La nueva Europa de Le Pen

Aceptar que la eurozona debe ser gobernada por una tecnocracia para la que no hay alternativa y horrorizarse por el resultado del Frente Nacional en la primera vuelta de las elecciones francesas es un ejemplo de ceguera que ya empieza a no llamar la atención. Los mismos medios que afirman que no hay más salida que el discurso de la austeridad que emana de los centros de poder de Berlín y Bruselas nos llenarán mañana de reflexiones sobre el peligro que suponen los votos de Marine Le Pen, superiores a los conseguidos por su padre en anteriores comicios.

Nos harán ver que debemos hacer algo para impedir esta deriva autoritaria sin reconocer nunca que todo proviene del discurso oficial por el que los gobiernos han perdido toda autonomía para responder a la crisis y se limitan enviar a buena parte de sus votantes la idea, francamente poco atractiva, de que no se puede hacer más y el que no llegue a fin de mes que se busque la vida porque no hay más dinero.

Mañana, el Gobierno holandés anunciará probablemente que no tiene mayoría para gobernar y que está obligado a convocar elecciones anticipadas. El caso de Holanda es especialmente significativo. Lleva un tiempo alentando la presión contra los países periféricos de la UE, el típico ejemplo de sociedades holgazanas que vivían por encima de sus posibilidades, y ahora se encuentra con que tampoco va a estar a la altura de las exigencias luteranas de la Alemania de Merkel en materia de déficit. La convocatoria a las urnas puede ser una excelente oportunidad para que el ultraderechista Geert Wilders aumente su influencia. Y si lo hace, nos vendrán con el mensaje de que se necesita más Europa para hacer frente a esta amenaza.

Leí hace unos días un resumen de un mitin de Marine Le Pen y me sorprendió que la mayoría de sus reclamaciones, con la muy importante excepción de la inmigración, podía ser suscrita perfectamente por un líder de Izquierda Unida en España o de la izquierda francesa o italiana. Eso no quiere decir que la izquierda o la derecha radicales defiendan lo mismo (no, por favor). Creo que demuestra que el discurso vacío de conservadores y socialdemócratas está dejando sin oxígeno la democracia, sin la capacidad de distinguir entre las opciones políticas que han recibido en las últimas décadas la mayoría de los votos. Y ese inmenso vacío puede ser ocupado por cualquiera, en especial si sabe tocar las teclas adecuadas del descontento popular.

Las circunstancias locales influyen. Lo que ocurre en Francia no tiene por qué repetirse en Holanda y España. Un candidato como Marine Le Pen puede ser más convincente que otros políticos ultras en otros países, o que su propio padre. Si en tres meses el PP decide en España que una de las prioridades es quitar la asistencia sanitaria a los inmigrantes sin papeles, poco espacio deja a una formación política de extrema derecha que quiera pescar en el vivero de la xenofobia. Lo que en un país tiene un éxito inesperado puede resultar irrelevante en un Estado vecino.

Lo que sí permanece en todos los casos es una sensación de hartazgo popular con las soluciones de los políticos, o la falta de soluciones. ¿Más Europa? Lo que está ahogando a las sociedades europeas es el discurso único elaborado por una serie de contables que han impuesto una forma de hacer política que no permite ninguna disidencia. Eso deja a muchas personas cerca de posiciones de extrema izquierda o extrema derecha en las que ellos nunca se situarían en condiciones normales. Pero lo que está ocurriendo ahora mismo en Europa no es precisamente normal.

Foto del Flickr de Marine Le Pen.

Esta entrada fue publicada en Crisis, Europa, Francia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a La nueva Europa de Le Pen

  1. Pingback: La nueva Europa de Le Pen

  2. xes dijo:

    Lo que se plantean los ciudadanos es ¿para qué votar?, finalmente las decisiones se tomarán en otros lugares y serán las mismas por la izquierda y por la derecha moderadas, menos derechos, menos salarios y menos control democrático.
    Definitivamente la democracia en occidente se ha acabado, al menos si los ciudadanos no nos movilizamos.

  3. Crusseta dijo:

    24/09/2009: El 80% de los sin papeles de la UE, sin atención sanitaria, según Público.

    http://www.publico.es/espana/254726/el-80-de-los-sin-papeles-de-la-ue-sin-atencion-sanitaria

    Este recorte, por inhumano que sea, era también necesario aquí en España, tres años después, para evitar el efecto llamada y el turismo sanitario.

  4. haiku dijo:

    ¿Podría linkearlo si no es mucha molestia?
    Gracias

  5. haiku dijo:

    Creo que he debido tocar algo mal en los codigos html que coloque en el comentario anterior, decía que si podría usted linkear el resumen del mitin de Marine Le Pen, al que hace referencia en el artículo. Gracias

  6. Iñigo dijo:

    Suelo incluir enlaces pero a veces leo las cosas en periódicos y ahí no hay enlaces, lo siento.

  7. Pingback: Escolar.net » La nueva Europa de Le Pen

  8. JMS dijo:

    Y así es como en localidades como Salt, que además están bastante cerca de Francia, partidos como PxC se han aupado a la tercera posición en las municipales de 2011, sustentadas sobre todo por votantes que sociológicamente son de izquierdas pero que se ven en una encrucijada: no quieren volver a votar al PSOE, pero tienen claro que no quieren votar al PP. ¿Qué opción les queda? ¿Votar a ICV, que proponía un carril bici como propuesta electoral estrella?

    He tenido broncas de todos los colores con gente que ha votado a PxC en Salt (tengo conocidos allí), y entiendo perfectamente lo que está pasando en Francia. Si en las últimas autonómicas y municipales no lo petaron fue porque CiU y PP se apropiaron de su discurso xenófobo, pero dadles más desgaste institucional y político, y localidades como Vic, Salt, L’Hospitalet, Manresa o Badalona van a darnos un verdadero disgusto un año de estos.

    En cuanto a Francia, miro el mapa electoral, con esas regiones en las que Le Pen ha sido primera o se ha quedado a punto de rebasar a Sarkozy (por supuesto, Hollande ha sido tercero) y no puedo dejar de pensar que esto es solo la avanzadilla de lo que nos espera en Cataluña o Valencia en las próximas elecciones.

  9. westfalia dijo:

    para Crusseteta, te equivocas, la sanidad se va ahorrar, bien poco, (deben seguir atendiendo urgencias, maternidad y niños) y nos va a salir bien caro, primero, porque es inhumano, vengan de donde vengan, segundo porque eso, sólo servirá para que enfermedades, prácticamente erradicadas, polio, tuberculosis (cada día en aumento), paperas, sarampión, volverán a surgir, y además descontroladas, y tercero, el efecto llamada no existe ya , de hecho muchos inmigrantes, se están yendo.

  10. mariela dijo:

    El problema de no asistir a los sin papeles en la sanidad, va a ser que la urgencias se van a colapsar aparte de los comentados arriba del descontro, de ciertas enfermedades.

  11. Amador dijo:

    crusseta, lo del «efecto llamada» es una trola como una casa. Según Medicus Mundi, solo el 6% de migrantes internacionales abandona su país por razones médicas.

    http://www.publico.es/espana/254726/el-80-de-los-sin-papeles-de-la-ue-sin-atencion-sanitaria

  12. Juan dijo:

    >> «Leí hace unos días un resumen de un mitin de Marine Le Pen y me sorprendió que la mayoría de sus reclamaciones, con la muy importante excepción de la inmigración, podía ser suscrita perfectamente por un líder de Izquierda Unida en España o de la izquierda francesa o italiana.»

    ¿Y donde esta la sorpresa en ello? La politica economica de los fascismo siempre ha sido muy similar a la de partidos de izquierda. No ahora: sino incluso en la decada de los 30. Es su politica social lo que es profundamente conservadora.

  13. Salvador higuero dijo:

    Para Juan: decir que la política económica del fascismo y de la izquierda es parecida es confundir el culo con las temporas. El discurso podría guardar alguna similitud, pero la practica no se parece ni por asomo: la distribución de la riqueza, política fascista? En España hemos padecido 40 años de fascismo y no ha habido sino lo contrario, oligarquía y nepotismo

  14. Daniel Rodríguez dijo:

    Hace tiempo le sigo en twitter y en la red y me interesa su opinión sobre este video que no se si conoce, pero da una idea de Europa que asusta.
    http://youtu.be/eY9p-ck2Gp0

  15. bbbb dijo:

    Te equivocas en considerar a IU extrema izquierda. Puede que algun discurso de algun o algunos miembros de IU puedan ser mas extremos por la izquierda, pero IU es eso Izquierda UNIDA, es decir, la union de las distintas izquierdas, para que ciertos princios basicos de la izquierda inspiren la forma de gobernar y de hecer leyes… porque sino siempre gobernaria la derecha a pesar de ser menos, una derecha que ya esta junta y revuelta dentro del PP como tu dices bien, desde el fascsimo racista e incluso neonazi, hasta la derecha «moderada» que por cierto, en el PP no abre nunca la boca ni discrepa, ..por algo sera… (por la pasta, porque ademas de un partido politico ideologico, el PP es una mafia de intereses economicos, cuando llegan al poder reparten los contratos entre los suyos, o entre los q por lo menos no les enfrenten -«al enemigo ni agua» ..aunque sea una victima del terrorismo. Y «a los nuestros», aunque sean dindicalistas ..lo que haga falta-. El PP funciona como una coalicion de intereses (mafiosos), y la palabra corrupcion, para ellos, significa lo mismo que «sinergia»: tu me das ese contrato, o me dices como hacer la oferta mas barata, y yo te pongo a nombre de X tantos millones en un bufete de abogados de Panama, que tiene sucursales en todo el planeta, ..tu solo tendras que ir a uno de estos despachos en cualquier pais, que te firman un cheque.. Y cuando ganeis en Andalucia (jaja …jajajaja) tengo una serie de empresas que estan esperando, y que se dedican a eso mimso, etc, etc . PURA SINERGIA..

  16. Marco Aurelio dijo:

    Oyendo hoy la entrevista al Sr. Almunia en la Cadena Ser uno se explica cualquier resultado en las elecciones francesas y en cualquiera de los países de la farsa en que se ha convertido la UE.

    Que este tipo se llame socialista demuestra claramente lo que está sucediendo. Al igual que lo del Sr. Bono y sus declaraciones sobre una posible alianza del PSOE con Arenas. La permanencia de tipos de esta catadura moral en un partido que se llama socialista demuestra claramente que los neocons han invadido a los dos mastodontes de este país y se han convertido en uno solo: PPSOE, S.A.

  17. Mnur dijo:

    El fascismo se vale de cierta parte del discurso y la retórica de los partidos obreros, pero su política económica está orientada a la defensa de los intereses de industriales y terratenientes y sirvió, entre otras cosas, para aglutinar a los sectores más reaccionarios de las clases dominantes empezando por el propio rey Víctor Manuel.

  18. Rosie dijo:

    A mi tambien me sorpende que Iñigo se sorprenda. A ver, que los movimientos populistas sean de ultraderecha o ultraizquierda tienen propuestas parecidas en cuestiones sociales es de primero de políticas. Otra cosa es lo que aplican en el (remoto) caso de llegar al poder. Si Iñigo lo compara con los movimientos islamistas y saca los elementos «islamicos» tambien va a encontrar bastantes similitudes. Los dos extremos tambien tienen puntos en comun en ser antiglobalización, anti-UE y anti política tradicional. De hecho, la retorica en contra de la «casta política», lo de todos políticos son chorizos, etc es muy similar en el movimiento 15-M o en PxC, por poner dos ejemplos (supuestamente) antagonicos.

    Lo del FN en Francia indica muchas cosas. Primero que había un gran voto de protesta, que entre FN y Front de Gauche llega al 30% del electorado. Pero que puestos a elegir entre ultraizquierda y ultraderecha, los electores prefieren la ultima en una proporción de 2 a 1, a pesar de la propaganda gratis que des de la izquierda se ha dado al partido de Melenchon versus la critica constante a Le Pen. Hace ya tiempo que se sabe que el FN es el primer partido de Francia entre los obreros, cosa que debería hacer reflexionar, y mucho, a la izquierda. Porque como dice JMS, aqui empieza a asomar lo mismo. Los que votan a PXC no son precisamente los mas ricos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *