Así tratan los militares a las mujeres en Egipto

23.20
En el vídeo anterior no se aprecia la agresión a la mujer. Ahora veo otro vídeo en el que no queda ninguna duda del salvajismo de los policías militares o soldados. La imagen comienza en el segundo 30. Tres personas intentan llevarse a rastras a la mujer que o ha perdido el conocimiento o sencillamente no puede levantarse. Una marea de agentes llega hasta ellos y se abalanza sobre la mujer y uno de los hombres que le ayudaba.

Es repugnante. Le golpean con palos por todo el cuerpo. Uno le pisa la cabeza varias veces. Cuando otros policías la arrastran un par de metros, el tipo le sigue pateando y al final le estampa un pisotón en el pecho. Parecen que se la van a llevar pero empiezan a caer piedras y la dejan abandonada.

En otra escena, se ve a un miembro de la jauría disparando con una pistola a los manifestantes.
—-

egipto represion mujer.jpg

Las imágenes de los enfrentamientos ayer y hoy en El Cairo ponen de manifiesto que no hay ninguna posibilidad de una transición democrática en Egipto mientras el Ejército no vuelva a los cuarteles. Los militares están dispuestos a ganar el pulso que mantienen con los sectores más activos del movimiento que derrocó a Mubarak. Y no importa que estemos en pleno proceso electoral.

La foto revela hasta qué extremos han llegado las tropas en la represión. Nadie se ha librado. La mujer de la imagen ha sido zarandeada, golpeada y desnudada. Los soldados se han empleado en todo momento con una ferocidad inusitada. Ayer atacaron una sentada situada frente a las oficinas del Gobierno. Por la mañana, han prendido fuego a las tiendas que quedaban en la plaza Tahrir. Han agredido también a periodistas a los que han robado sus cámaras. Esta es la foto de un periodista después de ser golpeado tras haber intentado ayudar a una mujer.


—-

La crónica del día en Al Jazeera English:

Esta entrada fue publicada en Egipto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Así tratan los militares a las mujeres en Egipto

  1. Olivo dijo:

    Es que no hay palabras

  2. Pancho dijo:

    Los cuerpos inertes e inermes, todavía siendo golpeados, apaleados, pisoteados. No sólo la mujer.
    Nunca había visto algo así, ese ensañamiento sin sentido ni explicación ni motivo. No hay palabras, porque sencillamente no existe en ningún idioma una expresión para describir a esas cosas salvajes y rabiosas que portaban cascos y garrotes. Ni siquiera la mala excusa de tener la sangre caliente por haber estado reprimiendo una manifestación que se resistía. Claramente no había resistencia, ni amenaza de ninguna índole… quizás por eso.

  3. Pingback: Las mentiras de los militares egipcios | GUERRA ETERNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *