Casado oscila entre los tests de fantasía y el maravilloso mundo de Díaz Ayuso

Si han escuchado a algún político decir que todo esto de la crisis del coronavirus no es tan complicado como parece y que se puede solucionar con test masivos, les conviene escuchar al responsable de una de las empresas que más tests produce y vende en todo el mundo.

Carlo Rosa, consejero delegado de la empresa italiana DiaSorin, ha contado al Financial Times que esa idea no es realista en estos momentos, porque la demanda supera con mucho a la oferta de esos productos. Además, el porcentaje de personas que ha contraído la enfermedad es muy bajo como para pensar que se haya podido alcanzar la inmunidad de grupo con la que levantar de forma segura las medidas de restricción de la movilidad de los ciudadanos. La presunción de la inmunidad masiva es «una fantasía» en estos momentos, dice.

Alfredo Corell, de la Sociedad Española de Inmunología, lo certificó hace unos días: «La gente tiene que entender que ante una enfermedad que no se conocía hace tres meses no puede haber una producción mundial (de tests) para abastecer a todo el mercado. Lo que es imposible es imposible».

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en Coronavirus, España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.