Los piratas de la prensa

Los piratas de ABCEuforia en el mundo de la cultura. Éxtasis en el periodismo. La crisis de la prensa –pilar de la democracia, el Estado de derecho y los buenos modales en la mesa– tiene por fin ante sí un remedio milagroso. Varios periódicos le dedican este sábado sus portadas. Nos hemos salvado. O mejor dicho, el Gobierno nos ha salvado de… (música de terror) ¡¡la piratería!!

Al final, era eso. Un mercado publicitario de 2.000 millones ha pasado a tener que conformarse con 600 porque Google News publica el titular y dos frases con un enlace al artículo original. Las empresas han tenido que despedir a miles de profesionales porque algunas webs publican resúmenes de prensa. Se acabó el “gratis total” sin el cual los lectores, arrepentidos, volverán en manada a los quioscos para hacerse con esas cabeceras que perdieron el año pasado 1,3 millones de lectores.

Para el nuevo director de El Mundo, Casimiro García Abadillo, la llamada tasa Google es el primer paso necesario para “evitar el hundimiento de la prensa por los piratas”. Eso mismo, los piratas. ¿La falta de adaptación al universo digital? ¿Los cambios de costumbre de los lectores? ¿La creciente falta de calidad en los contenidos y la cobertura de temas del corazón para subir las ventas en fin de semana? ¿La pérdida de capital humano en las redacciones? ¿Las inversiones millonarias fallidas, como las de Prisa en Sogecable y la de Unedisa con la compra de Recoletos, que han generado una deuda imposible de enjugar con los recursos propios?

No, nada de eso, son los piratas los que han provocado el hundimiento. Todo lo descrito en el párrafo anterior es sólo una mala racha.

Como el boxeador sonado con la cara cubierta de sangre que casi ya no puede ver, cuentan a su preparador que sólo necesitan un par de puntos de sutura para salir a ganar el combate.

Toda esta visión de la prensa como pilar imprescindible de la democracia pasa obviamente por el requisito previo de su independencia. Resulta difícil de aceptar esa importancia si los periódicos se limitan a ser el brazo propagandístico del poder político. Las empresas editoras llevan tiempo pidiendo ayuda al Gobierno, mientras algunas de ellas rechazan al mismo tiempo la intervención del Estado y las subvenciones a las empresas no productivas. Ahora ya están en deuda con el Gobierno, al igual que con los bancos, y nos quieren hacer creer que una limosna de Google, en forma de unas decenas de millones de euros al año para todos, les sacará de su crisis estructural.

Su problema, y el de sus lectores, es que el Gobierno no entiende de nada que tenga que ver con el concepto de “gratis total”. Tengan por seguro que se cobrará su deuda y con intereses. Los piratas que visten de traje son mucho más implacables que los que navegan en barcos con cascos agujereados.

17.00

Un apunte final gracias al tuit de Juan Antonio Giner. Frente a los que piensan que los periódicos han perdido una parte impresionante del mercado publicitario a causa del abandono de los grandes anunciantes o la crisis económica, está la realidad, lo que en inglés se llama “death by a thousand cuts”.

En muchos países, los periódicos tenían un monopolio virtual sobre los pequeños anuncios, lo que en muchos diarios aparecía como anuncios por palabras. Procedía del monopolio informativo y publicitario que esos medios tenían sobre las ciudades en que se editaban. En el caso que nos ocupa, tanto da Nueva York como Albacete. Si querías vender un coche de segunda mano, alquilar un piso o anunciar un pequeño comercio, esa era la única ventana disponible, o al menos la más efectiva.

Es cierto que la prensa gratuita supuso una competencia directa en algunos mercados, pero la mayor amenaza se originó en Internet, y aunque la personificación diabólica de esa competencia es Google, no se puede decir que fuera la única. Los periódicos podrían haberse adelantado y no lo hicieron.

Algunas empresas lo intentaron con mayor o menor fortuna, pero la mayoría de ellas se quedó mirando al horizonte confiadas en que por algún mandato divino nadie estaría en condiciones de disputar esa jugosa parte del mercado publicitario. Algunos idiotas con traje dijeron que no tenía sentido hacerse la competencia a sí mismos. Si no hacían nada, la gente continuaría estando ‘obligada’ a pasar por el aro.

Cuando se dieron cuenta, era ya demasiado tarde. De hecho, algunos no se han enterado todavía.

