La tentación de escoger vencedor en la guerra civil siria

EEUU quiere que la oposición siria forme un frente común para tener un único interlocutor y conseguir con más facilidad el derrocamiento de Asad. Como ha ocurrido en los casos de Irak e Irán, se encuentra ante un dilema complicado de resolver. Los grupos del exilio están formados por gente desconocida en Siria, sin contar con los aprovechados que quieren hacer negocio (siempre hay mucho dinero disponible). Los grupos del interior del país, incluidas las milicias, responden más a lealtades locales, no cuentan con una organización nacional que les represente y coordine, y tienen una presencia importante de grupos suníes e islamistas a los que se supone hostiles a los intereses de EEUU y Europa.

¿Qué hacer? Joshua Landis, profesor de estudios de Oriente Medio en la universidad de Oklahoma y experto en Siria, tiene la respuesta:

Washington debería reconocer y apoyar a la recientemente formada Coalición Nacional de Fuerzas Revolucionarias y de Oposición de Siria. EEUU ha estado en los últimos 21 meses insistiendo en la unidad de lo que es una oposición siria muy dividida. Este grupo es la mejor opción disponible. Lo forman personas de la élite siria, gente con estudios, relativamente proamericana, no demasiado antiisraelí y no demasiado islamista. Muchos de ellos han sido encarcelados por sus ideas. Este grupo puede recabar el apoyo popular en Occidente.

Ajá. Ya tenemos al mirlo blanco. El grupo cumple las características necesarias para que EEUU le dé el visto bueno, según Landis. Hará las declaraciones pertinentes en favor de una transición democrática en la que se respeten los derechos de las minorías. Aceptará las líneas generales de la política norteamericana en la zona. Se alejará de Irán y no cerrará las puertas a un acuerdo de paz con Israel (aspecto muy importante para convencer al Congreso de EEUU de que debe recibir la financiación solicitada).

¿A qué me recuerda todo esto? A Ahmed Chalabi, por ejemplo. Y otros intentos de intentar influir en lo que ocurre en Siria.

Si derrocar un Gobierno fuera tan fácil como indican algunas teorías de la conspiración, la rebelión siria no estaría a unos pocos meses de entrar en su tercer año. Una vez que un conflicto se convierte en una guerra civil, quienes la ganan no suelen ser esos dirigentes bien trajeados que hablan inglés con buen acento y que hacen las promesas que Washington quiere escuchar.

Quienes llevan la iniciativa sobre el terreno son grupos armados, unos integrados por ciudadanos que han abandonado sus profesiones para coger las armas y otros auspiciados por grupos radicales que no tienen la menor intención de seguir las pautas que desearían los lectores de la prensa occidental. Libertad para ellos significa elegir su propio destino, y eso puede no pasar necesariamente por respetar los derechos de las minorías o de la mujer. De hecho, en algunos casos supone precisamente anular esos derechos que están mejor garantizados por un régimen autoritario o por una dictadura que no siente ningún motivo para respetar la composición sociológica de un país.

El propio Landis afirma que lo que predomina actualmente en Siria son “armas, radicales y tipos duros”. Es una definición bastante correcta de los factores imprescindibles para ganar una guerra civil. El nivel de estudios es opcional.

Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La tentación de escoger vencedor en la guerra civil siria

  1. soutelo1 dijo:

    Interesante analises de la realidad existente actualmente en Siria y de los”ojos expectantes” occidentales.Es bueno visitar Blogs de esta especialidad para asi tener una idea mas global de lo que realmente ocurre en todos los lugares del planeta.
    Articulo,escrito de una forma sencilla y comprensible,el lector lo agradece.
    Mis felicitaciones,apertas agarimosas.
    http://intentadolo.blogspot.com.es/

  2. Albert dijo:

    Según parece Libia II, no está siendo posible. Eso de soltar mercenarios a discreción a partir de algún núcleo rebelde, para que se apoderen del país y lo arrodillen al interés exterior bajo alguna marioneta crecida lejos ajena del país, no parece viable sin que la superioridad aérea occidental machaque al ejército leal. A Rusia no se la cuelan dos veces. Y esta vez tan cerca. Irán tampoco estará por la labor.
    El silenciado resultado de la destrucción del desarrollado país norteafricano, es todo un símbolo del cacareo previo que se le dedicó a su “democratización” por extremistas religiosos y bombardeos masivos de la OTAN; tiene ahora su paralelo hablando de Siria.

  3. Pingback: Siria, en el posible principio de un complicado final :: Noticias España

  4. Pingback: Siria, en el posible principio de un complicado final « Notícies d'arreu dels PPCC

  5. Pingback: Siria, en el posible principio de un complicado final « Recortes de Oriente Medio

  6. Pingback: Siria, en el posible principio de un complicado final « El Microscopio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *