Sonría, señor Rato, va a salir en la tele

Fue un día excepcional el jueves. Rodrigo Rato sale de su domicilio detenido, rodeado de policías, y uno de ellos le pone la mano en la cabeza antes de que entre en el coche en ese gesto que supongo que los policías hacen por costumbre (en fin, quiero pensar que es así) porque sólo tiene sentido si el preso lleva las manos esposadas a la espalda, lo que no era el caso.

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en España y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.