El horror del iPhone en las portadas

Ni siquiera yo pensaba que la imbecilidad de despedir a los fotógrafos de un periódico y dar iPhones a los reporteros iba a tener efectos tan lamentables y tan rápidamente.

Esta entrada fue publicada en Fotografia, Periodismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *