Ahora le toca a Putin mover ficha

inde ucrania

Toca empezar a correr en círculos, agitar las manos y lanzar alaridos. Las maniobras militares rusas en el Distrito Militar Occidental han dado lugar a todo tipo de declaraciones y titulares.

La distinción a la portada más exagerada podría ser para The Independent, al que sólo le ha faltado titular: «The Russians are coming!».

Esas maniobras son la forma que tiene Putin de decir que es demasiado pronto para dar por hecha la derrota de las posiciones prorrusas en Ucrania. Pero por muchos soldados que ponga en movimiento, se habla de unos 150.000, el hecho es que los acontecimientos se dilucidarán en el interior de Ucrania.

Y es ahí donde el Gobierno ucraniano tiene un problema, en aquellas zonas del país que no se unieron al movimiento popular contra el Gobierno de Yanukóvich. Y en especial en Crimea, donde el Parlamento regional ha destituido a su Gobierno y convocado un referéndum para el 25 de mayo (el mismo día de las elecciones presidenciales) con la intención de aumentar la autonomía de la región (no se sabe hasta qué punto).

Todo eso mientras un grupo de hombres armados toma el control del edificio del Parlamento y se agitan banderas rusas en el exterior.

Desde luego, la portada de Time parece mucho más acertada.

time ucrania

Esta entrada fue publicada en Rusia, Ucrania y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ahora le toca a Putin mover ficha

  1. Dr. Pointer dijo:

    Esto no da mucho de sí, francamente.

    Al núcleo francoalemán y sus pactos, cada vez más fuertes e importantes con Rusia, Ucrania le suda la polla. No tienen prácticamente intereses allí, les hicieron un tratado que era un insulto, aún así deseosos de que les den por el culo. No van a joder sus negocios cada día mejores con Rusia por ese país. Ni tampoco el giro geopolítico que ya es irreversible de una alianza entre la UE y Rusia contra EEUU y su más que probable alianza a medio plazo con China (probablemente con EEUU en un papel más subsidiario de lo que les gustaría), pero tienen muy presente que el núcleo del mundo se va a mover al Pacífico y el Atlántico se va a volver periferia, y esto no lo va a cambiar ningún gobierno ni ningún individuo.

    Esto está más que claro. Por si había alguna duda, la señora Nuland de voceras metiendo la pata hasta el coño y anunciándonos que que se joda la UE, que han puesto de marioneta a quien querían.

    La «Nueva Europa», de comportamiento bastante subnormal (las repúblicas bálticas en su rusofobia se ponen en manos de los suecos que los despluman y los desvalijan, me pregunto a medio plazo las consecuencias que tendrá esto en el vecindario, porque llenar todo de toxinas siempre es mal rollo), está empezando a tocarle los cojones a Alemania (dada su canciller, los ovarios, más propiamente), porque a Rusia no se los pueden tocar más. Si no fuera por estos tontos útiles, la sarta habitual, con el facherío de Polonia y sus links neocons, EEUU no podría hacer lo que está haciendo. Por un lado, qué diferencia con Armenia (con tantos enchufes en EEUU como Polonia, si no más, pasa de rusofobias y va a lo suyo y va de puta madre), por otro, es que encima estos subnormales tampoco tienen muchos intereses (entiéndase: pasta) en Ucrania.

    Lo que nos lleva a los verdaderos perdedores a corto plazo: la tropa de cleptómanos que campan por sus respetos en Ucrania. Cabe la posibilidad, no puedo evaluar la probabilidad, de que tanto en Alemania como en Rusia estén empezando a llegar a la conclusión de que esta gente no sirve, o peor aún, estorba. Porque si dejas que te mangoneen el cortijo, pues mira, puerta y puta calle.

    Pues sí, toca mover ficha. Pero la va a mover el enano y la gorda. Por cierto, Telegram, la competencia del Whatsapp, es un producto ruso con sede fiscal en… Berlín.

    (El problema de Alemania, a diferencia de Rusia, es que ellos tienen chorrocientos mil soldados USA en su territorio, y esto, no es ninguna tontería. Por ejemplo, el oro alemán depositado en EEUU, no sólo no lo devuelven, sino que ni siquiera se lo dejan auditar a sus dueños -verlo).

  2. Eladio Lestrove dijo:

    Interesante apreciación, Dr Pointer. Coincide con el análisis que hace uno de Ria Novosti (por cierto, ¿no le iban a cambiar el nombre y eso era terrible y una muestra más de lo malísimo que es Putin?) que dice que lo que debe hacer Rusia es mirar desde la barrera:

    http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20140227/159413263.html

    Curioso; Antonov, la industria espacial ucraniana… todo eso a Europa no le interesa, son competencia en la que tendrían que poner pasta. Quizá a Rusia tampoco le interese. Y Crimea… es posible que tampoco les interesa a los propios ucranianos. ¿Todo se va a la mierda para que al final no pase nada? ¿A quién van a mandar contra Crimea, a los antidisturbios que acaban de despedir? ¿A un ejército que se niega a intervenir? A lo mejor la gorda y el enano le estén haciendo la cama al hijo de la agente de la Cía. A lo mejor el chico morenito, que no es tonto, piense que cuanto peor, mejor, cuando se trata de tocarle los huevos a Rusia, pero ¿y si los rusos no quieren jugar, porque no tienen nada que ganar?

  3. Dr. Pointer dijo:

    Es que el juego es ese. La UE y Rusia contra EEUU. Rusia se posiciona de la forma que lo hace porque no tiene alternativa, la UE tiene que andar con pies de plomo porque EEUU puede aplastarlos, literalmente. Todo lo que están haciendo en Siria, Ucrania, esos circos pueden montarlos con la misma facilidad (o mayor) en Alemania, Francia, Grecia, Italia, Hispanistán… sobran pesebreros ávidos de cobrar su pienso.

    Tanto a la UE como a Rusia el potencial industrial de Ucrania son una competencia para ellos, un estorbo. Las opciones que se le presentan a Ucrania son desindustrializarse a favor de la UE o aceptar un papel subsidiario respecto a Rusia. Por eso el «dimitido» se fue a China, a ver qué podía rascar por allí, y se ve que rascó bastante, porque las cosas se han precipitado. Por eso digo que China tiene que estar o jodida, o haciendo algo, tienes un buen artículo de Xulio Ríos al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *