Vencedores y perdedores en la última guerra de Israel y Hamás

Una semana de bombardeos. 177 palestinos muertos. Seis israelíes muertos. Las operaciones militares han concluido mucho antes de lo que se esperaba en Israel hasta el punto de que varios medios y análisis indican allí que es imposible que el Gobierno de Netanyahu haya conseguido todos sus objetivos. ¿Quiénes son los vencedores y perdedores del último capítulo de este conflicto sin fin?

1.Israel: un final prematuro

En la noche del miércoles, justo después de que entrara en vigor el alto el fuego, pequeños grupos de manifestantes se congregaron en localidades del sur de Israel para protestar contra el fin de hostilidades. Una mujer en Ashkelon dijo al periodista Gregg Carlstrom, de Al Jazeera: “La operación debería haber continuado hasta que Gaza terminara borrada”.

No era la única persona que había quedado perpleja por las noticias. Un sondeo telefónico del Canal 2 israelí reveló que el 70% de la gente rechazaba el alto el fuego, frente al 24% que sí lo apoyaba.

Algunos titulares habituales en los medios israelíes no han tardado en aparecer. “Hasta la próxima vez”, escribe con poco optimismo David Horovitz en The Times of Israel. Lo cierto es que lo mismo se dijo en 2006 tras la última guerra con Hizbolá, y desde entonces esa frontera ha estado relativamente tranquila.

El desequilibrio de fuerzas fue tan evidente como en 2009. La aviación israelí destruyó todos los objetivos evidentes, incluidas las sedes principales del Gobierno de Gaza. Centenares de lanzadoras de cohetes y talleres para su construcción se convirtieron en escombros. Pero los edificios serán reconstruidos y los dirigentes eliminados, sustituidos.

El discurso oficial incidió en la idea lanzada por el ministro de Defensa, Ehud Barak. Los objetivos de la misión habían sido “cumplidos por completo”. Pero por mucho que hablen de que la “capacidad terrorista” de Hamás se ha visto seriamente dañada, no pueden obviar el hecho de que el movimiento islamista sigue controlando el destino político de Gaza. Cada ataque israelí refuerza su popularidad y contribuye a ocultar sus errores de gobierno. Si golpeas como quieres a tu enemigo y este no ve mermada su fortaleza, es probable que tu estrategia a largo plazo sea como mínimo muy cuestionable.

Sin embargo, en los próximos meses es probable que la frontera de Israel y Gaza recupere la tranquilidad, lo que será útil para los intereses del primer ministro Netanyahu en las elecciones de enero.

Continúa en eldiario.es

Esta entrada fue publicada en Israel y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Vencedores y perdedores en la última guerra de Israel y Hamás

  1. zamir shimshon dijo:

    Salvo los muy extremistas, todo el resto del publico en Israel comprende que conviene que Hamas (con las alas cortadas) siga en el Gobierno de Gaza.
    La alternativa a Hamas es el Jihad Islamico (financiado por Iran) o distintas agrupaciones relacionadas con el Kaida, o todos juntos al mismo tiempo.

  2. vktr dijo:

    Los israelíes, alumnos aventajados de HITLER. El nazismo no ha sido del todo erradicado, sobrevive en SIÓN.

    Ya les llegará su hora.

  3. Pingback: Los israelíes (de uniforme) que acusan a Netanyahu de cobarde | GUERRA ETERNA

  4. Pandando dijo:

    Yo iba a comentar, pero llegó Godwin antes para acabar la discusión racional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *