Un exgeneral israelí presenta la destrucción de Gaza como su gran aval al presentarse a las elecciones

Benny Gantz se ha unido a la larga lista de jefes militares israelíes que entran en política tras retirarse del servicio activo. Fue jefe de las Fuerzas Armadas entre 2011 y 2015, y por tanto máximo responsable militar de dos ofensivas contra Gaza, las producidas en noviembre de 2012 y julio de 2014. En la segunda campaña de bombardeos, denominada Operación Margen Protector por el Ejército, murieron 2.310 palestinos.

Gantz, de 59 años, ha fundado un nuevo partido –Hosen L’Yisrael, Resistencia por Israel– que se presentará a las elecciones del 9 de abril. El general retirado ha hablado muy poco en público sobre las ideas de su partido, prácticamente nada, pero ahora ha dejado que unas imágenes hablen por él con cuatro breves anuncios de propaganda.

El mensaje es una auténtica celebración de la guerra, en concreto de la guerra que él dirigió. El general presume de la inmensa destrucción que sufrió Gaza en 2014 y de que algunas de sus zonas fueron “transportadas de vuelta a la Edad de Piedra”, además de la muerte de “1.364 terroristas”. Se ven planos aéreos de una zona de Gaza con edificios completamente destrozados por los bombardeos. Es la glorificación política de la muerte y la destrucción causadas por un poderoso Ejército.

Su currículum electoral se compone de momento sólo de cadáveres. Incluso para lo habitual en la política israelí, la estrategia supera lo conocido hasta ahora. No se trata de unas declaraciones más o menos belicistas, sino de un político que presenta a la opinión pública su principal activo: he destruido Gaza hasta un nivel inimaginable y por tanto estoy dispuesto a volver a hacerlo.

La frase final: “Sólo sobreviven los fuertes”. El eslogan recuerda a unas palabras de Netanyahu pronunciadas en agosto de 2018: “En Oriente Medio y en muchas partes del mundo, hay una verdad simple: no hay lugar para los débiles. Los débiles quedan hechos pedazos y son masacrados y borrados de la historia, mientras los fuertes, para bien o para mal, sobreviven”.

En otros vídeos, las imágenes proceden de vídeos del Ejército que muestran ataques a objetivos de Hamás. Hay un vídeo con un mensaje algo diferente en el que dice que es necesario buscar la paz.

Benny Gantz en 2013 en su época de jefe de las FFAA. Foto: Flickr Ejército de Israel.

Los medios israelíes lo consideran un serio rival para Netanyahu y afirman que Gantz se definirá como centrista, es decir, centrista dentro de un panorama político como el israelí muy sesgado hacia posiciones derechistas y ultranacionalistas. A pesar de su silencio hasta ahora, o quizá precisamente por eso, una encuesta de Canal 12 del pasado fin de semana coloca a su nueva formación como tercera más votada con 13 escaños, por detrás de la coalición de los partidos de Yair Lapid y Tzipi Livni (14) y del Likud (32). Con varios nuevos partidos y la formación de nuevas coaliciones, es probable que los sondeos ofrezcan resultados un tanto volátiles en las próximas semanas.

Dos mil muertos para volver al punto de partida. 26 agosto 2014.
“No me volváis a hablar de paz”. 5 agosto 2014.
La directiva Aníbal aplicada en Gaza al servicio del Gobierno. 4 agosto 2014.

Esta entrada fue publicada en Israel, Palestina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.