La victoria inútil de Clinton

16.15

Los datos del escrutinio actualizados al domingo han vuelto a aumentar la ventaja de Clinton, que ahora se sitúa en 1.720.053 votos. 63.620.704 votos frente a 61.900.651 de Trump (48%-46,7%). Esa diferencia a favor de un candidato perdedor en colegio electoral es la mayor desde 1876.

En uno de los estados decisivos, Michigan, la ventaja de Trump sigue siendo de tres décimas. En votos, 11.612. Es el ejemplo más extremo de las diferencias mínimas que se produjeron en varios estados decisivos.

Los asteriscos de la tabla enlazada indican que se trata de resultados oficiales ya certificados por las autoridades del Estado. Es el caso de Florida, que ofrece estos datos. Trump: 4.617.886 votos (49%). Clinton: 4.504.975 (47,8%).

clinton-debate

Mientras Donald Trump continúa entrevistándose con los posibles miembros de su futuro Gabinete, el recuento definitivo de los votos en las elecciones de EEUU aumenta la ya amplia ventaja en favor de… Hillary Clinton. El último dato que publica Associated Press concede a Clinton 63.390.669 votos y a Trump 61.820.845. La diferencia en favor de Clinton es 1.569.824.

Poco después de las elecciones, varias estimaciones calculaban que la distancia podría llegar a 1,8 millones al quedar por contabilizar varios millones de votos en la Costa Oeste, sobre todo de California. Todo indica que el resultado final se acercará a esa cifra, y puede que incluso la supere.

En el apartado de votos desperdiciados por Clinton, podríamos incluir los de Texas, donde obtuvo al menos medio millón de votos más que Obama en 2012. Eso no impidió su derrota. En California, Trump obtuvo peores resultados que Mitt Romney, casi cinco puntos menos. Clinton mejoró los de Obama. Es otro dato irrelevante para el desenlace final.

California y Texas cayeron en el bando de siempre. Quienes no lo hicieron fueron los estados del Medio Oeste. Hubieran dado la victoria a Clinton en el colegio electoral, pero cayeron del otro lado.

Dos de las últimas cinco elecciones presidenciales en EEUU han arrojado un resultado diferente en el voto popular y en el voto del colegio electoral. La anterior fue en el año 2000. Para otros precedentes, hay que remontarse al siglo XIX (1824, 1876 y 1888).

El método de elección está establecido en el artículo segundo de la Constitución de EEUU. Para cualquier reforma constitucional, se exige una mayoría de dos tercios en ambas cámaras y la ratificación por tres cuartas partes de las cámaras de los estados. Es decir, no habrá reforma del sistema de elección.

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.