Tu mejor aliado, tu mejor espía

Las últimas informaciones de Der Spiegel sobre el espionaje de la NSA en Europa dejan aún más en evidencia las disculpas tradicionales sobre este tipo de noticias: todos los países tienen servicios de inteligencia, no queda bien entre aliados pero todos lo hacen, la labor tradicional de un espía es contar a su Gobierno qué hace o piensa un líder extranjero, etc.

Pero una cosa es que los espías franceses estén atentos en Washington a cualquier información a la que puedan tener acceso, no siempre legalmente, y otra muy diferente que monten toda una infraestructura a un kilómetro de la Casa Blanca con la intención de pinchar las comunicaciones internas de la Administración norteamericana. Y eso es exactamente, al menos según la revista alemana, lo que sucedía en Berlín y otras capitales europeas.

Lo que es difícil de aceptar es que los gobiernos de EEUU exijan una colaboración directa entre aliados en asuntos de inteligencia , y luego traten a esos aliados con la misma atención que se presta al enemigo con la particularidad de que operar en París o Berlín les resulta más sencillo que hacerlo en Moscú o Pekín.

Es decir, vale que haya que dejar que Washington te meta mano, pero que sean ellos los que paguen la habitación del hotel. En esta historia, a los líderes europeos de momento sólo les queda poner cara de idiotas.

Esta entrada fue publicada en Alemania, EEUU. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tu mejor aliado, tu mejor espía

  1. OJO CRÏTICO dijo:

    Totalmente de acuerdo. En mi blog de comentarios a las principales noticias titulado «Mi punto de vista» incluso destaco este asunto titulando el último post «ESPÍEME, PERO UN POQUITO» a lo que habría que añadir «y además, hágalo bien, para que, al menos, no se sepa». Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *