El Servicio Secreto vuelve a llevarse a Trump del escenario de un mitin

Los mítines de Donald Trump no han estado escasos de incidentes en esta campaña, tanto por algunas protestas como por el lenguaje a veces incendiario del candidato. En el mitin de Reno, en Nevada, en la tarde del sábado, se produjo por segunda vez con él un incidente que no está dentro de los habituales. Dos agentes del Servicio Secreto subieron al escenario para coger del brazo a Trump y sacarlo de ahí rápidamente.

Al mismo tiempo, otros policías fueron a las primeras filas de la zona más cercana al escenario y se llevaron detenido y esposado a un hombre de raza blanca de entre 30 y 40 años. La primera versión que circuló en los medios norteamericanos es que alguien había visto a una persona con un arma.

Trump no tardó mucho tiempo en volver a aparecer para continuar su discurso sin más referencia al incidente que varios elogios a los agentes del Servicio Secreto, el organismo que tiene entre sus funciones la protección del presidente y también de Donald Trump y Hillary Clinton en esta campaña.

Según la información facilitada más tarde por fuentes policiales a ABC News, se trató más de un caso de pánico repentino que de una amenaza real. Nadie sacó un arma y varias personas se pusieron nerviosas cuando un hombre levantó un cartel. Alguien gritó «tiene un arma» y los agentes optaron por llevarse a Trump y detener al hombre al que otros señalaban.

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.