Miedo, asco y algo de risas en los mítines de Trump

Tres millones de visualizaciones después, está claro que el vídeo de Mike Diva es el mejor spot de la campaña norteamericana (y no, no es de una televisión japonesa, sino una parodia con un final glorioso que deja claras las intenciones del autor). Pero antes de que pensamos que esa mezcla de entretenimiento, culto a la personalidad e ideas extremas es lo que está detrás del éxito de Donald Trump, podemos echar un vistazo a los tuits con los que hace unos días un periodista resumió su experiencia en un mitin de Trump en Carolina del Norte. Aquí van algunos de ellos:

Para aliviar el impacto de esta descripción, no muy distinta de la que han hecho otros periodistas en mítines de Trump, hay que recordar que no siempre los asistentes a los actos electorales de los candidatos son representativos de sus votantes. Es una forma de consolarse.

En el apartado de las parodias, veamos este otro spot sobre las “manos pequeñas” de Trump, un chiste que lleva circulando 30 años y que resucitó en las primarias. Lo ha hecho una pequeña SuperPAC que declara 1.753 dólares en donaciones. “Aunque la mayoría de nuestras donaciones son pequeñas, son significativamente más grandes que las manos de Trump”, dijo un portavoz.

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.