Cuando la democracia fortalece a los ultraconservadores

Siempre dispuesto a denunciar  la influencia de los regímenes más reaccionarios de Oriente Medio que da la casualidad que son los gobiernos con las mejores relaciones posibles con EEUU y Europa, Angry Arab se burla de los indignados con las supuestas ofensas a Mahoma.

“Me gustaría que esos manifestantes musulmanes escandalizados por la difusión de una película estúpida y fanática en Internet hicieran también de críticos de cine de las películas árabes que insultan y ofenden a las mujeres y los pobres. Me gustaría que condenaran el fanatismo sectario que domina los medios de comunicación saudíes y qataríes. Me gustaría que fueran conscientes (y que condenaran) la penosa retórica antijudía de su propaganda. Quizá entonces podría tomarles en serio”.

El problema es que el atraso cultural de las sociedades árabes tiene que ver directamente con el poder de la religión. Los sectores más reaccionarios no pierden la oportunidad de protestar ruidosamente contra lo que ellos llaman ataques a su religión, mientras que no conservan el mismo celo cuando se trata de los derechos de las mujeres o de las minorías.  Si no hay una dictadura al frente, su presión puede ser mayor. Un Gobierno elegido en las urnas puede ser más vulnerable. Pero la alternativa a largo plazo no es precisamente fomentar las dictaduras para que metan en cintura a los radicales.

Era inevitable que la Primavera Árabe aumentara el poder de los grupos conservadores (es decir, islamistas), más fuertes entre la población que los grupos izquierdistas o liberales. Lo malo es haber criado milicias integristas con dinero de Arabia Saudí y Qatar en las guerras de Libia y Siria que luego no se ‘desconectarán’ tan fácilmente.

Eso por lo que compete a los dramáticos hechos de Libia. La manifestación de El Cairo, como la de hoy en Yemen, entra en otro capítulo. Allí la carga de la responsabilidad recae sobre los gobiernos que tienen la obligación de dar la seguridad necesaria a las embajadas extranjeras. ¿Que los grupos más intransigentes montan manifestaciones contra películas reales o inventadas y supuestas ofensas contra el Islam? No es tan grave como atacar un consulado con RPG y morteros.

La religión es el sentimiento del ser humano más fácil de manipular, como queda patente en la historia de cualquier civilización. En sociedades caracterizadas por la falta de derechos o por la fuerte influencia de grupos ultraconservadores, lo menos que se puede pedir es que no provoquen un baño de sangre.

Imágenes del asalto a uno de los edificios exteriores de la embajada de EEUU en Yemen.

Lo que hoy se sabe sobre el origen de la extraña y presunta película sobre Mahoma.

23.30

Desde Libia, una aproximación en The New Yorker sobre quién puede estar detrás del ataque contra el consulado norteamericano de Bengasi:

It is thought to be the work of the same Salafi, ultra-religious groups who have perpetrated similar assaults in Benghazi. They are religious, authoritarian groups who justify their actions through very selective, corrupt, and ultimately self-serving interpretations of Islam. Under Qaddafi, they kept quiet. In the early days of the revolution some of them claimed that fighting Qaddafi was un-Islamic and conveniently issued a fatwa demanding full obedience to the ruler. This is Libya’s extreme right. And, while much is still uncertain, Tuesday’s attack appears to have been their attempt to escalate a strategy they have employed ever since the Libyan revolution overthrew Colonel Qaddafi’s dictatorship. They see in these days, in which the new Libya and its young institutions are still fragile, an opportunity to grab power. They want to exploit the impatient resentments of young people in particular in order to disrupt progress and the development of democratic institutions.

Imágenes de la manifestación de Bengasi contra el ataque.

Esta entrada fue publicada en Egipto, Libia, Yemen y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Cuando la democracia fortalece a los ultraconservadores

  1. Albert dijo:

    Qué cinismo, se habrá quedado Ud. a gusto tras decir entre otras lindezas que era inevitable que aumentara el poder de los grupos conservadores (islamistas), cuando lo que se ha hecho es precisamente un apoyo político, militar, y financiero expreso a estos, para derribar a todos y cada uno de los gobiernos laicos y progresistas del mundo árabe desde la “descolonización”.
    Evidentemente no eran, aún resiste Siria, al modo occidental. Pero desde luego las democracias, valga el palabro falso, títeres de los golfos petrodólares y la bota estadounidense, lo son mucho menos.
    ¿Democracia? ¿eso? A otro perro con ese hueso. ¿Grave? Es machacar desde el aire a todo un país con decenas de bombarderos. No hable de cuatro morteros.

  2. Antonio dijo:

    La paciencia que ha de tener Íñigo con todos nosotros… (con algunos más que con otros, claro).

  3. Leon dijo:

    Así que el gobierno de Mubarak o Gadafi eran laicos y progresistas y los libios y egipcios sin saberlo…

  4. Pingback: Tormenta en la 'primavera árabe': Veinte claves de la oleada de protestas en el mundo islámico :: Noticias España

  5. Pingback: Tormenta en la ‘primavera árabe’: Veinte claves de la oleada de protestas en el mundo islámico « Notícies d'arreu dels PPCC

  6. Pingback: Tormenta en la ‘primavera árabe’: 20 claves de la oleada de protestas en el mundo islámico « Recortes de Oriente Medio

  7. Pingback: Veinte claves de la oleada de protestas en el mundo islámico « El Microscopio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *