Un nuevo Versalles pero con Alemania como ejecutor

No ocurre todos los días que el director del Financial Times afirma que las condiciones impuestas a un Gobierno lleno de marxistas se parecen a una “paz cartaginesa”. Se refiere a lo que el Gobierno alemán ha intentado hacer este domingo con Grecia, lo que será recordado como una jornada negra en eso que antes se llamaba la “construcción europea” y que ahora ha pasado a ser un triste sarcasmo.

La expresión tiene su origen en las guerras púnicas de Roma contra Cartago, y los brutales términos de rendición que el imperio obligó a aceptar a los rebeldes cartagineses. Tras la tercera guerra, ya no hubo espacio para tales castigos. Cartago fue destruida y sus habitantes, esclavizados.

Continúa en Zona Crítica.

Esta entrada fue publicada en Alemania, Crisis, Economia, Europa, Grecia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.