El farol británico en el caso Assange

El caso de Julian Assange ha pasado a la categoría de conflicto diplomático entre el Reino Unido y Ecuador. Los británicos han elevado la apuesta con la amenaza velada de entrar por la fuerza en la embajada ecuatoriana en Londres para llevarse detenido a Assange y proceder a su extradición a Suecia. «No somos una colonia británica», ha respondido el ministro ecuatoriano de Exteriores, que defiende la inviolabilidad de la representación diplomática según la Convención de Viena.

Este es el mensaje que el Foreign Office ha hecho llegar a Ecuador:

You need to be aware that there is a legal base in the UK, the Diplomatic and Consular Premises Act 1987, that would allow us to take actions in order to arrest Mr Assange in the current premises of the Embassy. We sincerely hope that we do not reach that point, but if you are not capable of resolving this matter of Mr Assange’s presence in your premises, this is an open option for us.

Que sea una opción legal, desde el punto de vista británico, no quiere decir necesariamente que se vaya a ejercer. Quiero creer que se trata de un farol o una forma de dejar claro a Ecuador que bajo ningún concepto se permitirá a Assange abandonar territorio británico, incluso si se le concede asilo político.

La ley británica permite «revocar» el estatus diplomático de un edificio diplomático bajo ciertas condiciones. Parece difícil de creer que los británicos vayan a crear un precedente de este tipo, que podría volverse en su contra en otras zonas del mundo, y sólo para que una persona sea interrogada en otro país. Es cierto que podemos estar seguros de que Assange será procesado una vez que llegue a Suecia, pero la petición de extradición se hizo en su momento sólo para permitir el interrogatorio.

Londres nunca ha ejercido el derecho que se reservó en la ley de 1987, por lo que nadie sabe exactamente las repercusiones jurídicas que tendría ese paso. La ley se aprobó tres años después de que un miembro de los servicios de seguridad libios matara de un disparo a la policía Yvonne Fletcher desde las instalaciones diplomáticas. Ambos países rompieron relaciones y todo el personal de la embajada libia abandonó el país sin que el crimen pudiera ser investigado.

Fue obviamente un caso de la máxima gravedad, muy por encima de cualquier consideración que se dé a los delitos de los que se acusa a Assange.

El ex embajador británico en Rusia Tony Brenton ya ha dicho que le parece exagerada y contraproducente la reacción del Foreign Office.

Londres puede decir que hay límites a la concesión del estatus de refugiado, según las leyes internacionales que ambos países han firmado. Por ejemplo, la protección no sirve para aquellas personas que hayan cometido un delito grave no político fuera del país de refugio y antes de haber recibido la condición de refugiado.

Obviamente, si Ecuador concede al final asilo a Assange (lo que parece probable y se conocerá en las próximas horas), lo argumentará con razones políticas relacionadas con la actividad de Wikileaks.

La inmunidad impide en la práctica procesar a un diplomático extranjero, pero no su detención en caso de sospecha de que haya cometido un delito. Lo que ocurre habitualmente es que ni siquiera se produce la detención, dado que el procesamiento es imposible.

Lo que parece seguro es que Assange no podrá abandonar el Reino Unido y tendrá que quedarse en la embajada ecuatoriana. La policía tiene órdenes de detenerlo porque ha violado las limitaciones establecidas por el juez cuando le concedió la libertad condicional. Los tribunales británicos han ordenado su entrega a Suecia. Incluso si abandonara la embajada en un coche con matrícula diplomática, eso no le salvaría. Al final, tendría que dejar el coche para subirse a un avión y eso le colocaría al alcance de la policía. La solución de meter a Assange en un armario y darle la condición de valija diplomática tampoco vale. Londres no está obligado a aceptar que un recipiente reservado básicamente a documentos oficiales sirva para sacar a una persona en secreto del país.

Las dos fotos son de hace unos minutos. La policía británica rodea la embajada de Ecuador en Londres, frente a la que se han reunido esta mañana un grupo de partidarios de Wikileaks.

12.40

–El desenlace más probable: un largo proceso judicial.
–La ley de 1987 obliga al Gobierno a tomar en consideración la legislación internacional.

13.20

Juan Cole da algunos ejemplos de concesión de asilo político por el Reino Unido en sus embajadas y recuerda cuando acusó a Irán de no proteger su embajada en Teherán.

15.00

El ministro de Exteriores de Ecuador ha anunciado que su Gobierno concede el asilo diplomático a Julian Assange.

Esta entrada fue publicada en Reino Unido, Wikileaks y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El farol británico en el caso Assange

  1. pacheco dijo:

    Joder, con Pinochet la justicia no les pareció tan importante como para extraditarle. El fascismo avanza imparable.

  2. ifrit dijo:

    Y todo por no ponerse el condón…

  3. judio dijo:

    Amén. Para Pinochet, todo fueron facilidades y limpiarse el culo con la ley.

    Con Assange, todo vale.

  4. manolox dijo:

    Esto es colonialismo del más rancio, pero se toparon con un gobierno que tiene dignidad.

    Invito a ver en vídeo la contundente contestación del Canciller ecuatoriano a la amenazas, nada veladas, del injerencista imperio anglosajón.

    Vídeo aquí: http://bloguerosrevolucion.ning.com/video/el-canciller-de-ecuador-ricardo-pati-o-responde-a-las-amenazas-de

  5. Ale__ dijo:

    Al final, la diplomacia consiste basicamente en la negociacion para evitarse marrones con otros paises. Con Pinochet querian evitarse un marron con Chile. Con Assange quieren evitarselo con EEUU.

  6. David Peñasco Maldonado dijo:

    Bueno, Ecuador siempre puede nombrar a Assange «agregado cultural» de la embajada y concederle automáticamente la inmunidad diplomática, como hacía la URSS con sus espías. Por lo demás, Londres tiene que echarle el guante a Assange si quiere mantener contentos a sus primos norteamericanos, (todos sabemos que la acusación de violación es una farsa y que en cuanto ponga un pie en Suecia, las autoridades suecas lo extraditarán inmediatamente a EE.UU., donde lo mínimo que le espera es una celda en Guántanamo), así que si tienen que arriesgarse a una guerra con un país subdesarrollado en el culo del mundo por invadir su legación diplomática ya sabemos lo que va a pasar. Que los británicos no se andan con hostias, preguntadle a Argentina.

  7. lamastelle dijo:

    Bueno, tecnicamente si un coche con matricula oficial es territorio de la Embajada, podria cojer un ferry hasta otro pais sinque sus ocupantes dejasen territorio ecuatoriano, ¿no?

  8. peplum dijo:

    Queda otra opción más rocambolesca para que Assange pueda salir del país.

    Se le concede nacionalidad ecuatoriana, se le contrata como personal de la embajada (informático, por ejemplo), entonces tiene pasaporte diplomático ecuatoriano e inmunidad.

    Surrealista, sí. Pero no olvidemos que todo esto empezó por follarse a una mujer con su consentimiento, pero sin condón.

  9. Pingback: Crisis diplomática Londres-Quito: Tres detenidos frente a la Embajada de Ecuador | Miguelnoa’s Weblog

  10. sant-yago dijo:

    Realmente eran dos las mujeres involucradas en el lio, aunque no importa un pimiento porque es todo una excusa.

    ¿Por cierto, la tia esa en cuestion no se dedicaba a lo mismo que el Carromero en Cuba?
    ¿ A luchar por la Libertad? Si al final es mas sencillo de lo que parece…

  11. Pingback: La Hojilla en TV » » Crisis diplomática Londres-Quito: Tres detenidos frente a la Embajada de Ecuador

  12. Harko dijo:

    Ayer leí que Suecia habría admitido que testificara por videoconferencia, como se ofreció a hacer Assange en un principio, pero que «casualmente» no les dio la gana hacerlo.

  13. Pingback: Las prioridades de Interpol | GUERRA ETERNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *