El himno de la alegría de los bancos

Descubro con retraso este ‘flashmob’ organizado en mayo por Banco Sabadell dentro de los actos de su 130º aniversario. Debe de ser un rasgo de la modernidad: ahora los bancos montan ‘flashmobs’. Aún es una de las pocas cosas por las que no cobran comisiones. De momento.

En realidad, fue una actuación inesperada en plena calle de la Orquestra Simfònica del Vallès y de varios coros. Interpretan el fragmento de la novena sinfonía de Beethoven que es también el himno de la Unión Europea. He tenido que resetear mi detector de ironías porque se ha quedado trabado al venirme a la cabeza a la idea de un banco felicitando de esta manera a la UE por las decenas de miles de millones de euros que llegarán para salvar al sector financiero a cambio de ponernos una pistola de austeridad en la cabeza. Pues eso, alegría.

Un momento, el Banco Sabadell jura y perjura que no pedirá ni un euro de ayudas públicas. Veremos si la UE opina lo mismo. Seguro que echan un vistazo en detalle a sus cuentas cuando comprueben la habilidad de los responsables del banco para buscar socios o comprar entidades: Dexia y la CAM (alias «lo peor de lo peor»).

Eso sí, qué bien tocan los de la orquesta. Esperemos que no les pagaran con preferentes de la CAM o con acciones del Sabadell.

Esta entrada fue publicada en Crisis, España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El himno de la alegría de los bancos

  1. pau dijo:

    El Sabadell ya hizo una ampliación de capital, muy exitosa por cierto, para absorber sin problemas a la CAM. No obstante, todavía dispone de los ocho mil millones que, en caso necesario, el Estado debe ingresar como posibles pérdidas. Eso es un acuerdo entre el Estado y el Sabadell, y, como sabes, el Estado los incumple todos excepto los que firma con la banca.
    La compra de la CAM, con ser un muerto, ha sido el negocio más rentable que ha hecho un banco español en los últimos veinte años. Si lees la letra pequeña y cuentas los activos te darás cuenta. Por otro lado el Sabadell, aunque ladre poco, está financiado con los recursos de más calidad, los propios de verdad.

    Por cierto… Te aconsejo que no vuelvas a poner: jura y perjura, por muy de moda que esté, ya que son dos palabras cuyos significados se contradicen.

  2. carlos dijo:

    No te ovides de que el Sabadell es de los que vendieron preferentes, asi que podrían pagar a la orquesta con sus propias preferentes. Pau, estos son los recursos de «mas calidad» a los que te refieres?

  3. pau dijo:

    El que entonces no vendió preferentes, vendió títulos sobre el valor inmobiliario como el Santander, el BBVA, Caixa de Catalunya, etc. Yo soy socio del Sabadell y no compré preferentes ni nadie me lo propuso, tampoco asistí a su ampliación porque en aquel momento no me iba bien, solo por eso; por tanto, no sé qué preferentes vendió.
    Cambiar preferentes de la CAM por acciones del Sabadell, la verdad, no me parece tan mal. En el 2009 todo alicantino sabía que lo de la CAM terminaría fatal, ya que su capital estaba repartido entre mafiosos, solares y urbanizaciones sin alcantarillado; y eso se veía con solo darse un garbeo por la carretera o leer el informe del BE.
    Antes de comprar algo así se supone que el comprador debe informarse y no con el pretendido vendedor. Tanta estupidez es imposible, ni mi suegra analfabeta es capaz de algo así.
    Ahora el Sabadell cambia basura por acciones, con un valor bastante interesante. Infórmate, antes de juzgar, qué dividendos reparte el banco.

  4. Gabriel dijo:

    Ah, vale, que eres socio del Sabadell. Ahora se entiende tu defensa incondicional.

  5. que se jodan dijo:

    Si se generaliza no se obtiene una visión global adecuada. Santander, BBVA y Sabadell se encuentran en una posición privilegiada en cuanto a necesidades de capital. Los que están en la siguiente categoría de solvencia tienen balances y situaciones muy diferenciados. La cantidad de 100.000 millones asusta demasiado si no se tienen otras cosas en cuenta. Por ejemplo que CaixaBank sólo necesita 3.556 millones que podrá devolver a los españoles más adelante. Prestárselos es la mejór opción para nuestro gran problema de deuda. Las fusiones con las entidades malas-regulares son precisamente la solución para las que no conviene dejar caer (por interés nacional, no particular). Seguramente, por las relaciones entre políticos y élites financieras, acabaremos socializando pérdidas de entidades que deberían dejarse caer, pero no es el caso del Sabadell, que está entre los primeros de la clase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *