La guerra interminable de Irak

El Gobierno iraquí está dispuesto a hacer frente a los grupos armados yihadistas. Su problema es que le resulta bastante difícil. Incluso cuando pone en marcha una operación de alto nivel, acaba sumando fuerzas propias al parte de bajas. El sábado, el Ejército lanzó un ataque a gran escala contra un centro de entrenamiento de miembros de Al Qaeda cerca de Rutba, a 380 kilometros al oeste de Bagdad, en la provincia de Anbar.

Resultado: 24 militares iraquíes muertos, incluido el general Mohamed Al Karaui, jefe de la Séptima División del Ejército. Los soldados fueron atacados por milicianos suicidas que hicieron explotar las bombas que llevaban adosadas al cuerpo. Cuando entraron en los edificios, trampas explosivas acabaron con algunos de los asaltantes. No era el desenlace que esperaba el Gobierno.

2013 ha sido el peor año en Irak desde 2008, cuando aún se sufrían los efectos de la guerra civil de 2006-07. Por entonces, las milicias suníes de Anbar, financiadas por EEUU, habían conseguido acabar con la mayor parte de los grupos yihadistas ligados a Al Qaeda. A partir de entonces y tras la retirada de las fuerzas norteamericanas, la seguridad quedó en manos del Gobierno de Maliki, lo que incluía mantener a esas tribus suníes dentro del sistema. Es decir, había que seguir pagándoles o integrar a algunos de sus elementos en las fuerzas de seguridad. En definitiva, y a pesar del odio alimentado entre suníes y chiíes por la violencia desatada desde 2003, intentar que ambas comunidades aceptaran convivir de forma pacífica en el nuevo Estado. 2013 ha resultado ser la constatación de un fracaso.

El Huffington norteamericano ha hecho una presentación con los datos de 2013 desde abril. Según los de Iraq Body Count, este año han muerto entre 7.900 y 8.700 personas. El jefe de la oficina de AFP en Bagdad hizo hace un mes un recuento completo de todos los actos violentos confirmados en un solo día, el 29 de noviembre. Muestra la frustración de un periodista de agencia que intenta reflejar el mayor número posible de esos sucesos en su trabajo, pero que se enfrenta a dos obstáculos: el menor interés de los medios de comunicación en la historia de Irak, desplazada por otros conflictos, y la dificultad para encontrar un sentido, una línea común a toda esta violencia.

No son sólo atentados contra objetivos específicos suníes o chiíes. Ha habido numerosos casos de represalias contra miembros de la comunidad a la que pertenecían los probables autores de los ataques. Han vuelto a aparecer a primera hora de la mañana grupos de cadáveres de hombres jóvenes amordazados y atados, asesinados probablemente sólo porque eran suníes o chiíes. En las zonas que han sufrido la violencia, la gente ha empezado a tomarse la justicia por su mano ante la incapacidad de la policía.

El Gobierno lanza una operación militar tras otra, algunas con nombres tan singulares como «La venganza de los mártires», detiene a centenares de personas y el efecto sobre el número de atentados es nulo. Sus tácticas no son particularmente sutiles: consisten en detener a todos los hombres entre 16 y 45 años en el pueblo o barrio donde tiene lugar la redada.

Indudablemente, la guerra de Siria ha contribuido a la actual situación, pero no hay que engañarse. Es la misma guerra que comenzó en 2003.

Esta entrada fue publicada en Iraq y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La guerra interminable de Irak

  1. Sara Mago dijo:

    Desde luego, en todas las guerras la primera víctima suele ser la «verdad». No hay ninguna sola en la que no nos desayunemos nuestra buena ración de propaganda de guerra. La guerra de Irak es paradigmática en este sentido: el periodismo occidental, no ha parado de inventar «conceptos» para explicarla a la opinión pública. Y no se apean ni un punto, y ni una coma de su guión pre-cocinado. Será que el país tiene mucha importancia estratégica como para dejar pasar una buena oportunidad para utilizar los poderosos medios, según interese (y al parecer siempre interesa en beneficio del «imperialismo» estadounidense).

    Irak no existe como estado. Fue aniquilado en el año 2003, después de una guerra y brutales sanciones a los que fue sometida desde 1991. Y nunca ha recuperado su soberanía. Esto es un hecho. El «gobierno» que tenemos en este momento, solo ha sido colocado ahí por EEUU e Irán, y la Constitución igualmente ha sido impuesta por EEUU. (por Paul Bremer, para ser más exactos). El «ejército» de Irak y la «policía» solo son los «escuadrones de la muerte» chiíes (Jaysh al-mahdi, Brigada de Badr, Brigada de Qom, y otros criminales chiítas a sueldo de Irán); han sido entrenados y financiados por EEUU (concretamente es asunto de Negroponte, de todos conocido por su intervención en Centroamérica) no con el objetivo de «pacificar» o «proteger» a los ciudadanos iraquíes, sino exactamente para lo contrario: para «legalizar» de algún modo la supuesta guerra sectaria, y para impedir que el pueblo iraquí precisamente, recupere su soberanía. ¿Cómo no va a haber una guerra sectaria, si EEUU ha colocado un gobierno sectario en el poder?

    Desde luego, los ciudadanos iraquíes tienen todo el derecho a luchar para recuperar su soberanía (yo me alegro mucho cuando leo noticias en las que los muertos son policías o soldados; siempre pienso: «unos cuantos criminales menos»); pero a eso se le llama «resistencia» contra una ocupación, no «milicias yihadistas», ni «al-qaeda», ni nada de ese estilo (que como digo, forma parte de la propaganda de guerra). Ni mucho menos esto es ninguna guerra civil. Los iraquíes nunca han tenido una guerra civil, porque las comunidades religiosas nunca se han «odiado», siempre han convivido con más o menos armonía. Jamás la resistencia iraquí, que es la que combate contra la ocupación (es decir contra EEUU), ha recibido dinero de EEUU para nada, ni para combatir contra ninguna al-Qaeda ni para nada. Esa es la mayor memez de la propaganda periodística (que solo se pueden tragar los tontos o los ignorantes) ¿Cómo iba EEUU a «financiar» a los que están matando a sus propios soldados?

    La gente no es que haya empezado a «tomarse la justicia por su mano» (esto lo ha hecho siempre, ha combatido desde el principio) por la incapacidad de la policía. Es que el problema es la policía (y de paso el ejército) que entran un día si y otro también en las viviendas para llevarse a rastras a todo aquel que consideran «enemigo» (que no suele ser un suní, sino un ciudadano cualquiera que está contra la ocupación de su país y sus consecuencias). Pero esto es así, porque esa policía y ese ejército, como he dicho, sólo son las milicias chiíes que cuidan que el «gobierno» chiíta no caiga.

    Que el «gobierno» de Maliki no caiga, es de vital importancia para EEUU (de ahí que halla apoyado desde el primer momento y siga apoyando a Maliki, hasta el punto de «cederle» un buen contingente de soldados americanos para proteger la «zona verde»); la caída de Maliki, supondría la derrota total de EEUU en Irak, pues se abriría la posibilidad de que llegue un gobierno democrático (o al menos legítimo) que decida hacer uso de sus derechos y pedir un Tribunal Internacional para juzgar los crímenes cometidos en Irak por EEUU. Y estos no son pocos.

    Yo creo que la lucha del pueblo iraquí no debe ser «ninguneada» al menos desde una «postura» de izquierdas. Gracias a esa lucha (y la del pueblo afgano), hoy hay países como Venezuela, Ecuador o Bolivia que han podido realizar su «revolución» (pacífica por supuesto) sin que EEUU haya podido impedirlo (al estar demasiado ocupado en sus guerras). Gracias a esa lucha, EEUU ha sido debilitado (y previsiblemente sea derrotado) y se está viendo obligado a «retirarse» del Oriente Próximo poco a poco. Como ellos mismos dicen, están en la vanguardia de la lucha contra el «imperialismo» americano. ¿Cómo no apoyarles? Hay que apoyar esta lucha y a este pueblo valiente, que no merece ser tratado de esta manera.

  2. Sara Mago dijo:

    Pido disculpas por la extensión, es casi la misma del post (y esto es inaceptable). Pero Irak es mi «especialidad». Tenía que decir algo.

  3. mikel dijo:

    Evidentemente.
    Es la especialidad donde, usted, se atascó definitivamente.
    Peazo análisis que ha hecho usted de un menú en el que no aparece quien es uno de los comensales del menú: Arabia Saudí. Arte y parte.

  4. Sara Mago dijo:

    Bien, ciertamente no he citado a Arabia Saudí. Como tampoco he citado a Israel, el Reino Unido o Turquía (amén de la propia Siria), todos ellos «comensales» del menú. Si bien es cierto que todos estos (salvo el Reino Unido) no han invadido Irak.

  5. mikel dijo:

    Todo depende…
    ¿A qué llama usted invadir Iraq? Y, no me recurra a lo de los tanques y tal y cual…
    Ya que, con esa misma premisa, tampoco interviene en Siria ¿No le parece?
    Porque Siria es su mayor problema y más inmediato, pero no es el único. Que, todavía está fresco en la memoria, cuando establecieron su estrategia contra Irán, primero había que agarrar al cuello de Assad, para asfixiar a Irán.
    Ahora, todavía, le queda por averiguar de donde salen los dineros, bombas y salafistas que hacen «su trabajo» en Iraq.
    Entonces, comentamos.
    A ser buenos.

  6. Sara Mago dijo:

    Pues es muy sencillo mikel: a la presencia activa de militares (u otros cuerpos de seguridad del estado) de cualquier país, en Irak. ¿A qué se le va a llamar «invadir»?. Para ser más exactos, a la famosa «coalición de los dispuestos» (EE.UU, Reino Unido, y todo el rosario de «paisitos» a sueldo, entre otros el nuestro).

  7. Alvaro dijo:

    Siempre me ha asombrado la alegría que siente cierta izquierda por los asesinatos, la limpieza étnicos ideológica, el genocidio en general. Todo en nombre de acabar con unos supuestos colaboracionistas antirrevolucionarios.
    En España también tuvimos de eso después de la guerra de independencia, los llamábamos afrancesados de mierda y su destino fue la muerte o el exilio. Hoy en día la izquierda aplaudiría a los carlistas por anti imperialistas.
    Así estamos, y aun sorprende a algunos que los partidos de izquierda se coman los mocos incluso en tiempos de terrible crisis, donde se supone que deberían estar arrasando.

  8. Jon dijo:

    Pongo este comentario porque creo que Iñigo tiene que leerlo para darle entrada

    ¿Estas siguiendo los acontecimientos de Anbar ? ¿Alguien tiene datos de lo que realmente esta ocurriendo?

    Sigo una cuenta de twitter trata mucho de Siria y Irak y lleva una semana hablando de que la insurgencia suni/ISIS ha liberado varias ciudades importantes ( Ramadi es una ), poniendo videos del levantamiento y dando por liberadas varias ciudades . No es una cuenta yihadista .

    Y asi varias fuentes mas en internet, algunos irakies estan contando lo mismo, que Anbar a caido en manos de sunies + ISIS de una manera poco cruenta . Al parecer Maliki a pedido al ejercito retirarse de varias ciudades , las tribus sunies de la zona lo habrian pedido .

    Esto complica bastante la situacion en la zona pues con toda probabilidad se va formar en la zona un estado no reconocido entre el este de Siria y el oeste de Irak en el que ISIS va tener mucha influencia .

  9. Pingback: Los errores de Maliki dan una oportunidad a Al Qaeda en Faluya | GUERRA ETERNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *