El clima de violencia en los mítines de Trump

Los periodistas que cubren los mítines de Donald Trump relatan muchos incidentes como estos. El millonario lanza acusaciones múltiples contra los periodistas, también contra medios conservadores como Fox News, y algunos asistentes los acompañan con insultos dirigidos directamente a los reporteros. Cuando aparece alguien lanzando gritos contra Trump, la cosa es peor. La seguridad los saca del recinto o es parte del público el que se ocupa de ello.

A otros políticos les pasa a veces lo mismo, pero prefieren seguir hablando, probablemente con la intención de que el incidente pase desapercibido y no sea recogido por los medios. Trump, no. Él jalea a los que expulsan a los críticos y hasta les dice que no hay problema si se exceden. «Sacadlo de aquí. Intentad no hacerle daño. Si se lo hacéis, os defenderé en el tribunal», dijo una vez. En otra ocasión, dijo que se ocuparía de pagarles el abogado.

Aquí hay una recopilación de algunos de esos momentos.

Hay que reconocer que las interrupciones no son pocas. En un mitin en Orlando, Florida, de este fin de semana hubo hasta once en 72 minutos. En este caso, Trump repitió varias veces: «No le hagáis daño». También decidió que era un buen momento para agitar los resentimientos raciales contra Obama (POTUS).

En ese mitin, hubo una situación realmente bizarra (en el sentido de la palabra en inglés), cuando Trump pidió a los asistentes que juraran con la mano levantada que le van a votar en las primarias de Florida.

Brazo en alto jurando lealtad al líder. Estas imágenes antes eran en blanco y negro. Por eso, a alguien se le ha ocurrido decir que es mejor suspender la ley de Godwin durante esta campaña electoral.

Esta entrada fue publicada en Elecciones EEUU y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.