Todos miran a Francia y Grecia

0.15

Al 68% del escrutinio, la suma de ND y el Pasok llega a 153 escaños y está bajando. Pueden estar contentos si se quedan con los 151 (que es justo la mayoría absoluta) que les daba la proyección anunciada hace unas horas por el Ministerio de Interior. Todos los cálculos que se hacen ahora pueden saltar por los aires si Laos y los verdes (ambos con 2,86% ahora) superan el umbral del 3%. Habría que saber a quién les quitan los escaños si entran en el Parlamento.

Las declaraciones de esta noche reflejan lo obvio: va a ser condenadamente complicado formar un Gobierno en Grecia. Samaras, líder del ND, dice que sus dos exigencias fundamentales son mantener al país dentro de la eurozona y renegociar las condiciones impuestas por la UE y el FMI en el último rescate. No sabemos hasta qué punto es sincero en este último punto o si tiene alguna posibilidad de éxito (nos podemos imaginar lo que dirán en Berlín).

Al Pasok le encantaría que Syriza entrara en el acuerdo, pero este partido de izquierdas, que ha pasado en tres años de un 4,6% de los votos a un 16,2%, no está a favor de renegociar, sino de rechazar por completo ese ‘rescate’. Un diputado del Pasok ha dicho que su partido y Syriza deberían pactar para sacar adelante un Gobierno de izquierdas. Fallan los números porque no parece que, sumando otros aliados, puedan llegar a 151 escaños. Además, los comunistas (que han cosechado un gran fracaso al quedar en los mismos votos que en 2009) no están por la labor de pactar con nadie.

Syriza no tiene ningún incentivo para pactar. Las declaraciones de ese diputado del Pasok son de alguna manera un avance de lo que podría ocurrir. Si los socialdemócratas aceptan gobernar con ND, se arriesgan a sufrir un goteo de bajas a lo largo de la legislatura (ya sucedió en la anterior) con destino a Syriza. Si en menos de un año –o de medio año– vuelve a haber elecciones, habrá muchos que se planteen que el Pasok está condenado a la extinción.

Queda la incógnita de Griegos Independientes, el partido surgido de una escisión de ND. Al igual que Syriza, ha obtenido un gran éxito. De la nada ha pasado a 32 escaños (a esta hora). Su líder no parece muy dispuesto a hacer de muleta de ND y Pasok. Ha descartado una coalición con los dos grandes partidos. De hecho, la razón de ser de la escisión fueron las condiciones impuestas por la UE en el último rescate.

El bipartidismo tradicional griego ha pasado a mejor vida. Sólo el plus de 50 escaños al partido más votado permite a ND y Pasok tener algunas opciones. En las últimas elecciones de 2009, obtuvieron 251 escaños. Han perdido casi un centenar en sólo tres años.

El FMI no ha tardado ni horas en anunciar a través de un portavoz que no entregará el próximo tramo de ayuda a Grecia si no se aprueban las medidas de austeridad necesarias. El hecho de que esas mismas medidas hayan provocado el hundimiento de los dos partidos que han dominado la política griega durante décadas es probablemente un detalle irrelevante en Bruselas y Berlín.

Al final, las elecciones griegas terminarán acarreando más problemas a la UE que las francesas.

–Una entrevista con Alexis Tsipras, líder de Syriza.

21.00

El Ministerio griego de Interior ha hecho pública una proyección de escaños: ND 19.1% (109 escaños) Syriza 16.3% (50) Pasok 13.6% (42) Griegos Independientes 10.5% (32) KKE (comunistas) 8.5% (26) Amanecer Dorado 7% (22) Izquierda Democrática 6% (19).

Esos 109 escaños de ND incluyen el plus de 50 que recibe el partido más votado. La suma ND+Pasok da 151 escaños, justo la mayoría absoluta en un Parlamento de 300. Siete partidos obtendrían representación parlamentaria. Pero hay ahora mismo otros tres partidos que tienen entre 2,7% y 2,9% de los votos. Si al avanzar el escrutinio, algunos de ellos llega al 3%, entrarían en el Parlamento y eso podría alterar ese reparto.

El escrutinio aún está en el 20%. De momento, ND tiene un 20,9% de votos, Syriza un 15,2% y el Pasok 14,5%. La derrota del Pasok tiene proporciones homéricas. Puede perder cerca de 30 puntos con respecto a las elecciones de 2009, cuando obtuvo el 43,9%. Los griegos se han acostumbrado a incinerar al partido en el poder.

El líder del Pasok ya ha pedido un Gobierno de unidad nacional. El problema para ND y Pasok es que Syriza está a favor de que Grecia continúe en la eurozona pero en contra del último rescate pactado con la UE. Griegos Independientes es una escisión de ND que surgió precisamente por el rechazo de una parte del partido a las condiciones impuestas por la UE y el FMI.

Un follón considerable.

Otro factor de peligro. Samaras sólo tiene tres días para formar un Gobierno de coalición, una tarea que ya sabemos que en Bélgica o Holanda puede consumir meses. En el caso de que no lo consiga en tan breve espacio de tiempo, la tarea correspondería al segundo partido más votado, Syriza, que no lo tendría más fácil.

Pueden ser por tanto unas elecciones que sólo sirvan como primer plato de una segunda cita electoral en los próximos meses. Sin embargo, portavoces de ND han dicho en la última hora que no renuncian a formar Gobierno ni dan por hecho que habrá que volver a votar después del verano, como se había dicho en los últimos días.

20.40

Ya hay una portada con la victoria de Hollande. Los sondeos han sido suficientes para que Sarkozy reconozca su derrota en las elecciones.

18.50

El primer sondeo, de la cadena ZDF, sobre las elecciones de Schleswig-Holstein no deja las cosas muy claras: CDU 30,5%, SPD 30,5%, Verdes 13%, FDP 8.5%, Partido Pirata 8.5%.

18.15

Sondeo tras el cierre de los colegios griegos de la cadena Mega TV:

Nueva Democracia (conservadores): 17%-20%, Syriza (izquierda) 15.5%-18.5%, Pasok (socialdemócratas) 14%-17%, Griegos Independientes (conservadores) 10%-12%, Comunistas 7.5%-9.5%, Amanecer Dorado (ultraderechistas) 6%-8%, Izquierda Democrática 4.5%-6.5%.

Como he dicho antes, hoy hay un cierto escepticismo sobre estos sondeos. Resultados más fiables con el comienzo del escrutinio se conocerán a partir de las 21.30, hora griega.

De este sondeo, llama la atención que el Pasok cae hasta la tercera posición superado por Syriza, que la victoria de ND es mucho menor de la esperada, quizá porque pierde muchos votos ante Griegos Independientes, una escisión de ND montada en los últimos meses. Se esperaba que Amanecer Dorado, un partido fascista nostálgico de la dictadura de los coroneles, entrara en el Parlamento, pero no que pudiera llegar hasta el 8%.

16.45

La Alemania conservadora, enfurecida con Hollande. Necesita a una Francia sumisa ante el discurso de Berlín y ahora teme quedarse sin ese apoyo:

El mensaje esencial de la Alemania conservadora es descartar todo eso [el discurso de Hollande] como mero ilusorio quijotismo electoralista: “Hollande se hace ilusiones de que puede cambiarlo todo, en Francia y en el mundo”, ironiza un editorial del Frankfurter Allgemeine Zeitung. “Se considera la vanguardia de un creciente movimiento que aspira a una reorientación de Europa”, se lee en otro editorial de Die Welt, “pero es evidente que su sistema de navegación funciona con un software que requiere ser actualizado”. Hollande puede cantar misa, pero en el mundo real, “quienes gobiernan son los mercados, no los presidentes”, titula su comentario europeo el Handelsblatt.

Francia, una de esas raras naciones en las que hace doscientos años, el pueblo derribó a la oligarquía, es una nación que, fundamentalmente, debe ser “cambiada”. Por miedo a su potencial de rebelión se la presenta como una nación decrépita y arcaica. Su clase política, inquietante por los lejanos ecos que aún refleja de aquella antigua gesta, “debe despertar y reconocer las realidades económicas del mundo moderno”, explica a Die Welt el ex primer ministro sueco, Carl Bildt, un héroe positivo para la Alemania conservadora. Lo que ese país necesita, “no son unas elecciones, sino una crisis”, titula el Financial Times Deutschland en tono punitivo.

Por un día, los que están arriba miran con preocupación a los de abajo. Hoy es la jornada en que los gobernantes europeos se preguntan qué pasará a partir de mañana tras los resultados de las citas electorales que se celebran en Francia, Grecia, Italia y Alemania. Las importantes son las primeras por razones obvias. Una victoria de Hollande pondría en cuestión la dominación alemana del discurso político europeo, de la que Sarkozy ha sido un fiel escudero.

Cuestionar no es sinónimo de anular, pero lo que es indudable es que las ideas presentadas por Hollande difieren claramente del mensaje de Merkel. De ahí que en la Comisión Europea ya se hable de inversión pública en infraestructuras como forma de crear empleo, una alternativa escasamente contemplada en la era de la austeridad.

En Grecia, lo que se mide es el nivel de ira de los ciudadanos ante el hundimiento económico y social del paciente más enfermo de la eurozona. Puede ser un avance de lo que ocurra en otros países en los próximos años: parlamentos fragmentados sin mayorías claras, caída en picado de los partidos tradicionales conservadores y socialdemócratas, fortalecimiento de las opciones situadas a su izquierda y derecha.

El líder que tiene más opciones de ser el próximo primer ministro griego, el conservador Antonis Samaras de Nueva Democracia, parece inspirarse en lo que podríamos llamar el libreto de Rajoy. Prometerlo todo, aunque luego tenga que desdecirse cuando esté en el poder. Según Der Spiegel, Samaras aspira a poner fin al descenso de los salarios de los funcionarios, subir las pensiones, bajar el tipo máximo del IRPF… ¿Cómo lo pagará? La típica cantinela conservadora de acabar con el despilfarro en las finanzas públicas. Y aunque de eso tiene que haber mucho en un país como Grecia, resulta difícil de creer que sea suficiente para reflotar una economía en bancarrota.

Todo es posible en Grecia hasta el punto de que fuentes de ND hayan dicho a los corresponsales de The Wall Street Journal que no descartan que haya nuevas elecciones en el otoño.

Los sondeos conocidos no tienen mucho valor. Por imperativo legal, no se han publicado nuevas encuestas desde el pasado 20 de abril. En abril y mayo, varios sondeos llegaron a dar hasta un 40% a tres partidos a la izquierda del Pasok. No es que significara mucho en la medida en que no había muchas posibilidades de acuerdos entre ellos. Los comunistas están en contra de la UE y los otros dos partidos apoyan continuar en la eurozona. En los sondeos inmediatamente anteriores al día 20, ese porcentaje ya había bajado (al 24% en esta encuesta) y el Pasok recuperaba posiciones.

Nueva Democracia tiene todas las cartas para ser el partido más votado y gracias a ello obtener la prima de 50 escaños que concede el sistema electoral. La única combinación viable que garantiza en principio una mayoría absoluta es el pacto de ND y el Pasok, pero incluso es posible que no sea suficiente y que necesiten el apoyo de un tercer partido.

Los colegios electorales cierran en Grecia a las 19.00 horas (una hora menos en España). Habrá resultados de sondeos a esa hora, pero varios periodistas griegos comentan que pueden no ser muy fiables y que será necesario esperar al menos hasta a las 21.30, y quizá más tarde, para tener una idea clara del desenlace.

También se vota en Italia (elecciones locales) y en el länder land alemán de Schleswig-Holstein. Allí gobiernan los democristianos en coalición con los liberales, y estos últimos se arriesgan, como les ha ocurrido en otros estados, a quedar fuera del Parlamento.

Hoy es un día en que Merkel se va a acostar tarde.

Iré actualizando la información de la jornada electoral aquí y en Twitter.

Greece’s painful political transitions. Un largo análisis previo a las elecciones de Nick Malkoutzis, director adjunto de la edición en inglés del diario griego Ekathimerini.

Esta entrada fue publicada en Crisis, Europa, Grecia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Todos miran a Francia y Grecia

  1. Pingback: Resultados provisionales de las elecciones en Grecia « Blog de J.Rosales

  2. Convendría mandar un mensaje a Alemania. Por supuesto ya tendrán que estar notando como en su principal mercado que es la UE, están descendiendo sus ventas. Si damos un empujón para acelerar ese proceso es decir, si nos abstenemos de comprar productos alemanes y además se lo hacemos saber, puede que acaben por captar la indirecta.

    No compres productos alemanes. DON’T BUY GERMAN PRODUCTS. Pásalo
    http://txomingoitibera.files.wordpress.com/2012/04/german-products.jpg

  3. David Peñasco Maldonado dijo:

    Volvemos a 1933, con Grecia en el papel de Alemania. ¿Cuándo aprenderán los ricos que no se puede exprimir a los pobres hasta el punto en que el hambre se convierte en revolución? Y mientras los campesinos sacan las antorchas y las horcas, Merkel sonríe y dice: “Si no tienen pan, que coman pasteles”. También los zares se creían intocables en sus palacios, y todos recordamos cómo acabaron…

  4. sant-yago dijo:

    Enhorabuena a los griegos, viendo la que esta cayendo y sabiendo quienes han sido los responsables politicos, han vuelto a darles la mayoria.

    Lo bueno de la democracia es que tienes lo que te mereces…

  5. judio dijo:

    @sant-yago: será en Grecia. Aquí los del PPSOE siguen en sus poltronas. Para cuando podamos volver a cantarles las cuarenta en ¿2016? ya nos habrán jodido del todo.

  6. Pingback: Brétemas » Onte 241: Tempos de mudanza?

  7. Pingback: Habló la Europa exhausta | Nulla dies sine linea

  8. Pingback: Libertad, Igualdad…y no más ajustes, por favor. | Diario30

  9. Pingback: Elecciones en Grecia: ahora o nunca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>