El informe Nemtsov sobre la implicación rusa en la guerra de Ucrania

nemtsov ucrania

Boris Nemtsov no logró cumplir su propósito de completar un informe sobre la implicación rusa en la guerra de Ucrania. Fue asesinado en Moscú el 27 de febrero. De hecho, ni siquiera comenzó a escribirlo. Sus amigos y partidarios lo han finalizado con las anotaciones y el material que él recogió. Dicen que no hay muchas revelaciones nuevas, pero sí la recopilación de la información conocida por la oposición rusa a través de lo que han aportado familiares de soldados y organizaciones de derechos civiles. Se titula ‘Putin. Guerra’.

Los autores del informe dicen que han confirmado la muerte de 150 soldados rusos en agosto en la región este de Ucrania y otros 70 en la batalla de Debaltsevo en febrero, donde las fuerzas de Kiev fueron derrotadas. En el primer caso, los familiares de los fallecidos recibieron una indemnización de dos millones de rublos, unos 35.000 euros. Se vieron obligados a firmar una cláusula de confidencialidad.

Un exviceministro de Hacienda, Sergei Aleksashenko, ha hecho una estimación del precio económico de la guerra. El coste total es equivalente a 49.000 millones de euros, pero casi en su totalidad, corresponde a la integración de Crimea en Rusia. El gasto en la guerra del Este de Ucrania incluye 367 millones de euros en una fuerza de 6.000 voluntarios rusos, 436 millones en pagar a las milicias ucranianas del Este, y 121 millones en material y suministros. Además, se ha gastado 1.400 millones de euros en ayudar a los refugiados de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk.

Todos los soldados que aceptaban combatir en Ucrania tenían que firmar la baja del Ejército para así poder alistarse como “voluntarios”.

Sólo se han impreso 2.000 copias del informe para la presentación. Para una distribución más amplia, necesitan que una imprenta se ocupe del trabajo, y de momento nadie se ha mostrado dispuesto a hacerlo.

Reuters ha hablado con varios soldados rusos que abandonaron el Ejército. Dos de ellos se habían negado a ir a luchar a Ucrania.

“En Rusia, todos los hombres de entre 18 y 27 años tienen que pasar 12 meses en el Ejército. Por ley, esos reclutas no pueden ser enviados al extranjero. Pero según activistas de derechos humanos, los militares les prometen incentivos económicos para firmar contratos que les convierten en soldados profesionales. Los oficiales presionan luego a los soldados para que vayan a Ucrania”, dice Reuters.

Uno de esos activistas ha hablado con 30 soldados que estuvieron combatiendo en Ucrania. Los sueldos de los soldados profesionales han subido desde 2010. Ahora cobran entre 20.000 y 40.000 rublos al mes, en función del rango. El sueldo medio en Rusia es de unos 30.000 rublos (532 euros).

 

Esta entrada fue publicada en Rusia, Ucrania y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.