El éxito por el que Obama será recordado

Obama ya tiene en sus manos la victoria que le pondrá en los libros de historia. A un año y nueve meses del final de su último mandato, no es un logro menor. La reforma sanitaria ha cruzado el umbral a partir del cual podía considerarse un éxito: más de siete millones de personas han suscrito el seguro superando así la cota más optimista que se había planteado la Administración y que había tenido que reducirse a causa del desastre inicial por los problemas de software.

El segundo mandato de Obama está siendo decepcionante y a la defensiva. Suele ocurrir así. Cuando el presidente ya no puede ser reelegido, los altos cargos de la Administración prefieren ir cerrando carpetas antes que abrir otras nuevas, muchos ya están buscando trabajo o comportándose de forma que les sea más fácil asegurarse su futuro y el presidente pasa más tiempo pensando en su legado que en molestarse en construirlo. Viaja más al extranjero porque allí a fin de cuentas siempre recibirá tratamiento imperial. En su casa, es posible que ni siquiera los miembros de su partido le hagan caso.

El sistema sanitario que ahora no existe en EEUU no se basa exactamente en el concepto de sanidad universal presente en Europa, pero es la mejor forma que los políticos han ideado desde la Segunda Guerra Mundial para reducir el astronómico número de personas sin seguro médico. Es polémico porque los republicanos se han opuesto a él como si la reforma hubiera sido producto de una revolución bolchevique, porque las aseguradoras médicas cuentan con uno de los lobbies más poderosos y mejor dotados económicamente del país (y cualquier cambio podría, quizá no en este caso, reducir sus beneficios), y porque los norteamericanos sienten una aversión especial al incremento de poderes de la burocracia estatal (quien piense que eso que se llama el papeleo sólo existe en países como España no sabe de lo que está hablando).

Obamacare, con todos sus defectos, es el tipo de ley por el que se supone que los políticos son elegidos. Un proyecto imperfecto cuya aplicación completa necesitará de muchos años, que no tiene por qué ser más barato que la situación actual y que no acabará con todas las injusticias. Y a pesar de todo eso, es un cambio del status quo del que eran muy conscientes sus enemigos, y de ahí la retórica tremendista de los republicanos. Es la política de lo posible, incluso cuando los obstáculos son tan grandes que el éxito parece imposible.

Obama ya puede irse a la cama. Que lo despierten el 20 de enero de 2017. Mucho más no va a hacer.

Esta entrada fue publicada en EEUU y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El éxito por el que Obama será recordado

  1. -- dijo:

    Una historia digna de la sección de la america delirante. La empresa de productos de manualidades The Hobby Lobby (creada por supuesto bajo los preceptos bíblicos según sus fundadores) ha llevado al supremo al ‘Obamacare’ por vulneración de la libertad religiosa. El fundamento de la demanda es que al ser una corporación tienen los mismos derechos que una persona (en otros muchos aspectos legales esto es así) y por lo tanto se podrían ver obligados a costear los anticonceptivos y abortos de sus empleados, lo cual va en contra de sus creencias religiosas (de quién exactamente no lose, tengo dudas de si ofende al papel charol o al pegamento en barra).
    Independientemente de la lógica de la libertad religiosa su argumento tiene guasa. Al ser una empresa de más de cierto número de empleados (no recuerdo el límite) estarían obligados a proporcionar algún tipo de seguro médico a sus empleados , y estos a su vez podrían hacer uso de ese seguro para estos menesteres satánicos como comprarse preservativos o ir a hacerse un aborto (como si hubiera muchas aseguradoras que cubran eso…. Si ni siquiera cubren un parto).

  2. a j. dijo:

    En esto tiene razón Iñigo. Es un éxito y era necesario (para los estadounidenses, porque había muchos millones de personas, calculaban 34, como minimo, que no tenían ningúna clase de asistencia sanitaria. Si caían enfermos, tenían que vender la casa, o morirse sin tratamiento).
    Llevaban décadas (el partido Demócrata), intentando poner en pie alguna clase de sistema sanitario publico o universal. Esto no es eso, pero como dice en el blog, esto es lo que hay, y ha costado mucho conseguirlo..
    Estuve en Estados Unidos estudiando en la década de los 80, y teníamos debates escolares sobre un hipotético sistema publico sanitario. La gente estaba a favor (mayoritariamente a favor). Pero ganó las elecciones Reagan.. (y se acabó la historia).
    Había una crisis económica, los coches “americanos” ya no se vendían igual, y los diminutos coches japoneses estaban copando el mercado y eran los mas vendidos, eso les “comía la moral”.
    Yo estaba a favor, siempre, del sistema público de salud. Recordemos, que como siempre, y a diferencia de lo que dijo Clinton, “no es la economía” (en realidad es “la guerra”), y Reagan no llego a Presidente por “la crisis económica”, sino por el desgaste (y la traición de los servicios secretos de Estados Unidos al Presidente Carter) que supuso el megasecuestro de los rehenes de la Embajada en Teherán/Irán. Cada día, el “sistema de medios” de prensa predominante contaba en portada los días que llevaban los rehenes secuestrados. Ningún presidente habría sido elegido en esas condiciones (a la vez, negociando su liberación por un lado, y por otro enviando y que se estrellaron, los helicopteros de una misión militar “de rescate”…)
    Cuando Reagan fue elegido Presidente (en lugar de Carter) ..liberaron a los rehenes (ellos lo llaman “casualidad”, buena suerte, incluso le pusieron un nombre para definir el mandato de Reagan).

  3. a j. dijo:

    Yo lo llamo la traición de los servicios secretos a Carter. Estos servicios secretos eligieron presidente. Y decidieron que Carter no fuera reelegido.

  4. a j. dijo:

    Yo siempre he apoyado a Obama en su intento de construir un sistema de salud nacional.

    Pero siempre me he opuesto a la guerra sin fin, y a las constantes hipocresias, mentiras, y ocultaciones, y las constantes violaciones de derechos humanos (torturas, “vuelos de la CIA”, Abu Ghraib, Guantánamo, Drones, comandos “secretos” del JSOC/SOCOM, espionaje masivo, la venta de droga por parte de la CIA para financiarse, etc,etc etc.. A los demás países esto es lo que nos afecta, e incluso pone enpeligro nuestras democracias, como ha ocurrido durante tantas décadas en América Latina.

    “A Cruel and Unusual Record” (By JIMMY CARTER):
    http://www.nytimes.com/2012/06/25/opinion/americas-shameful-human-rights-record.html?smid=tw-share&_r=0
    (violating at least 10 of the declaration’s (UDHR) 30 articles)

    Aprovecho y cuelgo aquí un backup de mi cuenta de twitter “@btxcgnbv” (los pongo por toda Internet) para quien quiera consultarlos:
    https://backupify-services-export-store.s3.amazonaws.com/326624/twitter/1322281/btxcgnbv_book.pdf?AWSAccessKeyId=AKIAISUV2QVSE3GL3CTA&Signature=T39vjx%2FafEouiF5j%2Fb8yDKHCJaA%3D&Expires=1398861688

  5. himars dijo:

    Es una vergüenza lo del sistema sanitario estadounidense. Ya lo vimos en Sicko: http://es.wikipedia.org/wiki/Sicko.

    Un amigo mio, corresponsal de prensa en varias partes del mundo, me dijo una vez ‘es más peligroso viajar a EEUU sin un buen seguro médico, que ir sin escolta en algunos países de oriente medio’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *