David Cameron, el euroescéptico que no lo tiene claro

La cuestión europea ha martirizado a todos los primeros ministros conservadores incluso desde antes de que el Reino Unido entrara en la Unión Europea. David Cameron no ha sido una excepción. La presión interna le ha obligado a no dilatar en el tiempo la respuesta a una reclamación permanente en esta legislatura: si se atrevería o no a convocar un referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea.

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en Europa, Reino Unido y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *