fuera por la promesa de que el Senado no iba a permitir esos recortes que a ellos les alarmaban.

Trump y el presidente de la Cámara, Paul Ryan, se podían permitir perder unos 20 votos de republicanos. Al hacer las cuentas, vieron que la cifra de disidentes superaba los 30, y entre ellos estaban los irreductibles talibanes del Freedom Caucus.

Al principio, Trump quería ir a la guerra contra los críticos, obligar a que se votara y que los disidentes quedaran retratados. Ryan le convenció de que era contraproducente, porque en primer lugar sería el presidente de la Cámara quien quedaría en evidencia y porque los principales perjudicados serían los congresistas que aceptaran votar a favor. Cuando se renueve la Camara en las elecciones de 2018, los fieles al proyecto que votaran tenían muchas posibilidades de encontrarse con rivales en las primarias republicanas situados más a la derecha.

En el Partido Republicano, la derecha es un espacio infinito. Siempre hay espacio para ir en esa dirección.

La retirada del proyecto, aunque al final no se votara, es la derrota más humillante para Trump desde su llegada a la Casa Blanca. No es la primera, pero sí la que deja en evidencia lo difícil que va a tener aprobar un texto legislativo que no sea un decreto presidencial. Su veto inmigratorio fue bloqueado por la justicia. La segunda versión de ese veto ha vuelto a ser anulada por dos jueces federales. Tuvo que prescindir de su consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn. No ha conseguido eliminar del debate político el asunto de la interferencia rusa en la campaña electoral ni las relaciones de gente de su entorno con Rusia.

Todo eso ha reducido su popularidad, pero él cree que tiene armas para contrarrestarlo (por ejemplo, su cuenta de Twitter) y le es útil para sostener que hay una conspiración de políticos y medios de comunicación decidida a impedir que cumpla su programa electoral.

El fracaso de la contrarreforma sanitaria es mucho más grave. Permite confirmar que ni siquiera con una mayoría republicana en ambas Cámaras puede cumplir lo que prometió una y otra vez en la campaña. Demuestra que es incapaz de levantar las coaliciones necesarias dentro de su propio partido –por no hablar de sus rivales demócratas– para aprobar leyes. Queda claro que no tiene autoridad sobre los mismos congresistas republicanos que celebraron su victoria. Ha demostrado que puede ganar elecciones, pero que aún no sabe gobernar.

La constante retórica de Trump sobre su supuesta fama de conseguir victorias en todo lo que se propone, con el correspondiente desprecio por los “perdedores”, queda ahora borrada por la realidad. Construir leyes en EEUU es más difícil que construir rascacielos.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Víctimas de la mala tipografía y del mal diseño

Parece que había una lectura más del terrible y cómico error en la gala de los Oscar, y además resulta que no tiene que ver sólo con la equivocación de un directivo de PwC o de Warren Beatty. Las malas decisiones en tipografía pueden tener repercusiones mucho más serias, como explica este vídeo de Vox. Lo peor de todo –o lo mejor, según se mire– es que son errores que podrían ser subsanados. El mal diseño de la información que aparece en los pequeños recipientes que se utilizan en los fármacos prescritos allí es otro buen ejemplo. Eso es aún más importante si tenemos en cuenta que tanto entre los presentadores de la gala de los Oscar como entre los consumidores de medicinas hay muchas personas mayores con dificultades de visión.

El vídeo recuerda también el caso de las célebres papeletas mariposa en Florida en las elecciones del año 2000. Es difícil subestimar las consecuencias que tuvo. Es cierto que en muchos condados de EEUU se ha cambiado el diseño de las papeletas para intentar reducir las posibilidades de confusión. Pero como cuenta este artículo en ProPublica, el problema sigue existiendo. Errores causados por ese mal diseño han podido afectar al voto de centenares de miles de personas en algunas de las numerosas elecciones que se celebran en noviembre. Las víctimas suelen ser casi siempre los pobres, los ancianos y las personas con discapacidades.

¿Puede matar un diseño equivocado? No es una pregunta absurda. Ha ocurrido con los coches. ¿Es posible que se haya vendido en EEUU productos de limpieza en envases con diseño y colores parecidos a las bebidas de refrescos o isotónicas y que eso hiciera que algunos consumidores echaran un trago de un brebaje tóxico? Ya lo creo que es posible.

Publicado en Cine, EEUU | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Dos terroristas matan a inocentes en una semana, pero sólo uno de ellos aparecerá como terrorista

James Harris Jackson, un exmilitar de 28 años, odiaba a los negros y quería demostrarlo con un asesinato. El viernes de la semana pasada, se subió a un autobús en Baltimore para hacer un viaje de 300 kilómetros hasta Nueva York. ¿Por qué tan lejos? A los policías que le interrogaron les dijo que esa ciudad es “la capital del mundo para los medios de comunicación”. “Quería que fuera como una gran declaración pública”, explicó William Aubry, jefe de detectives de la Policía de Nueva York en Manhattan.

En la noche del lunes eligió a su víctima en el cruce de la 36 con la Novena Avenida. Fue una decisión aleatoria. Tres manzanas antes, se había fijado en otra persona. A las 23.30, vio a Timothy Caughman, un hombre de raza negra de 66 años, y le clavó una espada con una hoja de 45 centímetros. La espada entró por el pecho por encima del corazón y salió por la espalda. La víctima pudo andar dos manzanas hasta llegar a una comisaría cercana. En el hospital no pudieron salvarle.

Continúa en eldiario.es

Publicado en EEUU, Periodismo, Reino Unido, Terrorismo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Un ataque contra Al Qaeda en Siria pudo acabar en una matanza de civiles

La campaña de bombardeos norteamericanos contra Al Qaeda en el norte de Siria iniciada en enero se dirigió el pasado jueves contra un objetivo tentador, un edificio en la localidad de Al Jinah, provincia de Alepo, donde el Pentágono creía que se estaba celebrando una reunión de dirigentes de Al Qaeda. Dos drones lanzaron su dotación de misiles Hellfire y después una bomba de 225 kilos. El edificio quedó totalmente destruido con decenas de víctimas en su interior. ¿Quiénes eran?

Las personas que intentaron rescatar a los heridos contaron a activistas locales que los muertos, 49 según el primer recuento, eran civiles. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos –un grupo con sede en Londres que hace un recuento de las víctimas de la guerra y que apoya a la oposición al Gobierno de Asad– lo calificó de “carnicería de civiles” en un complejo de edificios entre los que hay una mezquita.

El viernes, el Pentágono lo negó, sostuvo que las víctimas eran miembros de Al Qaeda y difundió una foto del lugar tomada cinco minutos después del ataque.

En la foto se ven cuatro edificios, contando el que quedó destruido (en el centro de la imagen; el de la derecha es otro). El Pentágono afirma que la imagen demuestra que la mezquita –el edificio pequeño de la izquierda– no fue alcanzado en el ataque. “La zona fue vigilada de forma intensiva antes del ataque para minimizar las bajas civiles. No atacamos la mezquita de forma intencionada”, dijo un portavoz del Pentágono.

Tras la publicación de la foto, los habitantes del pueblo explicaron en detalle la composición del lugar. Negaron que ningún grupo insurgente o político lo hubiera ocupado. Contaron que la mezquita y los otros edificios formaban parte de un complejo con la misma finalidad religiosa. La mezquita, de reducidas dimensiones, era el edificio más antiguo. Años atrás, se habían construido los otros para ampliar las zonas de rezo y tener un sitio donde cumplir otras funciones: dar clases a niños sobre religión, servir de centro para reuniones o para alojar a viajeros (o refugiados procedentes de Alepo en los últimos meses).

La periodista Jenan Moussa ha ofrecido más información en una serie de tuits tras hablar por teléfono con familiares de las víctimas y otras personas del pueblo. La mezquita antigua ya no se utilizaba como tal, sino sólo como escuela coránica. De los dos edificios grandes, el de la derecha se utilizaba como lugar para los rezos. Ambos están conectados.

El ataque sobre el de la izquierda se produjo a las siete de la tarde, hora local, después del último rezo del día. Las personas que estaban en el de la derecha salieron y vieron cómo algunas personas intentaban salir de entre los escombros. Es posible que supieran que podía ocurrir un segundo ataque en cualquier momento. Así ocurrió, y entre las nuevas víctimas hubo algunos que habían abandonado el edificio de la derecha que no estaban lo bastante lejos o que se habían acercado a ayudar.

Según los testigos contactados por la periodista, el edificio destruido se empleaba para reuniones, para hacer las abluciones y para dar comidas (contaba con una cocina). Cuentan que tres familias dormían allí (quizá se ocupaban de atender el complejo).

Moussa dice que le contaron que quien gestionaba el complejo era el grupo Ahel Al Dawa Wal Tabligh. Tabligh es un movimiento religioso islamista pero apolítico que se originó en el subcontinente indio en los años 20. Sus miembros operan como misioneros por así decirlo y no se inmiscuyen en política. Es cierto que personas que han formado parte de él se han pasado luego a grupos yihadistas en Europa, lo que hace que los gobiernos occidentales desconfíen de los tabligh. Pero nadie puede afirmar que formen parte de alguno de los grupos insurgentes que operan en Siria, mucho menos Al Qaeda.

Moussa confirmó los nombres de 15 fallecidos, 14 de ellos hombres, aunque sus fuentes locales afirman que la cifra final de muertos fue de 57. Un balance posterior identificó a 28 personas muertas y 26 heridos.

No es la primera vez ni será la última que un ataque norteamericano con drones mata a decenas de civiles en Siria, Afganistán o Yemen, ni la primera en que la primera versión indica que todas las víctimas eran terroristas o que se trató de un accidente. Es lo mismo que sucedió con el bombardeo de un hospital de Médicos sin Fronteras en Kunduz, Afganistán, en octubre de 2015.

Lo que se puede decir del ataque de Al Jinah es que la mezquita que los norteamericanos dicen que no atacaron ya no lo era, con lo que no vale mucho como prueba de sus intenciones. Es posible que miembros de Al Qaeda, o del grupo Fateh Al Sham, se hayan reunido en ese u otros pueblos de la zona, que separa las provincias de Alepo e Idlib. De los testimonios recogidos por Moussa y varios medios, parece indudable que muchas de las víctimas eran civiles, si no todas.

Publicado en EEUU, Siria | Etiquetado , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Una lista con grandes diálogos en películas.

Jeff Bridges recupera a ‘The Dude’ para homenajear a su colega, John Goodman.
–Algunas de las mejores bandas sonoras de este siglo.
–No era fácil entrevistar a John Ford.
–Una entrevista a Michael Caine.
–Una lección de cine con Wes Anderson.
Todo está listo para la muerte de Isabel II.
Mary Beard: Women in Power.
Medir el Everest puede resultar complicado.
–¿Si sales desnuda en una foto, ya no eres feminista?
La revista ‘Playboy’ en la guerra de Vietnam (no sólo los desnudos, claro).
–Fotos de EEUU en la Gran Depresión de los años 30.
Patrick Leigh Fermor y su gran misión: secuestrar a un general nazi.
Cómo vender marihuana en Nueva York con clase.
–La revolución rusa en tiempo real cien años después.

Publicado en Cine, Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

El efecto Trump en sanidad: 24 millones de asegurados menos en una década

Los expertos en sanidad del Instituto Brookings calcularon hace unos días que la contrarreforma sanitaria de los republicanos promovida por Donald Trump terminaría dejando a 15 millones de norteamericanos sin cobertura sanitaria al final de un periodo de diez años. En realidad, lo que decían en Brookings es que esa sería la cifra que saldría del informe del Congressional Budget Office (CBO) –un organismo independiente del Congreso que elabora estudios sobre la repercusión económica de los proyectos de ley–, basándose en anteriores estimaciones de ese departamento y del impacto de la nueva normativa.

Existían otras previsiones con cifras diferentes, pero que en cualquier caso alcanzaban a millones de personas. En Standard & Poor’s, calculaban que podría perjudicar en el peor de los casos a cerca de diez millones (entre dos y cuatro que perderían la cobertura al aumentar el precio de los seguros, y entre cuatro y seis que perderían su cobertura en Medicaid, el organismo que cubre en parte las necesidades sanitarias de los pobres).

Se quedaron cortos en Brookings. El informe del CBO estima que la cifra total será de 24 millones para el año 2026. A más corto plazo, 2018, la cifra será de 14 millones en lo que se llama el “mercado individual”. Ahí están las personas que no tienen un seguro sanitario dentro de la empresa en la que trabajan y que no se encontraban cubiertas por Medicare (para los jubilados) o Medicaid, y que estaban obligadas a suscribir uno con las ayudas pertinentes tras la reforma impulsada por Obama. Se calcula que el aumento de las pólizas podría estar entre el 15% y el 20%.

A partir de ahí, el descenso en el número de asegurados vendría sobre todo por la reducción del gasto público en Medicaid.

Toda previsión a largo plazo de una reforma de gran impacto social y económico es imprecisa por definición. No puede ser un cálculo exacto. Pero los congresistas utilizan con frecuencia los análisis de la CBO para conocer el impacto económico de las leyes que deben aprobar.

Los republicanos consiguen con este plan lo que querían, un inmenso recorte del gasto público en sanidad con el que financiar la reducción de impuestos que beneficiará sobre todo a las rentas más altas. El informe del CBO calcula que ese ahorro puede llegar a los 337.000 millones de dólares hasta 2026.

Varios senadores republicanos, entre ellos Ted Cruz que fue candidato en las últimas primarias, se habían mostrado contrarios al plan presentado en la Cámara de Representantes por no ser lo bastante radical en la eliminación de lo que ellos bautizaron como Obamacare. Pero también había otros senadores preocupados por el recorte en Medicaid por ser impopular entre sus votantes. Además, el primer impacto en la reducción del número de asegurados se producirá muy pronto, en 2018, cuando se celebran las elecciones legislativas de mitad de mandato.

Este gráfico, que muestra el número de personas sin seguro médico, puede ser una buena bandera para los demócratas en algunos estados. Pero para eso deberían ser capaces de controlar los términos del debate. En muchas zonas del país, los republicanos consiguieron que muchas personas definieran la reforma de Obama como un gigantesco aumento del gasto público y de la deuda. En términos de ganar la batalla del lenguaje y hacerlo además de forma despiadada, los republicanos suelen demostrar más destreza que sus rivales.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario

Sánchez levanta el puño y el PSOE se echa a temblar

El trío del PSOE ya está en la pista de baile. Susana Díaz no ha dado los primeros pasos, pero ya ha dado una fecha para su entrada en escena. Eso ya es un alivio para los barones regionales del partido que lo han dado todo por ella y que estaban empezando a ponerse nerviosos. Se cargaron a Pedro Sánchez, pero el muerto ha resultado estar muy vivo. Ahora ya tienen la seguridad de que Díaz será candidata, pero siguen estando nerviosos. Como un flan.

Sánchez estuvo este fin de semana en Cádiz –no exactamente un feudo de Díaz–, donde consiguió otro gran recibimiento. El exsecretario general del PSOE ahora es el líder de un movimiento insurgente sin apoyo de los líderes regionales y con el único sustento de los fondos de un crowfunding que resultó ser bastante más dinero del que sus rivales pensaban que podían recaudar.

Más motivos para ponerse nerviosos. El control del aparato te da avales, decenas de miles de ellos, pero nunca puedes estar seguro de que te dé los votos necesarios. Que se lo pregunten a Almunia.

¿Hasta dónde llega la resurrección de Pedro Sánchez? El joven elegido por Susana Díaz para frenar a Eduardo Madina cuando Rubalcaba se rindió a la evidencia y aún era demasiado pronto para la presidenta andaluza no era entonces alguien que se caracterizara por unos determinados valores ideológicos. Era sólo otro joven dirigente con poco presente y mucho futuro, no tanto como para estar en condiciones de impedir el advenimiento de Susana Díaz.

Un radical, no era. Eligió a Jordi Sevilla como su principal asesor económico. Sevilla había sido jefe de gabinete de Pedro Solbes durante cinco años. No, su asesor no era tampoco un radical.

Continúa en Zona Crítica.

Publicado en España | Etiquetado , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

La batalla del abismo de Helm es un buen ejemplo de cómo rodar una batalla épica, gigantesca.

Samuel L. Jackson responde a preguntas.
–La vida rápida de Fassbinder.
–Homenaje a Bill Paxton.
–Cómo se hizo ‘The Crying Game’.
–La evolución de King Kong.
Alec Baldwin, sobre su imitación de Donald Trump.
–Estrellas de cine leen tuits insultantes.
–Un Honest Trailers para ‘Doctor Strange’ por lo mala que era.
–Volando sobre Marte.
Futura, la tipografía que ya conoces.
–Lo que comían los Neanderthales.
–Los millonarios llevan un siglo invirtiendo en Monet.
–Dentro de poco, no quedarán muchos atunes.
Los elefantes duermen realmente poco.
–Por qué los aviones no vuelan más rápido.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario