Historias de Españistán

¿En qué quieres gastar 15.000 euros? ¿En las vaquillas o en crear puestos de empleo eventuales?

La duda ofende.

Esta entrada fue publicada en Crisis, España y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Historias de Españistán

  1. Que nos intervengan de una puta vez. Nos lo merecemos.

  2. 1052 dijo:

    Pues me parece estupendo que voten aunque no esté de acuerdo con el resultado. Al menos han podido elegir, y total no muchos trabajos se podrían crear con 15.000€ y quizás más trabajo den las fiestas del pueblo.

    El titular me parece de lo más demagógico…

    Y los que creen que la intervención va a mejorar las cosas desde el punto de vista cultural, corrupción, trapicheos, no tienen más que mirar a Grecia. A Alemania lo único que les interesa es que les devuelvan las deudas y que no quiebre el euro, que haya corrupción, toros o lapidaciones les importa un pimiento.

  3. Mi nombre es Sombra dijo:

    Por escuchar la versión «del pueblo»: en el telediario del mediodia de no recuerdo qué cadena aparecían vecinos del pueblo diciendo que, a pesar de estar ellos mismos en el paro, iban a votar a favor de los toros porque en el caso de gastar el dinero en puestos de trabajo, las personas agraciadas con dichos puestos de trabajo ya estaban adjudicadas a dedo, dando a entender además que es lo que ha pasado siempre en el pueblo (recordemos que el trabajo no lo darían empresas, sino el ayuntamiento). Es decir, se trata de un caso de libro de teoría de juegos en el que el jugador, ante un reparto que percibe como injusto, decide romper la baraja:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Juego_del_ultim%C3%A1tum

    Resumiendo: ¿que los de fuera del pueblo tenemos motivo para cabrearnos? Sí, pero no con los que han votado a favor de los toros, sino con el ayuntamiento por preguntar en lugar de decidir directamente en gastarse el dienro en «empleo». Y, por supuesto, con todos los ayuntamientos que no han preguntado a sus ciudadanos y se van a gastar dinero en toros y fiestas varias.

  4. Anonimo enmascarado dijo:

    A Ramón García y a los de Tendido 0 les gusta este resultado

  5. pandereta dijo:

    La división en partidas de un presupuesto es una tarea multifactorial, de opciones excluyentes y sujeta a la obligación de obtener un saldo global justo. Cuando se meten elementos tan dispares en una votación es porque el que manda quiere una excusa para desviarse de lo ético amparado en que el voto secreto abre más la mano al egoísmo y la comodidad del votante.

  6. PRESIDENT MAO dijo:

    Pero si los ayuntamientos de este país ya hacen lo que les sale de los cojones, ¿de verdad crees que necesitan excusas?

  7. Gabriel dijo:

    Leía la noticia y pensaba: «ya verás como no tarda en aparecer el casposo de turno a gritar `¡demagogia!` a los cuatro vientos». Y en efecto, en el primer comentario, ¡zasca!

    Tenemos lo que nos merecemos. Pero tranquilos, que por mucho que se hunda el país seguirá habiendo dineros para toros, curas y flamenco. Y si a alguien no le gusta, es que es un demagogo.

  8. Dr.Turbio dijo:

    En Zestoa (Guipuzcoa) han realizado el mismo referendo con resultado similar

    http://www.diariovasco.com/v/20120604/cultura/zestoa-dice-novilladas-20120604.html

    Pero las críticas e insultos que estoy oyendo en la radio y leyendo en diferentes foros no solo no se repiten para los vascos, es que hay periódicos que ni publican esta noticia. Aquí no se trata de toros sí empleo no (la feria también es una inversión que ayuda a bares y restaurantes) aquí hablamos de otra cosa.

  9. pandereta dijo:

    Si el beneficio económico del evento es un hecho demostrable o una proyección basada en lo precedente, se trata de una decisión técnica a tomar por el responsable adecuado, y defendible con argumentos/cifras. En un espectáculo la parte del respetable es expresarse aplaudiendo; la elaboración del presupuesto tiene que ser responsable, equitativa y justa. El que la pasa al ámbito del happening no tiene nada de gestor serio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *