Una definición básica de apartheid, por John Kerry

Qué situación más embarazosa. Han encontrado una grabación de una intervención de John Kerry en una reunión de la comisión de la Trilateral (nada menos) en la que el secretario de Estado norteamericano utiliza las palabras ‘Israel’ y ‘apartheid’ en la misma frase. Si el conflicto entre israelíes y palestinos no acaba en un acuerdo que permita la existencia de dos Estados, Israel se arriesga a convertirse en “un Estado de apartheid”.

“Una solución de dos estados sería claramente la única alternativa real”, dijo Kerry en esa reunión. “Porque un Estado único acabaría siendo un Estado de apartheid con ciudadanos de segunda clase, o sería un Estado que destruiría la realidad de Israel como Estado judío”.

Suena espectacular porque proviene del jefe de la diplomacia norteamericana. No es algo muy diferente a lo que con otras palabras han dicho dirigentes israelíes en la última década. Un solo Estado sólo podría sobrevivir como Estado judío si se basara en la conculcación permanente de los derechos políticos de los palestinos, en su sometimiento como ciudadanos de segunda clase, por utilizar la expresión de Kerry, aunque hay que estirar hasta lo inimaginable el concepto de ciudadanos para describir la situación de los palestinos de Cisjordania y Jerusalén Este.

Foto: un palestino junto a olivos a los que colonos de los asentamientos judíos prendieron fuego en octubre de 2013 en el pueblo de Jalud, al norte de Nablus.

Dicho en forma de viñeta por Matt Bors:

kerry

 

9.00

Tras la polémica, el inevitable desmentido. En un comunicado, Kerry ha negado haber dicho la palabra maldita: “Israel es una democracia vibrante y no creo, ni nunca he dicho, en público ni en privado, que Israel es un Estado de apartheid o que pretenda convertirse en uno”. Afirma que lo que dijo fue que a largo plazo un Estado unitario y binacional “no puede ser el Estado judío democrático que Israel merece ni el Estado próspero con todos los derechos que el pueblo palestino merece”.

Y un pequeño aviso: “Eso es lo que dije y eso es lo que el primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, ha dicho. Mientras que la ministra de Justicia, Tzipi Livni, y los ex primeros ministros Ehud Barak y Ehud Olmert han invocado el fantasma del apartheid para subrayar los peligros de un Estado unitario en el futuro, esta palabra es mejor dejarla fuera del debate aquí en casa”.

Es decir, hablemos del tema pero no usemos esa palabra que nos pone tan nerviosos.

Esta entrada fue publicada en Israel, Palestina y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.