¿Por qué tantos niños negros no saben nadar en EEUU

Se calcula que el 64% de los niños negros de EEUU no sabe nadar. No es extraño que en las muertes de niños por ahogamientos el porcentaje de víctimas entre los de raza negra sea mayor. La progresiva desaparición de las piscinas públicas en las grandes ciudades tiene mucho que ver con esas cifras. ¿Es una consecuencia de las medidas racistas impuestas por las autoridades locales en el pasado? AJ+ intenta responder a la pregunta en este vídeo.

Publicado en EEUU | Etiquetado , | Deja un comentario

Un debate sobre inmigración en el que el mejor mensaje sólo necesitó 20 segundos

La política parlamentaria española lleva a medio gas desde las elecciones de abril y mayo. Sólo ha despertado en los últimos días de agosto por uno de los asuntos que provoca más tensión y recelos en Europa –la cuestión migratoria– con la comparecencia de la vicepresidenta Carmen Calvo. Podía haber sido un motivo para salir de la sesión con ganas de cambiar de país. No lo fue, con la inevitable excepción del discurso racista de Vox.

El Gobierno no reiteró sus insinuaciones de semanas anteriores contra la ONG Proactiva Open Arms, que estuvieron en la línea de ataques similares, aunque más agresivos, que la extrema derecha europea dedica a las organizaciones que se dedican a salvar vidas. El PP y Ciudadanos criticaron al Gobierno, pero no cuestionaron la obligación que tienen los países europeos de rescatar a las personas que están a punto de morir en alta mar. Ninguna de sus portavoces utilizó la expresión “efecto llamada”, lo que sí hizo Pablo Casado tras la llegada del ‘Aquarius’.

Quizá no parezca un logro excepcional. Podría haber sido peor. En otros países de la UE, lo es.

Calvo se presentó para dar cuenta de una situación no creada por el Gobierno, pero ante la que no reaccionó hasta que era inevitable. Dejó pasar el tiempo hasta que la situación límite del barco ‘Open Arms’, a causa de la negativa del Gobierno italiano, le forzó a ofrecerle refugio, primero en Algeciras y luego en Valencia. En ese momento, la Fiscalía italiana intervino en el asunto y se produjo un acuerdo entre países europeos por el que España acogerá a la extraordinaria cifra de quince personas.

“Me molestan los abanderados de la humanidad”, había dicho el ministro José Luis Ábalos, “los que no tienen que tomar nunca una decisión”. En realidad, los responsables del barco español sí tomaron varias decisiones. Volver a la costa italiana, donde no lo quiere ese Gobierno, rescatar a 124 africanos –perdón por la redundancia, 124 seres humanos– y esperar durante días en una situación que terminó siendo desesperada con algunos jóvenes saltando al agua para intentar llegar a nado a la isla de Lampedusa.

Parece que esos “abanderados” lo pasan mucho peor en un barco que los ocupantes de despachos con aire acondicionado.

Calvo no entró en una deriva de ese tipo. Defendió el principio de rescatar a los migrantes en peligro de muerte (“si todas las vidas son iguales, lo son también todas las vidas de los migrantes”). Presentó como aval el trabajo constante de Salvamento Marítimo en el sur de España. No admitió ataques demagógicos con los migrantes menores de edad que se encuentran en España, que cifró en unos 14.000: “Para este Gobierno, primero son menores y luego son migrantes”.

“Nadie (en el Gobierno) ha demonizado el trabajo de las ONG”, dijo Calvo, lo que es un avance con respecto a la opinión personal de Ábalos. También precisó que “el rescate debe ser público”, responsabilidad de los estados. Eso es cierto, pero la actitud del Gobierno italiano y de su ministro de Interior, Matteo Salvini, han dejado un agujero en el centro del Mediterráneo. Proactiva Open Arms ha decidido presentarse allí, porque la alternativa es permitir que muera más gente.

Era el día de los estrenos parlamentarios de las portavoces de PP y Ciudadanos. El duelo entre Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas es uno de los escenarios a los que hay que prestar atención en lo que dure esta legislatura por ser un símbolo de la disputa por hacerse con el control del territorio de la derecha. Ahí tiene algo de ventaja Toledo, que no tuvo ningún problema en empezar su intervención insultando a Calvo, o como mínimo burlándose de ella. Se refirió a todas las veces “a lo largo de su trayectoria que ha ofendido a los españoles, al diccionario, la inteligencia, incluso la Wikipedia”. Hola, me llamo Cayetana y te voy a arrancar la cabeza.

Todo esto porque le había molestado que Calvo presumiera de los rescates hechos por Salvamento Marítimo y de lo que se hizo con el Aquarius. Desarrolló la singular teoría de que “el sanchismo y el salvinismo son las dos caras de la misma moneda porque utilizan a los migrantes para ganar votos”. Como si los votos nunca hubieran pasado por la mente de los dirigentes del PP cuando hablaban de inmigración en la última década. ¿Hacen algo los partidos sin pensar en el apoyo que les genera, en especial en las urnas?

Pero Toledo no tuvo dudas sobre el tema central de la discusión: “Un barco a la deriva debe asistirse siempre”.

Arrimadas también fue clara sobre ese punto, que está en la base de la actuación de las ONG como Proactiva o Médicos sin Fronteras y de su petición de ayuda cuando necesitan llegar a un puerto. Rescatar a los barcos es “algo que para nosotros no tiene discusión”, dijo la portavoz de Cs. Por esa misma razón, lo que no hizo Arrimadas fue referirse a su compañero de partido Marcos de Quinto que publicó el tuit racista del mes insultando a los desesperados migrantes del ‘Open Arms’ al llamarlos “bien comidos”. Quién querría acercarse a mensajes más propios de las conspiraciones promovidas por Vox.

Inés Arrimadas incidió en un tema favorito de la derecha cuando se habla de la inmigración. La culpa es de las mafias, como si los migrantes arriesgaran su vida durante meses o años en su peligroso trayecto a lo largo de varios países africanos porque existen las mafias, y no al revés. “Lo que hay detrás de este drama humano son las mafias”, dijo y luego insistió en ello.

La mejor respuesta que recibió vino de Ana Oramas. “Detrás del drama de la inmigración, no están las mafias”, le dijo la diputada de Coalición Canaria. “Están los campos de la muerte de Siria y el hambre. Están los millones de refugiados en Jordania y Turquía, donde Europa no está cumpliendo. Está el hambre y la sequía, y que cuando una mujer se mete (en un barco) con su chiquillo, con su bebé, imagínese lo que deja detrás”.

Arrimadas asentía desde su escaño al escuchar a la diputada canaria. Una y otra vez. Daba la impresión de que admitía de que la diputada canaria tenía razón.

Oramas no necesitó más que veinte segundos para dejar claro por qué es absurda la idea que se escucha en tantas ocasiones de que si fuera posible acabar con las organizaciones que se lucran con el desplazamiento por mar de esas personas, se terminaría la inmigración irregular. De hecho, no es absurda. Es una estupidez descomunal que no se basa más que en los prejuicios de la gente que vive en países ricos. El tipo de personas que piensan que, a pesar de lo que enseña prácticamente toda la historia de la humanidad, la inmigración es algo que se puede controlar o incluso eliminar.

A veces, los políticos no necesitan mucho tiempo para justificar su sueldo. A Oramas, con veinte segundos le vale.

Publicado en España | Etiquetado , | Deja un comentario

Una suspensión temporal de la democracia británica para imponer un Brexit radical

Boris Johnson negó que estuviera pensando en dar ese paso, pero todos debían saber que era el arma definitiva con la que su Gobierno pretendía neutralizar al Parlamento para que la salida de la UE se produzca el 31 de octubre con o sin acuerdo. La segunda opción era entonces y ahora la más probable.

La Cámara de los Comunes pone fin a su pausa de verano el próximo lunes. Una semana después, el Gobierno impondrá un receso de varias semanas hasta la celebración del ‘Queen’s Speech’ el 14 de octubre, en el que la reina lee en un discurso el programa político del Gabinete. Son cuatro o cinco jornadas que dejarán muy poco margen a una iniciativa parlamentaria que intente impedir el No Deal Brexit.

El diputado conservador y ex fiscal general Dominic Grieve ha dicho que es una iniciativa “bastante escandalosa” y un intento de gobernar sin el Parlamento. “Es un escándalo constitucional si se impide al Parlamento pedir cuentas al Gobierno en un momento de crisis nacional”, ha denunciado el diputado tory y exministro de Hacienda Philip Hammond. “Escándalo constitucional” es la expresión que también ha usado el presidente de la Cámara, John Bercow.

El uso de la palabra ‘constitucional’ en estas declaraciones requiere un inciso. El Reino Unido no tiene una Constitución, al menos lo que los demás países europeos consideran como tal. Sí cuenta con dos grandes textos legales históricos que tienen ese rango: la Magna Carta de 1215 y la Bill of Rights de 1869. Además, hay que incluir toda una serie de costumbres y leyes, algunas realmente antiguas, que forman en su conjunto una serie de normas constitucionales que los gobiernos respetan. La tradición importa en la política británica. Ahora que todos se han vuelto locos, un poco menos.

Los partidarios del Gobierno insisten en que esta medida sin precedentes en una situación de emergencia es habitual en el periodo de tiempo inmediatamente anterior al ‘Queen’s Speech’ para permitir que el poder ejecutivo prepare su programa de legislatura y liberarlo de las tareas parlamentarias. Obviamente, nunca se había producido una situación así cuando el país se enfrentaba a una decisión de unas consecuencias económicas y políticas tan dramáticas como el Brexit. Se trata de un ardid para eliminar de la ecuación a los que pueden obstaculizar los planes del Gobierno.

Como siempre que se plantean cuestiones constitucionales en el país, existe un amplio debate sobre si la decisión de Johnson es legal o no. La opinión más extendida es que no es claramente ilegal, lo que no impide que ya se hayan presentando algunas demandas en los tribunales.

Lo que es indudable es que Johnson ha dado el paso que más temían los partidos de la oposición y los diputados tories opuestos al No Deal al dejarles con muy pocas opciones. Prácticamente, sólo les queda una y el Gobierno tiene preparada una respuesta. ¿Qué ocurriría si una mayoría del Parlamento retira la confianza a Johnson? ¿Dimitirá? No parece que tenga esa intención, según varios periodistas que citan fuentes del Gobierno.

Johnson no cogerá el coche para dirigirse a Buckingham y presentar la dimisión a la reina. En ese caso, pretende convocar elecciones para que se celebren en los días inmediatamente posteriores al Brexit, entre el 1 y el 5 de noviembre. Será lo que Craig Oliver, director de Comunicaciones de Downing Street con Cameron, ha denominado unas elecciones “people versus parliament”. Presentarse como representante de la voluntad popular expresada en el referéndum del Brexit frente al Parlamento, o dicho de otra manera, frente a la ‘élite política’ del país. Un camino peligroso –constitucionalmente peligroso– que deparará todo tipo de iniciativas demagógicas en las que la palabra ‘pueblo’ se utilizará como arma. El hecho de que la mayoría de los dirigentes tories, empezando por el actual primer ministro, sean conspicuos representantes de esa misma élite será un detalle que se obviará oportunamente, al igual que se hizo en la campaña del referéndum de 2016.

A lo largo de meses, los partidos opuestos al No Deal han tenido la oportunidad de aprobar un acuerdo de salida de la UE pactado con la Comisión Europea o promover un segundo referéndum. Han sido incapaces de hacerlo porque no había una mayoría para ambas opciones. Es el mismo Parlamento que dio luz verde a la decisión del Gobierno de Theresa May de invocar el artículo 50 y comenzar las negociaciones para la salida.

Las cosas podrían haber sido diferentes si el Partido Laborista se hubiera volcado en la idea del segundo referéndum, pero Jeremy Corbyn impuso como prioridad cumplir el deseo expresado por los británicos en 2016. Los laboristas –también divididos por el Brexit, aunque en menor medida que los tories– han ido bandazos sin una línea definida, y por ello son también corresponsables del caos de la política británica de los últimos años.

Ahora, Boris Johnson y su jefe de gabinete, Dominic Cummings, que fue el arquitecto de la campaña del Leave, están dispuestos a pasar por encima del Parlamento para propiciar el único Brexit claro y tajante, el que no incluye ningún acuerdo previo con la Comisión con independencia de las consecuencias económicas que pueda tener. La convocatoria casi inmediata de elecciones tras el 31 de octubre es su gran baza política, casi la única, para intentar conseguir una mayoría antes de que el impacto económico sea imposible de ignorar.

Es en estos momentos cuando conviene recordar un hecho histórico muy conocido. Churchill ganó la guerra e inmediatamente después perdió las elecciones.

A última hora del miércoles, recibieron una mala noticia al saberse que Ruth Davidson renunciará a continuar como líder de los tories escoceses. Davidson es una política muy popular en Escocia y con gran cartel en los medios de comunicación, incluidos los conservadores. Hizo campaña en contra de la salida de la UE y había dejado claro que estaba en contra de un Brexit radical. Se la considera la artífice de la resurrección electoral de los conservadores en el norte. Con ella, los tories escoceses pasaron de tener un diputado a 13 y un año antes habían doblado su grupo en el Parlamento de Edimburgo. Ya hay muchos que creen que su dimisión –a lo que hay que unir el impacto del Brexit– hará que los conservadores vuelvan a hundirse en Escocia.

El desenlace traumático de todo el proceso del Brexit era en buena parte previsible. Los británicos votaron a favor de abandonar la UE en el referéndum, que como es lógico en una consulta de estas características sólo planteaba dos opciones en la papeleta. Los votantes no decidieron qué tipo de Brexit querían. Desde luego, no apostaron por un No Deal producido de un día para otro, como el que puede ocurrir el 31 de octubre.

La falta de una salida pactada ha terminado por cargarse al sistema político británico hasta el extremo de que el Gobierno clausurará el Parlamento durante varias semanas clave como si fuera una dictadura de algún lugar recóndito del planeta.

Publicado en Reino Unido | Etiquetado , , | Deja un comentario

EEUU no es precisamente el mejor país del mundo

La sección de opinión del NYT puso a prueba una declaración que es habitual entre los políticos norteamericanos, casi un requisito obligatorio para los que se presentan a las elecciones. La que dice que EEUU es el mejor país del mundo. Es indudable que es el más poderoso y uno de los de mayor renta entre las democracias occidentales, ¿pero el mejor? ¿Cuántos ciudadanos se benefician de ese presunto estatus?

12,8 millones de niños viven en EEUU por debajo del umbral de pobreza. El país tiene la mayor tasa de pobreza entre los países de la OCDE. Es el 19º en el ranking de conocimientos escolares sobre ciencia, el 20º en lectura y el 30º en matemáticas.

EEUU es también el país con el mayor gasto sanitario per cápita, lo que no impide que caiga hasta el 27º puesto en expectativa de vida y el 56º en mortalidad infantil.

El vídeo también destaca que el primer puesto de EEUU está garantizado en ciertos aspectos no especialmente deseables: número de armas en manos privadas, de matanzas provocadas por esas armas, de espectadores de televisión, de abuso de fármacos y de presos.

Educación, sanidad y seguridad son factores que deberían tenerse en cuenta a la hora de decidir cuál es el mejor país del mundo.

Publicado en EEUU | Etiquetado , , | Deja un comentario

500.000 soldados indios para imponer la colonización definitiva de Cachemira

Doce millones de personas en Cachemira continúan con las comunicaciones cortadas vía internet y teléfonos móviles por la decisión del Gobierno de India, tomada en paralelo a la eliminación del estatus especial de la región de mayoría musulmana. Sólo las líneas de telefonía fija existentes en organismos oficiales han continuado en funcionamiento.

El Tribunal Supremo indio rechazó el 13 de agosto un recurso para que levantara todas estas restricciones y sólo se comprometió a revisar el caso dentro de dos semanas.

El Gobierno de Narendra Modi ha convertido a Cachemira en invisible. Es la situación más habitual en un conflicto que se originó con el fin del dominio colonial británico y la partición del subcontinente indio en 1947 y que se hizo más violento a partir de los años 80. También es la solución por defecto que toma el Gobierno indio siempre que cree que se pueden producir disturbios. El corte de comunicaciones ha ocurrido en 51 ocasiones este año y en cifras similares en años anteriores. En 2016 el apagón duró cerca de seis meses.

La que llaman la mayor democracia del mundo ha reforzado su control sobre Cachemira para ponerla al servicio de la ideología ultranacionalista de Modi, para quien la religión y cultura hindúes deben imponerse sobre las minorías del país.

Antes de que se comunicara la medida, centenares de personas fueron detenidas, quizá hasta 500 entre ellos muchos activistas locales. Sus familiares no han recibido ninguna información sobre los cargos que existen contra ellos ni dónde han sido encerrados.

Los titulares han destacado que Modi ha puesto fin a la “autonomía” de esa región, que estaba garantizada por el artículo 370 de la Constitución india. El uso de la palabra ‘autonomía’ es muy discutible en este punto. Cachemira vive desde hace décadas bajo ocupación militar. El Gobierno indio no informa de la cifra exacta de tropas desplegadas, pero se calcula que raramente baja de 500.000. Es un despliegue masivo contra la insurgencia de los grupos locales y de los grupos yihadistas armados por Pakistán, pero también sirve para castigar a la población civil.

En un artículo de hace unos días, Tariq Ali ponía en contexto la última decisión de Modi:

“Durante casi medio siglo, Cachemira ha sido gobernada por Delhi con la mayor brutalidad. En 2009, el descubrimiento de 2.700 tumbas sin identificar en tres de los 22 distritos de la región confirmó lo que se sospechaba desde hace tiempo: una historia de desapariciones y asesinatos extrajudiciales durante décadas. La tortura y violación de tanto hombres como mujeres ha sido denunciada, pero, como el Ejército indio está de hecho por encima de la ley, sus soldados actúan con impunidad al perpetrar atrocidades y nadie puede ser acusado por crímenes de guerra”.

La cifra de muertes por esta guerra más citada en los medios de comunicación es de 70.000 desde 1989.

Tariq Ali cita la investigación de la antropóloga india Angana Chatterji, que recopiló sobre el terreno los testimonios de las víctimas del Ejército.

“Muchos son forzados a presenciar la violación de mujeres y niñas de sus familias. Una madre que fue obligada a presenciar la violación de su hija por militares suplicó que fuera liberada. Se negaron. Luego pidió que no la obligaran a verlo y que la dejaran irse a otra habitación o que la mataran. El soldado puso el arma en su frente, dijo que podía cumplir su deseo y la mató de un tiro antes de que procedieran a violar a su hija”.

La medida impuesta por el Gobierno indio tendrá consecuencias políticas y económicas. Modi ha borrado las restricciones que impedían a los ciudadanos indios comprar propiedades a los no residentes en Cachemira. El primer ministro lo ha vendido como una forma de favorecer el desarrollo económico de la región. Su intención es también otra. Poblar de hindúes esa zona para reducir la abrumadora mayoría demográfica musulmana.

Cachemira es una de las víctimas de la forma sangrienta en que se realizó la descolonización y la creación de los estados indio y paquistaní. Aquellos estados con presencia de ambas religiones fueron divididos, pero se dieron algunas situaciones singulares en aquellos lugares donde los gobernantes locales –los maharajás controlados por el imperio británico– eran de una religión distinta a la de la mayoría de la población.

Es lo que sucedió en Cachemira donde el maharajá era hindú y el 80% de sus habitantes, musulmán. El Gobierno de Nehru envió a sus tropas y presionó al dignatario local para que firmara la inclusión de la mayor parte de Cachemira en el nuevo Estado indio. Una parte más pequeña quedó bajo control de Pakistán.

La partición fue un desastre humanitario de proporciones aterradoras provocado por la incapacidad del colonialismo británico de poner fin a su dominio del subcontinente indio, del legado dejado por más de un siglo de utilización de los diferencias religiosas y culturales en favor de la colonización y de la desconfianza entre los líderes hindúes y musulmanes. Acabó con una cadena de ataques y represalias en la que se cree que dos millones de personas murieron en enfrentamientos o fueron asesinadas. Además, garantizó que el conflicto de Cachemira provocara dos guerras entre India y Pakistán y llegara hasta nuestros días.

Ahora, utilizando el modelo israelí que tanto admira y con el apoyo de la mayor parte de la opinión pública de su país, Modi aspira a propiciar la colonización definitiva de Cachemira, aunque el resultado sea un baño de sangre.

Inside locked down Kashmir, a reporter finds fear and chaos. AP.
In Kashmir Move, Critics Say, Modi Is Trying to Make India a Hindu Nation. NYT.
The Silence Is the Loudest Sound. Arundhati Roy.
India’s illegal power grab is turning Kashmir into a colony. Mirza Waheed.

Publicado en India, Pakistan | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Los buenos artistas copian; los grandes artistas roban, dicen que dijo Picasso. Tarantino no podría estar más de acuerdo.

–36 grandes planos de las películas de Tarantino.
–Un ranking de todos los malos de las películas de 007.
‘El sexto sentido’ perdura, a pesar de que ya sabes el final.
Will Smith cuenta por qué rechazó ‘Matrix’.
–La polémica sobre la autoría del guión de ‘Ciudadano Kane’.
‘Mad Max Fury Road’ sin efectos especiales.
–Una breve historia del canibalismo.
Los tardígrados son muy resistentes, pero no inmortales.
–Nos estamos quedando sin arena.
–Hay mucho tuneo decorativo en los camiones de India.
–Las cajas de seguridad en los bancos de EEUU no son tan seguras.
Vestirse en el siglo XVIII era complicado. Para la clase alta.
Naumaquias en el Coliseo de Roma: cómo inundaban la arena para los espectáculos acuáticos.

Publicado en Cine, Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario

Las vidas perdidas en el Mediterráneo

Un reportaje de NBC cuenta la historia de la familia de Mohamed Safwan en Beirut. En 2015, decidieron que la madre y los tres hijos partieran con destino a Europa. Al hijo menor le habían diagnosticado autismo y diabetes, ningún colegio le admitía, y pensaban que sólo en Europa tendría el apoyo necesario.

Sólo uno de los hijos sobrevivió al naufragio de la embarcación que les llevaba a Grecia.

Publicado en Libano | Etiquetado , | Deja un comentario

Qué poco le gustaba a Pedro Sánchez la idea de un Gobierno de coalición con Podemos

“A veces la información va por un lado y la realidad, por otro”, dijo Carmen Calvo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Es un concepto que hay que macerar para entenderlo, porque a fin de cuentas las ruedas de prensa de la vicepresidenta son una entrada en la dimensión desconocida. Evidentemente, ella dicta la realidad y los demás deben comprenderla a pesar de sus limitaciones. Como cuando le preguntaron por la decepción que deben de estar sintiendo muchos votantes de izquierda por el fracaso de la investidura y acabó respondiendo que hay “mucha frustración en el electorado de Ciudadanos”. De acuerdo, lo que usted diga. La culpa es nuestra por no estar en su misma longitud de onda.

Pedro Sánchez ha decidido que la experiencia de formar un Gobierno de coalición con Podemos ha estado bien para 72 horas, pero que no le interesa prolongarla por más tiempo. Los llamamientos para que en septiembre se haga otro intento de impedir la repetición de elecciones han quedado cortocircuitados –o limitados de forma estricta– por el anuncio hecho por Calvo en nombre de Sánchez. “No hay vía en esa dirección”, dijo Calvo. La decisión la toma Moncloa, pero, tal y como explica la vicepresidenta, resulta que es el otro partido quien la adoptó: “Intentamos en serio un Gobierno de coalición y ayer (por el viernes) le cerró el paso Unidas Podemos”.

“Va quedando claro que Sánchez nunca quiso negociar”, dijo Ione Belarra. Podemos denuncia que todo fue un simulacro para que a la vuelta de agosto el PSOE redoble su apuesta por una abstención del PP y Ciudadanos.

El otro nunca tuvo intención de negociar, es el mensaje que ambos partidos han puesto en circulación. No es suficiente con quejarse de las reclamaciones del otro o de su estilo negociador. En el estilo de caballo de Atila de la política española, el otro debe ser descrito en términos dantescos, demoníacos, para que tu votante no tenga dudas sobre la asignación de la culpabilidad. Tenemos unos políticos que se comportan como ‘trolls’ en internet. Su descalificación del adversario es completa. Su desprecio por él se hace patente en cada una de las declaraciones.

Las encuestas suelen demostrar que la mayoría de los votantes mantiene posiciones más ecuánimes. Se muestran con frecuencia a favor de acuerdos o coaliciones. Pero los protagonistas de la política están más por la mano dura y las amenazas.

Lo que no es extraño es que los políticos mientan. Les parece que en los momentos delicados es la única manera de salir indemne de las críticas. Las dificultades de tener éxito en estas negociaciones en tan poco tiempo eran máximas. La predisposición de los interlocutores, discutible. Al bajar a hechos concretos, las mentiras se acumulan.

Viñeta de Manel Fontdevila en eldiario.es

Sánchez dijo que el gran obstáculo era el deseo de Iglesias de formar parte del Gobierno. Contaba con que el ego de su rival le facilitara las cosas. No esperaba que el líder de Podemos renunciara a un puesto gubernamental y hubo que montar a toda prisa una estrategia para iniciar una negociación no deseada.

En Podemos, algunos dirigentes alegan que ni siquiera existió la última oferta presentada por el PSOE con la vicepresidencia y tres ministerios: Vivienda y Economía Social, Igualdad y Sanidad. La diputada Victoria Rosell dice que no es cierto que se ofreciera Igualdad. Cuando se preguntó por ello a Pablo Echenique, no negó que la oferta existiera. Lo que sí explicó es que las competencias incluidas en ese Ministerio eran insuficientes, lo que es un asunto muy distinto: “La pregunta es qué medidas se pueden llevar a cabo desde una configuración como la que proponían en su última propuesta. Nos interesan los permisos de paternidad y maternidad intransferibles y remunerados, acabar con la brecha salarial, escuelas infantiles de cero a 3 años. Pero ninguna de esas competencias estaban”.

Cambiar la estructura de los ministerios –ampliar las competencias de algunos y reducir las de otros– hace más complicada una negociación y exige algo más que 72 horas.

La rapidez con la que Sánchez ha descalificado la opción de la coalición con Podemos confirma que esa nunca fue su idea favorita. Sólo contempla la abstención de la derecha o el apoyo exterior de Unidas Podemos, como en la anterior legislatura. En ambos casos, depende de decisiones que tendrán que tomar otros partidos. Esa es una buena medida de la arrogancia de un político: no sólo dan por hecho que todos sus votantes comparten sus ideas, sino que además pretenden que sus adversarios les hagan la vida más fácil. A complacer sus deseos, le llaman estabilidad.

La vicepresidenta dijo que aún existe la vía de negociar con Podemos “un programa de mínimos o máximos o para la legislatura entera”, como el que se hizo en Portugal. Es legítimo preguntarse cómo vas a negociar un acuerdo para cuatro años con un partido al que has descalificado de todas las maneras posibles después del fracaso de las últimas negociaciones. Luego, no te puedes quejar si la oposición te ataca por haber pactado con Godzilla. Tú fuiste quien les diste la carnaza.

Sobre un acuerdo a la portuguesa, Izquierda Unida ya ha reclamado a Podemos que acepte un acuerdo de legislatura inspirado en los presupuestos que no llegaron a aprobarse en la anterior legislatura. La repetición electoral sólo beneficiaría a la derecha, opina IU. “Todavía estamos a tiempo de evitar lo que a todas luces es un riesgo innecesario e inasumible por una ciudadanía que no necesita más crispación, sino propuestas”, dice su resolución. Es un factor que debilita la posición negociadora de Iglesias por si quiere insistir en la idea de un Gobierno de coalición.

Se trata de una oportunidad que aprovechará el PSOE. Ahora mismo es más fácil que Sánchez e Iglesias se vayan juntos de vacaciones a que Casado y, sobre todo, Rivera acepten propiciar la investidura del líder del PSOE. Pero es posible que a la realidad le esté costando entender por dónde debe transcurrir para acatar las órdenes de Calvo.

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Inmigrantes víctimas de la guerra civil libia

El ataque aéreo del 2 de julio a una prisión para inmigrantes y refugiados en Libia por las fuerzas del general con 53 muertos demuestra hasta qué punto el país es un lugar inmensamente peligroso para los extranjeros que quedaron atrapados allí en su camino hacia Europa. No es que no estuviera claro antes, pero ahora resulta obvio. Los inmigrantes han quedado atrapadas en mitad de los combates del último capítulo de la guerra civil, en este caso por el intento de las milicias de Haftar por hacerse con el control de Trípoli.

El almacén donde estaban encerrados las víctimas del ataque se encuentra a menos de 100 metros de un depósito de armas de una milicia partidaria del Gobierno, según una investigación del NYT, y de hecho forma parte de un complejo militar de edificios. “El depósito de armas había sido atacado dos meses antes. Tanto los detenidos como ACNUR habían advertido del peligro que afrontaban las personas internadas”.

Varios gobiernos europeos han facilitado cuantiosos fondos a las milicias para que Libia se convierta en la prisión de estos inmigrantes e impedir su llegada a Europa. No han mostrado el mismo interés para que los centros de detención cuenten con condiciones de vida mínimamente dignas ni para protegerlos de la guerra.

Publicado en Europa, Libia | Etiquetado , , | Deja un comentario

Esos titulares en los medios de comunicación no se van a conseguir solos

Ciudadanos va allí donde no le quieren. Se presenta en localidades donde el partido es casi irrelevante confiando en que le reciban con abucheos e insultos. Es capaz de asistir a una manifestación como la del Orgullo aportando un porcentaje reducido de participantes sobre el total y quedarse con todos los titulares por los gritos que recibieron y el bloqueo de su marcha. El resto se pregunta: ¿hemos caído en la trampa?

Pero si en la celebración del Orgullo del pasado fin de semana no hubiera habido ningún grito ni mal gesto, Ciudadanos alardearía luego de que no se les puede criticar por pactar con Vox o recibir sus votos en las instituciones si ni siquiera les denunciaron por ello en esa concentración. Algunos de los participantes se preguntarían en este segundo caso: ¿hemos caído en la trampa?

Es una estrategia preparada para las dos opciones de la que el partido está muy orgulloso, según un informe interno. También es verdad que es habitual que las direcciones de los partidos encarguen informes para consumo de sus dirigentes que destaquen que su líder es maravilloso, atrae fantásticas muestras de apoyo y los ciegos recuperan la vista con sólo tocar su ropa. En este caso, el informe deja claro además la opinión de sus autores: cuanto más follón, más atención recabaremos.

Lo que cuenta es la apariencia. Dicho en términos televisivos, los planos cortos. La imagen completa ofrece a veces una impresión diferente. Un informe de la Jefatura Superior de Policía afirma que no hubo “agresiones físicas” contra los miembros de Ciudadanos en la concentración, según informa El País. Sólo insultos y lanzamiento de agua y de una botella vacía de plástico que no dio a nadie. También apunta que la comitiva de Cs no siguió las recomendaciones policiales que pretendían reducir el riesgo de incidentes más graves. Pero sin incidentes, no había noticia, ni imágenes ni forma de estirar la historia el día después.

Esta estrategia de propaganda necesita algún impulso posterior. De lo contrario, su efecto se limitaría a unas doce o 24 horas. Hay que invertir en ella para obtener el máximo rendimiento sacando a los dirigentes a extender el mensaje. Lo hacen en los medios de comunicación dispuestos a convertir la movilización masiva en favor de los derechos LGTBi en una historia a favor de los derechos de Ciudadanos, mucho más importantes que esa gente que ha estado marginada o perseguida durante décadas o siglos. Qué sabrán estos últimos de persecuciones.

Las televisiones, ávidas siempre de conseguir imágenes de enfrentamientos, son las que se unen con más intensidad a la causa. Y además esta vez hay un titular asegurado que facilita las cosas a todos: Ciudadanos ha exigido la dimisión del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por decir que esa relación ahora sí-ahora no con Vox, pero siempre reclamando el voto de la extrema derecha en los plenos de investidura, tendrá consecuencias. Que tendrá consecuencias políticas es bastante obvio.

Inés Arrimadas se subió a la cosechadora el lunes para recoger el fruto y además se ocupó de sembrar al mismo tiempo. Acusó a Marlaska de “poner en la diana” a Ciudadanos, que es la misma acusación que recibía de forma frecuente la izquierda abertzale hace años cuando ETA existía. Ese es el nivel del muy civilizado debate político. Cuando denuncias a “los violentos” o “los radicales”, conceptos que cuentan con una connotación muy singular desde hace tiempo en el mercado político, no es raro que termines acusando al ministro de Interior de incitación al asesinato. No hay que descartar ahora una visita a la Fiscalía, como hizo Albert Rivera después del viaje a Errenteria. Hubo fotos ante la sede con la denuncia en la mano y de ella no se ha sabido nada más desde entonces.

Pero si hay alguien al que le parece exagerado llegar a ese punto, que sepa que la de Arrimadas es la versión moderada de Ciudadanos. El senador gaditano Carlos Pérez ha comparado a su partido con Rosa Parks, la mujer de raza negra que fue detenida por no levantarse de su asiento en un autobús para dejarlo a un hombre blanco en Alabama en 1955. Esto puede incluirse en el apartado de los delirios de grandeza al utilizar en provecho propio a uno de los iconos de la lucha por los derechos civiles en EEUU. Lo mismo el senador Pérez piensa que los dirigentes de Ciudadanos están peor que los negros de Alabama en los años 50. Para que no hubiera dudas, incluyó en el tuit una foto de Parks y otra de las dirigentes de Cs que acudieron al Orgullo. Como dos gotas de agua.

Otro senador –se nota que envían a la Cámara Alta a lo mejor– se metió en la típica bronca de Twitter respondiendo a quien le dijo “pactáis con nazis” con una aseveración histórica para la que ni siquiera está preparada la Ley de Godwin: “La mayoría de los jerarcas nazis eran homosexuales”, escribió Fran Carrillo Guerrero, que no tuvo el detalle de explicar su metodología de análisis histórico. Luego dijo que Twitter encaja mal las hipérboles, dado que la gente no había pillado su intención. Y que hay “demasiada crispación”.

¿En serio? ¿Eso le parece, senador experto en la Alemania nazi y autor del libro –y esto no es un chiste para la ocasión– ‘Tus gestos te delatan. Las claves para ser un buen comunicador’?

A partir de ese nivel, los argumentos dejan de tener peso. Quizá sea una pérdida de tiempo recordar, como hace esta persona, que los organizadores del Orgullo elaboran un documento reivindicativo cada año –no se trata sólo de hacer un fiestorro para celebrar la diversidad, como dicen en Cs–, que Ciudadanos no quiso firmarlo y que el partido inició después una campaña de declaraciones acusando a los organizadores de ser unos intolerantes y cosas peores. Hay que tener valor para apuntar con el dedo a las víctimas de la discriminación, pero valor –en ese sentido– es lo que sobra en la política española.

En realidad, no. No es una pérdida de tiempo recordar cómo se organiza una concentración como la del Orgullo. Aunque eso no impedirá que aparezca después en un informe interno de Ciudadanos bajo el título de ÉXITO TOTAL.

Publicado en España | Etiquetado , , | Deja un comentario