Apliquemos la Convención de Hiroshima

Se puede decir que en las instituciones militares norteamericanas operan desde hace años células de militares convencidos de que sus alumnos tienen que enfocar las prioridades. Más que Al Qaeda (organización que como todas tuvo su principio y tendrá su final), el enemigo es el Islam. Eso garantiza décadas de guerra frente a mil millones de personas. Una delicia para la mentalidad militarista.

Y ante eso ¿qué mejor idea que aplicar en esta hipótesis de guerra a La Meca y Medina la opción de Hiroshima?

Esta entrada fue publicada en EEUU y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Apliquemos la Convención de Hiroshima

  1. Gabriel dijo:

    Sé que nunca tendrán los cojones de hacerlo (afortunadamente), como no los tuvieron para atacar la URSS (afortunadamente), pero el saber que hay gente que lo toma como una opción a tener en cuenta resulta… bueno, resulta perfectamente plausible, qué coño.

  2. Pacífico dijo:

    Si la fase III contempla suprimir la población civil de La Meca, la IV debe consistir en poner una base en Mordor y forjar el anillo de Sauron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *