La culpa siempre es de los que no son alemanes

La pasividad alemana ante el hundimiento de la eurozona no es sólo motivo de queja entre los países periféricos de la UE. Esta semana The Economist ha propinado a Berlín una patada con mucho sentido del humor con su portada: el barco mundial se hunde y alguien pide a Merkel que se decida de una vez a encender los motores.

El diario económico aleman Handelsblatt respondió con la imagen de la derecha. Es otra broma, pero que dice mucho de la psicología política alemana: la culpa siempre es de los otros. El buque de la economía mundial se hunde sin remedio por culpa del peso muerto de España, Italia, Francia, Grecia y EEUU. En la superficie, el ministro de Hacienda Schäuble pregunta a Merkel: «¿Dónde están nuestros amigos, Angela?». «Demasiado profundo para tirarse», responde la canciller (un doble sentido con la frase «too big to fail»).

Continúa en Zona Crítica.

Esta entrada fue publicada en Alemania, Crisis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *