El fracaso de la estrategia maximalista de Podemos

iglesias cabreado

Besos y cal viva. Una extraña argamasa para construir un pacto. No sabemos qué idea tiene Pablo Iglesias de un romance, pero más bien parece proceder de las obras de Shakespeare en las que corre la sangre. Algo de amor puede haber, pero para alcanzarlo hay que atravesar un camino de tormentos. Pocos querrían atravesar esa senda si deben fiarlo todo a una palabra que puede cambiar al día siguiente.

Continúa en Zona Crítica.

Esta entrada fue publicada en España y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.