May desdeña la pérdida de poder adquisitivo de las enfermeras británicas

El salario de los funcionarios es uno de los temas importantes de la campaña electoral británica. El Gobierno impuso un aumento máximo del 1% a todos ellos –la inflación interanual estaba en el 2,6% en abril–, lo que hace mas evidente la pérdida de poder adquisitivo que se arrastra desde el inicio de los años de austeridad en el sector público. Ese es un problema más acusado en la sanidad pública, donde además existe un déficit estructural de médicos y enfermeros.

En el caso de enfermeras y enfermeros (sueldo medio: 23.319 libras), se preparan movilizaciones de protesta para este verano, apoyadas por un consulta celebrada en abril. El incremento del 1% les supondrá a muchos de sus profesionales un aumento de salario de cinco libras a la semana. Su sindicato denuncia que han sufrido un descenso del 14% de su salario en términos reales desde 2010. Durante siete años consecutivos, el personal sanitario ha tenido que conformarse con la congelación salarial o un aumento del 1%, cuando en varios de esos años la inflación ha estado muy por encima de ese nivel.

El tema salió en el especial de ‘Question Time’ de BBC dedicado a la campaña con sendas apariciones de Theresa May y Jeremy Corbyn en las que ambos respondían a las preguntas de votantes. Una enfermera planteó el tema en el programa dedicado a May y esta fue su respuesta.

Tras un comentario genérico de May sobre lo mucho que se gasta en sanidad pública, lo que no es una novedad para nadie, el presentador le recuerda que “las enfermeras cobran cada vez menos”. Un miembro de la audiencia, también enfermero, recuerda la pérdida del 14% en salario real a lo largo de los últimos años: “No nos diga que nos han subido el sueldo”.

¿Qué dice a eso May? Además de la necesidad de “controlar” el gasto público y una mención a la herencia recibida (los tories están en el poder desde 2010), comenta: “Pondremos más dinero en el NHS (sanidad pública) pero no hay un árbol mágico del dinero que podemos agitar y que nos dé todo lo que la gente quiere”.

Parece un tanto condescendiente decir a gente que lleva perdiendo poder adquisitivo toda esta década que no hay más dinero, cuando esas mismas personas tienen que multiplicarse porque el personal es insuficiente. Faltan 40.000 puestos de enfermería por cubrir, un 12% del total. En resumidas cuentas, ese personal tiene que cobrar menos por trabajar más.

Eso desde luego no impide que los conservadores se denominen a sí mismos como los mejores defensores de la sanidad pública.

El tope del 1% del sector público no cuenta para los políticos. Este año, los diputados tendrán una subida del 1,4% para un total de 76.011 libras anuales (unos 86.000 euros). Para contar la historia completa del salario de los parlamentarios, hay que remontarse al año pasado (subida del 1%) y sobre todo al anterior, cuando disfrutaron de una subida especial del 10% pasando entonces de 67.000 libras a 74.000.

El “árbol mágico del dinero” sí que funcionó ese año en la Cámara de los Comunes.

 

Esta entrada fue publicada en Reino Unido y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.