Santorum, padre de la patria

Rick Santorum está lanzado. Cómo estará que en su último anuncio recaba a través de unas frases el apoyo de Glenn Beck, Rush Limbaugh y Sarah Palin. El ‘Hall of Fame’ de la locura derechista. Obviamente, en esa competición de aullidos ultras nadie puede ganar a Beck: «Santorum es el próximo George Washington».

No hay rubor ni tiempo para andar con falsas modestias. Lo importante no es que Beck diga algo así (las ha dicho peores), sino que el ex senador crea que no hay ningún problema en utilizar en un anuncio esta comparación con el padre de la independencia de EEUU. Si gana las primarias republicanas, quizá reciba una llamada de Kim Jong-un, que le dirá algo así como ‘me encanta tu trabajo’.

En realidad, más que delirios de grandeza, que también, el mensaje de Santorum se reduce a dos palabras: Tea Party. Soy uno de los vuestros. No deja de resultar gracioso porque, como senador, nunca hizo ascos a pillar subvenciones federales para cualquier proyecto relacionado con su Estado. Lo normal en el Senado, por otro lado.

Eso sería anatema para la gente del Tea Party y su desdén cósmico por el despilfarro gubernamental. Algunos conservadores están realmente perplejos ante el ascenso de Santorum. ¿Qué ocurre? Igual es que ya son muy pocos allí los que están preocupados por el déficit.

Varias encuestas nacionales indican que Santorum ha alcanzado o incluso superado a Mitt Romney. Esos datos han fluctuado bastante a lo largo de toda la campaña. Es más revelador que el ex senador esté por delante en Michigan (33%-27% y 39%-24%, según dos sondeos), donde votan a finales de este mes. Michigan es el típico sitio donde Romney debería ganar. Y si no lo hace, es que está en serios problemas.

Como decían en Tiburón, Romney va a necesitar un barco más grande. Lleno de dinero para enterrar a Santorum antes de que sea demasiado tarde.

11.30

Un SuperPAC proRomney empieza con la artillería: «Rick Santorum, Big Spender».

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Santorum, padre de la patria

  1. judio dijo:

    «Santorum es el próximo George Washington»

    Ajajajajajajaja. Este tío tiene que ser como el Fedeguico, todo de boquilla y papelón. Es imposible tan alto coeficiente de mendruguismo.

  2. Latro dijo:

    «Estar en problemas» es un anglicismo, ¿no?

  3. El Flaco dijo:

    Iñigo todavía no has escrito sobre Ron Paul, y yo creo que todavía puede dar juego….

  4. Javier dijo:

    Ron Paul tiene menos futuro en los Estados Unidos que una reforma del sistema sanitario de verdad.

    En cuanto a Santorum, cuanto más se escore a la derecha el Partido Republicano, más fácil le va a salir a Obama la jugada de la reelección, aunque ya muchos no le perdonan que en su primera etapa de gobierno, con mayoría en ambas cámaras, no consiguiera sacar adelante los mayores puntos de su legislación. Muchos de sus votantes aún esperan cerrar Guantanamo, tener una sanidad de verdad y no de pega, y que los excesos de la anterior Administración sean corregidos. Lo bueno de estas primarias es las gracietas que puede sacarle el duo Colbert/Stewart a todo el asunto.

  5. He hecho algunas referencias aisladas a Paul, pero no muchas. De todos los candidatos, es el único que no podía ganar porque, por su ideas libertarias llevadas hasta el final, ha quedado muy alejado del consenso del partido republicano sobre política exterior y defensa. Su rechazo de las guerras imperiales le convierten en un personaje incluso estrafalario en la derecha norteamericana.

    Otra cosa es que querrá aguantar hasta el final. Es un candidato ideológico. No está ahí para intentar convertirse en presidente sino para difundir unas ideas. Y con la pasta que le quede seguirá dando tralla.

  6. Atlas dijo:

    El otro día, en la manifestación de la Puerta del Sol en apoyo a Garzón, había un tipo repartiendo panfletos de propaganda de Ron Paul. True Story.

  7. El Flaco dijo:

    De acuerdo en que no será presidente. Pero no sé si puede mercadear con sus delegados o presentarse como independiente, o negociar con esas fichas para colocar a su hijo en mejor posición dentro del GOP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *