La guerra de Libia aún no ha terminado

Jon Lee Anderson, sobre los ataques a embajadas estadounidenses en Libia y Egipto:

Lo más preocupante es que todavía no se ha instaurado el Estado de derecho en Libia; existen docenas, si no centenares, de milicias fuertemente armadas, muchas de las cuales han perpetrado ataques violentos contra sus rivales en los últimos meses. Algunas de ellas mantienen prisiones clandestinas en las que torturan y ejecutan a sus prisioneros. En junio se lanzaron misiles contra un convoy de diplomáticos británicos en Bengasi. En ese incidente nadie resultó herido, pero podría haber sido una advertencia de lo que estaba por llegar. En una serie de ataques continuados, extremistas salafistas han arrasado por todo el país santuarios históricos y ancestrales para los sufíes, con el argumento de que los estaban idolatrando; no ha habido castigo para esos actos de vandalismo. A pesar de las muchas batallas tribales y armadas en Libia, en las que han sido asesinadas muchas personas —centenares murieron tras el derrocamiento de Gadafi—, no ha habido juicios, o al menos juicios públicos y justos.

También analiza el caso de Egipto, donde se refiere a los “malabarismos” del presidente Morsi. Hoy en un discurso ha condenado las acciones violentas contra la embajada de EEUU, pero ayer también lanzó ataques a EEUU por el caso de la supuesta película sobre Mahoma, como si eso fuera algo de lo que tuvieran responsabilidad los gobiernos occidentales.

Ya comenté en su momento lo preocupante que era que los salafistas hubieran obtenido la segunda posición en las elecciones legislativas. En Egipto hay una competencia por el voto ultraconservador en la que los Hermanos Musulmanes temen verse superados por su ala derecha, lo que dará lugar a todo tipo de mensajes contradictorios sobre las relaciones del país con Occidente y el papel de la religión en la vida pública.

Un ejemplo anecdótico, pero revelador: hace unos días la cuenta en Twitter en inglés de los Hermanos Musulmanes mostró su rechazo a los ataques. En una memorable respuesta, la embajada de EEUU les recordaba que saben leer árabe y que los mensajes que aparecen en la cuenta de los Hermanos escrita en árabe son muy diferentes.

Esta entrada fue publicada en Egipto, Libia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La guerra de Libia aún no ha terminado

  1. Xaquín dijo:

    Cuando Dios ilustra a los norteamericanos parece algo mas suave que si lo hace Alá con algunos seguidores suyos…creo que lo de la cuenta de twitter ilustra lo bien que lo hacen occidentales y orientales en cuestión de fanatismos y como se complementan…no hai tanta diferencia como los medios dan a entender…

  2. toño dijo:

    Algo que no he visto comentar: ¿es posible que Estados Unidos se lo piensen de nuevo antes de seguir apoyando a los rebeldes sirios?

  3. Flanker dijo:

    ¿Ahora se dan cuenta de que la guerra en Libia no ha terminado? Pues vamos bien. Esto es lo que pasa si te pones a armar y financiar a grupos yihadistas fundamentalistas para luchar contra Gadafi. Occidente ha sembrado en Libia la semilla de un nuevo Afganistán, y luego nos quejaremos.

    Y de Siria, mejor no hablamos, que cuando se enteren en Europa quiénes forman el “Ejército Libre” a más de uno le va a dar un síncope.

  4. Rodrigo dijo:

    Toño, creo que mientras este dentro de sus estrategias e intereses geopolíticos, los segurán apoyando. La misma perspectiva la tienen rusos e iraníes, desde el otro lado del campo de batalla.

  5. ghostDancer dijo:

    Un bonito artículo sobre Gadafi y la imagen , toda una lección de marketing y relaciones públicas: http://www.bbc.co.uk/blogs/adamcurtis/2012/10/hes_behind_you.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *