Circo y sangre en Bahréin

La Fórmula 1 ha hecho oídos sordos a las protestas de la oposición de Bahréin y de varios parlamentarios británicos. Habrá carrera este fin de semana mientras las fuerzas de seguridad reprimen a los que piden democracia en la calle. Todo es dinero y entretenimiento. Sería un gesto exagerado pedir que eso que llaman el circo de la carreras tuviera que suspenderse sólo porque el régimen utiliza el espectáculo para tapar las torturas, la detención de activistas pacíficos y las condenas a los médicos que atendían a los heridos por la represión.

Cuatro miembros del equipo de Force India se han visto implicados en una protesta cuando un cóctel molotov ha estallado cerca de su vehículo. Ninguno ha resultado herido. «We are here to race. The F1 business is about entertainment, and these sorts of things should not really be happening to us», ha dicho el piloto de la escudería Nico Hulkenberg. Pobre chico. Él sólo es uno de los monitos que hacen gracias con el volante. Lo suyo es el entretenimiento. ¿Por qué les molestan con esas historias horrorosas de sangre y fuego?

Imagen de la campaña de Reporteros sin Fronteras.

La viñeta de arriba es de The Independent.

Imágenes de las protestas del jueves.

Bahrain’s Formula One for Failure. Foreign Policy.

«Somos víctimas del doble rasero de Occidente». Mónica G. Prieto.

Esta entrada fue publicada en Bahrein y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Circo y sangre en Bahréin

  1. krom dijo:

    hombre a ver: llamarle ‘circo’ a la fórmula 1 es echar paletadas de porquería sobre tantos y tantos siglos de historia de trapecistas, equilibristas y domadores de elefantes. Domadores. La F1 es un invento de los nazis. No hay más que remontarse a sus orígenes, en el cumpleaños del Führer, cuando BMW y WV organizaron el GP de Treblinka. Acabada la guerra, los jerarcas nazis más aficionados a las carreras de bólidos se refugiaron en el Mattogrosso, llevándose consigo unos cuantos lingotes de oro. Así nació una especialidad, llamémosle deportiva, llamémosle mongoloide, que ha llegado hasta nuestros días.

    Las tendencias nazis de los actuales dirigentes de la Fasciola 1 han salido a la luz en más de una ocasión. Bernie Ecclestone, de hecho, es como el personaje encarnado por Peter Sellers en «Teléfono Rojo….». En la intimidad se le eyecta el brazo automáticamente. Ese tic es el que le llevó a comentar en una ocasión que «Hitler hacía que las cosas funcionen». Sobre todo los hornos crematorios.

    En cuanto a Max Mosley, presidente de la FIA (Fascist Inmund Associated) … Sobradamente conocida fue su aventura sadomasoquista en un ‘dungeon’ donde varias secretarias ataviadas estilo cuero-Gestapo le estaban arreando con un plumero en el culete. Max es hijo del jefe del partido nazi británico en los años 30. Su mamá, Diana Mosley, se casó primero con el multimillonario propietario de una famosa marca de cerveza y cuando este la espichó, en plenos juegos olímpicos de Berlin, se casó con el papá de Max, boda que se celebró en la cancillería del Reich, delante de toda la jerarquía, Goebbles y Himmler incluidos. La mamá de Mosley contaba con una lujosa berlina, cedida personalmente por Adolf, para sus desplazamientos por el maravilloso mundo del Reich.

    Estos son los antecedentes de esa porquería que día sí y día también nos meten por los canales de televisión como si fuera algo admirable.

  2. alter_ego dijo:

    Esto me recuerda a la época del apartheid, en la que también Suráfrica acogía un gran premio. Creo recordar que Alain Prost tuvo el detallazo de, tras ganar la carrera, negarse a subir al pódium en protesta. Un tío comprometido. (hablo de memoria, que alguien me corrija si me estoy equivocando)

  3. Pingback: Circo y sangre en Bahrein

  4. mglrivero dijo:

    Entiendo que esta carrera no se debería celebrar, pero lástima que se escucharan las mismas críticas cuando se celebró el Gran Premio de China.

  5. mglrivero dijo:

    Que no se escucharan, quería decir…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *