30 muertos en el bombardeo de Mariupol

Así cae una andanada de cohetes Grad sobre la ciudad ucraniana de Mariupol, en el sur del país. El ataque ocasionó 30 muertos, todos civiles, y un centenar de heridos.

El bombardeo tiene todo el aspecto de ser una venganza por el ataque de artillería contra Donetsk donde los cohetes Grad impactaron contra un autobús en el que murieron 13 civiles. Donetsk está controlada por las milicias prorrusas enfrentadas al Gobierno de Kiev.

Diferentes testimonios indican que el origen más probable del ataque sobre Mariupol era el este, en zonas controladas por las milicias. Un equipo de la OSCE confirmó esa versión. Como es habitual, ambos bandos han negado ser los autores.

Los ucranianos han destacado estas declaraciones de Alexander Zakharchenko, primer ministro del autoproclamado Gobierno de Donetsk, en las que anunciaba un ataque contra Mariupol. En varias ocasiones, los rebeldes han amenazado con una ofensiva sobre esa ciudad para unirla a la zona que controlan en el este del país. Una ciudad de 460.000 habitantes parece fuera de sus posibilidades, a menos que aumente la ayuda militar rusa a sus aliados, que se suministra dosificada para que no sean arrollados, pero aún no tanto como para poder ocupar otras zonas del país. Por otro lado, los militares ucranianos han dado tantas muestras de incompetencia que ningún desenlace puede descartarse.

Imágenes duras de los momentos posteriores a las explosiones. Vía Mashable.

Esta entrada fue publicada en Ucrania y etiquetada . Guarda el enlace permanente.