Qué poca memoria tiene John Kerry

kerry

John Kerry dijo este fin de semana que Rusia se está comportando como una potencia del siglo XIX en la crisis ucraniana. En la misma frase, el secretario de Estado dijo algo aún más interesante: “No es de recibo comportarse al estilo del siglo XIX, estando en el siglo XXI, cuando invades otro país utilizando excusas fraudulentas”.

Ah, la hemeroteca. En EEUU algunos no han tardado mucho tiempo en recordar que Kerry, como senador, votó a favor de la resolución favorable al uso de la fuerza contra Irak en 2002, con la que Bush ya tenía vía libre del Congreso norteamericano para invadir Irak al año siguiente. La resolución estaba basada en pruebas, cómo decirlo, que bien podrían definirse como “excusas fraudulentas”.

Más cachondeo. En 2013, Kerry intentó, con la falta de habilidad que le caracterizaba, distanciarse de esa decisión con el argumento de que se había opuesto a la guerra.

Con razón, The Washington Post le concedió cuatro Pinochos por su intento de negar la realidad. Por mucho que lo negara, “Kerry votó para autorizar el uso de la fuerza contra Irak, creía que los datos de inteligencia demostraban que (Sadam) Hussein tenía armas de destrucción masiva, y dijo que no había más opción que lanzar una invasión para desarmarlo. Kerry pudo haber sido muy crítico con las iniciativas diplomáticas de Bush antes de la invasión, pero eso no es lo mismo que oponerse a la guerra cuando empezó”.

En materia de invadir países, siempre ha habido clases.

23.30

Un artículo muy interesante de Jack Matlock, que fue embajador de EEUU en la URSS entre 1987 y 1991. Para el tema que nos ocupa, me fijo en los dos últimos párrafos:

“Hay varias cuestiones importantes por considerar. Una tiene que ver con el principio de ‘integridad territorial’. Sí, es importante, pero no es el único principio. Los rusos afirmarían, con algo de fundamento, que EEUU se interesa por la integridad territorial sólo cuando conviene a sus intereses. Los gobiernos norteamericanos tienen un historial de ignorarla si les beneficia, como cuando EEUU y sus aliados de la OTAN violaron la integridad territorial de Serbia para crear y luego reconocer un Kosovo independiente. También cuando apoyaron la separación de Sudán del Sur de Sudán, Eritrea de Etiopía, y Timor Oriental de Indonesia.

En cuanto a la violación de la soberanía, Rusia apuntaría que EEUU invadió Panamá para detener a Noriega, invadió Granada para impedir que ciudadanos norteamericanos fueran capturados como rehenes (a pesar de que nadie les había detenido), invadió Irak bajo premisas falsas sobre las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein, ataca a personas con drones en algunos países, etc., etc. Por decirlo de otra manera, los alegatos de EEUU sobre el respeto a la soberanía y el mantenimiento de la integridad territorial pueden parecer a un presidente ruso lo mismo que reservarse unos derechos especiales que se niegan a otros”.

Bola extra de Matlock sobre Ucrania como nación independiente y Estado semifallido:

“El hecho es que Ucrania es un Estado, pero aún no una nación. En los más de 22 años desde su independencia, no ha encontrado a un líder que una a todos sus ciudadanos bajo una idea común de identidad ucraniana”.

Con independencia de la conducta de Moscú (a Ucrania se le podría aplicar la famosa frase de México, en este caso: pobre Ucrania, tan lejos del Dios de los ortodoxos y tan cerca de Rusia), el país ha sufrido los mismos problemas políticos y económicos cuando ha sido gobernado por los líderes de la Ucrania prorrusa y oriental que cuando ha sido regido por los de la Ucrania proeuropea y occidental). Y eso no se cura derribando a un Gobierno, por incompetente y corrupto que sea.

Esta entrada fue publicada en EEUU, Propaganda y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Qué poca memoria tiene John Kerry

  1. Frann dijo:

    Memoria, no, vergüenza, es lo que no tiene la gente esta.
    (Lo digo así en general, para que pueda ser aplicado a más casos).

  2. albert dijo:

    Se cree el ladrón, que todos son de su condición.

  3. Calavera2000 dijo:

    Lo que tiene Kerry es cara de patata.
    Es que no hay nadie en el mundo diplomatico que les pregunte “¿Y vosotros que hicisteis en Granada, en Panama, en Kosovo, en Irak, en Libia y financiando a salafistas en Siria?”. Parece que estos cinicos hipocritas se dan el gustazo de decir semejantes sandeces porque no hay nadie que les replique.
    Eso nos da una imagen de lo que es eso que llaman “comunidad internacional”, un grupo de mandatarios de paises serviles plegados a los intereses de EEUU. Y como cuando se reunen todos son iguales, no pasan verguenza alguna.

  4. Dr. Pointer dijo:

    Pues menuda sarta de memeces dice ese hombre. Timor-Leste fue ocupado e invadido por Indonesia, y su población masacrada en distintas ocasiones. Se expresaron mediante referéndum válido de forma masiva y aplastante por la independencia, por cierto, exactamente igual que Eritrea o Sudán del Sur. Eritrea es lo mismo, fue ocupada y anexionada por Etiopía igual que Marruecos hizo con el Sáhara. A mí todo esto me parece de coña, si algo es de justicia y viene avalado por un referéndum, como si a Hitler le parece cojonudo. Que Kosovo sea una casa de putas y un Wal-Mart de distribución de drogas con aviones robados en Angola eso no tiene nada que ver para que sea legítima o no su declaración de independencia, total, más blanqueadero de drogas que Hispanistán está por verse.

    Lo de Ucrania y México es una boutade, con todo respeto, vamos. Primero que ni 1 de cada 3 mexicanos hablan inglés, ni Rusia le ha quitado un kilómetro cuadrado de territorio a Ucrania (al menos, no todavía). Al revés, ha sido Ucrania la que se ha anexado territorios rusos.

    Las comparaciones tienen el recorrido que tienen, pero si ya no sirven ni para llegar a la vuelta de la esquina…

    Dicho sea de paso, EEUU no ganó nada con la independencia de Sudán del Sur, al contrario, fue China quien pilló sitio y cacho, y eso fue la ruina de Sudán del Sur, porque acto seguido EEUU se puso a torpedear todos los negocios chinos, pero como diría Corleone, no porque EEUU tuviera la más mínima necesidad o se viera obligado por factores geopolíticos. Qué va. Sólo por j-o-d-e-r.

    Como tampoco ganó nada con la de Timor-Leste, aunque aquí les vino Dios a ver que los que entraron a mangonear fueron los australianos, si llegan a ser los chinos ya estaba armada otra vez. Pasa que los chinos los negocios ya los tenían y los tienen con la propia Indonesia (otro estado artificial donde los haya que acumula papeletas para terminar como el Rosario de la Aurora). Por cierto, como curiosidad, Timor-Leste, como colonia portuguesa, circulaba por la derecha, por razones muy rocambolescas (incluyendo la ocupación japonesa), Indonesia, a pesar de no haber sido colonia británica, circula por la izquierda. Cuando se anexaron (a tiros y fosas comunes) Timor-Leste, los cambiaron a circular por la izquierda. Y ahí se han quedado, claro.

    Finalmente, lo de no encontrar un líder que aglutine (palabro especializado al efecto, que en realidad significa “pegamento”) a la población de un estado, y usar esto como indicador de la cohesión del mismo, es la boutade máxima. Sin movernos del sitio, jamás ha existido en Hispanistán semejante espécimen, y es evidente que no sucederá jamás. Y la propia Hispanistán no está muy lejos de la división numérica ucraniana, el núcleo españolista puro frente a la suma de no-españolistas andará por ahí.

    De hecho las rupturas de los estados no se deben a la crisis, no directamente. Los estados para mantenerse, más sobre todo cuanto más artificiales, necesitaban ingentes consumos de recursos. Como los recursos se están achicando, el barco simplemente se parte, eso es todo.

    Que dudo que sea el caso de Ucrania. Rusia no busca ninguna partición, de hecho cualquier cosa que no sea desalojar a los golpistas puede considerarse un fracaso para Putin.

  5. mordisquitos dijo:

    En ucrania nunca han gobernado prorusos, lo que pasa es que los medios tanto ucranianos como externos usan ese calificativo con mucha facilidad cuando las cosas no son como les gusta. Simplemente todos han jugado a ambos lados.

    Timoshenko: Considerada prorusa por los ucranianos (ver la manifestación de femen del otro día para incrédulos), sin embargo estuvo siempre en contra de la renovación de la base rusa de Sebastopol, es mas, cuando fue encarcelada, las únicas presiones (y no pocas) para que la sacaran vinieron de la UE. Ya no hablemos del corte de gas que se produjo.

    Yushenko también fue acusado de proruso por apoyar a Yanukocih al final de su carrera, a pesar de tener una carrera política totalmente antirusa.

    Yanukovich mas de lo mismo, coqueteó tanto con Rusia como con la UE, siendo su objetivo principal entrar en la UE, pero claro, no a cualquier precio. Lo que los medios vendieron que dió un giro hacia Rusia, cosa falsa.

    Y ya si nos vamos a los presidentes anteriores a la revolución naranja y los promotores de la independencia, también fueron acusados de ser prorusos.

    Todos han sido bipolares, ya no solo con vistas partidistas para intentar agradar a una sociedad dividida, sino que aunque todos miraban hacia la UE, sabían que sus exportaciones eran principalmente a Rusia, creando esa bipolaridad. Algo que a pesar de ser malos gobernantes y a manos del FMI, estuvieron presionados por países que solo entienden el “o estás conmigo o estás contra mí”, algo que va en contra de la bipolaridad necesaria en un país bipolar.

  6. Flanker dijo:

    Pues menuda tontería de análisis por parte del señor Matlock, con perdón. Hace veinte años los ucranianos se sentían miembros de un mismo estado y de una nación. Las divisiones lingüísticas de las que tanto les gusta hablar a los medios ni existían ni prácticamente existen en la actualidad (quitando Crimea, claro). Los ucranianos del este siempre han sido bilingues en su mayoría y los del oeste entienden el ruso perfectamente (ven películas rusas, leen libros rusos,…). La idea de partir Ucrania es una chorrada que viene de fuera (aunque, como todas las chorradas, pueden hacerse realidad a la fuerza).

    Lo que ha pasado en estos veinte años es que el país ha sido saqueado día y noche por una élite oligarca (y eso a pesar de que el índice de desigualdad de la sociedad ha permanecido bastante bajo). La catástrofe de Ucrania se resume en una gráfica:

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/55/Population_of_Ukraine_v.2.PNG

    El país, que llegó a tener 52 millones de habitantes en 1993, no ha parado de ver cómo su población ha disminuido desde la caída de la URSS. Este colapso demográfico es común en otros países del este de Europa “rescatados” por el capitalismo, pero mientras que otros países han remontado o se han estancado (Rusia), Ucrania ha seguido perdiendo ciudadanos a un ritmo constante.

    Ucrania es un fracaso, sí, un fracaso económico y social que nada tiene que ver con la existencia o no de un concepto de nación ucraniana. Los grupos fascistas que forman parte del gobierno golpista de Kiev han cobrado fuerza en estos diez años precisamente por la falta de esperanzas de una población cada vez más empobrecida y agotada.

  7. Flanker dijo:

    mordisquitos: es que se confunde prorruso (a favor de la etnia rusa) con prorruso (a favor del estado ruso). Son dos prorrusos distintos. Yanokovich es a veces calificado como prorruso simplemente por ser ruso parlante (русский), pero ni él ni la élite ucraniana han sido nunca prorrusos en el sentido de apoyar sin contrapartidas los intereses de Rusia. Los ruso parlantes del este se muestran lógicamente más próximos a Rusia que a la UE, pero no porque se consideren ciudadanos rusos (россйиские). Es por eso que la revolución popular del este de Ucrania que tiene lugar estos días y en la que hemos visto izar banderas rusas en el este es algo tan chocante y muestra el grado de desesperación de la población.

    Con respecto a lo demás, ¿de dónde sacas que Timoshenko sea considerada prorrusa?

  8. Nocioni dijo:

    Pero Flanker, ese fracaso económico y social también contribuye al fracaso de unificación nacional. No creo que sean excluyentes (se me viene a la cabeza la historia contemporánea de España y especialmente el siglo XIX; fracaso de revolución industrial y desarrollo económico, fracaso de construcción del Estado, fracaso de nacionalismo estatal…), lo que pasa es que esta peña viene de la escuela historicista y diplomática inglesa, no del materialismo histórico, y por eso obvian el componente económico y social y hablan tan alegremente de “construcciones nacionales”.

  9. ¿Saben quién es la mujer de este tipo? dijo:

    Teresa Heinz.

    http://elpais.com/diario/2004/10/31/eps/1099204008_850215.html

    ¿Os apetece hacer un boicot a sus productos?

    A mí sí.

  10. Flanker dijo:

    Nocioni: no son excluyentes, por supuesto, pero a lo que voy es que hace veinte años no existía un problema real de división este-oeste. Ahora sí. El problema se ha creado por culpa de unas desigualdades sociales enormes y una clase política que ha usado el nacionalismo de uno y otro bando de forma partidaria. Por ponerte un ejemplo: Timoshenko siempre fue ruso parlante, pero desde que accedió al gobierno solamente habla ucraniano. El idioma como arma arrojadiza. En Ucrania el nacionalismo extremista y el fascismo es la consecuencia, no la causa.

  11. Dr. Pointer dijo:

    Flanker, la URSS no fue modélica de nada en el aspecto de integración étnica. Que muchas cosas se hicieran (infinitamente) mejor que en otras latitudes, eso no quiere decir que se hicieran bien. En la URSS anterior a Andrópov existía una política de rusificación acelerada, se llegaba a niveles de que en Ucrania (que es de lo que estamos hablando) no había carteles en ucraniano, sino en ruso, sobre todo en las ciudades. Que el rumano de Moldavia llegase a escribirse en alfabeto cirílico es simplemente demencial.

    El problema es que cuando existe un empecinamiento en imponer tesis y políticas, además contraproducentes, dejas un nicho que a la larga lo llenan indeseables. Estos lodos de nazis que vemos vienen de aquellos polvos. Sí, sí, al polvo hay que echarle agua, pero sin polvo no hay lodo.

    Que en muchas repúblicas ex-soviéticas el papel “nacionalista” y “libertador” lo desempeñen, en el mejor de los casos, fuerzas cerrilmente conservadoras, y en el peor, abiertamente fascistas, se debe a la carencia de fuerzas de izquierda que llenasen ese nicho. Ni mucho menos es secundario el papel de los lobbies estadounidenses de inmigrantes (o sea, mafiosos que se hicieron ricos que buscan el apoyo de sus compatriotas), esto es particularmente sangrante en el caso de las repúblicas bálticas (que se están quedando solas en la UE), y contrasta de manera brutal con el caso armenio, donde esos mismos lobbies, por pura geopolítica, apoyan una política de aproximación y alianza con Rusia, y les suda la polla lo que diga el Pentágono.

    Rusia tiene muchos problemas, pero ahora mismo el principal es que no ofrece una imagen atractiva, y con razón. Mucha gente en las ex-repúblicas soviéticas ven en ella lo peor de la URSS sin nada de lo bueno que había, y eso crea, como no puede ser de otro modo, un rechazo. En el Kremlin son bastante más inteligentes que en el Tea Party, eso está claro, e imagino que esto lo han notado de sobra, pero no se les ve una especial preocupación, y en mi opinión deberían. De hecho, en Rusia a la auténtica izquierda se la persigue con saña por no hablar de otras minorías, y desde luego no hablamos de grupos que estén siendo manipulados por EEUU.

    En cualquier caso, este conflicto está siendo muy bien llevado por Rusia. Se está poniendo de manifiesto de forma brutalmente plástica y visual la interdependencia económica entre la UE y Rusia, y las nulas relaciones entre Rusia y EEUU. Sólo esto está produciendo un impacto de fuerte calado. No me hago ilusiones, pero hay una posibilidad que el tratado de libre comercio entre EEUU y la UE se vaya a la mierda precisamente por todo esto. Sería todo tan redondo que no me lo puedo creer.

  12. Dr. Pointer dijo:

    Por cierto, el notición de ayer es lo que ha pasado en Chipre. En su parlamento, naturalmente. Que está relacionado con todo esto, está claro, pero no sé cómo ni en qué medidas. Como es habitual, ha pasado completamente ninguneado en la prensa hispanistana (salvo blogs de radicales, además no-españolistas encima), y no poco en el resto de Europa. El pollo ucraniano ayuda, esto ya lo veía venir. Oficialmente, no sé cuál es la postura de AKEL, pero estoy leyendo (no en fuentes oficiales) que defienden la salida de Chipre del euro y de la UE. Esto no es un tema menor, y tiene un calado brutal con unas consecuencias sísmicas que se pueden prolongar y lo harán. De hecho, si Chipre abandona la UE será para unirse al tinglado ruso, evidentemente.

  13. Pingback: Qué poca memoria tiene John Kerry

  14. Nocioni dijo:

    Cúrrate un par de enlaces guapos de lo de Chipre, Pointer.
    Gracias de antebrazo!

  15. Dr. Pointer dijo:

    Ya no es necesario, se ha aprobado al segundo intento, 30-26 (y ya viene en toda la prensa, el silencio inicial fue lo que me escamó). De todos modos, la izquierda dice que esto es ilegal bla bla bla y que ya se verá cuando gobiernen. Me da que no se va a ver mucho. De donde colijo que la postura de AKEL es totalmente electoralista, porque a la vista de lo sucedido no había tantas opciones como parecía. Como con todo, wait and see.

  16. Bartolo dijo:

    Pobre Ucrania, los EEUU han fijado el punto de mira en ellos. Que tengan suerte.

  17. mikel dijo:

    Vayan aprendiendo la “democracia” Ukrainian style, al gusto tomatero de Kerry.
    http://youtu.be/9fKIq8fE1CE

    A propósito: Este Kerry es más infantil que un euro de cromos ¿No?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *