La credibilidad hecha unos zorros

Prima de riesgo antes del rescate bancario: 489. Al final de esta tarde: 528. Diferencia: +39. Luis de Guindos, resignado a olvidarse de los mensajes de optimismo desaforado que se leyeron en la prensa afín este fin de semana, dice ahora que vamos a vivir días de gran «volatilidad». Según se acerque el domingo, habrá más oportunidades de echarle la culpa a Grecia. El tipo de interés de los bonos a diez años se ha situado el lunes en torno al 6,8%, muy cerca de la zona de la muerte, con lo que la apuesta por la «credibilidad y el futuro del euro» han quedado en el apartado de bromas de mal gusto.

En el NYT, tienen una idea aproximada de la razón de estos problemas.

On Tuesday, Spain’s long-term borrowing costs soared to their highest level since the country joined the euro zone. Investors have apparently concluded that the rescue is potentially a much better deal for the banks and their shareholders than for the government, its taxpayers and bondholders.

Salen perdiendo las finanzas públicas, los contribuyentes y los inversores que han comprado deuda española. No hay que tener un master en Harvard o Yale para saber las consecuencias inmediatas de la noticia en los mercados financieros.

En ese nebuloso mundo de los mercados, si hay un factor clave es el de la credibilidad. «¿Qué puedes decir de alguien que tiene tiempo para ir a un partido de fútbol pero no para comparecer en el Parlamento?», se pregunta en el artículo el economista Xavier Sala i Martín.

Esta entrada fue publicada en Crisis, España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La credibilidad hecha unos zorros

  1. ghostDancer dijo:

    Creo que este artículo te va a encantar, un poco colorista pero está muy bien.

    http://yanisvaroufakis.eu/2012/06/10/spains-blood-wedding-irelands-muted-rage-europes-tragedy/

  2. Mad-Media dijo:

    Una cosa: ¿no es un poco raro que esa cosa tan seria que es la ecoñomía dependa de cosas tan subjetivas como la ‘credibilidad’ y la ‘confianza’? Con esta ya van dos faroles -rescate que no es rescate y elecciones griegas- donde Rajoy y de Guindos se pensaban que aplacarían al tiburón mercadil y resulta que NO. Todas las artimañas de la UE para inspirar confianza y credibilidad acaban mal. De hecho, la grave situación del sistema bancario español, según leí, viene dada por una estrategia contable que no desentonarìa para nada en un baile de máscaras. El «sólido» sector financiero español alabado por ZP basaba su labor en una cosa llamada «aprovisionamiento dinámico», a saber, que por más mierda que tuvieran en la caja fuerte de cara al exterior había que dar una inmejorable imagen de solvencia e inspirar la consabida «confianza». Obviamente, el farol no se ha podido mantener por más tiempo y el retrato de Bankian Gray ha salido a la luz pública. Y ahora resulta que ya es demasiado tarde. Yo propongo que Rajoy y de Guindos vayan pensando en como apalancar otro «aprovisionamiento dinámico», esta vez para los 5 millones de parados. Mientras, sería cuestión de comenzar a pensar en como cargarse la ecoñomía de estos tipos. Estoy seguro que pillas a uno de los capos de la banca buitre de Wall Street y lo sometes a un tratamiento en plan Paul Getty III y cuando su familia reciba la punta de la nariz por correo certificado seguro que el tipo tiene todo el dinero para rescatar Grecia, y todavía le sobran unos dólares para invitarnos a unas tapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *