Impeachment – Día 1

Comienzan las audiencias en la Cámara de Representantes del proceso de destitución (impeachment) de Donald Trump. Hoy miércoles prestan declaración Bill Taylor, el actual embajador norteamericano en Kiev, y George Kent, alto cargo del Departamento de Estado para temas de Eurasia y Europa. Taylor declaró en la Cámara a puerta cerrada que se sabía que Trump había retirado la ayuda militar a Ucrania hasta que su Gobierno iniciara una investigación sobre Jose Biden y los negocios de su hijo en ese país. Kent declaró que Trump quería que el presidente ucraniano Zelensky anunciara personalmente esas investigaciones.

Esta es la señal en directo de la sesión facilitada por The Washington Post.

16.16
La sesión comienza con un discurso del demócrata Adam Schiff, presidente del Comité y una de las bestias negras particulares de Trump. Está haciendo un relato de los hechos con el que acusa al presidente de haber intentado utilizar al Gobierno ucraniano para hacer descarrilar la campaña de Joe Biden en las primarias demócratas. El exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudolph Giuliani, dirigió una política exterior «informal» con la que presionar a los ucranianos en dos frentes, dice: implicar a políticos ucranianos en una supuesta conspiración para impedir la victoria de Trump en 2016 y encontrar material comprometedor sobre Biden y su hijo de cara a las elecciones de 2020.

Después, llega el turno de Devin Nunes, el congresista republicano más importante del Comité. Afirma que la presunta implicación de Trump en una operación rusa para interferir en las elecciones de 2016 fue desestimada por el fiscal especial y quedó en nada. Pocos días después, apareció la investigación sobre los contactos de Trump con el presidente ucraniano, a la que ha llamado «una cuidadosamente orquestada operación política y mediática».

16.50
Kent es diplomático de carrera desde 1992. Habla ucraniano, ruso y tailandés. Ante este Comité ya declaró a puerta cerrada que Giuliani estaba montando una operación de desinformación contra Biden y la entonces embajadora de EEUU en Kiev Marie Yovanovitch, que luego fue destituida por órdenes de Trump. Ahora en su primera intervención reitera esa acusación. Kent agradece al Congreso haber desbloqueado la ayuda a Ucrania con votos de republicanos y demócratas y que había sido paralizada por Trump en su presión sobre Zelensky. Para reforzar su credibilidad, Kent dice que planteó a Joe Biden cuando era vicepresidente que la presencia de su hijo, Hunter Biden, en el consejo de administración de la empresa ucraniana Burisma podía suponer al menos «la apariencia de un conflicto de intereses».

17.15
Taylor no es diplomático de carrera. Ha servido en puestos relacionados con la política exterior en las administraciones de varios presidentes republicanos desde los tiempos de Reagan. Ahora declara en su primera intervención que trae preparada que la retirada de la ayuda de 400 millones de dólares a Ucrania suponía un golpe para los propios intereses de la política exterior de EEUU en la zona y además ayudaba al Gobierno ruso en su guerra contra Ucrania.

Por su experiencia, fue reclutado para ocupar la embajada en Kiev por el actual secretario de Estado para sustituir a Yovanovitch. Pronto descubrió que había dos canales de intervención en la política ucraniana. Uno, el oficial y normal a través de la embajada y el Departamento de Estado. El segundo estaba formado sobre todo por Giuliani y otros políticos de la Administración deseosos de complacer los deseos de Trump. Así explica lo que pensó cuando Trump decidió congelar la ayuda a Ucrania: «Otras personas y yo nos quedamos perplejos. Los ucranianos estaban luchando contra los rusos y contaban no sólo con el entrenamiento y el armamento, sino con la confirmación del apoyo de EEUU. En ese instante, comprendí que uno de los pilares de nuestro total apoyo a Ucrania estaba siendo amenazado».

Sobre la muy conocida llamada telefónica de Trump a Zelensky del 25 de julio, Taylor afirma que le fue ocultado su contenido. No pudo acceder a la transcripción (en realidad, no una transcripción literal, sino un amplio resumen) de esa llamada, a pesar de su nombramiento para la embajada. Es la llamada en que Trump insistió en que Zelensky investigara a la empresa en la que había participado el hijo de Biden y se quejó del cese del fiscal general decidida por el presidente ucraniano poco después de ganar las elecciones.

17.25
Taylor se refiere a otro testigo importante que declarará la próxima semana: «Durante esa llamada telefónica, el embajador Sondland (en la UE) me dijo que el presidente Trump le había dicho que quería que el presidente Zelensky declarara en público que Ucrania investigaría a (la empresa) Burisma y la supuesta interferencia ucraniana en las elecciones de EEUU en 2016».

Esa llamada de teléfono de Trump a Sondland será examinada en detalle por los congresistas. Tiene material que puede ser utilizado en beneficio de ambas partes. Según Sondland, Trump no le pidió un ‘quid pro quo’ directo, pero sí que Zelensky anunciara en público que se iba a investigar a la empresa Burisma. Esa exigencia es un asunto delicado, porque la única razón por la que Trump estaba interesado en Burisma es porque en su consejo estaba el hijo de Biden.

Por eso, Trump estaba llamando a Sondland (no es habitual que un presidente llame directamente a un embajador a menos que haya en ese país un conflicto que implique directamente a EEUU o en el que haya tropas de EEUU). El presidente quería saber cómo iban las investigaciones en Ucrania y qué iba a hacer al respecto Zelensky.

Esta entrada fue publicada en EEUU y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.