La sospechosa campaña contra los islamistas egipcios

Comenté hace unos días que resultaba extraño que se produjera tanta escasez en el suministro de combustible en las gasolineras egipcias en las semanas anteriores al golpe. Son empresas controladas directa o indirectamente por el Ejército las que dominan ese negocio. La crisis financiera de Egipto ha sido un hecho indudable en los últimos meses, pero el país aún tenía reservas suficientes para importar combustible. ¿Fue una forma de aumentar el descontento de la población contra el Gobierno de Morsi?

El NYT ha publicado un artículo para explicar que la mejora repentina de algunos aspectos de la vida cotidiana en el país hacen sospechar en una campaña que ya no tiene sentido porque alcanzó su objetivo. Se refiere a la desaparición de las colas ante las gasolineras, el fin de los apagones y la vuelta de la policía a las calles.

Lo primero es difícil de demostrar de forma indudable. De hecho, aún se pueden encontrar colas de coches a la espera de llenar el depósito del coche. Lo que ocurre es que son muchas menos que una semana atrás.

La repentina aparición de la policía sí que es un dato más fácil de contrastar. Aquí hay poco margen para la duda. Las fuerzas policiales siempre se han mostrado hostiles al Gobierno islamista. Es uno de los hechos que no encajan muy bien con la idea extendida por la oposición de que los Hermanos Musulmanes estaban poniendo las bases de una dictadura. Extraña dictadura en la que la policía brillaba por su ausencia cuando los manifestantes prendieron fuego a la sede del partido en el poder. En el mundo militar y policial, la burocracia existente desde los tiempos de Mubarak conservaba la mayor parte de su poder.

Las revistas norteamericanas tienen a veces la habilidad de pintar la realidad en términos tan simplistas que en vez de informar sólo consiguen enfurecer. Los sectores liberales y antiislamistas se han dado cuenta de que no han tenido mucho éxito en convencer a los medios de comunicación occidentales de que en ningún caso se trataba de un golpe. Pero esta portada es injusta por ridícula. Tras décadas de una dictadura, ningún pueblo se convierte de forma mágica en una democracia. Si los egipcios han sido manipulados por los sectores supervivientes de la dictadura, y decepcionados por un Gobierno elegido democráticamente pero inepto,  decir que son patéticos en la portada no los va a hacer más inteligentes.

Esta entrada fue publicada en Egipto y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La sospechosa campaña contra los islamistas egipcios

  1. Pingback: La sospechosa campaña contra los islamistas egipcios

  2. EGraf dijo:

    informo directamente desde pie de calle para decir que:

    – los apagones han vuelto, en mi pueblo (en Luxor) de forma más corta (ayer y hoy hubieron 2, de unos 10 minutos cada uno), pero en otros pueblos con peor infraestructura siguen habiendo apagones de varias horas. La mejora temporal de la situación creo que en gran parte se puede explicar debido a un menor consumo, producto de que hay millones de personas en la calle.

    – la gasolina aún no ha vuelto. Hoy es el primer día que dicen que hay gasolina, pero se acabó antes de que pudiéramos llegar a la estación

    – lo de la policía si es cierto, pero no se que tiene que ver con hablar o no de dictadura. Además los HM tienen (o por lo menos tenían la intención de formar) sus propias milicias parapoliciales:
    http://www.egyptindependent.com/news/islamists-form-community-police-militias
    http://www.jadaliyya.com/pages/index/8819/the-muslim-brotherhoods-militias-in edit

    no se necesita tener el apoyo de la policía para ser una dictadura, menos aún cuando desde una mezquita incentivas a que fanáticos religiosos quemen iglesias y linchen a los “infieles”

  3. EGraf dijo:

    el segundo enlace se copió mal, debería de ser el siguiente:
    http://www.jadaliyya.com/pages/index/8819/the-muslim-brotherhoods-militias-in-action_a-first

  4. Sir Torpedo dijo:

    Estimado editor de “Guerra Eterna”:
    Soy miembro de AEREN-ASPO (Asociación para el estudio del pico del petróleo y gas), siento la necesidad de informarle que el desabastecimiento de combustible y alimentos tiene una explicación la cual no tiene que ser una conspiración política, en realidad el actual transito Egipcio de exportador de petróleo a importador explica esta cituación, y en consecuencia las futuras autoridades de dicho país no pueden solucionar es “fallo logístico “.
    Le ruego se informe sobre esta problemática y adjunto unos enlaces a la Web del Sr. Antonio Turiel profesor del CSIC.
    http://crashoil.blogspot.com.es/2012/09/las-guerras-del-hambre.html

    Así mismo, como bonus, le pongo un enlace para informarle sobre la carestía mundial de combustible diésel que estoy seguro será de su interés.
    http://crashoil.blogspot.com.es/2012/02/el-pico-del-diesel.html

    Un saludo

  5. gallarra dijo:

    Pues ya sabéis de donde viene el humo de este incendio…siempre me extraño que llamaran primavera a un golpe militar y ahora me extraña lo positivo que pintan este otro golpe de estado…Golpe de Estado = Famoso premio nobel de la Paz

  6. gallarra dijo:

    sir torpedo no me diga que en AEREN-ASPO escriben situación con C al principio…

  7. Sir Torpedo dijo:

    ¡Fallo mio!
    Aproveche, léase algo sobre el Peak Oil y busque más faltas en paginas relacionadas, use goglee , que estoy proselitista.

    Recomiendo algo sobre un concepto físico, “Tasa de Retorno Energético” TRE ó EROI en ingles, no es muy conocido y es la quilla que da forma a esta historia.

    Saludos

  8. Herodoto dijo:

    Buen artículo, don Iñigo.

    Creo que has puesto el dedo en la llaga acerca de una cuestión que no se ha señalado lo suficiente: la sospechosa inactividad de la policía y del Ejército en los días previos al golpe, permitiendo (si no alentando) que algunos manifestantes incendiaran la sede de los Hermanos Musulmanes en El Cairo.

    Desde luego, no se conoce, ni se ha conocido, dictadura alguna que no ejerza el más mínimo control sobre la Policía y el Ejército, hasta permitir la destrucción y el saqueo de la sede del partido que, supuestamente, va a implantar esa dictadura; a modo de ejemplo, aquí en España la Policía custodia estrechamente la sede de Partido Popular ante el mínimo atisbo de protesta. Y lo mismo pasaría si gobernara cualquier otro partido (no me imagino a la policía de Rivas-Vaciamadrid impasible ante un hipotético asalto a la sede de IU local).

    Otro detalle en el que no se ha hecho hincapié es que el embajador egipcio en España también se sumó, con premura, a aplaudir el golpe de Estado…. O sea, que el gobierno “dictatorial” de los Hermanos Musulmanes no ejercía tampoco ningún control sobre su diplomacia (algo también impensable en cualquier otro gobierno, dictatorial o no, del resto del mundo).

    Cabe, pues, pensar en que los Hermanos Musulmanes hubieron de hacer frente a la hostilidad de sectores imprescindibles para ejercer una mínima forma de gobierno (Policía, Ejército, Diplomacia), sectores que jamás levantaron la voz contra la dictadura de Mubarak pero que no han tenido inconveniente en acabar con el primer año de democracia en Egipto.

  9. Pingback: Las revoluciones las hace el pueblo, no el ejército | Recortes de Oriente Medio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *