La caída del régimen “no será el final” de la guerra en Siria

Una entrevista a Rania Abouzeid, periodista de Time que ha cubierto en varias ocasiones la guerra siria.

Sobre los rebeldes:

“Como he escrito muchas veces, el Ejército Libre de Siria (FSA en sus siglas en inglés) nunca ha sido una fuerza militar organizada con algún tipo de mando unificado. Es sólo un abanico de grupos unidos por un nombre. Hay también muchos otros grupos fuera de su control, como Jabat al-Nusra y otros grupos islamistas. (…)

En mis viajes (a Siria), he oído a muchos islamistas conservadores decir que no quieren perder el apoyo de la calle, como les ocurrió a los extremistas iraquíes, por ejemplo, que alienaron a la población que decían proteger al forzarle a adoptar sus ideas conservadoras, algo que en parte contribuyó a la aparición de los Sahwat (las milicias suníes que colaboraron con el Ejército de EEUU). He sido testigo de reacciones contra los islamistas conservadores que intentaban imponer sus ideas en algunos lugares. Me han contado varias veces que la gente que se ha levantado contra Bashar al-Asad no aceptará un nuevo líder o sistema autoritario”.

Sobre la resistencia que presenta el Gobierno de Asad:

“El régimen tiene apoyos, tanto dentro de Siria como en el exterior. Rusia, China, Irán e Hizbolá son aliados importantes que ayudan al régimen de varias formas, entregando armas y munición, soldados y consejeros militares, y apoyo político.

Obviamente, también hay sirios que apoyan al régimen porque creen en su ideología baasista laica, se benefician de las redes clienterales o no confían en la oposición a Asad y temen lo que venga después. No deberían ser desdeñados”.

Sobre el apoyo extranjero a los rebeldes:

“En relación al apoyo, político o de otro tipo, a los grupos armados (de la oposición), hay que contar la verdad. No fue y no es una carta blanca en ningún sentido. Informé hace tiempo de las acciones de (países del) Golfo, con el apoyo de EEUU y Turquía, para enviar armas y munición a los algunos grupos armados con destino a consejos militares regionales, pero los suministros nunca han sido muy grandes ni continuados en el tiempo. El grifo de las armas, por así decirlo, no se ha abierto del todo.

Sobre el futuro:

“Realmente espero equivocarme, pero temo una guerra larga y sangrienta. La caída del régimen no será el final. Se ha hablado mucho de una “revolución dentro de la revolución” con enfrentamientos violentos entre los rebeldes, entre señores de la guerra a la búsqueda de poder, territorio y dinero; entre grupos con diferencias étnicas o ideológicas; con venganzas, caos general, un país en que el que otros países se enfrenten a través de los grupos que controlan. Dios quiera que esté equivocada. El pueblo sirio no se merece eso”.

Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La caída del régimen “no será el final” de la guerra en Siria

  1. Sr Inigo: Lo mas importante no figura en el articulo:
    Alauis en la costa Noroeste del Pais.
    Drusos en el Suroeste

  2. Sr Inigo: (Vuelvo a escribir):
    Alauis en la costa Noroeste del Pais.
    Drusos en el Suroeste.
    Kurdos en el Norte y el Noreste.
    Shiitas en el Sureste.
    Sunitas en todo el resto del Pais.
    Ese es el tema que genera hoy las matanzas. Las limpiezas etnicas provocan “desplazados” en todas direcciones.
    La caida del Regimen autoritario actual empuja a la separacion de las Comunidades en zonas armadas hasta los dientes, y en continuo “roce” con sus vecinos para obtener “logros territoriales”.

  3. mikel dijo:

    Casi no se le nota el pelo de la dehesa (Je, je, je..), a pesar de teclear al servicio de los Hariri-takfiristas.

    El zamir, a lo suyo…A río revuelto…

  4. Dr. Pointer dijo:

    Es que el régimen no va a caer, ni ahora ni en los próximos años. Eventualmente con el tiempo, pero desde luego se van a garantizar (todos) un retiro como los franquistas de aquí, a cuenta de los imbéciles de los islamistas y sus amigos energúmenos de Qatar. Eso de que no entran armas para la oposición, por un tubo así de grande, otra cosa es que esas armas no supongan el menor peligro para el régimen (incluyendo el gas sarín), ahora, valen para lo que valen, que son limpiezas étnicas aquí y allá y venganzas y mercados de armas colaterales, tipo el circo de Azawad, que se puede repetir casi en cualquier parte, sobre todo en África.

    Este tío cuenta lo que le sale de los cojones, porque está claro que deforma lo que quiera y calla lo que le conviene. En lo único que estoy de acuerdo es que el pueblo de Siria no se merece esto. Ni el de Siria ni ninguno.

    Ah, y además, el ser humano tiene la capacidad de ser muy rencoroso y vengativo. El papel estúpido y proamericano de necios como los turcos y otros imbéciles de la zona, eso va a traer cola y así de larga.

    No se pongan nerviosos, que aún hay mucho polvorín por la zona. La fiesta gorda será el día que Arabia vuele por los aires. Va a ser un cachondeo de cojones. Para entonces el régimen de Assad andará ya con lo del cautivo y desarmado el ejército terrorista, las tropas leales han alcanzado sus últimos objetivos… en Siria.

    En Europa van a estar muy, muy, muy ocupados con problemas internos. En EEUU ni te cuento.

  5. Gorki dijo:

    El régimen sirio caerá cuando a Rusia le de la gana. ¿ Y cuándo le dará la gana a Rusia? Pues cuando Arabia Saudí le garantice que abastecerá a los Brics (sobre todo China) de petróleo en caso de guerra contra Irán. El único interés que Rusia y China tienen en Irán es que este es el país que les abastece de petróleo (muerto Irak). Pero esta ecuación puede cambiar, y si Arabia Saudí quiere régimen islamista en Siria (lo necesita para su futuro enfrentamiento con Irán), tendrá que pasar por Rusia.

  6. jn dijo:

    Irán también es la salida que tienen ambos países, sobre todo Rusia, a una zona marítima de gran importancia estratégica. En la que Irán es irónicamente un gran bastión de estabilidad.

  7. Dr. Pointer dijo:

    Gorki, nadie tiene interés en que le muevan la silla al régimen. Es exactamente igual que lo que pasó en Hispanistán tras la II GM. Nadie quería, y nadie le movió la silla a Franco. Estaban todos encantados de que estuviera ahí. A la URSS le sudaba la polla, ninguno iba a ser de los suyos. Y ahí se quedó.

    Lo del petróleo y Arabia Saudita… como que no.

    Jn, Irán es un polvorín. Lo que está pasando en Siria puede pasar en Irán. Hay mucho espontáneo (Qatar) por ahí regalando armas. Lo que pasa es que si pasa en Irán, la deflagración es regional. Pero el vertido de gasofa es abundante, y todo el sótano está inundado. Y no, no dejan de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *