Una modesta aportación al culto a la personalidad en Arabia Saudí

pentagono saudi

Glorioso. Propio de The Onion. Casi la parodia perfecta si no fuera porque está en la página web del Pentágono. El Departamento de Defensa patrocina un concurso en la Universidad de Defensa Nacional para homenajear con un ensayo al fallecido rey de Arabia Saudí. No es suficiente con que Obama vaya a adelantar el fin de su visita a India para aterrizar en Riad y dar el pésame al nuevo rey (en vez de enviar al vicepresidente cuya función no constitucional consiste precisamente en esa labor funeraria). Hay que preparar a los jóvenes cachorros del establishment militar para que respeten e idolatren (estos últimos serán los que ganen el concurso) a ese régimen feudal que tan buenos servicios nos ha prestado desde los tiempos de Roosevelt.

Sugiero que utilicen estas imágenes para elogiar la forma en que se imparte justicia en el país: llevar el castigo de los delitos a las calles. En Alabama estarían encantados. En los años 50.

Aunque parezca mentira, el Ministerio de Propaganda de Corea de Norte podría aprender muchas cosas nuevas siguiendo la web del Pentágono. Llevan más tiempo en el negocio.

Y si algún estudiante comete el error de recordar por ejemplo que 15 de los 19 de los secuestradores del 11S eran saudíes, habrá que ponerle un suspenso y comentarle que con esa actitud no va a llegar muy lejos en la vida.

Obama ya está en Arabia Saudí y no precisamente solo. Entre otros, le acompañan el secretario de Estado John Kerry, el director de la CIA John Brennan, el jefe del Centcom general Lloyd Austin, dos exsecretarios de Estado (James Baker y Condoleezza Rice), dos exconsejeros de Seguridad Nacional (Brent Scowcroft y Stephen Hadley), los senadores John McCain y Mark Warner, los congresistas Nancy Pelosi, Ami Bera, Eliot Engel y Joseph Crowley, y así hasta 27 personas.

Esta entrada fue publicada en Arabia Saudi, EEUU, Propaganda y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.