El problema de Francia no es la ropa de baño de las mujeres

Las playas de Francia parecen haberse convertido en el lugar en el que afirmar lo que allí llaman los “valores republicanos”, a veces llamados “valores franceses”. El objetivo fue hace unos días una mujer de 34 años con sus hijos, tumbada sobre la arena de la playa de Niza y con la cabeza y las piernas cubiertas. Allá fueron cuatro policías armados para comprobar qué llevaba debajo e imponerle una multa.

Mucha gente sintió vergüenza y perplejidad, sobre todo fuera de Francia, al ver esas imágenes, producto de la decisión del Ayuntamiento de Niza de multar a aquellas mujeres musulmanas que no fueran con un traje de baño convencional. Desde el principio –por ejemplo cuando el alcalde de Cannes dijo que “el burkini es el uniforme del islamismo extremista, no de la religión musulmana”–, ya se vio que esta prohibición tenía mucho que ver con los prejuicios contra la principal minoría del país, además de por la tensión creada por los atentados ocurridos en Francia en el último año. ¿Pero en qué medida la vestimenta de las mujeres tiene que ver con la seguridad?

Continúa en Zona Crítica.

Publicado en Francia, Islam, Religion, Terrorismo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Los civiles muertos en el otro lado de Alepo

Dos víctimas de la guerra en Alepo

A la izquierda, la imagen que todos hemos visto en los últimos días. A la derecha, otra bastante parecida, obtenida en la misma ciudad y diferente a la anterior. Una niña herida en un hospital de Alepo, pero en el otro lado de la ciudad. También sobrevivió a un ataque indiscriminado contra la población civil. En su caso, los que intentaron matarla fueron los que quieren derrocar al Gobierno de Asad.

Según los datos recopilados por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, 168 civiles han muerto en agosto en bombardeos de las zonas ocupadas por los insurgentes, donde viven en torno a 200.000 personas. 165 civiles han muerto en ataques con morteros y artillería realizados por los insurgentes contra la zona de Alepo controlada por el Gobierno, donde viven al menos un millón de personas. En el primer caso, hay 26 niños entre las víctimas. En el segundo, 49.

Las cifras son casi idénticas, pero hemos visto más imágenes de lo que ocurre en la zona de Alepo donde vive Omran, el niño de la izquierda, que en el otro lado. Los insurgentes están rodeados y no tienen ninguna posibilidad de ganar. La zona de Alepo controlada por el Gobierno no está tan destruida, pero sus habitantes viven también con la amenaza constante sobre sus cabezas.

Hay también un cálculo de la misma fuente sobre las víctimas ocurridas en los últimos cuatro meses. 819 civiles muertos en la zona este, la de los insurgentes (entre los que hay 167 menores). Al otro lado, los civiles muertos son 554 (incluidos 143 menores).

La superioridad aérea de las fuerzas del régimen les permite atacar sin posibilidad de que sus enemigos puedan impedirlo. La forma que tienen estos de responder, en otras palabras, de vengarse, es pagar con la misma moneda a los civiles del otro lado. Ha sido una constante en esta guerra. En las épocas en las que el frente ha estado paralizado en su mayor parte, los contendientes no han cesado de hostigarse, lo que en este caso significa atacar a las zonas civiles del contrario. Puede que al Gobierno le falten tropas para sostener ofensivas en varios puntos del país, pero siempre puede hacer despegar sus aviones y helicópteros. Es posible que los insurgentes no tengan armamento suficiente para responder a esa amenaza, pero tienen morteros de calibre suficiente para provocar una carnicería a unos pocos kilómetros.

La oposición a Asad entendió desde el primer momento que necesitaba el apoyo exterior para acabar con el régimen. De ahí que las imágenes e informaciones hayan sido más extensas desde su lado que desde Damasco. La guerra de la propaganda es un elemento fundamental de cualquier conflicto bélico, en especial como en el caso de Siria cuando muchos gobiernos no son simplemente testigos, sino participantes activos, lo que obviamente condiciona la información de sus medios. Al otro lado, el Gobierno de Damasco ha querido controlar el acceso a la información y sólo ha concedido visados a periodistas occidentales de forma restrictiva. Tienen más facilidades los medios de países aliados del régimen sirio, y su información nunca se aleja de los intereses de sus gobiernos. Eso hace que sea muy frecuente que se destaque más el sufrimiento de unos civiles sobre otros, cuando en ambos casos hablamos de crímenes de guerra.

El Gobierno de Asad no tiene casi ningún aliado entre los principales medios de comunicación occidentales, que, una vez que resultó prácticamente imposible la presencia de periodistas propios en el país, tuvieron que nutrirse de imágenes e informaciones que les llegaban de los grupos, políticos o armados, islamistas o yihadistas, que luchan contra Asad.

En las guerras civiles, no suele haber neutrales, no ya porque cualquiera tiene derecho a tomar partido al estar el destino del país en juego, sino porque no hacerlo termina poniendo en peligro tu vida. La información que puedan facilitar está condicionada por eso. Y es al final la única materia prima con la que cuentan los periodistas. Lógicamente, lo que hagan con ella después es su responsabilidad.

Publicado en Siria | Etiquetado | Deja un comentario

Trump se estrena mintiendo en los anuncios de TV

Captura de pantalla 2016-08-21 a las 20.37.11

Una de las sorpresas ofrecidas por la campaña de Donald Trump es su ausencia de los bloques publicitarios de las cadenas de televisión. En los programas informativos y en Twitter, por el contrario, su presencia es constante. Como en otros aspectos, esa estrategia le fue muy bien las primarias republicanas, pero está siendo un error en la pelea contra Hillary Clinton, si nos guiamos por la mayoría de las encuestas.

Trump ha despreciado esta ahora una de las materias primas básicas de las campañas norteamericanas, los anuncios de en torno a 30 segundos que se repiten de forma constante en las televisiones, sobre todo en los estados cuyo veredicto decidirá la elección. Ahí las campañas se gastan millones de dólares, sin que muchas veces esté claro hasta qué punto son eficaces. Pero al menos son una herramienta básica de propaganda a la hora de castigar el bajo vientre del adversario.

Pues ahora ya tenemos un anuncio de Trump dirigido a las televisiones. El primero desde que consiguió la candidatura republicana.

Esos 30 segundos están a la altura –es un decir– de lo que se espera de él. La factura es profesional. El mensaje mezcla inmigración, delincuencia y terrorismo para dar una impresión terrorífica de lo que sería una presidencia de Clinton. Era también previsible que incluyera datos falsos en la línea de muchas de sus intervenciones públicas, como afirmar que los inmigrantes sin papeles reciben subsidios sociales e incluso que “se saltan la cola”, como si fueran unos privilegiados.

En The Washington Post, ya le han “cuatro pinochos” por la falsedad. El sistema actual permite a un 6% de los inmigrantes sin papeles acceder a esas ayudas si llevan diez años viviendo en EEUU y llegan a la edad de jubilación. Esa situación no cambiará con Clinton.

Además, el anuncio cuenta con la imagen de un tren abarrotado de inmigrantes en lo que es una imagen de México, no de EEUU. Esto no es una novedad, porque en las primarias ya empleó imágenes de la frontera de España con Marruecos para alertar sobre lo que está ocurriendo supuestamente en EEUU.

Podría haber sido peor. Esta vez, no ha prometido que deportará a millones de extranjeros. Quizá se haya dado cuenta de que es imposible.

Publicado en Elecciones EEUU, Propaganda | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cosas que hacer en sábado cuando no estás muerto

Las luces de las ciudades no nos dejan ver las estrellas.

–Escenas rodadas en una sola toma.
–Bill Murray no da entrevistas. Aquí hizo una excepción.
–Todos los cameos de Hitchcock.
–El programa completo de ‘Metropolis’.
Christoph Waltz es bueno hasta haciendo anuncios.
–Cómo restaurar a Leonardo.
–Los detalles de ‘El jardín de las delicias’, de El Bosco.
–Lake Placid, de Villa Olímpica a prisión.
Jesse Owens era más rápido de lo que creemos.
–El perseguidor de águilas napoleónicas.
–La derrota de la Iglesia de la Cienciología en su guerra contra Internet.

Publicado en Cosas del sábado | Etiquetado | Deja un comentario

Un niño de Alepo entre otros muchos

the_national.750Otra foto de un niño sirio en las portadas e informativos de televisión de medio mundo. En Europa y en Oriente Medio. Otra vez decidimos que que esa imagen simboliza el dolor del pueblo sirio. Otra vez nos preguntamos cuánto tiempo estará ahí hasta que la olvidemos.

Sólo hay algo que hay que descartar. La imagen del niño Omran no está en todos los sitios porque sea difícil encontrar imágenes de la guerra siria o de la batalla de Alepo. Sí, es difícil, como también lo es verificar su origen. Pero hay disponibles muchas de esas fotografías, algunas insoportables, que aparecen todos los días, y algunas de ellas podrían ser utilizadas si se decidiera que es una prioridad contar lo que están sufriendo los civiles sirios.

El periodismo gestiona mal las noticias que repiten día tras día la misma historia. Entre otras cosas, tiende a ignorarlas pasado el tiempo porque su audiencia reacciona con desinterés a nada que se prolonguen durante meses, por no hablar de años. Sólo hay que ver lo que ha sucedido con la crisis de los refugiados en Europa. Suscitó el máximo interés en el verano de 2015. Ahora son muy pocos los que siguen leyendo esas historias. Estamos en un momento en que si encuentras uno de esos artículos es por pura insistencia de las personas que deciden publicarlos y por el trabajo de los periodistas que están sobre el terreno. Pocas veces, la audiencia responde.

Muchos de esos medios que han llevado a Omran a sus portadas continúan haciendo un seguimiento constante de la guerra siria. Otros sólo cuando una imagen les conmueve. Lo que sí es ridículo es despertar y reaccionar con la hipérbole ante una fotografía como la del niño de Alepo. No es “la imagen más cruel” de la guerra, como se escribió en una portada del viernes. A fin de cuentas, Omran sobrevivió con heridas leves. “No es un caso excepcional”. Seguir de cerca las imágenes que salen de Alepo obliga a ser testigo de una sucesión de cadáveres de niños y otros que salen de los escombros de sus casas con heridas horribles que les marcarán para siempre.

Hablamos de niños y adultos que viven en ambos lados de la ciudad, porque los insurgentes disparan con morteros y piezas de artillería sobre la población del otro sector para responder a los bombardeos de la Fuerza Aérea siria o rusa con el mismo desprecio por la vida de los civiles. Pero son los que viven en el sector controlado por los insurgentes los que pagan el precio más alto por la superioridad aérea de las fuerzas del Gobierno.

Alepo es el máximo botín de la guerra. Ambos bandos creen que si la pierden, no podrán ganar. El Gobierno prefirió destruir gran parte de ella antes que permitir que sus enemigos la controlaran. Los insurgentes supieron que no podían ganar allí, pero se atrincheraron en una empresa imposible que convertía a los habitantes de esa zona en los rehenes de un esfuerzo inútil. Tanto para las fuerzas combatientes en Siria como para los gobiernos extranjeros que les apoyan, la prioridad ha sido siempre la victoria, no el fin de la guerra.

Quién sabe lo que pensará dentro de unos años Omran si sobrevive a esta guerra. No debería sorprendernos si nos hace responsables a todos.

Un reportaje de Channel 4 con imágenes tomadas hace unos días en Alepo.

Publicado en guerra, Siria | Etiquetado , , | Deja un comentario

Las cárceles de Asad

Daniel Wickham ha resumido el informe de Amnistía Internacional sobre las torturas en las prisiones de Asad en una serie de tuits. Estos son algunos de ellos.

Publicado en Siria | Etiquetado , , , | Deja un comentario

EEUU sostiene la campaña bélica saudí en Yemen

Hospital Abs Yemen tras ataque 15agosto

El coste de la guerra de Yemen ha superado los 14.000 millones de dólares, según un informe encargado por varias instituciones internacionales al que ha tenido acceso Reuters. Los daños directos creados por los combares son valorados en 7.000 millones y el impacto económico en 7.300 millones. El informe está fechado en mayo y fue suscrito por el Banco Mundial, la ONU, el Banco de Desarrollo Islámico y la UE. Se trata de una exclusiva de Reuters, por lo que hay que deducir que esas intervenciones decidieron no hacer público el contenido del informe hace unos meses.

Ese conflicto bélico es una guerra civil y al mismo tiempo una intervención militar realizada por Arabia Saudí y sus aliados en el Golfo Pérsico. Los saudíes han llevado a cabo una campaña de bombardeos constante, con una leve pausa en los últimos meses, contra las milicias chiíes huzíes que controlan la capital y también la infraestructura civil del país. A una escala inferior, los saudíes han utilizado fuerzas de tierra, en especial unidades blindadas.

EEUU colabora con Riad de dos formas. Desde el primer día, facilitando información de inteligencia sobre los objetivos que pueden atacar y los daños infligidos. Después, suministrando el equipamiento militar que los saudíes necesitan reemplazar.

En la primera semana de agosto, se ha producido otra de esas ventas masivas de armamento con la que Arabia Saudí puede seguir destruyendo Yemen. El Pentágono y el Departamento de Estado han autorizado la venta de 153 tanques Abrams por un valor de 1.200 millones de dólares. La notificación precisa que se trata de 133 tanques y además otras 20 unidades que se utilizarán para reemplazar otros tanques “dañados en combate”.

Es la única referencia indirecta que podemos interpretar como relacionada con la guerra, porque en el comunicado no se hace mención a Yemen. El comunicado sí dice: “La venta propuesta de este equipamiento y apoyo no alterará el equilibrio militar básico en la región”. Es una frase que es difícil de creer si la relacionamos con el conflicto bélico de Yemen. Aparece para impedir que algún congresista se oponga a la venta. El Congreso tiene 30 días para oponerse a la transacción, lo que probablemente no hará. El montante completo de la venta llega a 1.500 millones.

Esa cantidad de 20 tanques extra confirma que los saudíes han sufrido pérdidas relevantes en Yemen frente a las milicias huzíes. Era algo que se podría comprobar en imágenes grabadas por los combatientes chiíes, que cuentan con misiles antitanque facilitados por Irán o conseguidos en los arsenales del Ejército de Yemen. Vehículos, blindados o tanques han sufrido esos ataques.

En agosto, Riad ha reanudado los ataques aéreos tras el colapso de las negociaciones promovidas por la ONU, y una vez más varios de sus objetivos tienen un carácter civil. Aviones saudíes o de sus aliados mataron a 19 personas el sábado, con varios niños entre las víctimas. Hubo un ataque la casa del director de un colegio de la localidad de Birken en el norte. Cuando sus familiares corrieron hacia los escombros para sacar a las víctimas –murieron su esposa y cuatro de sus hijos–, otros aviones o los mismos volvieron para bombardearlos. Otras cuatro personas murieron.

El lunes, otro ataque tuvo como objetivo un hospital apoyado por Médicos sin Fronteras en la provincia norteña de Hajjah. En ese momento, “el hospital estaba repleto de pacientes recuperándose de intervenciones quirúrgicas, mujeres en la maternidad, recién nacidos y niños en el área de pediatría”, cuenta MSF. 15 personas murieron y 24 quedaron heridas. “Con el cierre de este hospital que servía a toda la región, la comunidad se ha visto ahora privada de servicios médicos esenciales justo en el momento en el que el acceso a estos es una cuestión vital”, dijo Juan Prieto, coordinador general de MSF en Yemen.

Ambos casos, atacar a las personas que buscan supervivientes tras un ataque aéreo y bombardear un centro sanitario, pueden ser considerados e investigados como crímenes de guerra.

Carreteras, almacenes, fábricas, depósitos de agua, hospitales, colegios, estaciones eléctricas y puentes han sido destruidas por la aviación saudí. Ha sido un asalto sobre toda la infraestructura civil de un país que ya era considerado el más pobre de Oriente Medio y uno de los más pobres del mundo. EEUU ha suministrado a Arabia Saudí la munición necesaria cuando esta se iba acabando, como ocurrió en noviembre de 2015 con una venta por valor de 1.290 millones. Ahora ha hecho lo mismo con los tanques y otro tipo de material de guerra. Los aviones con que se realizan los ataques fueron vendidos por EEUU y otros países europeos. Entre el material adquirido a empresas norteamericanas están 1.300 bombas de racimo (por un precio de 641 millones de dólares). Arabia Saudí no firmó la convención internacional que prohíbe su uso.

El apoyo de la Administración de Obama a los saudíes en esta campaña militar nunca ha estado en duda. Algunas declaraciones de portavoces del Departamento de Estado, preocupados por el daño a zonas civiles, sólo han servido como gesto propagandístico, porque la ayuda militar es constante y busca precisamente que a Riad no le falte de nada, aunque la utilidad estratégica de muchos de estos ataques sea dudosa.

“Todo es un objetivo”, dijo Tariq Riebl, voluntario de una ONG que pasó varios meses en Yemen el año pasado, al periodista Andrew Cockburn. “En Saada, había burros muertos en la cuneta de todas las carreteras, porque los saudíes estaban atacando a los carros tirados por burros. En Hajjah, destruyeron un depósito de agua de uno de los pueblos, uno que está sobre una colina solitaria. No había nada allí. Cuando atacas un carro con burros o un depósito de agua, ¿cuál es la intención racional? ¿Ese carro con burros transportaba un misil Scud? ¿Cuál es la lógica desde una perspectiva militar?

Es probable que los saudíes pretendan simplemente castigar a la población civil yemení por no haber derrotado a las milicias huzíes, por no haber impedido que tomaran la capital? Es una especie de castigo colectivo que sólo puede causar sufrimiento, porque en una guerra civil raramente la población civil puede imponer su voluntad a los combatientes.

Casi 6.500 personas han muerto en esta guerra. MSF dice que sólo sus centros han tratado a 37.000 heridos. Amnistía Internacional y Human Rights Watch han estudiado 69 ataques en los que murieron 913 civiles.

La embajadora de EEUU en la ONU, Samantha Power, tuiteó este mensaje y foto el miércoles. Obviamente, olvida de forma oportuna que los misiles con los que se destruyó ese puente fueron vendidos por su país. Power tuvo la oportunidad de hacer algo cuando un informe de la ONU sobre el impacto de las guerras en los niños incluyó a los saudíes como responsables de la violaciones de los derechos de los niños por su participación en la guerra. Riad presionó a Ban Ki-moon y le amenazó con cortar las aportaciones económicas saudíes al presupuesto de las agencias de la ONU y sus misiones de emergencia.

Arabia Saudí desapareció de la lista. Power no hizo nada.

Foto: Hospital de MSF atacado por fuerzas saudíes el 15 de agosto. Foto: MSF.

Las raíces históricas y actuales de la guerra de Yemen. Patricia Almarcegui.

Publicado en Arabia Saudi, EEUU, Yemen | Etiquetado , , | Deja un comentario

Un país secuestrado por un mentiroso

rajoy mentiroso

Nadie como Rajoy para secuestrar la esperanza. Incluso en este tiempo de escepticismo y desdén hacia los políticos, él es capaz de rebajar el listón de la decencia hasta niveles insospechados. Tiene secuestrado a su partido gracias al hecho de que es un remedo moderno de una monarquía feudal. Los dirigentes se reúnen para escucharle y romperse las manos aplaudiendo sus divagaciones y pronósticos errados. No importa cuántas veces la realidad haya demostrado que no se enteraba de nada. Ahí están todos para ovacionarle en una estampa más propia del siglo XX y de ciertos regímenes que no se basaban precisamente en el sufragio universal y la división de poderes.

Lo malo es que a causa de los endemoniados resultados de las dos últimas elecciones –y aún tendremos tertulianos que tengan claro lo que han dicho los españoles con su veredicto en las urnas–, los rehenes no son sólo los votantes del PP, sino todos los españoles. Han pasado casi dos meses después de los últimos comicios y aún no se ha avanzado casi nada en la formación del Gobierno.

Ciudadanos cedió y se mostró dispuesto a apoyar la investidura de Rajoy, poniendo de entrada un precio alto, pero eso no es raro en el comienzo de las negociaciones. Ni por esas.

Continúa en eldiario.es

Publicado en España | Etiquetado , , | Deja un comentario

El fantasma de la vieja Europa

alambre de espino contra refugiados en la frontera de Hungría

En el verano de 2015, Europa revivió una época cuyas imágenes recordamos en blanco y negro. Fue en Hungría donde se hizo más evidente. Los refugiados que huían de una guerra y que por lo demás no pretendían quedarse en ese país fueron rodeados por centenares de policías, subidos por la fuerza a trenes y conducidos bajo engaño a campos de internamiento. En el incidente más detestable, pintaron números en el brazo de los extranjeros para tenerlos identificados.

El gran rabino de Hungría no podía creer lo que estaba viendo: “Fue horrible ver esas imágenes de policías poniendo números en los brazos de esa gente. Me recordó a Auschwitz. Y luego subían a las personas a un tren, vigiladas por guardias armados para llevarlos a un campo donde los encerraron. Desde luego que eso evoca los recuerdos del Holocausto”, dijo Robert Frolich.

El rabino no pretendía hacernos creer que esos refugiados iban a ser asesinados ni que sus vigilantes eran nazis. Sí tenía claro que las tácticas empleadas no eran muy diferentes de las habituales en las dictaduras, sobre todo del régimen cuya destrucción permitió mucho tiempo después a Europa iniciar un proceso para que nada de lo que ocurrió entonces pudiera repetirse.

La memoria histórica, el recuerdo del horror de la primera mitad del siglo XX, ha sido un elemento fundamental en el reconocimiento de todo lo que ha hecho posible la Unión Europea, y también ha servido para justificar premios como el Nobel de la Paz. Siempre que la UE parece al borde del precipicio, un símil casi tópico en la última década, se ha aludido a ese pasado, ahora ya supuestamente imposible.

La UE ha enterrado a ese monstruo en una esquina del jardín, pero no ha dejado de mirar hacia ese lugar, como si temiera que pudiera revivir algún día.

Continúa en eldiario.es

Publicado en Europa | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El bikini como reserva cultural de Occidente

brasil voleyplaya

Ha servido una foto de una deportista de un país musulmán en los Juegos de Río para desenterrar prejuicios e ideas francamente confusas sobre el célebre concepto de “choque de las civilizaciones”. Todo eso sólo por un partido de voleyplaya. Qué no harán con las guerras y los conflictos políticos. Una jugadora egipcia compitió con el cuerpo cubierto por completo, piernas, brazos y cabeza incluidos. Una auténtica afrenta para los programadores de televisión que sitúan sus partidos en ‘prime time’ por la gran tradición de este deporte en muchos países.

Enfrente, una jugadora alemana con el uniforme de rigor, un bikini de dimensiones reducidas. Lo curioso es que muchos lo interpretaron como una muestra del retraso del mundo musulmán o de la discriminación –muy real– que sufren las mujeres en esos países. La paradoja viene porque esa imagen bien podría haber aparecido con otra interpretación en la propaganda de ISIS, Al Qaeda o de otro grupo yihadista, precisamente para utilizarla como carnaza propagandística, para hacer creer a los europeos musulmanes que en la sociedad en la que viven las mujeres son sólo son unas prostitutas a menos que vistan exactamente como ellos dicen que deben vestir.

Ellos ven a las mujeres como un objeto sexual y/o de procreación. Nunca como ciudadanas con los mismos derechos. No es necesario enseñarles un bikini. Unos pantalones son suficientes para provocar su furia.

La respuesta más apropiada a esa imagen bien podría ser la que dejó en la web de BBC una mujer alemana, Lissa Pelzer, de Stuttgart: “Creo que muestra hasta qué punto se considera el cuerpo de una atleta como una posesión pública. Debe verse, o debe no verse, de la forma que decidan los organismos deportivos, los países y las culturas en vez de que sean ellas quienes lo hagan”.

Lo de los organismos deportivos no es una exageración. Hasta 2012 las jugadoras de voleyplaya, no así los jugadores, estaban obligadas a llevar bikini en los partidos, y la parte inferior no podía tener una altura de más de siete centímetros en la cadera. También podían llevar un traje de baño completo. La condición de deportistas quedaba subordinadas a tener un aspecto sexy por el bien de las audiencias televisivas. Era una imposición que nunca suscitó protestas por parte de los medios que publicaron sorprendidos la foto de las deportistas egipcias.

A partir de 2012, la normativa se hizo menos restrictiva, entre otras cosas para permitir la participación de países de culturas diferentes. A fin de cuentas, los Juegos Olímpicos deben ser también una forma de fomentar la participación de la mujer en el deporte, que se enfrenta a todo tipo de obstáculos en muchos países, y en otros vive ignorada por los medios de comunicación y los patrocinadores.

El equipo egipcio aprovechó esa oportunidad, pero no de forma uniforme. Doaa Elghobashy iba toda cubierta, incluida la cabeza (suele llevar hiyab en su vida diaria). Su compañera, Nada Muawad, llevaba descubierto el pelo.

Cuando unos días más tarde, bajaron las temperaturas y llovió sobre Río, el equipo brasileño tuvo que jugar con pantalón y manga largas. Ese día, nadie definió esa ropa como un símbolo religioso.

Este fin de semana, se ha sabido que el alcalde de Cannes prohibió que las mujeres musulmanas entren en las playas de la ciudad vestidas con lo que llaman el burkini, que no es otra cosa que un vestido ligero que tapa todo, menos el rostro. Con la incoherencia propia de las justificaciones xenófobas o racistas, sostiene que esa vestimenta no respeta “las buenas costumbres y la laicidad” ni “las reglas de higiene y de seguridad”. En este caso, habrá que entender por “laicidad” la cultura oficial del Estado que, según este alcalde del partido de Sarkozy, dice a las mujeres cómo deben de ir vestidas en los lugares públicos. No es algo muy distinto a lo que ocurría en la España de los años 50 en un régimen en el que no había “laicidad” por ninguna parte.

Para unir la ignorancia a la intolerancia, el alcalde David Lisnard dijo en una entrevista que “el burkini es el uniforme del islamismo extremista, no de la religión musulmana”. Ahora los gobernantes supuestamente laicos también dan lecciones sobre otras religiones.

El hiyab (el pañuelo que cubre la cabeza) es un símbolo religioso y también cultural. Puede significar cosas diferentes para personas distintas. Es incluso un mecanismo de autoprotección en países como Egipto donde el acoso sexual en la calle en un problema endémico. En países occidentales, puede ser un gesto de rebeldía en una sociedad en la que los musulmanes son una minoría. En algunas sociedades musulmanas, también procede a veces de la presión familiar y de la mayor parte de la sociedad que aspira a que las mujeres observen códigos de conducta similares a los de sus madres y abuelas.

En definitiva, como decía Lissa Pelzer, toda esa presión social, las prohibiciones en Francia y las miradas confusas sobre la vestimenta de jugadoras de voleyplaya nos devuelven a épocas que no olvidamos y a países actuales: lugares y momentos donde los hombres decían y dicen a las mujeres cómo deben ir vestidas. Ese es el choque cultural que importa.

 

Publicado en Europa, Francia, Islam | Etiquetado , , , | Deja un comentario