Esta entrada fue publicada en Crisis, España, Periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a Los piratas de la prensa

  1. Pingback: Los piratas de la prensa

  2. Dr. Pointer dijo:

    Historia de terror:

    Hay una empresa, muy, muy grande, que cuando se caen sus servidores el tráfico de internet se resiente considerablemente. A veces en su mayoría. Sus servidores son elefantiásicos, soportan un volumen de tráfico y un almacenamiento que sólo es comparable a las redes de espionaje de EEUU y sus adláteres.

    Y esa empresa gana pasta de la publicidad. De ahí precisamente. Eso dicen. Y todo el mundo se lo cree. Como cuando dicen que Redmond vive de vender packs de Bimbous.

    Esa empresa además colabora con el Gran Hermano digital hasta las cachas, es su brazo guapo y amable, hasta tal punto que lo que ella no indexa y no enseña, no existe. Así de rotundo.

    Y poniendo cara de “bueno, hemos perdido”, le van a poner un pesebre a los pesebreros. Lo más increíble de la historia es que Google va y traga.

    Yo no sé ustedes, pero esto apesta.

  3. Indan dijo:

    Si tanto se queja la prensa, de las pérdidas de compras de su versión clásica en papel, porque no eliminan las versión digitales. Que vendan todo en papel, así no habría “piratería”, o que dispongan el 100% de su contenido de pago. A no, es más fácil quejarse y cobrar de todos lados.

    Ellos mismos se cavan su tumba. Aunque seguramente nunca lo sabremos, apostaría a que tarde o temprano llorarán a Google porque le indexe sus noticias y llegarán a acuerdos.

    Ha llegado un punto que ningún sector quiere avanzar, este país se está convirtiendo en el hijo único mimado. Una pataleta y en vez de un tortazo a tiempo, viene la madre y le compensa por no escucharle llorar. La madre consigue su tarde tranquila, pero está arruinando el futuro de su hijo.

  4. Dr. Pointer dijo:

    Indan, esto es generalizado. En Francia han llegado a un acuerdo idéntico. Se usa este país como experimento, porque además aquí la prensa es de juja y con cuatro baratijas la compras. Es Google al rescate de la prensa como van al rescate de los bancos. Lo que es sospechoso como digo es que Google trague. Porque desde luego no tendría por qué.

  5. Haciendo Eco dijo:

    No tengo tan claro que vaya a ceder. En Bélgica, eliminó a los medios denunciantes de las búsquedas y fueron estos quienes acabaron cediendo…

    Me suena a cuando intentaron cobrar las noticias, lo que resultó ser un fiasco…

    Evidentemente, es necesario una adaptación…

    Veremos…

  6. Humberto Mondejar Gonzalez dijo:

    Bueno ya tuve esta disputa, a través de los comentarios, con El Nuevo Herald; porque quiere que las personas le paguen sus noticias digitales. Qué son las mismas noticias, que más o menos encuentras en otros periódicos. O las importantes y originales de ellos; te las encuentras a los tres días en otros periódicos. Pero esas mismas noticias y valiosos comentarios, te los encuentras en las redes sociales; por los mismos protagonistas. En si la cantidad a pagar es casi simbólica, pero me parece que si le pagamos eso; no harán mucho por encarar los nuevos retos digitales y serán unas empresas parásitas. Y estaremos contribuyendo a destruir las nuevas ideas y cooperativas informativas que surjan, o surgirán. Tal vez de esos mismos periodistas jóvenes. Yo creo que es mejor dejar que el mercado se autorregule, y ganen los que mejor se adapten.
    Bueno ellos vendieron su estratégica sede; frente a la bahía; tal vez para recapitalizarse. Parece que eso de las promociones y las tiradas en papel; no es suficiente para sostener las nóminas y equipos de un periódico.
    Bueno, yo leía sus noticias, y como agradecimiento las compartía. Ya que ellos adoptaron el sistema de comentarios de Facebook. Algo que a todas luces es una mala gestión administrativa, para alguien que necesita clientes; para vivir de la publicidad Es que un tercero, no sostiene los comentarios como es debido. Y actualmente, para la mayoría de las personas los comentarios son tan importante, como las noticias (otra cosa que no han entendidos estos dinosaurios de los periódicos). Tampoco a las personas les gusta dar más que su nombre, y su correo para comentar. Pero a los grandes medios no les basta con eso y quieren más información. Otra mala política; frente a los blog, que solo exigen eso y de ahí sus exitos. Calidad, libertad de expresión y solo tu nombre, seudónimo y tu correo electrónico; es decir privacidad casi total. Eso y otras cosas más no saben como enfrentarlo tampoco.
    Pero ni ellos mismos leen sus noticias; así que como podran saber sacar conclusiones. Por ejemplo, el gurú Omaha, solo compra periodicuchos locales, y aun teniendo acciones en el Washington Post; no lo compro cuando lo ofertaron hace poco a precio de ganga. Por que sera? Simplemente es eso; el sabe que se están cayendo en pedazos; por su falta de visión empresarial.
    Pues bueno; cuando le explique esa realidad en los comentarios, al Nuevo Herald; pues me censuraron, y ya no puedo comentar. Resulatdo, yo sigo informado, leyendo sus noticias (los trucos digitales son infinitos, y no son delitos) y ellos perdieron cientos de lectores, de cuando yo les compartía las noticias. Si eres una empresa; de seguro te gustaría poner publicidad, en un sitio que sus páginas volarán por las redes sociales; como los buenos blog. Es decir, que si yo tengo que pagarles a ellos por leerlos; ellos también debían pagarme a mi por compartirlos.
    Esto también les está pasando a algunos blogueros; que censuran comentarios. Con su faltas de respetos, a sus lectores, clientes,… poquito a poco las personas dejan de leerlos. Hay tantas cosas interesantes que leer en esta aldea global, que ya debían saber, que casi todos somos copias y no originales. Y eso es cuento que las personas escriben en la red, por entretenimiento individual; a todos los intelectuales históricamente les gustan las tertulias. En el caso que nos ocupa, que los lean y los comenten.
    Bueno el tiempo supera todo lo viejo y pone a cada cual en su lugar. Vivir para ver.

  7. poliket dijo:

    En este país, la élites económicas, que lo fueron por estar al ladito del régimen (o ser parte del régimen), recibiendo sus favores, están muy acostumbradas a no ser nada competitivas y vivir (¡y muy bien!) a base de esos privilegios que les dan las élites políticas (a cambio de dinero, de sobres, de las élites económicas).

    Y así nos luce el pelo: que no hay empresa extranjera que pueda entrar aquí (si no es llenando los bolsillos todavía más a esas élites: comprando), y de poco sirven esas empresas más allá de las fronteras, de esos 45 millones a los que nos sablean.

    Aquí el Estado sirve para redistribuir las riquezas, desde el 99% al 1% privilegiado. Y aquí todos, liberales, abogan por la no intervención del estado, pero (como tantas otras veces) qué bien que ha hecho el gobierno interviniendo en el libre “mercado” de contenidos digitales.

  8. Humberto Mondejar Gonzalez dijo:

    Y como van a evitar que los agregadores operen desde otros paises donde no hay tal ley? Otra empresa que muere o se va de un pais; por la estupides de sus politicas dictatoriales o comunistas, de regular los mercados.

  9. Pingback: Los piratas de la prensa | Lejos del tiempo

  10. Dr. Pointer dijo:

    Mi teoría es que Google y otras empresas, como todo en Occidente, forman parte del mismo tinglado. TODO es el mismo tinglado, son negociados de la misma empresa. La función de Google como la de empresas similares es la de Gran Hermano, por eso China tiene su Baidu y Rusia su Yandex, que le han comido completamente el mercado. Yo no me creo que Google gane toda esa pasta con publicidad, y los gastos de Google son impresionantes, espectaculares, al nivel de un ISP multinacional. Por tanto, Google es un “brazo político” de la NSA, y si a la política neocon le interesa que Google pague a la prensa del régimen para que no se hunda, le pagará y punto pelota.

    No digo que sea algo cerrado, o ni siquiera que vaya a ser en los términos que proponen estos garrulos, pero me sorprendería sobremanera que no se avinieran a soltar algo de dinero. Otra forma de ver lo mismo es que estos medios de propaganda de masas, que es lo que son, vivían a cuenta del Estado (de lo que empresas paraestatales robaban al propio Estado y aus ciudadanos, y obviamente la publicidad institucional). Como los estados occidentales se están subsumiendo para tener una dependencia mayor de EEUU (porque el neoliberalismo no es esa chorrada de que las multinacionales mandan por encima de los Estados, y una mierda, es simplemente que los estados débiles acaban asumiendo la legislación USA, la comercial y financiera evidentemente, a través de múltiples mecanismos todos ellos convergentes al mismo propósito), y en ese proceso entra la disminución de sus propios recursos, yo no veo descabellado que articulen nuevos sistemas de desvíos de financiación como siempre lo han hecho. Es público que la CIA y la OTAN en el pasado financiaron lo que les dio la gana, como si fuera tanta blasfemia decir que ahora esa función la hace Google.

  11. santaklaus dijo:

    Estos piratas de El Mundo y El País se vana a dar de narices. Creen que los pirqtas son los demás, pero cuando vean cómo les ponen multas ya se arrepentirán de ayudar a los franquistas. Lo mismo cabe decir de otras empresas, incluída la SGAE y Promusicae.

  12. Pingback: Dos sobre la «Propiedad Intelectual» | Una Bitácora de Jomra

  13. alfredo chavez tamayo dijo:

    porque no dejan fluir el conocimiento y dejen libre a los piratas que de alguna manera rebajan los costos de la informacion para los pobres.

  14. Xaquín dijo:

    Los piratas que visten de traje son más peligrosos,desde luego, ellos usan patente de corso.

  15. PRESIDENT MAO dijo:

    Si mañana Rajoy decide cerrar el grifo de la publicidad institucional, todos los diarios de este país se van a la puta mierda. Del primero al último. Es que es leer cualquiera de ellos, de El País a La Razón, y darse cuenta de que les faltan cojones de ir a por el Gobierno o cualquiera de las grandes empresas de las que depende su sustento. ¿Alguna vez veremos un artículo en profundidad sobre los sindicatos verticales de El Corte Inglés, las abusivas condiciones que impone Inditex a sus proveedores, las comisiones abusivas de los bancos, el descarado oligolopolio de las cinco mayores compañías eléctricas que controlan el mercado en España, o de las tarifas amañadas de las empresas de telefonía móvil? Antes veremos a un negro dirigiendo el Ku Kux Klan. Pero claro, la culpa de que la gente no compre periódicos es de Internet… En fin, que Cebrián disfrute de su sueldo anual de trece millones de euros durante mucho tiempo. Se lo está ganando a pulso.

  16. Esto a la larga será beneficioso para los pequeños medios (ajenos a la AEDE) y para el resto de blogs, ya que google, al final, acabará por no cachear las páginas de los diarios, eximiendoles de los miles de visitas que les regala diariamente y de los ingresos por publicidad que estas generan.

    Por poner un ejemplo, he hecho una busqueda en Google: “Incendio en Albacete”, así porque si, sin saber que haya habido, o no, un incendio en albacete… resultado, la primera página es completa de periodicos online, agencias de informacion etc…

    Muchos pagarían por aparecer ahí.. ¿o no?

  17. manolo dijo:

    No pagaría ni un duro por un periódico digital que sea el eco de los teletipos. Pero no es que pagaría, sino que pago actualmente por un periódico de opinión plural y con periodistas de calidad que analizan esos teletipos. En mi caso El Diario, pero sería extrapolable a otros medios similares. Lo que no voy a hacer es pagar a varios por lo mismo, así que quien mejor se mueva en el mundo digital y capte la sensibilidad del lector en las redes sociales, serán los ganadores. No podemos exigir independencia de los medios frente al poder político y al poder económico si no estamos dispuesto a contribuir a esa independencia. Yo lo tengo claro y actúo en consecuencia y pienso que todos deberiamos hacer lo mismo y no esperar a que nos lo den todo hecho “los demás”

  18. Humberto Mondejar Gonzalez dijo:

    Mi idea es que los empresarios se dieron cuenta que esos periódicos no tienen tantos lectores digitales como les dicen; tal vez porque sus gastos en promoción, no se justifican con lo que están vendiendo. O porque a través de algún sistema comprueban el acceso real de clientes, a esos periódicos. Sino a que se debe tanto escándalo o frustración; por algo que más bien los ayuda a tener más lectores. Entonces les están pagando mucho menos por publicidad o buscando otros medios independientes, y más creíbles para los lectores.
    En el Reino Unido, los comerciantes, le están pagando a los canales de youtube que hacen las personas, casi todos jovencitos, desde su casa, por hablar aunque sea unos segundos de sus productos. Pero esas personas lo hacen desde una forma honesta, sin tanto tecnicismo de marketing que nos agobia,… y contando sus verdaderas experiencias con el producto.
    Creo que tendrán que reinventarse para sobrevivir. Las personas han adquirido mucha cultura y saben diferenciar muy bien lo que quieren y les gusta. Puedes engañarlos una vez con un producto, pero no tantas veces.
    Lo que está claro para mi, es que con los medios alternativos hay una burbuja casi infinita de medios públicos, privados, y particulares; captando la atención, y el tiempo limitado de una comunidad finita de personas. Así que algunos tendrán que cambiar su sistema de negocio o resignarse; más tarde o más temprano a perecer. Y yo pronostico que la libertad de las personas de aportar sus experiencias y conocimientos individuales al resto de la sociedad está apenas empezando.
    Además, como es posible que una persona desde su casa, por hobby, sin recursos y solo con su talento, tenga más de un millón de visitas anuales, y una cooperativa de profesionales no? Yo se lo explicaria, pero no tengo ni voluntad de hacerlo, me es aburrido,…
    En resumen, esto es una pataleta estéril, que no tiene en cuenta que las personas adoran a Facebook no por su horrible interfase; sino porque pueden comentar libremente lo que piensan, y no se sienten tan manipulados. En última instancia, es la misma historia de la humanidad: el anhelo que Dios le sembró a las personas adentro, por ser libres, y que todo el que se ha opuesto a eso, más tarde o más temprano, ha sido derrotado. Para mi esta claro, que la clave para derrotar a Google o a cualquier otro medio, esta en más interacción (comentarios), más respeto (publicidad no agresiva), más libertad (no censurar lo que no les acaricia la orejas al periodista que escribe el artículo), más privacidad(solo nombre y correo en los comentarios) con su materia prima principal; los lectores. Hay muchas más cosas que podrían hacer para reinventarse y no perder más lectores, o audiencia cada día; pero no vale la pena ni mencionarlas; esos empresarios/dinosaurios de los medios, no tienen la vista tan larga como para entenderlas.

  19. Dirty Kuffar dijo:

    Hombre, los periódicos bien podrían hacer un reality show con sus periodistas y transmitirlo en directo por la web del periódico. seguro que la audiencia crece enormemente.
    La idea está patentada!!!! 🙂 🙂

  20. jn dijo:

    Tengo la sensación que lo que está desapareciendo es el concepto periódico como agregador de noticias. Sobreviven webs y blogs, algunas incluso de pago, que se centran en temas específicos que siguen de manera cotidiana y ocasionalmente en profundidad. Si yo soy aficionado al deporte, por ejemplo, lo mismo pago lo que cuesta ser ESPN Insider.

    No voy a pagar por el equivalente digital a leer los titulares por encima mientras me tomo un café, que es lo que quieren en Orbyt.

    La pena es que con las mierditasas éstas se han cargado el archivo de google news, que era una gozada.

  21. Pingback: Las consecuencias de tener unos gobernantes analfabetos digitales y una prensa inadaptada | JASP

  22. Pingback: La viga en mi ojo » ¡Los enlaces son Internet, estúpido!

  23. Hob Gadling dijo:

    El apunte final lo señalaba hace unos meses Ezra Klein al respecto de la venta del WP a precio de saldo. Decía que hace unos años el periódico tenía el poder de “secuestrar” tus posibilidades de vender tu coche, tu casa o tu bicicleta, o de poner una oferta de trabajo, en toda el área de DC, y por un módico “rescate” te daban la libertad. Y entonces llegó Craiglist y rompió el monopolio, y el valor real de los periódicos sencillamente se hundió.

    Estos días, al respecto del estreno de la nueva temporada de House of Cards se oye el comentario de que quizás la industria audiovisual ha sabido adaptarse a lo que la industria musical no supo. Bueno, la prensa escrita (tradicional) tampoco ha sabido, lo que pasa es que por su naturaleza, con costes más ajustados y acostumbrada a beneficios menos impresionantes, está disfrutando de una lenta agonía.

  24. Jordi Hernández dijo:

    ¡Buen post!

    No abuses de la ironía, que muchos de los que te leen van a entender todo lo contrario de lo que dices 😉

    Estoy esperando el día que a Google se le hinchen los huevos con el tema de Google News y hagan pagar a los periódicos por indexarles. Y pagarán.

  25. Pingback: LPI, impuesto de cita | JRMora, humor gráfico

  26. Pingback: LPI, impuesto de cita | Farol de Vigo

  27. Pingback: LA LEY DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL PROTEGE AL QUE EXPLOTA A LOS AUTORES | EL BLOG DE CARLOS TENA

  28. juan nadie dijo:

    Me pregunto si todos los que echan babas de Google han sentido alguna vez las garras del gigante obligándoles a ceder algo contra su propia voluntad o siendo esquivos con las intenciones. Lo peor, siguen sin comprender el alcance de la componenda que se avecina y lo que perderemos todos en ella.
    Medios como El Mundo o El Pais ha sido nuestros periódicos de cabecera desde que podemos recordar, y todos honramos su pasado, pero nos debemos más a la credibilidad y a la información que a sus oscuras maquinaciones. La era de los medios tal y como los conociamos ha tocado a su fin y nada ni nadie podrá impedirlo.

  29. Pingback: #NoaLaTasaGoogle: otra vez criminalizando el enlace | opiniones (de mercè perelló)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *