La culpa es de los niños, no del que dispara

Consideremos estas imágenes como una continuación del artículo de hace unos días («Les comunicamos que su casa será destruida en breves instantes»). Un equipo de CNN fue testigo el jueves de otro ‘disparo de aviso’ de los israelíes para advertir a los ocupantes de una casa que el edificio será destruido en cuestión de segundos o minutos.

Esta vez el ataque no fue contra la azotea, sino en la calle, en la entrada del edificio. Resultado del ‘aviso’: tres niños muertos, dos hermanos y un primo, de ocho, seis y ocho años.

No olvidemos que el Ejército israelí sostiene que esta técnica es una forma de reducir el riesgo de bajas entre los civiles.

Como han dicho los políticos de Israel en incontables ocasiones, el Ejército de su país es «el más humanitario» del mundo. La culpa es de los niños que se colocan en el sitio equivocado.

Esta entrada fue publicada en Israel, Palestina y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.