The Economist no sabe perder

The Economist apoyó a Mario Monti antes de las elecciones italianas. No es que lo considerara el mejor candidato. La revista pensaba que era la única alternativa posible. Es lo que tiene la democracia. No funciona como una empresa o multinacional. Es por definición impredecible y responde ante ciudadanos, no accionistas (a los que, por cierto, también se puede engañar).

The Economist ha sacado buenas portadas dedicadas con mucha mala leche a Berlusconi (y alguna sencillamente gloriosa). Aquí parece jugar el papel del mal perdedor.

La respuesta desde Italia: ¿quién es el payaso?

Este reportaje de la web del NYT es de 2007, pero explica bastante bien las razones del éxito de Beppe Grillo.

 

Esta entrada fue publicada en Italia, Periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a The Economist no sabe perder

  1. Juan dijo:

    En efecto, es lo malo de la democracia: lo mismo te sale un Berlusconi, que un Chávez, que un Netanhayu, que un Bush.

    Y por supuesto, lo que decide el pueblo hay que aceptarlo sin críticas y con deportividad, que el pueblo siempre tiene razón

  2. mariana dijo:

    Vamos invirtiendo los papeles, ahora son ellos los que empiezan a tener miedo. Estamos en el camino de la victoria, iniciado por italia

  3. fer dijo:

    Bueno, el artículo sobre Beppe Grillo y el editorial sobre el resultado de las elecciones no indica precisamente eso. Por cierto, prefiero una revista que se equivoque razonando sus decisiones (y en el número de cierre de año The Economist reconoce sus errores con un humor británico) que no una que sea tibia en sus planteamientos o apoyos sin razonarlos. Por cierto, The Economist ha tomado partido contra Berlusconi desde hace mucho tiempo y en 2006 explicó en un editorial absolutamente duro por qué los italianos no lo debían votar.

  4. DiTomasso dijo:

    The economist puede decir misa en sus editoriales pero la última vez que lo consulté los británicos no podían votar en las elecciones generales italianas.

  5. Albert Gomis dijo:

    Supongo que cuando dices “The Economist”, te refieres a la revista como antonomasia del capitalismo. Sueño con una portada similar para las proximas elecciones generales, en plan “España, hacia el abismo” o algo así. Eso querrá decir que habrá ganado las elecciones alguien que no siga sus dogmas.

  6. Pingback: Xavier Peytibi / Comunicación política » Blog Archive » Beppe Grillo, la comunicación diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *