El golpe ‘civilizado’ de Paraguay

El mensaje de despedida de Fernando Lugo ayuda a comprender algunas de las claves de su derrocamiento a través de un juicio político aprobado por el Congreso. El presidente paraguayo contaba con pocos apoyos entre los partidos de la oligarquía que han controlado la vida política del país en las últimas décadas, incluido los largos periodos en los que la defensa de sus intereses y el contexto internacional permitían el establecimiento de una dictadura.

Cuanto más se acercó Lugo a esos grupos más cerca estuvo su destitución. El desencadenante de la crisis fue el nombramiento de un político del Partido Colorado como ministro de Interior. Ese gesto de supuesta apertura fue entendido como de debilidad. Colorados y liberales procedieron a dar las últimas puntadas legales a un golpe de Estado civilizado.

La derecha promovió la destitución de Lugo. Pero sus intereses no se vieron muy amenazados por Lugo. “Los exportadores de soja en Paraguay solo pagan un 3% de impuestos, mientras que en Argentina pagan más del 30%, sostiene Rodríguez. “No pudo hacer gran cosa por la reforma agraria, pero consiguió implantar un sistema de salud que permitió a la mayor parte de la población obtener medicina de forma gratuita. También concedió subsidios para más de 20.000 familias que viven en la extrema pobreza y llevó el desayuno y el almuerzo gratuito a las escuelas públicas”, añade Óscar Rodríguez [economista y profesor en la Universidad Católica de Asunción].

La matanza de Curuguaty –el desalojo de una finca ocupada donde murieron once campesinos y seis policías– dio las razones políticas que faltaban. Los policías estaban cumpliendo una orden judicial algo más que polémica: estaba defendiendo los derechos de un empresario cuando en realidad las tierras eran propiedad del Estado.

No debe extrañar mucho porque Paraguay es un país en el que un juez puede llegar mintiendo al Tribunal Supremo y alegar que fue presionado, sufrió un lapsus mental o estaba medicado.

El editorial del diario ABC Color (antiLugo) deja patente que, para la oligarquía, el único problema de violentar la decisión de las urnas es que se produzcan disturbios en las calles. Si no es el caso,  eso demuestra que la ciudadanía «está cívicamente madura». La lección que han aprendido es: deberíamos haber expulsado antes a Lugo del poder. Ese es el mensaje más llamativo de fuerzas políticas que se consideran democráticas.

El golpe es una pésima noticia para la democracia liberal en Latinoamérica. Confirma a la izquierda la idea de que no hay posibilidades allí de un cambio social profundo sin el control de las instituciones judiciales y los medios de comunicación. No vale con ganar unas elecciones. Y no es necesario, por ser hasta contraproducente, llegar a acuerdos con partidos políticos de ideología diferente.

Hugo Chávez se sentirá reivindicado y utilizará a buen seguro lo ocurrido en Paraguay en su campaña electoral. Ningún político querrá acabar como Fernando Lugo.

13.30

Un detalle para nada irrelevante que había dejado fuera. El principal propulsor del juicio político contra Lugo fue Horacio Cartes, empresario que aspira a ser el candidato del Partido Colorado en las próximas elecciones presidenciales. Temía que el presidente apoyara a su rival en las primarias internas u ordenara al ministro de Interior que hiciera públicas las muy extendidas sospechas sobre los vínculos de Cartes con el contrabando y el narcotráfico. Aunque en realidad, más que sospechas, se trata de hechos confirmados.

Cartes aparecía en los documentos diplomáticos norteamericanos distribuidos por Wikileaks. La DEA investigó al empresario por blanqueo de dinero.

Un presidente que ha hecho negocios con narcotraficantes sería un gran paso adelante en la «institucionalidad» de Paraguay, tal y como la han llamado los partidarios de poner fin a la presidencia de Lugo.

Esta entrada fue publicada en latinoamerica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El golpe ‘civilizado’ de Paraguay

  1. rancio dijo:

    Dinero para leche gratis en las escuelas en vez de gastarlo en ampliar mansiones. Hasta ahí podíamos llegar tolerando a ese rojo subversivo.

  2. Héctor dijo:

    Paraguay es un país muy turbio, basta con poner un pie en Ciudad del Este, al lado de las cataratas de Iguazú, y ver todo el contrabando con Brasil y Argentina en acción para darte cuenta de que la política y la economía del país no puede ser trigo limpio.

    Lo mismo si vas a la zona anti-Evo de Bolivia Oriental en Santa Cruz, cuando empiezas a ver Hummers H3 y H4 por todas partes. Sólo con algo de petróleo y ganadería no aparecen ese tipo de coches en mitad de la nada.

    La narcoeconomía y los terratenientes agrícolas son un problema de difícil solución en esos países con instituciones tan frágiles y tanta pobreza.

  3. Estando de acuerdo con tu análisis no puedo estar más en desacuerdo con el tratamiento. Creo que el reto de los organismos de supervision deberia ser que, sin interferir en la soberanía de las naciones, sus constituciones se ajusten al derecho internacional y al respeto a las garanatias… LA constitucion de Paraguay es meridianamente clara, el Congreso puede hacer lo que ha hecho sin demasiadas explicaciones. Es inaudito que se puedan basar en un supuesto como «incumplimiento» del trabajo pero pueden, porque así está escrito. Pueden destituir y luego ir a la justicia o dicho en palabras de a centavo pueden disparar primero y averiguar despues. Eso es una aberracion pero en tanto está redactada de esta manera lo que se ha hecho en Paraguay es perfectamente legal y constitucional y si mañana con estos argumentos se fuera a una Corte internacional me temo que el Congreso paraguayo ganaría… No me gusta lugo, su deriva católica su asuntos de faldas, su estilo Berlusconiano de macho cabrío. Creo que nunca debio llegar a Presidente y creo que se puso una boina de izquierdas de una forma bastante oportunista como pasa en Venezuela. Por otro lado se nos olvida que no ha siso precisamente enemigo de los organismos financieros internacionales ni de las trasnacionales. Dar la imagen de un «rojo» destituido por la derecha no se ajusta demasiado a la realidad. Esto es cainismo por el poder puro y duro… Alentado por una constitucion que está escrita como el culo. Una prueba mas de lo que necesitamos madurar como sociedades

  4. Elías Mandeb dijo:

    Sí, la Constitución paraguaya lo permite y los pactos suscriptos por el Paraguay con la Unasur y el Mercosur nos permiten aplicar todo tipo de sanciones para normalizar la situación ¿Vamos a defender el Estado de Derecho o la soberanía del pueblo paraguayo?

  5. Lamentablemente no se puede soslayar el Estado de Derecho. Es lo que nos pasa cuando votamos constituciones adhoc… Un dia se nos vuelven en contra. A nadie en Venezuela le ha importado por ejemplo, que la constitucion es un verdadero desaguisado que anula la verdadera separacion de poderes, se hizo adhoc… Y se voto por simpatia politica… LO mismo pasa en otros paises. Los organismos deberian corregir estos desajustes. Por supuesto UNASUR puede y debe aislar a Paraguay, pero no se puede hablar de golpe de Estado no lo es. Y si no se corrige la situacion el resto de los paises es muy libre de expulsar a Paraguay del Mersosur, lo que no es claro que sea posible es que puedan forzar a una restitucion y no se puede porque lo hecho por el congreso está estrictamente apegado a una mierda de constitucion. Todavia queda lo que debia haberse hecho primero, que se pronuncie el constitucional. Es como deberia estar redactado, si hay una falta del Presidente se denuncia, se investiga, se pide el desafuero por parte de la fiscalia y un tribunal superior deberia fallar, es entonces cuando el congreso deberia destituir para dejar paso a la justicia. Pero en la Constitucion paraguaya no es necesaria la justicia para destituir a un Presidente electo por el pueblo, eso deberia ser denunciado en organismos internacionales

  6. Ya lo vimos antes… Los pactos suscriptos solo funcionaran si al Gobierno paraguayo le interesan esos pactos. Visto lo visto parece que les interesan una mierda… Mala deriva, en Paraguay y en Mexico pareciera que el narco (que no las trasnacionales, no se trata de nuevo de la UNITED FRUIT) está ganando la batalla política. En Mexico elegiran probablemente a un Presidente muy sospechoso de estar hasta las cejas relacionado con el narco si no ocurre el milagro de que AMLO derrote al stablishment y en Paraguay me parece que irán por el mismo camino. En todo caso no se porque hablamos de America solamente en Europa ponemos una troika donde antes habia votos y todos hablando de democracia

  7. Xaquín dijo:

    Iba a escribir que avanzamos algo, ya que Lugo se fue andando y Allende no, pero, después de leer a Mercedes, no me resultan comparables ni por asomo Lugo y Allende…que jodida es (y está) la política!

  8. ari dijo:

    O sea que los latinoamericanos pueden elegir entre votar a los corruptos oligarcas fascistas de la derecha, o a los igualmente corruptos comunistas mesiánicos de la izquierda. ¿Con qué mano prefieres que te robemos, compañero: con la derecha o con la izquierda? Qué ganas tengo de que las grandes corporaciones se dejen de intermediarios y los Bildelberg gobiernen el mundo sin caretas ni fachadas de una maldita vez…

  9. Javier G dijo:

    Lo real es que casos como el de Lugo o lo que sucedió en Honduras, le dan más gasolina a las tesis «bolivarianas» de controlar el poder judicial, intervenir las fuerzas armadas y cooptar a los medios como garantía de continuidad en la política así de crear instrumentos «novedosos» como tribunales anticorrupción extraordinarios o insólitos reglamentos que inhabiliten a políticos teóricamente culpables de cohecho. Ahora, detrás de la derecha política está el narcotráfico, el VERDADERO ENEMIGO que se está comiendo México a bocados y que ha penetrado en el tejido de clase política hace largo tiempo en países como Colombia y Perú. Y, qué decir, Paraguay también.

  10. Pingback: El golpe ‘civilizado’ de Paraguay

  11. Sara Ledoux dijo:

    !Viva el Uruguay¡

  12. Sara Ledoux dijo:

    Y viva también, en libertad, eso sí, el pobre Paraguay!!!

  13. miguel angel dijo:

    Este golpe de Estado legal de la oligarquía contra un presidente elegido democráticamente demuestra que es necesario un cambio de la Constitución para que no puedan llegar a dirigir el país personajes de la oligarquía mas reaccionaria

  14. mexicano dijo:

    para javier g. aca en mexico es terrible el problema del narcotrafico, yo la verdad no comprendo porque no se fusila a los drogadictos simple y llanamente, sin demanda no hay oferta uno quiere un pais tranquilo para sus hijos, no despertarse cada dia con el terror de morir en una balacera, ser secuestrado o levantado y aparecer desmenbrado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *