Los guardaespaldas de Erdogan agreden a manifestantes kurdos en Washington

Erdogan ha sido recibido en la Casa Blanca por Trump con todos los honores. Se ha comprometido a apoyarle en su guerra contra el PKK kurdo y ha elogiado sus esfuerzos, sean los que sean, por poner fin a la guerra de Siria, aunque la prioridad del Gobierno turco no parece ser esa. “Un gran honor tenerlo en la Casa Blanca con nosotros”, ha dicho Trump.

El mismo día, había una concentración frente a la residencia del embajador turco en Washington, cuando Erdogan estaba dentro. Estaba convocada por el partido de los kurdos sirios. La policía ha denominado enfrentamiento a las peleas ocurridas en el exterior, pero las imágenes dejan bastante claro quién pega más fuerte. En el comienzo, los que están en la parte izquierda de las imágenes son guardaespaldas de Erdogan y personal de la embajada. En la parte derecha, están los manifestantes. Tras un momento de calma, cuando la policía los separa, los guardaespaldas se lanzan a la zona ajardinada para golpear a los manifestantes. Los escoltas propinan patadas a algunos que han caído al suelo, varias veces en algunos casos.

Hubo nueve heridos y dos detenidos. La policía de Washington adoptó una postura bastante pasiva en la batalla, que se produjo en suelo norteamericano. Los guardaespaldas de Erdogan no tuvieron problemas para comportarse como si estuvieran en su país.

Esta entrada fue publicada en EEUU, Turquía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.