Satán, Lucifer, Obama

¿Cuatro años más de Barack Obama? Este anuncio de una SuperPAC creada para apoyar a  Newt Gingrich en las primarias republicanas y financiada por Sheldon Adelson nos presenta un panorama sólo ligeramente mejor al infierno de Dante.

En el apartado ten miedo, mucho miedo, los demócratas prefieren apostar por algo más cotidiano, pero no menos importante: la pasta. En las últimas 24 horas, Joe Biden y el director de la campaña, Jim Messina, han enviado sendos emails para solicitar de forma urgente más donaciones. Se da por hecho que la campaña de Obama nada en dinero. No lo suficiente, según Biden:

Look — Barack and I need you.

We recently found out that, as we head into the final push, Mitt Romney and the Republicans have $45 million more in the bank than we do. That’s a problem, folks. In a race that’s as close as they come — and with Election Day almost here — we’re not willing to lose this in the end.

Y Messina:

I’m asking you to dig deep, because I have some bad news: We just found out that Mitt Romney and the Republicans outraised us in the first half of this month, putting us $45 million behind during these crucial final days. The math here is pretty simple: With that cash advantage, they can outspend us by $4 million per day, every day, for the final 11 days.

Más dinero para contratar más anuncios en Ohio y otros tres o cuatro estados. Pobres telespectadores.

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *