George Soros es el nuevo enemigo público del Brexit

Los partidarios del Brexit más duro y antiUE han sumado otro nombre a su ya larga lista de enemigos. Y es uno de los sospechosos habituales que son señalados con frecuencia por los partidos europeos de extrema derecha, en especial, en su país de origen, Hungría. Se trata de George Soros, que apareció en la portada de The Daily Telegraph del jueves con el titular “Man who broke the Bank of England backing secret plot to stop Brexit”.

La trama o conspiración secreta no era otra cosa que una cena convocada por Soros para convencer a un grupo de empresarios para que aportaran fondos al grupo Best for Britain (aparentemente sin mucho éxito), que pretende presionar a los diputados para que voten en contra del acuerdo definitivo de salida de la UE con la intención última de que el Brexit no se produzca.

El carácter secreto de esa supuesta trama queda un tanto deslucido porque Best for Britain es un grupo conocido y porque el artículo reconoce que su iniciativa más inmediata será una campaña de publicidad que a finales de este mes intentará difundir el mensaje de que “aún no es demasiado tarde para impedir el Brexit”.

Un grupo de ideas conocidas. Donantes que no ocultan su posición. Una campaña de publicidad inminente. Es difícil apreciar dónde está la conspiración secreta que anuncia el titular a toda plana.

Es tan significativo como sorprendente que una de las cuatro personas que firman el artículo –la que aparece en primer lugar– es Nick Timothy, que fue jefe de gabinete de Theresa May en Downing Street hasta que tuvo que dimitir por la decisión catastrófica de adelantar las elecciones dejando a los tories sin mayoría absoluta. Varios diputados avisaron a May de que si no se deshacía de su principal asesor, podía contar con una moción de censura contra su liderazgo del Partido Conservador. Timothy no es periodista, aunque publica una columna de opinión en el Telegraph desde hace meses.

Soros ha aportado 400.000 libras a Best for Britain a través de su fundación Open Society, lo que no es una cantidad menor. El grupo ya ha dicho que esa no es la única contribución que han recibido y que el conjunto de las donaciones inferiores a 50 libras llega a 413.000 libras. El titular del Telegraph aspira a que cale la idea de que Best for Britain es sólo un instrumento de Soros.

Indudablemente, el nombre del financiero norteamericano no se olvida en el Reino Unido desde los tiempos del ‘Miércoles negro’, cuando la libra tuvo que abandonar en 1992 el Mecanismo Europeo de Cambio (ERM) en tiempos del Gobierno de John Major por el ataque en los mercados financieros protagonizado por varios fondos de inversión, incluido el de Soros, que se vio inmensamente beneficiado en una cantidad cercana a los 1.000 millones de libras. En la prensa británica, no se suele destacar tanto que la política económica del Gobierno estaba manteniendo la libra en una cotización que no se correspondía con la realidad.

Soros es aún más conocido en Europa del Este, donde los gobiernos conservadores y ultranacionalistas de países como Hungría y Polonia lo consideran su enemigo número uno en el exterior por sus donaciones económicas a los grupos de la sociedad civil que denuncian el carácter autoritario de los partidos en el poder. El europeísmo del financiero y su apoyo a la llegada de refugiados procedentes de países en guerra lo convirtieron en la bestia negra del Gobierno de Viktor Orbán.

Embed from Getty Images

Por ello, Orbán ordenó una campaña con vallas publicitarias con la foto de Soros para identificarlo como partidario de la inmigración sin límites (o con mensajes de que iba a llenar Hungría con millones de africanos). Críticos del Gobierno y la comunidad judía de Hungría denunciaron el tono antisemita de la campaña, aunque la condición judía de Soros nunca aparecía mencionada. “Aunque no fuera abiertamente antisemita, esta campaña puede provocar pasiones antisemitas incontroladas y otros sentimientos”, dijo el presidente de la Federación de Comunidades Judías.

Las juventudes del partido no pretendieron ser sutiles en otra campaña anterior en la que la caricatura de Soros aparecía moviendo los hilos de las marionetas que representaban a algunos políticos, una iconografía muy habitual entre grupos de extrema derecha para referirse a los judíos desde hace décadas.

El Gobierno llegó a organizar una consulta entre los ciudadanos en forma de cuestionario para que dieran su opinión sobre ese supuesto plan de Soros para inundar de inmigrantes al país.

Soros es el símbolo de lo que en Hungría o Polonia (un diputado del partido en el poder dijo que era “el hombre más peligroso del mundo” por sus “actividades anticristianas y antinacionales”), y también entre los grupos que apoyan a Trump en EEUU, se llama globalismo, una supuesta idea con la que borrar su cultura nacional en favor de la mezcla de razas y el multiculturalismo. Orbán declaró a principios del año pasado que pretendía desenmascarar a las ONG y fundaciones contrarias a sus posiciones nacionalistas para demostrar “de dónde viene su dinero, con qué servicios secretos están relacionados y a qué ONG (del exterior) sirven”. Un intento de descalificarlos como traidores a la patria.

Soros es también un enemigo declarado de Vladímir Putin y su Gobierno, lo que hace que reciba constantes críticas de grupos de extrema izquierda que afirman que ha promovido todo tipo de movilizaciones contra gobiernos cercanos a Moscú, en especial en el caso de Ucrania. Los medios públicos rusos publicaron artículos con documentos internos de su fundación presuntamente obtenidos por hackers con los que demostrar que el financiero destinó grandes cantidades de dinero para “manipular” a la opinión pública europea en favor de la llamada revolución de Maidán.

Posteriormente, Soros pidió que EEUU y la UE concedieran amplias ayudas económicas al nuevo Gobierno ucraniano para mantenerlo alejado de Rusia. No es extraño que la embajada rusa en Londres tuviera interés en comentar la noticia del Telegraph sin enlazar precisamente a ese diario.

En los últimos días, Binyamín Netanyahu ha sido el último líder político en poner la mira en el millonario al acusarle de financiar a los grupos que se oponen a la deportación de 40.000 inmigrantes africanos sin papeles. Soros, que lo ha negado, apoya la solución de dos estados para israelíes y palestinos y ha aportado fondos a las ONG que denuncian la ocupación, como Breaking the Silence, B’Tselem y Yesh Din. Sin duda no es un gran amigo del Likud y los partidos ultranacionalistas israelíes.

El columnista de Haaretz Chemi Salev respondió a Netanyahu en estos términos: “El primer ministro debería ser la última persona en la Tierra que concediera el sello de kosher al estereotipo de judío diabólico con el que los supremacistas blancos, sobre todo en Europa del Este, han definido a Soros en los últimos años”.

Si hablamos de estereotipos, hay pocos ejemplos mejores que el que fue el último anuncio en la campaña de Donald Trump. Además de su rival, Hillary Clinton, aparecían tres personas (Soros, la gobernadora de la Reserva Federal, Janet Yellen, y el consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein). Resulta que los tres son judíos. Con la imagen de Soros, la voz en off se refería a “aquellos que controlan los resortes del poder en Washington”.

Esa frase y otras del anuncio recordaban a los mensajes antisemitas y xenófobos tan abundantes entre los grupos ultras que apoyaban la campaña de Trump y en la web Breitbart, así como en la web conspiranoica Infowars. Es obvio que Soros era su adversario por su apoyo económico a grupos de derechos civiles contrarios a la pena de muerte y a la campaña de Clinton.

Nigel Farage se apresuró a destacar el artículo del Telegraph como ejemplo de que es hora de despertar ante la influencia de Soros en la política británica (el exlíder de UKIP ha hecho campaña por los ultras de AfD en Alemania y apoyado a Trump en EEUU). Es probable que la influencia de los dueños del Telegraph, los hermanos Barclay, sea mayor, aunque su residencia fiscal sea Mónaco. Muchos millonarios financiaron la campaña a favor del Brexit –el más importante, Arron Banks, que ya antes había aportado un millón de libras a UKIP–, pero los partidarios de la salida de la UE, en especial, Farage, nunca lo denunciaron, sino que por el contrario lo celebraron.

Nick Timothy ha respondido a las acusaciones sobre el artículo del que es uno de los firmantes: “A lo largo de mi carrera, he hecho campaña contra el antisemitismo, he ayudado a conseguir fondos para la seguridad de las sinagogas y escuelas judías, he luchado contra la idea de poner límites a centros educativos religiosos y he apoyado a Israel”.

La referencia al apoyo a Israel es ya habitual en Europa del Este para desmentir las acusaciones de antisemitismo. El problema aparece cuando algún millonario judío financia organizaciones que defienden los derechos civiles frente a un Gobierno autoritario, apoyan a los refugiados o a los perseguidos en la comunidad LGTBI, o denuncian la ocupación de Palestina. Nick Timothy y el Telegraph han decidido que no tienen problemas en acompañarles a la hora de denunciar otra “trama secreta”.

Para los que lleguen aquí a través de eldiario.es, es necesario recordar en aras a la transparencia este artículo que explica que el medio tiene dos proyectos por los que ha recibido fondos de la fundación Open Society. El más importante tiene que ver con la cobertura sobre inmigración y la crisis de refugiados, que ha supuesto la aportación de unos 50.000 euros durante dos años. El contenido de esa cobertura ha sido elegido y elaborado por la redacción de eldiario.es.

Publicado en Periodismo, Reino Unido | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Un solo símbolo para alertar de la presencia de un peligro

¿Cómo alertar con un símbolo a una persona, con independencia de su idioma, conocimientos y bagaje cultural, de la presencia de un peligro al que no debe acercarse? Es un problema de diseño, aparentemente, pero es también algo más complicado, porque las referencias culturales cambian a lo largo del tiempo.

Publicado en Historia, Nuclear | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Soldados turcos torturan a un civil kurdo en su ofensiva del norte de Siria

Soldados turcos interrogan a un agricultor kurdo en Afrin, en el norte de Siria. Uno de ellos golpea en la cabeza varias veces al preso con la culata de la pistola. Le preguntan por el paradero de armas antitanque. Cada vez que dice que no sabe nada le golpean. Le amenazan con entregarle a los insurgentes sirios del FSA que colaboran con el Ejército turco en su ofensiva contra las milicias kurdas del YPG en el norte de Siria. En el último plano del vídeo, cuando se abre la puerta del blindado, se ve precisamente a los sirios esperando. Quizá el destino de este pobre hombre sea aún peor a partir de ese momento, pero ya no lo sabremos.

En este reportaje de CNN, se ve a familias obligadas a esconderse en una cueva para protegerse de los bombardeos turcos. Sus casas han sido destruidas o ya no son un lugar seguro en el que guarecerse.

Todo parece indicar que EEUU ha abandonado a los kurdos del YPG a los que utilizó como fuerza de tierra apoyada por sus bombardeos para acabar con el control del norte de Siria por el ISIS, incluida la provincia de Raqqa. En estos momentos, la capacidad norteamericana de presionar a Erdogan es reducida, y en cualquier caso ambos países son aliados de la OTAN. Los planes de EEUU para utilizar al YPG para crear una fuerza de seguridad en el norte son ya historia. Turquía nunca iba a permitirlo.

Para desmentir esa impresión, el consejero de seguridad Nacional, HR McMaster viaja a Turquía el próximo fin de semana. Después lo hará el secretario de Estado, Rex Tillerson. las grandes operaciones militares suelen crear aliados inesperados. El Gobierno sirio ha permitido el paso de milicianos kurdos en camino hacia Afrin desde zonas más al este. Damasco tampoco está interesado en que los turcos dominen el Kurdistán sirio y lo entreguen a sus aliados del FSA.

El derribo de un avión ruso Su-25 en Idlib ha perjudicado a los turcos. Sirios y rusos van a aumentar su presencia aérea en la zona, lo que probablemente afectará al uso por los turcos de su Fuerza Aérea en el norte. Erdogan consiguió de Moscú el visto bueno a su operación militar, que dura ya más de dos semanas, pero no es un cheque en blanco si eso afecta a sus ataques sobre la provincia de Idlib.

A finales de enero, se supo que 311 personas habían sido detenidas en Turquía por comentarios contra esta operación militar escritos en redes sociales, según la agencia pública Anadolu.

La ofensiva del Gobierno sirio contra la provincia de Idlib, donde viven muchos de los desplazados de la guerra procedentes de otras partes del país, ha hecho que muchos de ellos intenten huir a Turquía para escapar de los bombardeos. Permanecer en Idlib también es arriesgado, porque la provincia está controlada en su mayor parte por el grupo insurgente antes conocido como Al Nusra y vinculado a Al Qaeda.

Aquellos que intentan entrar en Turquía son detenidos por los soldados turcos, que han llegado a abrir fuego sobre ellos. Muchos son devueltos a Siria.

Imagen del ataque de la aviación siria o rusa contra un hospital en la provincia de Idlib.

Publicado en Siria, Turquía | Etiquetado , , | Deja un comentario

Qué está pasando hoy – 5 Feb.

–150 ataques aéreos de aviones sirios y rusos contra la provincia de Idlib, controlada por el grupo insurgente vinculado a Al Qaeda. Decenas de edificios destruidos y dos hospitales gravemente dañados.

–El Dow Jones pierde el lunes 1.175 puntos, un 4,6%. En cifras absolutas, la mayor pérdida de su historia en una jornada (no en porcentaje). Segunda jornada consecutiva con una gran caída. Trump lo tiene más difícil ahora para presumir del estado de la Bolsa.

–La pelea Lenín Moreno-Rafael Correa en Ecuador se dirime en favor del actual presidente en las urnas.

–El Gobierno iraquí que EEUU ha comenzado a reducir el número de sus tropas en el país tras la derrota del ISIS. Los militares norteamericanos se limitan a anunciar un repliegue centrado en defender las fronteras y en el adiestramiento de soldados iraquíes.

–Salah Abdeslam, el único terrorista que sobrevivió a los atentados de París de 2015, a juicio en Bélgica por el intento de asesinato de los policías que lo detuvieron.

–A falta de candidato propio, los republicanos descubren que será un neonazi negacionista del Holocausto el que se presente por el partido a un distrito de Illinois. Es un distrito que siempre ganan los demócratas.

–El 49% de los británicos afirma que no sabe lo que es una unión aduanera.

En este vídeo, insurgentes sirios aliados del Ejército turco destruyen una tienda de bebidas alcohólicas regentada por kurdos en la provincia de Afrin.

Lecturas

–La brecha salarial entre hombres y mujeres en los países escandinavos es similar a la de EEUU. El problema de origen: la carga de la maternidad. Las políticas públicas ayudan, pero no sirven si los hombres no cambian de conducta.

I Helped Sell the False Choice of War Once. It’s Happening Again.
Lawrence Wilkerson, jefe de gabinete de Colin Powell, alerta de que EEUU quiere ahora crear un caso falso para atacar Irán con la ayuda de algunos think tanks.

–Las nutrias necesitan un alto número de calorías para sobrevivir cada día, pero no tanto comparadas con los osos y obviamente las ballenas.

Foto superior: restos del avión ruso Su-25 derribado por los insurgentes en la provincia de Idlib el sábado. Foto: EFE.

Publicado en Qué pasa hoy | Deja un comentario

Cómo se hace una entrevista en BBC a Theresa May sobre el Brexit

Laura Kuenssberg, jefa de Política en la redacción de BBC, presiona a Theresa May en una entrevista para que responda sobre las prioridades de su Gobierno en relación a la negociación con la UE sobre el Brexit. Obviamente, la primera ministra se quiere escapar, porque dar una respuesta clara le crearía aún más problemas en su partido y en el propio Gobierno.

La alternativa que la periodista le presenta es clara: dar más importancia a la idea de que las instituciones británicas recuperen el control sobre las grandes decisiones económicas, en especial comerciales, o bien crear menos problemas a la economía del Reino Unido, es decir, llegar a algún tipo de acuerdo con la Comisión Europea para mantener el acceso a los mercados de los países europeos a cambio del inevitable precio de ceder soberanía.

Es una pregunta sencilla, pero con repercusiones muy importantes para esa negociación y en primer lugar para la estabilidad de su Gobierno. En la primera opción, estarían los partidarios del Brexit más duro posible, encabezados por el ministro de Exteriores, Boris Johnson. En la segunda, los ministros que votaron a favor de continuar en la UE, de los que el más importante es el ministro de Hacienda, Philip Hammond.

En este breve fragmento, se ve a May negarse a responder y a Kuenssberg insistir más de una vez.

“Mi opción es muy simple”, dice May. “Recuperamos el control de nuestro dinero, recuperamos el control de nuestras fronteras, recuperamos el control de nuestras leyes. Queremos un acuerdo de libre comercio, negociamos un acuerdo de libre comercio con la UE. Queremos que en lo posible sea un acuerdo sin aranceles ni conflictos. Eso sería bueno para los empleos en Reino Unido, pero también nos da la libertad de negociar y firmar acuerdos comerciales con el resto del mundo, y eso también es bueno para la prosperidad y los empleos en Reino Unido”.

Es decir, las dos cosas al mismo tiempo (“take the cake and eat it” es la expresión que se oye regularmente entre los partidarios del Brexit duro, lo que viene a ser quedarse con lo mejor de estar dentro de la UE, pero sin estar dentro de la disciplina de UE, sin tener que aceptar sus normas). Desde el principio, Bruselas ha dejado claro que eso no será posible. El acuerdo preliminar que ya se firmó empezaba a dejarlo claro.

El tiempo se acaba para tomar una decisión, le dice la periodista, que insiste porque May no ha respondido a la pregunta. Le recuerda que mucha gente, incluso dentro de su partido, sabe que no pueden tener las dos cosas al mismo tiempo.

En pocas palabras, la primera ministra vuelve a repetir la misma idea, impracticable en el mundo real, con el argumento (ficticio) de que no son alternativas excluyentes.

Es un ejemplo de las entrevistas políticas que se ven en BBC. Si el político no quiere responder a la pregunta, poco más se puede hacer, pero al menos hay que insistir. Aquí se puede ver la entrevista completa, hecha en el viaje de May a China.

Mientras tanto en Londres el incendio no remite. Un viceministro que tuvo un papel clave en la campaña del Brexit enarbola una teoría de la conspiración para denunciar al Civil Service (el alto funcionariado que asesora a los ministros) por producir deliberadamente informes que prevén consecuencias económicas negativas tras la salida de la UE (luego pidió disculpas).

Otros diputados tories de la línea dura sugieren que los funcionarios expertos en sus áreas están manipulando las estadísticas para frustrar el tipo de Brexit que ellos quieren. Un exjefe del Civil Service responde que esa actitud es similar a la de los nacionalistas alemanes entre las dos guerras mundiales, que tan útil fue después para los nazis, “cuando decían que nuestro gran Ejército nunca fue derrotado, sino que fue apuñalado por la espalda por los civiles, liberales, comunistas, socialistas y judíos”.

En la prensa del domingo, se informa que diputados tories exigen a May que no permita que su ministro de Hacienda arruine el Brexit y amenazan con una rebelión si no hay un Brexit sin concesiones de ningún tipo a Bruselas. O que si May acepta que el país continúe de algún modo en la unión aduanera, habrá un golpe para derrocar a la primera ministra y poner a Boris Johnson al frente del partido y del Gobierno.

Así que no es extraño que el caos tory haga que May no quiera decir la verdad sobre la opción de Brexit que defiende. Eso no debe implicar que una periodista de BBC no deba insistir e insistir e insistir para buscar la respuesta que la gente tiene derecho a conocer. De momento, tendrán que seguir esperando.

Publicado en Europa, Reino Unido | Etiquetado , | Deja un comentario

Qué está pasando hoy – 2 Feb.

Trump ha permitido la difusión del informe de los congresistas republicanos y estos lo han hecho público de inmediato (texto íntegro). El objetivo: cargar contra el FBI y el Departamento de Justicia y permitir que Trump, si se atreve, destituya al fiscal general adjunto, Rod Rosenstein. Y todo indica que esa es la intención del presidente.

¿Eso es todo?, dice el exdirector del FBI James Comey, que califica al informe de deshonesto y manipulador.

–El informe destaca que el Departamento de Justicia utilizó datos de una investigación realizada por un exespía británico que había sido contratado por la campaña de Clinton para reclamar la vigilancia de Carter Page, que había trabajado para la campaña de Trump. Es un posible síntoma de parcialidad.

Lo malo para los republicanos es que una frase del informe confirma que la investigación del FBI comenzó no por lo que contó ese antiguo espía, sino por información recibida a cuenta de George Papadopoulos, otro antiguo asesor de la campaña del actual presidente, que había presumido de que los rusos sabían cosas sobre Clinton que podían perjudicar a sus aspiraciones. Eso justificaría la investigación del FBI.

El Pentágono está preocupado por el creciente interés de la Casa Blanca por una respuesta militar contra Corea del Norte que podría suponer una peligrosa escalada.

90 inmigrantes mueren en un naufragio en la costa de Libia. La mayoría eran paquistaníes.

–La policía iraní detiene a 29 mujeres por no llevar el pelo cubierto por el hiyab.

–La propaganda racista ha aumentando un 250% en los campus universitarios de EEUU.

–El Dow Jones pierde casi 700 puntos el viernes en lo que ha sido su peor semana en dos años.

–China elogia a Theresa May por no plantear el tema de los derechos humanos en su visita a Pekín. Downing Street lo desmiente.

Publicado en EEUU, Qué pasa hoy | Etiquetado , | Deja un comentario

Qué está pasando hoy – 1 Feb.

–La Casa Blanca autorizará en unas horas la difusión del informe de congresistas republicanos que hace graves acusaciones al FBI y al Departamento de Justicia sobre la investigación de la supuesta interferencia rusa. Es el último capítulo de la guerra de Trump contra el FBI.

–Polonia aprueba una ley que castiga con penas de cárcel llamar ‘campos de concentración polacos’ a los campos de exterminio que estaban en territorio polaco. Más que una cuestión geográfica, es un intento de ocultar el antisemitismo polaco en el siglo XX.

–Turquía aprovecha su operación militar en el norte de Siria para hacer publicidad del armamento de fabricación turca.

–Trump presume de que la audiencia de su discurso del Estado de la Unión (45,6 millones) es la mayor de la historia. Para variar, no es cierto.

–Casi la mitad de las instalaciones militares norteamericanas en todo el mundo está amenazada por catástrofes meteorológicas relacionadas con el cambio climático.

–Policías de Baltimore llevaban pistolas de juguete en el coche para colocarlas a inocentes después de los tiroteos. Un clásico de la corrupción policial.

No parece que Stephen King sienta mucha simpatía por los republicanos.

Media de encuestas en Italia, según el FT. Las elecciones son el 4 de marzo.

Lecturas

My Woody Allen Problem. The New York Times. Escribe el crítico de cine A.O. Scott.
America Is Not a Democracy. The Atlantic.
Why Eddie Adams’s Vietnam photo still haunts us 50 years later. Quartz. Lo que ocurrió después de la foto.

Publicado en Qué pasa hoy | Deja un comentario

Trump & Republicanos vs. FBI & Departamento de Justicia

Un informe de cuatro páginas elaborado por los republicanos en la Cámara de Representantes es el último campo de batalla entre el Ejecutivo y el Legislativo en EEUU, un enfrentamiento a varias bandas en el que Donald Trump debería estar en teoría en el primer bando, pero en realidad se encuentra en el segundo, y no contra su voluntad.

No es la única paradoja de esta historia, que ofrece una situación casi sin precedentes en la política norteamericana: los republicanos atacan al FBI como si el organismo policial, azote de izquierdistas y activistas antirracistas durante décadas, se haya convertido en un nido de rojos que pretenden derrocar al presidente.

¿Qué hay en ese informe? ¿Por qué es aún secreto? ¿Por qué los republicanos han votado a favor de su difusión?

El informe fue redactado por asesores de los congresistas republicanos que forman parte del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, un organismo habituado a trabajar bajo ciertas condiciones con documentos clasificados como secretos. La intención del presidente del Comité, el republicano, Devin Nunes, era denunciar que las investigaciones que llevan a cabo el FBI y el Departamento de Justicia sobre las relaciones de la campaña de Trump con Rusia están sesgadas en contra del presidente a través de procedimientos dudosamente legales.

Los autores del informe lo redactaron en parte con información entregada por el FBI que está clasificada como secreta. Una porción de su materia prima no se facilitó para su consumo público, y eso contamina al texto en su integridad a menos que sea desclasificado (esa es una competencia que sólo tiene el Gobierno).

Los republicanos votaron a favor de la desclasificación y difusión del documento. Ahora Trump tiene cinco días para tomar una decisión. Aquí es donde cualquier lector pensaría que la Casa Blanca apoyará la posición del FBI (la policía federal) y del Departamento de Justicia (que es el equivalente a un Ministerio del Gobierno). No parece que sea el caso.

Trump no ha tomado aún una decisión, pero ya ha dado a conocer a sus asesores que aceptará muy pronto la reclamación de los republicanos. Eso antes de leer el informe. ¿Cómo puede estar tan seguro? Porque ha dicho que ya tiene suficiente con lo que ha leído en los medios sobre ese texto.

A Trump no le molesta en absoluto que los republicanos crean tener pruebas de que no hay nada que investigar y que en ciertos sectores del Estado hay agentes o funcionarios que conspiraron para que él no ganara las elecciones. Él mismo lo ha dicho en más de una ocasión. Sigue leyendo

Publicado en EEUU, Rusia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Finaliza la purga saudí sin que se conozca a cuánto ascendió el rescate

“Todo ha sido un malentendido”. “Todo ha ido bien”. El príncipe saudí Alwaleed bin Talal, el empresario más rico de su país, ya está en su casa desde este fin de semana después de pasar 80 días en el hotel Ritz de Riad, no como huésped, sino como preso. Unas pocas horas antes de su liberación, el Gobierno permitió que le entrevistara un equipo de Reuters, con cámara de vídeo incluida. Aparecía más delgado, con barba, pero muy sonriente. Casi encantado de que alguien pasara a saludarle.

Nadie diría que fue internado en una suite contra su voluntad y de que estuviera incomunicado sin poder recibir a familiares y abogados (los segundos le hubieran sido muy útiles). Como ejemplo de que disponía de lo necesario, comentó que tenía la comida apropiada (“diet food”) y que recibía a su barbero para que le afeitara. Prefirió no decir que le habían dejado sin móvil y sin acceso a internet.

Los presos no disponen de comida de su elección ni de una suite en un hotel de cinco estrellas. Por otro lado, tampoco cuentan con formas de comunicarse con el exterior, como le pasaba a Bin Talal, dueño de la corporación Kingdom Holdings Company. Sus activos ascendían a 17.000 millones de dólares antes de su detención.

Al igual que decenas de miembros de la familia real, empresarios y exministros, en torno a unas 200, personas, fue confinado en el Ritz en una redada masiva contra la corrupción en la que había un organismo que brillaba por su ausencia, los tribunales de justicia. Todo había sido organizado por una nueva agencia gubernamental fundada unas semanas antes para ejecutar la purga.

95 de los detenidos sí acabarán en los tribunales, tal y como ha anunciado la Fiscalía. Los que no aceptaron indemnizar al Estado por sus presuntos delitos serán procesados casi tres meses después de su detención. Esos son los que han pasado del hotel a la cárcel.

La entrevista con Reuters fue un intento de desmentir los rumores que decían que algunos de los detenidos, incluido Bin Talal, estaban sufriendo duros interrogatorios o incluso estaban siendo torturados (Reuters pudo tomar imágenes de la suite donde estaba Bin Talal, pero no del vestíbulo u otras zonas del hotel). Pero en su intento de negarlo las palabras del multimillonario no sonaban muy creíbles cuando afirmaba que había seguido dirigiendo con normalidad sus empresas.

“Llamo a mi familia cada día. Es como si esto fuera mi despacho. Estoy en contacto con mi oficina cada día, mi oficina personal, mi despacho en Kingdom, mis organizaciones benéficas. Todo está funcionando”, dijo. Si eso hubiera sido así, es de imaginar que Bin Talal habría hecho algún tipo de declaración pública hace semanas para impedir la caída del precio de las acciones de Kingdom en el mercado saudí.

Ese descenso hizo descender la fortuna personal de Bin Talal en 2.200 millones de dólares. El domingo, día laborable en Arabia Saudí, después de conocerse su liberación, las acciones subieron un 10%, el máximo permitido en una jornada. Ahí el empresario recuperó 850 millones.

La descripción hecha por Bin Talal resultaba tan irreal que la periodista de Reuters tuvo que recordarle que se trata de una investigación anticorrupción. Su respuesta: “Ese es el gran titular: anticorrupción. Pero muchas personas han salido de aquí sin ninguna acusación. Cero. Dado que está claro que participo en muchos proyectos nacionales, regionales e internacionales, con tantos intereses, les dije: ‘Por favor, tómense su tiempo. Mírenlo todo. No tengo nada que esconder. Todo es puro y limpio. Así que mírenlo todo, y cuando acaben, hemos terminado’. De hecho, me propusieron que saliera de aquí hace unos pocos días y les dije que no. Me quedaré aquí hasta que todo esté acabado al 100%, porque es muy importante salir limpio y puro. Y eso es lo que va a pasar”.

Nunca hubo un preso más diligente. “Everything is fine”, dijo en la entrevista (sí, más o menos como el meme, pero no con la misma intención).

Los que ya están fuera han tenido que firmar acuerdos económicos con el Gobierno para entregar al Estado dinero en efectivo, acciones o propiedades. También Bin Talal, según fuentes saudíes citadas por el WSJ. La cifra que han manejado varios medios en su caso es de 6.000 millones de dólares. Él lo desmiente, pero se niega a concretar a qué acuerdo ha llegado con las autoridades.

El Gobierno aspiraba a recibir unos 100.000 millones exprimiendo a los detenidos. Es una cifra redonda de muchos ceros sin que se sepa de dónde sale exactamente y cuánto corresponde a cada persona. Las autoridades no han dado mucha información concreta. Es posible que las multas se cobren en los próximos meses, porque vender activos con pérdidas al tener que hacerlo de forma precipitada no favorece en este caso al que paga ni al Estado.

Hubo un intento de hacerse con el control en Suiza de las cuentas de algunos de los detenidos, según el FT que cita fuentes de los bancos suizos, pero fue rechazado al no presentarse pruebas de la comisión de delitos. No podía haberlas porque en estos casos no sólo no hay sentencias, sino ni siquiera una investigación judicial.

En términos de seguridad jurídica, precisamente cuando el Gobierno pretende en algún momento de 2018 poner en Bolsa una parte del capital de Aramco y otros activos, no se puede decir que la purga genere mucha confianza en los inversores internacionales que quiere atraer Arabia Saudí.

Lo que sí ha conseguido Mohamed bin Salmán, el príncipe heredero, es dejar claro quién manda en el país. La concentración de poder en sus manos es completa. Quien dude de ello en los próximos años no tendrá la posibilidad de pasar unas semanas en un hotel de cinco estrellas. Acabará directamente en una celda sin servicio de habitaciones.

Publicado en Arabia Saudi | Etiquetado | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

La estructura convencional de una película en tres actos a través de ‘Los vengadores’.

‘A quemarropa’, un hito del cine de los 60. Incluye guión y entrevista con el guionista.
–Una historia oral de ‘Breaking Bad’.
–Todo ‘Breaking Bad’ en un minuto.
–Todos los carteles de películas diseñados por Saul Bass.
Los mayores fans de algunas películas o series no tienen por qué ser inteligentes.
–Algunas ideas de Sarah Silverman sobre la masturbación.
–Diez mitos sobre la gripe (no española) de 1918.
–La fuga de Alcatraz de 1962, inspirada por un artículo de una revista.
–Hay demasiada mierda (humana) en el Everest.
–Cómo se construyó el Metro de Londres.
–Algunas iglesias de EEUU fueron creadas por arquitectos del demonio.
–No quedan ya muchas fábricas de lapiceros.
–Cómo crear el mejor restaurante de Londres sin que exista.

Publicado en Cine, Cosas del sábado | Etiquetado , | Deja un comentario