Espectacular gol de Romney en propia puerta

Estamos en septiembre, por tanto no podemos llamar a lo que ha ocurrido en Libia ‘The October Susprise’. Sin embargo, la reacción estúpida de Mitt Romney al ataque al consulado norteamericano de Bengasi casi llega a la categoría de acontecimiento inesperado que puede desequilibrar una campaña electoral en EEUU.

En un primer momento, Romney acusó a Obama en un comunicado de “simpatizar” con los autores de la agresión: “It’s disgraceful that the Obama administration’s first response was not to condemn attacks on our diplomatic missions, but to sympathize with those who waged the attacks”.

Tienen que estar nerviosos después de las últimas encuestas para tirarse a la piscina de esa manera sin saber si había piscina.

Anoche hubo una considerable confusión en EEUU sobre la gravedad de los ataques. Inicialmente, sólo se sabía que había manifestaciones de protesta frente a la embajada de El Cairo. Luego ocurrió lo de Libia. Washington La embajada de EEUU en El Cairo emitió un comunicado para rechazar las agresiones contra los creyentes de cualquier religión en un intento de calmar los ánimos en Egipto y distanciarse de esa supuesta película sobre Mahoma. Aquí hay que incidir en lo de supuesta, porque es posible que ni siquiera se trate de una película.

La Administración norteamericana pretendía que todo se quedara en manifestaciones –las cosas en el mundo árabe siempre pueden ir a peor–, a lo que se unía que muchos de los manifestantes en El Cairo eran hinchas ultras de un equipo de fútbol.

Ocurrió lo de Bengasi, y al principio –de madrugada en EEUU– ni siquiera se sabía que había muerto el embajador– y la situación cambió por completo.

Horas antes, la campaña de Romney había roto la tregua por el aniversario del 11-S con la difusión del comunicado al que hacía referencia antes.

Al conocerse exactamente lo que había ocurrido en Bengasi, los políticos republicanos optaron por enfriar cualquier conato de ataque a Obama. Pero ya era demasiado tarde para Romney.

A Obama le quedó el papel digno: las ventajas de ser presidente. Discurso para prometer que los responsables del ataque serán perseguidos. Visita al Departamento de Estado para mostrar su solidaridad con el cuerpo diplomático. Si acaso, una entrevista en la que decir que Romney tiene la tendencia de disparar primero y preguntar después.

En un terreno donde Romney, sin ninguna experiencia en política exterior, no puede ganar porque lo suyo es centrar la campaña en la crisis económica, el candidato republicano se pegó un tiro en el pie y concedió una victoria clara al rival.

Foto: Obama, junto a Clinton, en la visita al Departamento de Estado. Foto de Pete Souza, de la Casa Blanca.

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Espectacular gol de Romney en propia puerta

  1. Fernando I. Lizundia dijo:

    Muy buen comentario. Muy atinado.

  2. gd dijo:

    … aparte de confundir Embajadas con Consulados (o no saber cuál es la capital de Libia según otros)

  3. Suevo dijo:

    ¿Hasta que punto esa metedura de pata afecta a las bases de votación republicanas? Quiero decir: en otros países los políticos han cometido meteduras de pata monumentales -incluso delictivas- y no ha afectado a sus votantes. ¿Afecta a las bases del partido republicano la metedura de pata, o sólo afecta a cuatro o cinco periodistas?

    Muy buen reportaje, coincido, pero sólo quiero situarlo en su contexto. Gracias.

  4. Oscar dijo:

    El Sr Iñigo siempre exagerando y sobredimensionando los supuestos errores de Romney.

    Me pregunto que sucedera con esta web cuando Obama pierda las elecciones? La cerrara Iñigo? O pedira disculpas por el centenar de articulos poco veridicos que reporto por meses?

    Como minimo, reconocera su mal ojo para la politica americana?

    Saludos

  5. Marlango dijo:

    Oscar, en caso de que salga elegido Obama, como mínimo, ¿reconocerá usted su altanería?

    Menudos elementos XD

  6. Pingback: Romney hace otro inmenso regalo a Obama | GUERRA ETERNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *